Bienvenidos a mi página de resúmenes

Figuras ocultas

Hidden figures (2016) * USA

          También conocida como:
                    - "Talentos ocultos" (Hispanoamérica)

Duración: 127 min.

Música: Benjamin Wallfisch, Pharrell Williams, Hans Zimmer

Fotografía: Mandy Walker

Guion: Allison Schroeder, Theodore Melfi (Libro: Margot Lee Shetterly)

Dirección: Theodore Melfi

Intérpretes: Taraji P. Henson (Katherine Johnson), Octavia Spencer (Dorothy Vaughan), Janelle Monáe (Mary Jackson), Kevin Costner (Al Harrison), Kirsten Dunst (Vivian Mitchell), Jim Parsons (Paul Stafford), Glen Powell (John Glenn), Mahershala Ali (Jim Johnson), Karan Kendrick (Joylette Coleman).

White Shulphur Springs, Virginia Occidental, 1926.

El director de un colegio explica a una pareja negra que deben enviar a su hija Katherine al Instituto de Virginia Occidental, pues es el mejor colegio para niños negros del estado, y el único de la zona que tiene más allá de octavo.

El padre les dice que su hija está aún en sexto, interviniendo otra profesora que le dice que quieren adelantarla de curso, y les comentan que les darán una beca completa, pero que a cambio ellos tendrán que trasladarse allí, asegurando su profesora que en todos los años que lleva enseñando nunca vio una cabeza como la de su hija.

De hecho, pese a ser más pequeña que los demás alumnos, es superior a todos ellos con las matemáticas.

Les entregan tras ello un sobre de dinero y les dicen que estuvieron realizando una colecta entre los profesores para ayudarles a instalarse tras su cambio, indicándoles que tienen que ver hasta dónde llega.

Poco después la familia se traslada en efecto para permitir que su hija pueda estudiar.

Hampton, Virginia, 1961

Katherine Johnson, ya adulta está distraída dentro de un coche que permanece parado en la carretera mientras otra mujer, también negra, Mary Jackson se retoca la pintura fuera apoyada en el capó, habiendo una tercera, Dorothy Vaughan, que bajo el coche trata de resolver la avería, concluyendo que se trata del estárter.

Temen acabar perdiendo su trabajo si tienen que ir cada día en ese trasto, diciéndoles Dorothy que si prefieren pueden ir andando los 30 Kilómetros, observando cómo se acerca un coche policial, advirtiendo sus compañeras a Mary que se calle y se muerda la lengua.

Cuando les pide la identificación le dicen que iban hacia su trabajo en Langley, para la NASA, donde se encargan de los cálculos del programa espacial.

El agente se siente impresionado al oír hablar de la NASA y señala que deben subir a algún hombre al espacio antes que los comunistas.

Dorothy consigue arrancarlo y el agente decide escoltarlas hasta la base para que no lleguen tarde, conduciendo Mary pegada al coche policial para terror de sus dos amigas, feliz ella de que por una vez sean tres chicas negras quienes persigan a la policía.

Poco antes los científicos de la NASA siguieron el despegue y entrada en órbita del Sputnik, por lo que el presidente de Estados Unidos los llama preocupado, pues anuncian que próximamente enviarán a un humano, pues creen que la vida es posible en el espacio.

Pero en Estados Unidos no están preocupados solo porque les puedan adelantar en la carrera espacial. El problema es que sus satélites fotografiarán sus secretos, y en el futuro los cargarán con cabezas nucleares, por ello desde la cúpula militar les dicen que necesitan una respuesta, indicándoles además que no pueden seguir justificando un programa espacial que no envía nada al espacio.

De vuelta al trabajo observan el enorme cuarto donde pronto instalarán una computadora IBM.

El encargado del programa espacial, Al Harrison dice que necesitan otro matemático, indicándole su ayudante que enviará otra solicitud, preguntando él si no hay en todo el edificio alguien con conocimientos de geometría analítica.

En el ala Oeste del edificio de la NASA trabajan las denominadas "calculadoras de color", mujeres que se dedican a hacer cálculos, siendo Dorothy la encargada de repartir el trabajo entre estas.

A su mando está la Vivian Mitchell, una mujer blanca, que le dice a Dorothy que necesitan a alguien que domine la geometría analítica, no habiendo nadie con ese perfil en el ala este, la de los blancos, proponiéndole ella a Katherine.

