Bienvenidos a mi página de resúmenes

Ha nacido una estrella

A star is born (1954) * USA

          También conocida como:
                    - "Nace una estrella" (Hispanoamérica)

Duración: 154 min.

Música: Ray Heindorf, Harold Arlen

Fotografía: Sam Leavitt

Guion: Moss Hart (Obra: Dorothy Parker, Alan Campbell, William A. Wellman, Robert Carson)

Dirección: George Cukor

Intérpretes: Judy Garland (Esther Blodgett / Vicki Lester), James Mason (Norman Maine), Jack Carson (Matt Libby), Charles Bickford (Oliver Niles), Tommy Noonan (Danny McGuire), Lucy Marlow (Lola Lavery), Amanda Blake (Susan Ettinger), Irving Bacon (Graves).

En Hollywood se celebra un gran acontecimiento, "La Noche de estrellas", una gala benéfica en el Shrine Auditorium destinada a la recaudación de fondos para los actores necesitados.

Poco a poco van llegando los artistas más famosos del momento, como Lola Lavery, lo que todos interpretan como una señal de que pronto llegará Norman Maine, con quien, se rumorea, forma pareja

Y, en efecto, Norman llega poco después muy borracho, debiendo ocuparse de él Matt Libby, el relaciones públicas de su estudio, al que Norman, que coquetea con todas las actrices y bailarinas no hace demasiado caso.

Pero su estado deplorable y por ello determinan que su número sea sustituido por el siguiente de la lista, la actuación de la orquesta de Glenn Williams

Tratando de evitar que Norman salga a escena y haga el ridículo, Matt le retiene con una rueda de prensa, aunque él se da cuenta de la triquiñuela y, tras formar un gran escándalo, tirándolo todo e incluso golpeando a Matt antes de salir al escenario en mitad de la actuación de la orquesta, donde su vocalista, Esther Blodgett lo coge y simula que está borracho, pero que ella le ayuda a bailar, incorporándolo a su número, tomándolo todos por un número cómico que supone todo un éxito.

Ya entre bambalinas, Norman le da las gracias, dibujando en la pared del teatro, con el pintalabios de Esther un corazón con las iniciales de sus nombres, recordando el día en que ella le ayudó a evitar que hiciera el ridículo, tras lo que la invita a cenar, aunque ella se excusa, pues ella y su grupo tienen otra actuación, pudiendo marcharse con su amigo Danny gracias a la llegada de Lola Lavery y sus amigos, comentando Esther que incluso borracho es un hombre muy simpático.

Libby le lleva a la cama poco después, asegurando no haber visto nunca las virtudes de Maine, tras lo que encarga a su asistente que lo tenga listo a las 6, pues deben rodar en exteriores al día siguiente.

Pero Norman sigue con Esther y su melodía en la cabeza, por lo que decide salir a buscarla, yendo a Cocoanut Grove, donde le dicen acabó ya la actuación, aunque, le indican, los músicos suelen reunirse en un bar de Sunset Boulevard.

Aprovechando que se ha levantado, busca en el local alguna artista conocida con la que poder salir, viendo a alguna con la que ya estuvo, pero esa noche no encuentra a nadie a su gusto y se va al bar donde la orquesta ensaya, escuchando cantar a Esther "The man that got away", quedándose tan fascinado que insiste en acompañarla a casa tras decirle que es como si hubiera descubierto algo importante, asegurándole que tiene ese algo que hace que alguien sea una estrella.

Le pregunta por qué desperdicia su talento con esa orquesta, diciéndole ella que le ha costado mucho llegar hasta allí, pues antes trabajó como camarera y no desea volver a aquello. Recuerda también sus primeras actuaciones, cuando tenía que pintarse en las estaciones de servicio antes de actuar.

En su apartamento, ella le muestra su álbum de fotos y le habla de su vida, pasando luego a hablarle de sus sueños. De que la escuche algún cazatalentos y llegar a ser número uno.

