Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Estoy en crisis

España (1982) *

Duración: 90 Min.

Música: José Nieto

Fotografía: Ángel Luis Fernández

Guión: Fernando Colomo, Andreu Martín

Dirección: Fernando Colomo

Intérpretes: José Sacristán (Bernabé), Cristina Marsillach (Lucía), Mercedes Sampietro (Gloria), Fernando Vivanco (Benavides), Enrique San Francisco (Enrique), Marta Fernández Muro (Evelia), Luis Ciges (Hortelano), José G. de Castrillón (Arturo), Isabel Sánchez (Lola), Catalina Freire (Eva), Gloria Núñez (Mamen).

Bernabé Pérez, director creativo de una agencia publicitaria, es un conquistador que ignora a Gloria, su esposa y a sus dos hijas, y que utiliza lo que él llama sus "crisis" de cuarentón como cebo para atraer a las mujeres, aunque no tiene que simular ninguna crisis para conquistar a Evelia, una compañera fascinada por él, y que, le está comiendo el terreno.

Su siguiente crisis le sobreviene al conocer a Lucía, la modelo del nuevo spot que ruedan para Benavides, en la casa de campo de este. Y para conquistarla como sabe que es una convencida ecologista, Bernabé finge una radical conversión al ecologismo.

Pide una semana de vacaciones y trata de convencer a Gloria de que padece una de sus crisis, y, aunque ella, harta de sus estrategias no desea perdonarlo a él no le importa. Llama a Lucía para que vaya a vivir con él al campo, contándole que vendió su Porsche, aunque es falso, y que el chalet es suyo.

Y Lucía acude a la cita, pero llevándose con ella a todos sus amigos ecologistas para dar un escarmiento a Bernabé, del que sospecha que solo trata de conquistarla.

Y durante el primer día Bernabé disimula y colabora en el cuidado del huerto, pero al día siguiente, se burla de ellos, escapándose por la noche a casa de Evelia para ducharse con agua caliente y acostarse con ella, aunque tendrá un gatillazo tras enterarse por ella de que, aprovechando su ausencia Benavides sale con Gloria.

Se vengará incitando a los ecologistas a destrozar las maquinas con que Benavides está roturando su enorme parcela para urbanizarla. Echarán arena en los depósitos de las máquinas, pero también en el del Porche escondido por Bernabé.

La llegada de Benavides tras el suceso precipitará todo. Él le descubre a Lucía que el Porche era el de Bernabé y que el chalet es suyo.

Enfadada por ello, Lucía se desnuda y le pide que se acueste con ella para terminar ya, aunque para entonces Bernabé ya ha perdido su interés por ella y solo desea recuperar a Gloria, a la que llama, aunque ella le cuelga, por lo que decide regresar a Madrid, haciéndolo en la furgoneta de los ecologistas.

Al llegar a la capital descubre que Bernabé le regala a Gloria un coche de coleccionista y los persigue, aunque Gloria se da cuenta y le dice a Benavides que la persigue un obseso.

Benavides decide darle un escarmiento y le pide ayuda a Bernabé al que encuentra cuando este acababa de aparcar la furgoneta. Juntos destrozarán la furgoneta.

De regreso al chalet con la furgoneta destrozada, es detenido por la policía cuando le encuentran una bolsa con unas extrañas hierbas, si bien lo dejarán libre tras descubrir que las hierbas de la bolsa son de orégano, aunque, humillado por la broma al llegar al chalet echa de allí a los ecologistas.

Regresa entonces a su casa, pero Gloria le dice que se va a vivir con Benavides.

Y de vuelta al trabajo, su agencia prepara otra campaña para Benavides. Y Bernabé ve cómo Evelia, sin tantas ínfulas ha conseguido conectar con los gustos del cliente, por lo que Bernabé la ataca y la acusa de ser una trepa y una fulana, tras lo que insulta a Benavides, recibiendo por ello un puñetazo y la pérdida del trabajo.

Meses más tarde Bernabé coincide en una cafetería con Benavides y Gloria. Estos, cuya relación ya ha tocado fondo disimulan frente a él como si fueran felices mientras Bernabé le cuenta lo bien que le va en su nueva empresa, aunque en realidad está buscando trabajo.

Calificación: 2