Dorothy aprovecha para recordarle que hizo una solicitud para ser supervisora, diciéndole Mitchell que no asignarán a nadie para supervisar a la gente del grupo de color pese a que llevan ya un año sin ella, ya que las cosas funcionan bien así, recordándole Dorothy que funcionan porque ella hace el trabajo.

Mary por su parte va a trabajar con quienes estudian el diseño del cohete, cuyas láminas saltan sometidas a una fuerte presión por lo que deben considerar otro tipo de cierre sin tornillos, diciéndole el director del proyecto, Karl Zielinski, que ella, que piensa como un ingeniero debería ser ingeniera y no calculadora.

Ella le recuerda que siendo mujer y negra y no se hace ilusiones con lo imposible, diciéndole él que es polaco y judío, sus padres murieron con el nazismo y ahora está tratando de enviar un cohete al espacio, por lo que están viviendo lo imposible.

Camino a su nuevo puesto, Vivian Mitchell le explica a Katherine que debe llevar vestidos por debajo de las rodillas, jerséis mejor que blusas y nada de joyas, a no ser un sencillo collar de perlas, explicándole que trabajará para Al Harrison que dirige el grupo de trabajo del espacio, por lo que copiará investigaciones y revisará cálculos, no debiendo dirigirse a Harrison si este no se dirige a ella, asegurándole que las calculadores no suelen aguantar mucho, habiendo llegado a tener una por mes.

Le dice también que nunca ha trabajado allí ninguna persona de color, por lo que le pide que no la haga quedar mal.

Entra en una sala llena de científicos, todos ellos hombres blancos, tomándola Paul Stafford por la mujer de la limpieza, dándole una papelera para que la vacíe, siendo observada con curiosidad por todos mientras avanza.

Se dirige a la única mujer de la sala, la secretaria de Harrison, que le asegura que este no la recibirá con los brazos abiertos, pidiéndole que sea discreta y trabaje.

Harrison le pide que resuelva un complejo cálculo, diciéndole que revisará también los cálculos de otros miembros del equipo, algo que no sienta bien entre estos, comprobando ella que en los documentos que le entregan hay numerosas cosas tachadas debido a que son clasificadas y con su perfil no tiene acceso a ellas.

El trabajo es tanto que incluso cuando va al baño se lleva parte de este, debiendo correr un kilómetro hasta el ala oeste para encontrar el lavabo para mujeres de color.

Ve luego cómo la observan todos mientras se sirve café.

Y después de todo un día trabajando, y quedándose más tarde que los demás, ve cómo Harrison le pide que lo tire todo a la basura, pues ya quedó obsoleto, pidiéndole que mire más allá de los números, como les pide a todos los científicos, asegurándole que si tuviera que disculparse se pasaría todo el tiempo haciéndolo, explicándole que deben buscar respuesta a preguntas que aún no se formularon.

Afortunadamente, y aunque es muy tarde, sus amigas la están esperando, aunque le aseguran que no volverán a hacerlo y el próximo día deberá coger el bus.

Por el camino Dorothy se queja de que realiza el trabajo de una supervisora, pero sin su reconocimiento ni su sueldo. Y se alegra de ver cómo ellas progresan, aunque Katherine le asegura que volverá a estar con ella en una semana si no la despiden.

Cuando llega a su casa la espera su madre, a la que le habla de su nuevo trabajo, algo que, pese a todo, es un ascenso.

Ve tras ello que, pese a ser tan tarde sus tres hijas no están dormidas, peleándose en la habitación por la mejor cama, proponiendo ella a las pequeñas que si asumen las responsabilidades de la mayor tendrán derecho también a su cama, decidiendo ellas renunciar a esta. Les explica además que ahora trabaja a tiempo completo y que también ella echa a su padre de menos, pero que está con los angelitos y cuida de ellas.

En la misa dominical, el pastor de la comunidad alaba el trabajo de las mujeres en la NASA, y de otro miembro, el Coronel Jim Johnson, que trabaja en la guardia nacional y está al mando de una unidad de esta.

A la salida del oficio las familias se reúnen en el campo para comer, animando Mary a Katherine a hablar con el coronel, no dejando que Katherine pueda opinar, pues lo llama para que se acerque y le dejan a solas con él.