Antes de despedirse le dice que al día siguiente parte hacia San Francisco con la orquesta, pidiéndole Norman que no lo haga, pues él hablará con el director de su estudio para que le haga una prueba, diciéndole, tras ver sus reticencias, que el mundo del espectáculo está lleno de casualidades y hay que saber atraparlas cuando se presentan, pues no siempre es suficiente con el talento.

Al llegar a casa, y antes de acostarse, Norman llama en efecto a Oliver Niles, director de su estudio, que al escucharlo piensa que debe estar en alguna comisaría, no entendiendo que le llame a esas horas para decirle que le haga una prueba a una chica.

Norman vuelve a beber antes de acostarse.

Tras lo ocurrido, Esther es incapaz de dormir, por lo que sube a la habitación de Danny para decirle que no irá a San Francisco, pues Norman le ha hecho verse a sí misma de otra forma y le ha enseñado a creer en sí misma.

Al día siguiente a las 6 de la mañana salen, el autobús de la orquesta, y, aun dormido, Norman en su coche hacia los estudios para un rodaje que le mantendrá alejado de la ciudad durante 6 semanas.

Mientras tanto, Esther, sin trabajo, debe trabajar de nuevo como camarera o cantando para unos anuncios de televisión.

Finalmente consigue que la prueben en los estudios Oliver Niles.

Pasa por la sección de maquillaje donde comentan que su cara es inexpresiva y no dice nada, y que su nariz es un problema.

Cuando llega Norman a los estudios está tan maquillada, que es incapaz de reconocerla y ríe al verla de esa guisa, estando ella desolada por su fealdad, aunque él le quita la peluca y el maquillaje, dejándola con una fina capa de este.

Está muy nerviosa y piensa que puede no salirle ni una nota, pero él le aconseja que se olvide de la cámara y piense que está en el club cantando con sus amigos por placer.

Tras firmar su contrato con el estudio pasa por la zona de publicidad donde la tratan como a otra de las muchas actrices enviada por Norman Maine, viendo que la van mandando de un departamento a otro, siendo tratada con cordialidad, pero sin ningún interés, pasando por Libby, que le presenta a Oliver Niles, al que no logra siquiera verle la cara ya que está viendo un pase de una de sus películas, viendo cómo tras ello le muestran la salida, diciéndole Libby antes de marcharse que ya le buscarán otro nombre, pues no le gusta el de Esther Blodgett.

Su primer papel consiste en sacar el brazo por la ventanilla de un tren y decir adiós con él, evitando que se le vea la cara.

Cuando pasa a cobrar le informan de que su nombre artístico será Vicky Lester.

Norman consigue que Oliver Niles vaya a hablar con él, viéndole preocupado porque una cantante de Nueva York les dejó colgados y tienen parado un importante rodaje.

Mientras hablan, y pretextando que hace calor, Mine deja su ventana abierta, pudiendo escucharse a Esther cantando, consiguiendo Maine que finalmente Niles se dé cuenta de su gran voz y acceda a probarla, pese a que se da cuenta de que lo preparó Maine.

Grabada la película con ella en el papel principal, acude con Norman al estreno de las películas de ambos.

La de Vicki, narra en forma de musical una historia que tiene mucho que ver con su vida. La de una mujer que desde niña trabajó en el mundo del espectáculo, pero que no conseguía, de mayor, un trabajo a la altura de lo que deseaba, por lo que acabó haciendo revistas hasta que una noche la estrella enfermó y tuvo que salir en su lugar. Pero la actriz principal se recuperó.

Consiguió una oferta para trabajar en Nueva York, aunque tampoco era lo que esperaba.

Pero un día la vio en un local un hombre que le ofreció la oportunidad, un representante que le contrata hasta lograr triunfar.

La película es un éxito y su popularidad es enorme de la noche a la mañana. Todos suspiran por ella, y se olvidan de Norman, al que ella le da las gracias a la salida.

El 97% de los espectadores asegura que ha nacido una estrella.

