Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Godzilla

Godzilla (1998) * USA / Japón

Duración: 138 Min.

Música: David Arnold

Fotografía: Ueli Steiger

Guión: Dean Devlin, Roland Emmerich, Ted Elliot, Terry Rossio

Dirección: Roland Emmerich

Intérpretes: Matthew Broderick (Dr. Niko Tatopoulos), Jean Reno (Philippe Roche), Maria Pitillo (Audrey Timmonds), Hank Azaria (Victor Palotti / "Animal"), Kevin Dunn (Coronel Hicks), Michael Lerner (Mayor Ebert), Harry Shearer (Charles Caiman), Arabella Field (Lucy Palotti), Vicki Lewis (Dr. Elsie Chapman), Doug Savant (Sargento O'Neal).

Un barco conservero japonés es embestido cerca de la Polinesia francesa por un terrible monstruo.

Nick Tatopoulos, un biólogo americano dedicado al estudio de los efectos de las radiaciones sobre las lombrices en Chernobyl, es requerido por el ejército cuando aparecen unas inmensas huellas en el Golfo de San Miguel, Panamá.

Trabajará con Elsie Chapman, una paleontóloga que cree que se trata de un dinosaurio vuelto a la vida, estando Nick convencido de que es una nueva especie mutante surgida debido a las radiaciones motivadas por las pruebas nucleares realizadas en el atolón de Mururoa.

La desaparición de tres pesqueros arrastrados al fondo del mar en la costa este americana, son el preludio de la aparición del monstruo en Manhattan, lo que obliga a su evacuación.

Atraerán al monstruo tras apilar toneladas de pescado, y cuando aparece el monstruo disparan a discreción contra él, siendo los daños causados por el ejército, superiores a los generados por el monstruo, que huye al no funcionar con él los sensores de calor de los misiles.

Audrey Timmonds, una periodista cansada de trabajar en la sombra para su jefe Charles Caiman, que solo la dejará ser reportera si se acuesta con él, falsifica un carnet, y aprovecha que conoce a Nick, que fue novio suyo en la universidad para tener acceso directo a la noticia, siendo testigo de cómo este descubre tras un análisis que el monstruo está embarazado.

La noticia abre los telediarios, junto con videos secretos que Audrey le robó a Nick, y de los que Caiman se apropia, tras sustituir a Audrey en su reportaje, y consiguiendo con su acción que Nick sea expulsado del proyecto, ante lo que se excusa diciéndole que solo pretendía que él no pensara que era una fracasada.

Contacta entonces con él el francés Philippe Roaché, que se hacía pasar por agente de seguros, pero que pertenece en realidad al servicio secreto francés y que está dispuestos, al igual que él a destruir el nido del monstruo, para evitar el desprestigio de su país, cuyas pruebas nucleares lo generaron, ya que el ejército americano se centra en el monstruo, al que tratarán atraer a una zona más abierta, en Central Park.

Dispuesta a enmendar su error y a demostrar que es una verdadera reportera, Audrey acude junto con Palotti, el cámara al lugar donde están los soldados franceses con Nick.

Pese a la trampa tendida el monstruo, al que llaman Godzilla, porque es el nombre que le dio el único superviviente japonés del primer ataque, este huye y se adentra en el mar, donde un submarino le lanza varios torpedos, que finalmente impactarán en el objetivo.

Entretanto Nick y los soldados franceses encuentran el nido bajo el Madison Square Garden, descubriendo que hay más de 200 huevos enormes que por sí solos no pueden destruir, y que empiezan a eclosionar, por lo que deben huir de las hambrientas criaturas.

Tras encontrarse con Audrey y Palotti, logran ponerse en contacto con su cadena gracias al sistema informático que hay en la cabina de su emisora en el pabellón, emitiendo en directo Audrey el reportaje de su vida, pidiendo que destruyan el edificio, del que logran escapar poco antes de que el ejército lo destruya con sus criaturas dentro.

Mientras Nick y Audrey se besan una vez recuperado su amor, aparece de nuevo Godzilla, que no murió, el cual, al ver muertas a sus criaturas los persigue mientras tratan de huir en un taxi, con el que se dirigen hacia el puente de Brooklyn donde se queda enredado en los cables de suspensión, siendo finalmente destruido por la aviación.

Todo acaba felizmente… aunque no saben que no todos los huevos fueron exterminados.

Calificación: 1