Antes le cuentan que es viuda y tiene tres hijas. Ella le cuenta su trabajo en la NASA, y cuando él pone en duda que pongan algo tan delicado en manos de mujeres, ella le informa, orgullosa, que fue la primera mujer negra que estudió en la universidad de Virginia.

Reciben en la NASA la visita del que esperan sea el primer americano en el espacio, Alan Shepard, y de varios pilotos más de la armada, entre los que está John Glenn, el único piloto y marine, el cual se sale del protocolo y se acerca a saludar también a las mujeres de color pese a que la secretaria de Harrison le apremiaba a seguir con la visita.

Al día siguiente Katherine observa cómo han puesto unas tazas especiales y una cafetera pequeña para gente de color - aunque ella es la única de la sección -, y en la que ni siquiera le pusieron el agua.

Entretanto llega la primera computadora de IBM, aunque comprueban que no cabe por la puerta, por lo que deben ampliarla a golpe de martillo.

Dorothy, que es testigo de su llegada le pregunta a Mitchell, que le cuenta que es un ordenador central que hará sus cálculos con gran rapidez.

Por su parte Katherine desarrolla en la pizarra unos complicados cálculos que demuestran que el vuelo orbital que piensan realizar fracasará, observando todos su trabajo mientras ella va al baño, sorprendidos.

También Harrison lo observa y pregunta quién lo hizo, interrogándola más tarde, dado que piensan que es muy complicado que dedujera eso a partir de unos documentos con numerosas tachaduras, diciendo que lo dedujo leyendo entre líneas con los datos básicos, aunque aun así sabe algo que no son números, pues sabe el nombre del cohete, el Atlas, debiendo reconocer que lo miró al trasluz.

Harrison le dice que le den lo que necesite para trabajar en la trayectoria de Shepard sin ninguna tachadura dado que no es ninguna espía rusa.

Por su parte Dorothy teme que el ordenador les haga perder su trabajo a todas, por lo que piensa que lo único que pueden hacer es aprender todo lo que puedan, ya que alguien deberá darles a los botones.

Mitchell se acerca mientras comen para decirle a Mary que la NASA no acepta mujeres para el programa de formación de ingenieros, respondiendo ella que la plaza está disponible para cualquier candidato cualificado y ella está licenciada en Matemáticas y Física, aunque Mitchell le replica que deben estar en posesión de cursos de postgrado en la universidad de Virginia, sabiendo ella que no podrá obtenerlos, pues en la universidad de Virginia el posgrado se perite solo a los blancos.

Las tres amigas acaban bebiendo y bailando para olvidarse de lo malo.

Un día Dorothy es expulsada de la biblioteca por tratar de encontrar un libro en la sección de blancos al no encontrarlo en la de color, pese a lo cual, al salir le muestra a su hijo que cogió el libro que quería explicándole que todos los libros de la biblioteca se pagan con sus impuestos y por eso puede cogerlos, pues son también suyos.

El libro explica el lenguaje de programación Fortram.

Todas acuden a la celebración del noveno cumpleaños del hijo de Dorothy, comprobando Katherine que también invitaron al coronel Johnson, que se dirige a Katherine y se excusa por su comportamiento del día anterior, invitándola a bailar y diciéndole que le gustaría empezar de nuevo, excusándose por haberla menospreciado.

Y mientras bailan al son de la música de la radio interrumpen el programa debido a que deben dar un boletín de noticias de última hora en el que informan de que Gagarin es el primer cosmonauta en el espacio, habiendo completado una órbita terrestre completa.

Unos días después ven en el noticiario imágenes de Gagarin, que el 12/04/1961 fue el primer hombre en el espacio.

Todos los científicos de la NASA ven el informativo, en que muestran la concesión al cosmonauta de la orden de Lenin, siendo un héroe nacional, suponiendo su gesta un triunfo para la Unión Soviética, frente a los americanos.

Harrison se pregunta cómo pueden ser segundos en una carrera de dos, creyendo que se debe a que trabajaron más y mejor, pues no cree que sean más inteligentes, informándoles que harán más horas, aunque no se verá reflejado en sus sueldos, si bien dejará que quien no lo acepte deje su trabajo.

Realizan una prueba no tripulada del cohete Redstone que es un fracaso.

