Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Fresas salvajes

Smultronstället (1957) * Suecia

          También conocida como:
                    - "Las fresas silvestres" (México)
                    - "Cuando huye el día" (Argentina)

Duración: 91 Min.

Música: Eric Nordgren

Fotografía: Gunnar Fischer

Guión y Dirección: Ingmar Bergman

Intérpretes: Victor Sjöström (Isak Borg), Bibi Andersson (Sara), Ingrid Thulin (Marianne Borg), Gunnar Björnstrand (Evald Borg), Jullan Kindahl (Agda), Folke Sundquist (Anders), Björn Bjelfvenstam (Viktor), Naima Wifstrand (Madre de Isak), Gunnar Sjöberg (Sten Alman).

El anciano profesor Isak Borg va a recibir a sus 78 años el doctorado de la Universidad de Lund.

Durante toda su vida rechazó los sentimentalismo, renunciando a la vida social que considera banal y reducida a comentar y censurar al prójimo.

El día antes de partir tiene una horrible pesadilla en la que se ve caminando por un barrio semirruinoso y vacío. Solo se encuentra con un hombre, pero cuando se gira hacia él comprueba que carece de rostro y cae ante él.

Tras sonar unas campanas, aparece un coche fúnebre que al perder una rueda, hace que se le caiga el ataúd del que sale una mano que lo agarra, para comprobar finalmente que el muerto es él mismo.

Tras la pesadilla se levanta y decide ir hasta Lund en coche pese a los reproches de su criada, decidiendo su nuera Marianne, que llevaba un tiempo viviendo con él acompañarle.

Durante el camino Marianne le reprocha su egoísmo, al haber sido incapaz de perdonarle a su hijo un antiguo crédito. Y le recuerda su frialdad.

Harán una primera parada en una casa de campo donde veraneaba de niño, y allí, entre las fresas salvajes, y mientras Marianne se da un baño, recuerda a su prima Sara.

Esta recogía allí fresas para regalárselas a su tío cuando apareció Sigfrid, el hermano de Isak, que la sedujo pese a que estaba prometida a aquel. Sara quería a Isak, pero era demasiado profundo para ella y creía no estar a su altura, por lo que finalmente se casó con Sigrid, con el que tuvo 6 hijos.

Mientras recuerda aquello se presenta ante él una joven muchacha, también llamada Sara que, al enterarse de que va a Lund le pide que les lleven a ella y a sus dos amigos Anders, su novio y Viktor, su carabina, que van camino de Italia.

Y de pronto un coche se lanza hacia ellos sufriendo un accidente, del que afortunadamente salen bien, siendo los ocupantes del otro coche el matrimonio Alman, a los que también deben llevar y que no dejan de discutir en el coche, mostrando él su desprecio hacia ella, lo que lleva a Marianne a pedirles que abandonen el coche.

Harán una nueva parada en el pueblo donde vive su madre y en la gasolinera, el dueño le regala la gasolina diciéndole que todos en la comarca le recuerdan por todo lo que hizo allí.

Tras ello visita a su madre, que vive de estudiar los recuerdos de sus diez hijos, de todos sus nietos y de sus biznietos, quejándose de que apenas la visitan.

Se duerme en el coche y sueña que vuelve a examinarse de medicina, sin acordarse de nada. Le muestran además a su esposa teniendo relaciones con otro hombre, tras lo que afirma que se lo contará a su marido, y que, como es tan frío la perdonará.

Cuando se despierta, y aprovechando que los chicos salieron Marianne le cuenta que los problemas con Evald, su marido surgieron cuando le dijo a este que estaba embarazada y él le dijo que era absurdo traer al mundo otros seres que iban a ser infelices como lo fue él, que vivió en un hogar que era un infierno.

Finalmente llegan a Lund y se celebra la solemne ceremonia del doctorado.

Sara y sus cantan bajo su ventana para despedirse, antes de seguir su camino.

Poco después Evald le confiesa a su padre que le pidió a Marianne que se quedara con él tras comprender que no puede vivir sin ella. También él le dice a Marianne que la quiere.

Finalmente se dormirá recordando para tranquilizarse los felices momentos de su niñez.

Calificación: 4