Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Eva al desnudo

All about Eve (1950) * USA

          También conocida como:
                    - "La malvada" (México - Argentina)
                    - "Hablemos de Eva" (Hispanoamérica. Versión doblada)

Duración: 138 Min.

Música: Alfred Newman

Fotografía: Milton Krasner

Guión y Dirección: Joseph Leo Mankievicz

Intérpretes: Bette Davis (Margo Channing), Anne Baxter (Eve Harrington), George Sanders (Addison DeWitt), Celeste Holm (Karen Richards), Gary Merrill (Bill Simpson), Hugh Marlowe (Lloyd Richards), Gregory Ratoff (Max Fabian), Barbara Bates (Phoebe), Marilyn Monroe (Claudia Casswell), Thelma Ritter (Birdie).

En la gala anual de entrega de los premios de teatro Sarah Siddons, uno de los asistentes, el crítico de teatro Addison DeWitt recuerda cómo llegó Eve Harrington, la ganadora del premio a la mejor actriz y la más joven en conseguirlo, hasta ese podio.

También lo recuerda Karen, la esposa de Lloyd Richards, autor de la obra, que acostumbrada a verla en la puerta posterior del teatro cada día, se dirigió a ella, manifestándole esta que era la mayor admiradora de Margo Channing, la actriz más laureada del momento, y que había visto todas y cada una de las funciones de la obra.

Conmovida por su constancia, Karen decide presentarle a Margo, interesándose tanto esta como Lloyd por ella, animándola a contar cómo nació su pasión por Margo.

Eve recuerda que sucedió en San Francisco, adonde llegó desde Milwaukee, donde trabajaba en una cervecería, para reencontrarse con su marido que volvía del frente.

La muerte de este impidió dicho reencuentro, pero Eve no regresó a Milwaukee, ni tampoco a Wisconsin, donde nació y donde vivían sus padres, una humilde familia de agricultores a los que debió dejar, junto con sus estudios para trabajar y ayudarles.

En San Francisco vio "Recuerdo", la anterior obra de Margo. Y fue cada día al teatro para verla actuar, trasladándose al este cuando lo hizo la obra.

La narración de su historia, un verdadero melodrama, hace llorar a Margo, que la invita a quedarse con ella.

Antes, irán a llevar a Bill Simpson, el director de la obra y novio de Eve, al aeropuerto, donde tomará un avión hacia Hollywood, donde hará su próximo trabajo, aunque Eve lamenta que lo haga, pues cree que casi nadie regresa de Hollywood.

Y esa misma noche Margo hará que se instale en su casa, convirtiéndose enseguida en su mano derecha , adelantándose siempre a sus peticiones, hasta tal punto que una noche le despierta el teléfono a las 12 de la noche, encontrando a Bill al otro lado de la línea dándole las gracias por haberse acordado de que era su cumpleaños y por haber preparado una fiesta para su vuelta, tal como le contó Eve, dándose cuenta Margo de que quiere que ella quede bien ante Bill, pese a que ni se había acordado de su cumpleaños ni había preparado fiesta alguna.

Aunque sorprendida, Margo sigue confiando en Eve, pese a que un día la sorprendió en el teatro con su vestido de la obra y simulando saludar al público, siendo adorada por todos menos por Birdie, la asistenta de Margo que sospecha de tanta perfección.

Llegado el día de la fiesta Margo se enfada tras comprobar que Bill no subió a verla al llegar, habiéndose entretenido con Eve, con la que charla animadamente.

Le mostrará además a DeWitt su disgusto por verlo allí, al haberlo invitado Eve sin contar con ella. El crítico aparece acompañado por Claudia Casswell, una joven aspirante actriz, bella pero con poco cerebro, consiguiendo que el productor Max Fabian se comprometa a hacerle una prueba.

Durante la fiesta Margo bebe más de la cuenta, y tras haber comprendido que Eve es una arribista le pide a Fabian que la contrate para poder despedirla.

Tras ello, y debido al alcohol, Margo se sincera lamentando haber cumplido ya los 40 años, lo que le puede suponer no ser ya apta para el papel principal de la siguiente obra de Richards, temiendo perder también el amor de Bill, 8 años más joven que ella.

Eve habla entretanto con Karen. Sabe que la sustituta de Eve en la obra debe retirarse debido a su embarazo, y le pide que interceda ante Fabian para que la consideren para ese papel, ya que conoce perfectamente la obra al haberla visto cada día.

Al día siguiente Margo se dirige al teatro dispuesta a ayudar a la señorita Casswell en la audición que le prometió Fabian, y como un favor hacia este, llegando a las 4 pese a que la audición estaba prevista para las 2,30.

En la antesala del teatro encuentra a DeWitt, que le informa que debido a su retraso fue su sustituta quien dio la réplica a la señorita Casswell, enterándose solo en ese momento de que su sustituta es Eve, que le informa, realizó una extraordinaria interpretación, haciéndole saber que Richards, que también asistió a la representación expresó su entusiasmo sintiendo cómo la obra parecía algo nuevo al ser representada por una actriz de la misma edad que la protagonista.

Margo se siente ofendida y traicionada, por lo que tiene una terrible discusión con Richards y Bill por haber colaborado en la traición.

Karen decide entonces gastarle una broma a Margo, cansada de su mal humor, y lo hará invitándola a pasar un fin de semana en su casa de campo.