Entretanto, los ingenieros de IBM tratan de poner, sin éxito, en marcha, su computadora, y cuando se van, Dorothy entra en la sala de la computadora con su libro de programación y echa un vistazo al de funcionamiento del ordenador.

Luego reúne a todas las mujeres que trabajan con ella y les explica cómo funciona, indicándoles que es capaz de hacer 24.000 multiplicaciones por segundo, y deberán aprender a programarlo para no quedarse sin trabajo.

Mary reclama en el juzgado su admisión para estudiar.

Dorothy vuelve a la sala de computadoras, dándose cuenta de que hay un cable, de los cientos que tratan de colocar los encargados de la computadora, mal colocado, comprobando tras corregirlo que la máquina empieza a funcionar.

Harrison se pregunta dónde está Katherine, que corre bajo la lluvia desde el servicio en el ala oeste, preguntándole Harrison a su regreso dónde estaba, pues nunca está cuando la busca, respondiéndole ella que en el servicio, preguntándose él cómo puede ir al lavabo 40 minutos cada día, debiendo ella explicarle que no hay lavabos para ella allí, pues los únicos lavabos para la gente de color están en el ala oeste, que está a un kilómetro, no teniendo derecho tampoco a usar las bicicletas.

Estalla tras ello diciendo que le obligan a vestir de determinada forma y a llevar tacones no ganando dinero ni siquiera para un sencillo collar de perlas, que es lo único que podría ponerse allí pese a trabajar día y noche a base de tomar café de una cafetera que ninguno de sus compañeros quiere tocar, y le pide disculpas si necesita ir al baño varias veces al día.

Tras ello Harrison quita el cartel de "colored" de la cafetera de ella y el cartel de "colored ladies room" del lavabo, señalando que a partir de ese momento solo serán lavabos, ni lavabos para gente de color ni lavabos para blancos, pidiéndole a Katherine que vaya a donde prefiera, aunque mejor cerca de su mesa, pues todos en la NASA mean del mismo color.

Enferma debido a sus periplos, la visita Jim, que le lleva una sopa

El 5 de mayo de 1961 tiene lugar el lanzamiento de Alan Shepard en Cabo Cañaveral y esta vez es un éxito, recibiendo el presidente al nuevo héroe, que indica que llegarán a la luna en esa década, lo que supone un balón de oxígeno para la NASA.

Tienen otra prueba con un Redstone antes de sentar a Glenn en el Atlas

La relación entre Katherine y el coronel se va consolidando, señalando él que ya va siendo hora de besarla.

El F.B.I. detiene a 4 hombres acusados de arrojar una bomba incendiaria al interior de un autobús de viajeros de la libertad en Alabama, lo que hace que el pastor King salga también a hablar señalando que no luchan solo por ellos, sino por la salvación del alma de América, algo que enardece a todas las personas de color.

Mary acude al tribunal donde deben determinar si es adecuada a la legalidad su solicitud para acudir a cursos del Instituto de Hampton.

El Juez le recuerda que el Instituto de Hampton es una escuela para blancos y que Virginia es aún segregacionista a pesar de lo que diga el gobierno federal y la Corte Suprema.

Mary le dice que hay circunstancias especiales y le dice al juez que él debería entender la importancia de ser el primero, pues fue el primer juez reelegido por tres gobernadores consecutivos y dado que ninguna mujer negra de Virginia ha asistido a una escuela para blancos, ella pretende ser la primera ingeniera negra de la NASA, pero no puede serlo sin acudir previamente a un instituto para blancos, por lo que no tiene otra opción que ser la primera y le pregunta, de cuál de todos los casos que juzgará ese día se acordarán 100 años después y cuál le convertirá a él en el primero.

El Juez parece quedar convencido, aunque solo podrá acudir a las clases nocturnas.

Katherine escribe un informe: Gus Grissom: Proyecciones de lanzamiento y aterrizaje, por Paul Stafford y Katherine Goble, y luego le dice al propio Stafford que le gustaría trabajar en las coordenadas de John Glenn.

Harrison le dice que para ello no basta con saber de números. Hay que inventar matemáticas, algo muy complejo, asegurando ella poder hacerlo, y como los cálculos de Grissom estaban perfectos le permite trabajar en la órbita de Glenn, aunque bajo la supervisión de Stafford, el cual le devuelve su informe recordándole que las calculadoras no firman los informes.

