Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Jason Bourne
Jason Bourne

Jason Bourne (2016) * USA / Gran Bretaña / China

Duración: 123 Min.

Música: John Powell, David Buckley

Fotografía: Barry Ackroyd

Guión: Paul Greengrass, Christopher Rouse, Matt Damon (Sobre los personajes de Robert Ludlum)

Dirección: Paul Greengrass

Intérpretes: Matt Damon (Jason Bourne), Tommy Lee Jones (Robert Dewey), Alicia Vikander (Heather Lee), Vincent Cassel (Activo), Julia Stiles (Nicky Parsons), Riz Ahmed (Aaron Kalloor), Ato Essandoh (Craig Jeffers), Scott Shepherd (Director NI Edwin Russell), Bill Camp (Malcolm Smith), Vinzenz Kiefer (Christian Dassault).

Jason Bourne reflexiona y asegura que se acuerda de todo, desde el momento en que era David Webb y se presentó ante la CIA dispuesto a ser quien necesitaran que fuera.

Recuerda a Hirsch, el hombre que lo reclutó y al que algún tiempo después tuvo frente a su arma, diciéndole aquel que sabía lo que le esperaba si decidía quedarse y asegurándole que no podrá huir de lo que hizo y tendrá que afrontar el hecho de haber decidido convertirse en Jason Bourne.

Recuerda a todas sus víctimas mientras viaja en una desvencijada camioneta por la griega Tsamantas, en la frontera greco-albanesa, hasta llegar a un lugar donde se reúne un numeroso grupo de personas para asistir a peleas ilegales en las que compiten luchadores serbios o rusos con cuerpos musculados, a los que Bourne se enfrenta derribando a su primer rival de un solo puñetazo pese a su aparente fuerza.

Reikiavik, Islandia.

Una mujer, Nicky Parsons camina por la nieve hasta una nave a la que puede entrar tras decir una contraseña, viendo en la misma cómo trabaja un enorme grupo de personas rodeados de grandes computadores, y donde ella conectará su portátil.

Entretanto, en la Agencia Central de Inteligencia en Langley, Virginia, la agente Heather Lee, jefa de la División de ciberoperaciones ve que la Comisión de Inteligencia investiga la eficacia de la CIA.

Recibe entonces una llamada en la que le avisan de la detección de un aparato desde el que intentan acceder al ordenador central.

Parsons lo consigue y descarga en su pendrive la carpeta de operaciones encubiertas, accediendo a la carpeta del analista fallecido Richard Webb y de su hijo David, que pasó a ser conocido como Jason Bourne, involucrado en el programa Treadstone.

En Langley finalmente detectan que la intrusión proviene de un campamento hacker en Reikiavik, por lo que Lee ordena que entren en la red eléctrica y bloqueen los servidores, aunque ordena introducir un malware antes de desconectar la electricidad.

Parsons ve que detectaron su rastreo y cuando se va la electricidad de la nave los demás hackers adivinando que es culpa suya se dirigen a ella, que saca una pistola y vierte alcohol sobre el portátil antes de prenderle fuego.

Tras el hackeo Robert Dewey, el director de la CIA convoca una reunión

En Deep Dream Corporation, en Silicon Valley, California, les preocupa que el hackeo a la CIA haya dejada expuesta a su compañía, por lo que su director también pide una reunión con Dewey.

Heather trata de ver la actividad del aparato desde el que se produjo el hackeo, señalando como sospechosa a una mujer de poco de más de 30 años activa desde 2009, por lo que consulta el movimiento de personas con dichas características en los puertos y aeropuertos de Islandia, llegando gracias al reconocimiento facial a ver que se trata de Nicky Parsons, del programa Treadstone y relacionada con Jason Bourne.

Lleva la información a la reunión con Dewey y con el jefe de inteligencia, informándoles que la pirata es Parsons, ex empleada de la agencia que trabajó con Dassault, relacionada con Bourne y que se llevó la información de las operaciones encubiertas, incluida la de Iron Hand, que aún no está en marcha.

Informa de que Nicky va hacia Atenas vía Bucarest donde cree tiene una reunión, señalando Dewey que lo resolverá cortando por lo sano, pidiéndole Lee que le permita dirigir la operación, aunque Dewey le dice que no ha sido adiestrada para algo así, contándole ella que está preparada, pues incrustó malware en la descarga de Parsons, por lo que podrá localizarla y entregarla a ella, los archivos y a Bourne.

Dewey le dice que le dará el control operativo de la misión con acceso a equipos y recursos, aunque debe informarle de todos los pasos.

En Roma un hombre recibe una llamada de Dewey, que le pide que termine su trabajo en Roma y viaje hasta Grecia, donde ha reaparecido Bourne.

El hombre entra en una sala contigua y le dispara a un hombre al que tenían atado y amordazado en una bañera y con evidentes signos de haber sido torturado.

En Atenas Bourne vive en una casa de mala muerte, donde prepara todo, buscando entre sus numerosos pasaportes el de Estados Unidos.

Vuelve a recordar sus peleas, durante una de las cuales vio a Parsons. Iba entonces perdiendo, aunque tras ver a sus amigos se repone y acaba con su oponente. Tras la pelea encontró entre sus cosas un escrito en que Parsons lo convocaba para que estuviera en 1 hora en el quiosco de la plaza Syntagma.