Desde la terraza, Norman le muestra la ciudad y le dice que todo es suyo y va a ser una gran estrella, aunque le pide que no deje que la gloria la cambie y se le suba a la cabeza.

Ella le dice que parece que le habla como si se tratara de una despedida, cuando es solo el principio, a lo que él le responde que destruye todo lo que toca, por lo que es mejor que lo olvide, pues la ha conocido demasiado tarde, lo que ella rechaza mientras lo abraza, besándose finalmente.

Durante una grabación, y mientras canta el coro, Norman y Vicky hablan, mostrándoles luego la grabación, viendo sorprendidos que un micrófono grabó su conversación, en la que él le pidió que se casara con él, y, aprovechando que se han enterado todos, y ante todos, ella da el sí a la propuesta de matrimonio.

No gusta la noticia en el estudio. Oliver Niles se queda sin palabras, aunque al final, y sin mucho convencimiento les felicita, comentando luego con él Libby que al menos podrán aprovechar el acontecimiento para que se vuelva a hablar de Maine.

De inmediato llama a la prensa para contar la noticia, esperando que sea la boda del año y de que todos los medios se hagan eco, esperando que la policía deje las principales avenidas sin tráfico, esperando que incluso cierren los colegios.

Pero los planes de la pareja son muy diferentes. Desean una boda íntima que celebran de inmediato ante el juez de paz en una pequeña población del Condado de Los Angeles, acudiendo a la boda solamente Danny McGuire, el amigo de Vicki.

Y una vez finalizada este y cuando se disponen a marcharse, aparece Libby, muy enfadado, aunque ellos se marchan en su coche sin dejar que les diga nada rumbo a un modesto motel, donde pasarán su noche de bodas.

Le comenta a Danny que se siente traicionado, y asegurando que a Maine le convenía un poco de publicidad positiva, después de muchos años tapando sus trapos sucios.

En el motel, Norman pone la radio, donde se escucha la canción que encabeza las listas del país, "It's a new world", de Vicky Lester

Él le dice que su sueño se hizo realidad, diciendo ella que tiene muchos más.

Norman apaga la radio y le pide que la cante solo para él.

Durante una fiesta en casa de la pareja, Norman le pide a Oliver que le confiese lo que está ocultándolo, diciéndole este que en el estudio le han pedido que liquide el resto de su contrato, pues es un gran riesgo, ya que terminaron los días en que una estrella podía parar un rodaje varias semanas por sus borracheras y aunque sus películas dieran dinero tiene mala fama y al estudio no le conviene.

Maine le quita importancia, pues, dice, hay otros estudios y tuvieron mucha suerte durante mucho tiempo, aunque, dice, ha elegido el peor momento para hacerse construir esa casa y que a veces piensa que nació con un don, el de hacer mal las cosas.

En el estudio dan la noticia del despido como si se tratara de una solicitud de Maine, deseoso de mejorar su carrera.

Pero desde ese momento estará en su casa esperando a que alguien lo llame, ejerciendo durante un tiempo como perfecto marido que prepara la cena a su esposa cuando llega cada noche del rodaje de su siguiente película, contándole lo que ha rodado y repitiendo el número musical para él solo.

Tras su gran representación, y mientras se besan, comienza a sonar de forma insistente el timbre, pidiendo ella que no abra, aunque él le dice que le puso un telegrama a Alexander Korda en una película en Inglaterra y espera la respuesta.

Al abrir se encuentra con un repartidor que lleva un paquete para Vicky Lester, y le pregunta a Norman por su nombre para decirle: "firme aquí mismo, señor Lester".

Maine se da cuenta de que ahora es solo un secretario de su esposa, a la que le cuenta que la llamaron para actuar en el mes de abril en el festival benéfico del Shrine Auditorium y debe indicar cuántos irán con ella.

Le dice también que llamó un reportero para que hiciera valer su influencia sobre ella y les pudiera hacer una entrevista.

Tras ello decide salir a tomar una copa en vez de quedarse a cenar con ella.