El 21/07/1961 se produce la recuperación de la cápsula de Grissom, el cual consigue salir sin problema, pero la cápsula se hunde.

Harrison debe comparecer ante una comisión del senado donde le recuerdan que el dinero de los impuestos se hundió con la cápsula y le preguntan cómo cree que podrán traer a Glenn de regreso con vida.

Él les indica que quien llega primero es quien dicta las normas y les pregunta por ello quién desean que mande en el espacio y les asegura que traerán a Glenn con vida.

Stafford habla con los científicos. Saben cómo poner la nave en órbita y que no caiga, pero no saben aún cómo lo devolverán a la tierra.

Katherine reflexiona pensando que da vueltas sin parar porque nada la ralentiza, y deben buscar el modo de hacerlo, concluyendo ella que deben pasar de una órbita elíptica a una parabólica, pues si lo atraen demasiado pronto arderá en la reentrada y si lo atraen muy tarde saldrá de la gravedad terrestre, por lo que cualquier cambio en masa, tiempo, o un golpe de aire alteraría todo y habría que recalcularlo de nuevo.

Katherine pide a Stafford que le dejen acudir a las reuniones en el Pentágono para poder trabajar mejor, pues hay cambios constantes y trabaja siempre a ciegas y necesita poder trabajar conociendo al momento cada cambio, pues de lo contrario siempre hace trabajos que se quedan obsoletos al instante y cuando Stafford le dice que el protocolo no permite la asistencia de mujeres, señalando ella que tampoco contempla que un hombre dé vueltas a la tierra.

Su insistencia hace que Harrison le deje acudir, aunque advirtiéndole que no debe hablar.

Dorothy por su parte vuelve a colarse en la sala de la computadora y la pone en marcha y cuando llegan los encargados de esta y la sorprenden ven que está trabajando correctamente.

Asiste así a su primera reunión con los miembros del Pentágono y con John Glenn, donde plantean el problema de determinar el lugar del aterrizaje, señalando los militares que las fuerzas armadas pueden cubrir una zona máxima de 30 kilómetros cuadrados, solicitando la NASA tres posibles lugares en las Bahamas.

Harrison le pide a Katherine que calcule el lugar donde podrían aterrizar, determinando el lugar con un margen de error de 30 metros cuadrados, impresionando a todos.

Le piden seguridad de que entre por el punto de reentrada, diciendo que necesitan aun algunos cálculos.

Harrison va tras ello hasta la sala de ordenadores y pregunta cuándo funcionará, señalando los encargados de este que necesitan más personal y programadores, pidiéndoles Harrison que los contraten y que si no lo hacen funcionar no cobrarán.

Mitchell habla con Dorothy, ya que le dijeron que era buena con las tarjetas, aunque ella pregunta qué pasará con sus chicas, diciéndole Vivian que seguirán allí, pero que tras el lanzamiento de Glenn disolverán ese equipo, ante lo que Dorothy indica que no aceptará el trabajo si no puede llevar a las chicas con ella, asegurando que se necesita mucha gente para programar y sus chicas están preparadas para ello.

Poco después Dorothy y sus chicas dejan el ala oeste para dirigirse a trabajar en la sala de computación.

Mary, por su parte comienza a acudir a sus clases para hombres blancos para asombro del profesor y de sus compañeros.

Katherine ahora trata de plantear al frente de sus compañeros cómo pasar de una órbita elíptica a una parabólica, al no haber ninguna fórmula matemática para ello, señalando que quizá deban partir de las matemáticas y no de la teoría, recordando el método de Euler, algo muy antiguo, que cree puede funcionar, yendo a por un libro donde lo explican y desarrollando en la pizarra los cálculos.

Mitchell coincide con Dorothy en el baño y le dice que parece que tiene buena mano, pues el IBM está funcionando a buen rendimiento, y le dice que algunas chicas del ala este estarían interesadas en aprender y le dice que quizá las lleve si no le importa, indicando ella que no depende de ella, sino de la supervisora.

Mitchell le asegura que piense lo que piense no tiene nada contra ellas, diciéndole Dorothy que sabe que lo cree.