Al día siguiente Margo debe regresar a la ciudad para realizar su representación, pero de pronto el coche de Lloyd se queda sin gasolina en la carretera y no consigue llegar a tiempo a la estación.

Gracias a su ausencia Eve realizará su debut en el teatro con gran éxito de público y crítica, sorprendiendo a todos que justamente la tarde del debut de Eve estuvieran en la sala la mayoría de los críticos de la ciudad.

Solo Karen y Eve sabían lo que ocurriría siendo la última quien los avisó a todos. Y entre ellos, por supuesto a DeWitt, que al final de la obra acude a su camerino siendo testigo de los intentos de Eve por conquistar a Bill, ante lo que este le recuerda su amor hacia Margo, ante lo que Eve reacciona rabiosamente.

Al día siguiente Karen se arrepiente tras leer la crítica de DeWitt, sintiéndose culpable de lo ocurrido, y decidiendo no contarle la verdad a Margo.

En su columna DeWitt no se limita a alabar a Harrington, sino que critica a las actrices maduras que representan papeles impropios de su edad.

El artículo hace que sus amigos se sientan más cerca de Margo, dándose cuenta Karen de que Eve es una intrigante que la ha utilizado para lograr sus objetivos, por lo que se enfada con Lloyd cuando este le habla de la posibilidad de que Eve represente su siguiente obra, "Pasos en el techo" mientras Margo realiza una gira con la anterior.

Para consolarla Bill invita a Karen y a Lloyd a cenar con ellos, aprovechando la cena Bill para proponerle a Margo que se case con él, brindando por ello con champán.

Entretanto Karen recibe una nota de Eve, que desea reunirse con ella en el baño del restaurante, diciéndole que lo que escribió DeWitt no eran opiniones suyas, sino de este, pareciendo sinceras sus disculpas hasta que, durante el transcurso de su conversación Eve le pide que interceda ante Lloyd para que le conceda el papel de Cora en su siguiente estreno, a lo que Karen se niega.

Eve muestra entonces su verdadera cara amenazándola con desvelar su participación en el engaño que llevó a Eve a conseguir su debut, lo que supondría un duro golpe no solo para Margo, sino también para Lloyd, que vería empañado su prestigio.

Pero Karen no tendrá que hacer nada, pues durante la cena es la propia Margo quien le pide a Lloyd que le permita no tener que representar a Cora, pues prefiere centrarse en su matrimonio, ofreciéndose a hacer una gira con la otra obra para compensarlo.

Eve interpretará la obra, que, pese a sus recelos, Bill acaba dirigiendo por amistad hacia Lloyd, con el que no obstante comienza a discutir a menudo por culpa de Eve, la cual busca su siguiente objetivo, que es arrebatarle a Karen a su marido, para lo que no duda en hacer que una supuesta vecina llame a Lloyd de madrugada para decirle que Eve no para de llorar, haciéndole acudir a consolarla.

DeWitt acude el día anterior al estreno, que tendrá lugar en New Haven, para estar con Eve. Tomarán juntos una copa, confesándole al crítico que Lloyd tiene intención de divorciarse de Karen para casarse con ella, lo que le supondrá tener a su servicio al autor de moda en Estados Unidos, que escribirá sus grandes obras para ella.

Pero Dewitt le dice que nunca se casará con Richards y le muestra que a él no la engañó. Sabe que su nombre no es Eve, sino Gertrud Slojinski y que no es viuda de guerra, y que si bien si era cierto que trabajó en una cervecería, no fue el amor, sino los 500 dólares que le dio la mujer de su jefe para que lo dejara y se fuera a Nueva York, lo que le hicieron viajar hasta esta ciudad, siendo falso que estuviera en San Francisco, por lo que, si desea conservar su carrera deberá obedecerle siempre a él

la mujer de su jefe, sospechando que este le era infiel le dio 500 dólares para que se fuera de la ciudad y fuera a Nueva York. Sabe que no está casada y sabe que no estuvo en San Francisco y que ha traicionado a la mujer que la acogió.

Él le dice que ambos son ambiciosos y carecen de escrúpulos, por lo que se merecen el uno al otro, por lo que en adelante ella estará siempre en sus manos y lo obedecerá.

Su éxito es tal que recibe el premio Sarah Siddons, aunque no irá a la fiesta posterior, ya que va a partir hacia Hollywood para rodar una película.

Pero cuando llega a su apartamento se encuentra en él a una muchacha dormida, que, antes de que llame a la policía le dice que es una gran admiradora suya y la fundadora del primer club Eve Harrington.

Eve está agotada y la joven Phoebe, se ofrece a ayudarla, siendo de hecho ella quien abra la puerta cuando suena el timbre, encontrándose a DeWitt, que acudió a llevarle a Eve el trofeo que se dejó olvidado y que ella recogerá, extrañándose él de que la muchacha a pesar de su juventud lo conozca, reconociendo en ella a una aspirante a actriz como lo fue Eve en su momento y recomendándole que le pida consejo a ella de cómo conseguirlo, seguro de que Eve va a probar su propia medicina.

Phoebe le dirá que el trofeo se lo llevó un taxista, y mientras Eve descansa ella se pone el elegante traje que Eve llevó en la ceremonia mientras con el trofeo saluda a un público imaginario, tal como Eve hizo en su día con el vestido de Margo.

Calificación: 5