Poco después se celebra la entrega de los premios de la Academia del cine, estando Vicki nominada al premio a la mejor actriz, mostrándose ella más inquieta por la ausencia de Norman que por el premio, que finalmente le es otorgado.

Cuando sale a recogerlo, y mientras da las gracias, se escuchan unas sonoras palmadas, apareciendo George ante todos borracho y, tras rechazar la silla que le indica Niles, sale al escenario.

Aprovecha el final del discurso de ella para hacer uno él, aunque dice que lo ha olvidado y se sienta en las escaleras, diciendo que los conoce a casi todos y les recuerda que les hizo ganar dinero durante muchos años y ahora necesita trabajo, lo que repite varias veces, asegurando que sirve para papeles dramáticos, pero también para la comedia.

Mientras habla comienza a mover vehementemente los brazos mientras pide que suene la música, dándole, sin querer, una bofetada a Vicki, que trata de quitarle importancia mientras se lo lleva a la mesa con ella.

Solo entonces él se excusa y lamenta haberla puesto en ridículo.

Ella sigue rodando y la visita Oliver que regresa después de un viaje de tres meses y le pregunta por Norman, contándole ella que está en un sanatorio para dejar de beber, y se pregunta qué motivos tiene para querer autodestruirse sin que nada de lo que ella haga sirva para ayudarle, viendo que el amor suficiente, estando asustada por lo que empieza a pasarle, pues a veces le odia por sus falsas promesas de regeneración y odia volver a casa y escuchar sus mentiras y siente una gran piedad a la vez, porque sabe que lo intenta, pero lo odia por su fracaso y se odia a sí misma porque también siente que ha fracasado y no sabe qué será de ellos y cómo podrá sobrellevar esa vida.

Oliver le pregunta si cree que le ayudaría volver a trabajar, diciéndole que intentará darle algún papel, pidiéndole ella que lo haga con cuidado, pues lo único que le queda es su orgullo.

Niles va a ver en efecto a Maine a la clínica, viéndolo muy deteriorado, y le cuenta que, aunque está ya curado, se quedará un par de semanas para terminar de reponerse.

Niles le muestra un guion con un papel corto, pero que, le asegura, causará impacto.

Pero Norman le dice que en realidad va a trabajar con otro estudio con un gran papel, teniendo otros apalabrados, alguno dice, incluso en Inglaterra, pese a lo cual Niles le deja el guion, para, si no desea hacerlo, que les dé ideas.

Cuando le dan el alta, Norman se entretiene en el hipódromo de Santa Anita mientras su mujer rueda, viendo cómo sus antiguos conocidos ahora parecen ignorarle.

Coincide allí con Libby, que le dice que disfrute mientras alguien de la familia se gana la vida, y cuando Norman le dice que mida sus palabras, pues no le gustaría olvidar que son amigos, Libby le responde que no lo son y que si le sacó de sus líos, es porque ese era su trabajo, pero que nunca lo soportó y le hace feliz verle así después de los malos ratos que le hizo pasar.

Norman lamenta que haya esperado a verle caído para patearle, diciéndole Libby que ahora puede vivir de su mujer de forma cómoda, logrando así provocarle y que Norman trate de golpearle, recibiendo un puñetazo de Libby, y provocando un gran revuelo.

Tras esa acción Norman se olvida de su tratamiento y pide un whisky doble.

Es Navidad, y Esther y Oliver esperan a Norman, que lleva cuatro días sin aparecer por casa, recibiendo entonces una llamada del juzgado de guardia por borrachera y escándalo, yendo los dos a buscarlo, aunque el juez no quiere tratos especiales, por lo que pasa ante él con todos los demás detenidos esa noche.

El juez va haciendo pasar a cada uno de los detenidos y reconoce a Norman, al que le dice que ha caído muy bajo pese a tener tantas oportunidades, sin que estas le hayan servido más para que conduzca borracho poniendo en peligro la vida de personas inocentes, por lo que lo condena a 90 días de cárcel.

Esther habla con el juez y le dice que ella responde de él y le asegura que no volverá a pasar, pidiéndole que no le envíe a la cárcel.