Una noche, cuando llega a su casa, Katherine encuentra la mesa engalanada y a sus hijas también vestidas elegantemente, preguntándose si se ha olvidado de algún cumpleaños, saliendo cuando ya están sentadas, Jim de la cocina con la cena, viendo entonces que este le ha colocado una alianza delante, no pudiendo evitar ponerse a llorar antes de que él se arrodille señalándole que es la alianza de su madre, que estuvo casada 52 años con su padre.

La Mercury Atlas está lista para Glenn tras cinco pruebas de vuelo no tripuladas y Harrison está satisfecho, pues el IBM realiza cálculos a una velocidad muy superior a cualquier humano y por ello quieren hacer ahora todas sus comprobaciones en Cabo Cañaveral, por lo que no harán allí más comprobaciones, no pudiendo tampoco competir con el IBM, por lo que las calculadoras desaparecerán de ese departamento, debiendo ella volver al ala Oeste, prometiéndose él buscarle otro destino.

Se acerca tras ello la secretaria mientras recoge sus cosas y le da un regalo, pues les dijeron que se iba a casar, comprobándose que se trata de un collar de perlas, diciéndole que fue idea de Harrison.

Debe regresar con su caja al ala oeste.

Poco tiempo más tarde se casa con Jim Johnson,

El 20/02/1962 tendrá lugar el lanzamiento de Glenn, que será el primer hombre en realizar un vuelo orbital, habiendo una gran expectación en el país.

En la sala, revisan los últimos cálculos, comprobando Stafford que las coordenadas son diferentes a las del día anterior, habiendo fallado el IBM alguno de los dos días.

Llaman a Glenn para decirle que deben repetir los cálculos, pues el ordenador fue preciso hasta ese día, pidiéndole Glenn que la chica compruebe los números y que si ella dice que están bien él despegará.

Sam debe hacer ahora el trayecto que Katherine - ahora Johnson - hizo tantas veces hasta el servicio, pidiéndole que verifique las coordenadas.

Terminados los cálculos realiza el camino contrario acompañada por Sam, aunque cuando llegan a la sala cogen su trabajo y la dejan a la puerta, aunque entonces sale Harrison y le entrega un pase.

Mientras tanto Glenn llega a Cabo Cañaveral, y Harrison lo llama para confirmarle las coordenadas y le dice que Katherine fue capaz de calcular algunos decimales más que la computadora.

El lanzamiento es exitoso y esperan completar 7 vueltas a la tierra.

Entretanto Mitchell le lleva una carta a Dorothy, diciéndole que debe ser un cambio de destino, comprobando que es el nombramiento como supervisora del laboratorio de IBM.

Mitchell le explica que necesitan un equipo para trabajar en el IBM de 30 personas en principio.

Glenn ve entretanto que se le enciende una luz roja de advertencia, lo que hace que teman que arda en la reentrada si no suspenden la misión antes de finalizarla, ya que podrían perder su escudo térmico.

Y mientras ve cómo se calienta, atraviesa de pronto una zona sin cobertura, siendo cubierto por una bola de fuego.

Todo el país sigue con angustia el momento, sin contacto con la nave, aunque después de un rato sin contacto el Friendship 7 responde y pronto comenzará la reentrada, que es perfecta según las coordenadas calculadas y llega al mar donde es rescatado.

Harrison felicita a Katherine por su gran trabajo, pues Glenn completó con éxito 3 de las 7 órbitas programadas.

Fue el impulso necesario para llegar a la luna en 1969, siendo Glenn ovacionado como gran héroe nacional.

Mary Jackson fue la primera afroamericana ingeniera de la NASA y en 1979 fue nombrada directora del programa de mujeres desde el que luchó por el avance de las mujeres de cualquier color.

Dorothy Vaughan fue la primera supervisora afroamericana de la NASA, especialista en Fortran y pionera de la informática electrónica, siendo considerada una de las mentes más brillantes de la NASA.

Katherine firmará las notas sobre tecnología espacial con Stafford, que le lleva un café.

Katherine hizo los cálculos de la misión del Apolo 11 a la luna y del transbordador espacial.

En 2016 la NASA le dedicó el edificio Katherine G. Johnson en reconocimiento a su innovadora labor en el campo de los viajes espaciales, y a los 97 años recibió la medalla presidencial de la libertad y celebró su 56 aniversario con Jim Johnson.

Calificación: 3