El juez decide dejarlo bajo la custodia de su esposa dejando en suspenso la sentencia, pero a la salida son fotografiados por la prensa.

Norman se pasa durmiendo casi todo el día, lamentado ella verle tan indefenso.

Oliver le pregunta si le quiere o solo siente lástima, respondiendo ella que le quiere, a lo que Oliver le dice que lo cuidarán entre los dos.

Norman despierta y escucha a su esposa diciéndole a Oliver que no puede seguir haciendo más películas y que desea marcharse con Norman.

Oliver le recuerda que está en el mejor momento de su carrera, pero ella dice que no sería nadie de no ser por Norman y que se lo debe todo a su fe y a su amor y que sin él no sería nada, por lo que se marcharán juntos y estará con él a todas horas, pues cree que si hubiera pasado más tiempo juntos no habría pasado eso.

Luego, cuando esté recuperado buscarán trabajo en Inglaterra o en Italia, donde no sepan lo ocurrido.

Oliver le dice que Norman está acabado como actor, y por eso empezó a beber y no al contrario, siendo solo una sombra de lo que fue, gritando Vicki que no quiere creerlo.

Tras escucharlo todo, Norman llora en su cama.

Cuando se levanta, lo hace sonriente, como si nada sucediera, diciendo que se siente muy bien y que quiere hacer unos cambios en la casa. Que hará vida de atleta, yendo a nadar, y espera para cuando salga del mar una sopa y una ensalada y le dice que quiere escuchar canciones en esa casa, por lo que ella canta mientras cocina, dejando la ventana abierta para que él la escuche.

Antes de salir él la llama y le dice que solo quería verla de nuevo.

Vicki canta "It's a new world" mientras Norman se adentra en el agua.

Al día siguiente, los periódicos dan la noticia de la muerte accidental por ahogamiento de un antiguo actor.

Libby declara a la prensa que su estudio preparaba su reaparición y tenían grandes proyectos para él.

Luego dice. Así se termina todo. Sin estrépito. Sin un sollozo.

El funeral es muy concurrido y todo el mundo se acerca para ver a su estrella favorita cuando sale de luto de la iglesia escoltada por Niles y por Danny McGuire, que no pueden evitar que en el revuelo le quiten el velo.

Oliver le comenta a Libby que deben esperar a que se recupere y le dice que lamenta que no conociera a Norman Maine, respondiendo este que le conocía muy bien y sabía lo que iba a hacer antes incluso de que lo hiciera, diciéndole Oliver que no le conocía en absoluto, pues Norman era una gran persona.

Durante varias semanas, Vicki permanece recluida en su casa.

Recibe la visita de Danny, que le recrimina que no esté vestida aún, pues la están esperando en el teatro para la gala benéfica y le recuerda que prometió asistir.

Ella le dice que eso fue antes de lo de Norman y asegura que piensa quedarse allí siempre, lo que hace que Danny se enfade y le recuerda que la única cosa de su vida en la que Norman no fracasó, fue ella, pues él la creó y estaba orgulloso de su éxito y con su actitud va a acabar con lo único que queda de él, y si lo destruye es como si nunca hubiera existido un Norman Maine.

Las palabras de Danny hacen que decida salir de su ostracismo y acceda a vestirse, llegando muy elegante a la gala, aunque se siente un poco abrumada al entrar.

Ve dibujado en la pared el corazón que Norman pintó el día que se conocieron con su pintalabios y sus iniciales.

En el escenario, el presentador anuncia que, debido a lo ocurrido a su marido, Vicki Lester no actuará como estaba previsto, aunque aparece entonces una persona que le susurra algo al oído, anunciando el presentador con entusiasmo que Vicki Lester si actuará esa noche.

Antes de hacerlo, le piden que haga unas declaraciones para la radio, pues se retransmite la gala para todo el mundo, diciendo ella que les habla la esposa de Norman Maine, al que todos aplauden en pie.

Calificación: 3