Cuando Parsons llega a esta hay un enorme despliegue policial vigilando las manifestaciones de la plaza, ante el parlamento, detectando la CIA la presencia de Parsons en el autobús.

Piden a sus agentes que busquen a ambos, recibiendo la noticia de que el "Activo", el hombre de Roma, ya aterrizó en Atenas.

Bourne se encuentra con Parsons en el punto de encuentra, contándole ella su hackeo, diciéndole que van a subir todas las operaciones encubiertas a la Red, explicándole mientras caminan entre los manifestantes que en la CIA pusieron en marcha un programa nuevo peor que los anteriores, aunque él dice que a él ya no le afecta y que él solo quiere seguir con vida y para ello necesita desaparecer del mapa, aunque ella le advierte que no podrá seguir así mucho tiempo.

Le dice que ha ido a verlo porque vio el nombre de su padre en los programas de Treadstone, diciéndole Bourne que su padre era analista y no estaba en operaciones, aunque ella cree que estaba implicado directamente y a él ya lo estaban observando antes de que se incorporara. Y que lleva mucho tiempo atormentándose por lo que ha hecho, pero no sabe lo que le han hecho a él, por lo que cree que debe leer los archivos.

Bourne ve entonces que los han localizado, por lo que deben tratar de marcharse antes de que la policía corte toda la zona, quedando junto a la estatua de Atenea, mientras él se aleja desapareciendo tras la llama de un cóctel molotov que roba a un manifestante, sorprendiendo tras ello a los agentes a los que desarma, siendo seguido por la policía griega a los que despista en el metro, para perderse luego entre los manifestantes.

Perdido Bourne, ordenan seguir a Parsons mientras les llegan noticias de que el gobierno griego va a declarar el estado de emergencia.

El Activo, pese a los manifestantes se acerca a la zona a toda velocidad mientras Bourne, tras deshacerse de varios policías roba una moto de estos, y aunque le persiguen, logra evitar un cañón de agua que sí acaba con sus perseguidores.

Al llegar a la estatua de Atenea, Parsons se ve acorralada y se hace con un hierro para defenderse, llegando entonces Bourne que dispara al coche que se acerca provocando un accidente y golpeando luego con la propia puerta de este a uno de los ocupantes que iba a bajarse, mientras Parsons golea a otro, tras lo que la recoge en su moto.

A través de las imágenes del satélite Lee indica al Activo la ruta de la moto a la que persigue, aunque un cóctel molotov hace que empiece a arder, logrando Bourne huir subiendo por unas largas escaleras mientras su perseguidor choca al carecer de salida.

Lee le indica que si sube a la azotea próxima podrá verlos.

El Activo sube en efecto a la azotea donde acaba con varios manifestantes que desde allí lanzaban cócteles molotov para ayudar a sus compañeros.

Allí, monta su arma, aunque el humo y el fuego le hacen difícil la misión, si bien las indicaciones de Lee le ayudan a saber el momento exacto en que aparecerán ante su objetivo, logrando alcanzar a Parsons y que la moto choque.

Tras la caída, Bourne se oculta tras un coche cuando recupera el conocimiento y le pide a Nicky que no se mueva.

Entretanto, la policía griega desde el helicóptero ve los tres cadáveres causados por el Activo y se dispone a entrar en el edificio, pese a lo cual el Activo no quiere moverse hasta cerciorarse de que ha acabado con Bourne.

Este trata de ayudar a Nicky, que para evitarlo se incorpora, recibiendo un nuevo disparo, lanzándole a Bourne una llave antes de morir.

Heather le pregunta a Dewey si el activo conocía a Bourne, dada su forma de actuar, señalando este que por culpa de Bourne se abortó una misión en que el Activo participaba como infiltrado en Siria, lo que le supuso ser capturado y torturado, tardando dos años en poder ser rescatado.

Bourne acude con la llave a una estación de tren y abre una caja de la consigna a que pertenece, donde coge una pistola, el pendrive y la libreta de notas de Nicky donde ve que asocia Iron Hand y Treadstone.

Acude a un locutorio donde introduce unas coordenadas anotadas por ella y que le llevan a Berlín.

En esta ciudad Deep Dream Corporation se dispone a presentar su nueva plataforma, que engloba a millones de usuarios y que integrará sus datos con sus preferencias, aunque, aseguran que nadie los vigila y que se preserva su privacidad.

Antes de la presentación, el director, Aaron Kalloor se reúne en un restaurante con Dewey, tal como solicitó, hablando del hackeo, por lo que le dice que no va a seguir colaborando, ya que eso lo cambia todo. Antes, cuando aceptó ayudarlos fue porque sufrió graves amenazas.

Dewey insiste en que quieren una puerta trasera a su plataforma, aunque Kalloor insiste en que no quiere traicionar a sus clientes, diciéndole Dewey que sí quiere hacerlo con su país, y que será responsable de ello.

Lee accede a la evaluación psicológica de los activos de Treadstone, estudiando la de Bourne viendo que señala que cuando se apartó del programa dejó atrás un componente clave de su identidad, la razón de su existencia y no encontrará la paz si sigue al margen, pero si se maneja bien podría volver a incorporarse al programa.

En Berlín, Christian Dassault llega a su oficina, donde le está esperando Bourne, que tras pedirle que deje todo sobre la mesa, le entrega el pendrive que le pide que abra, saltando al hacerlo el malware, haciendo que salte la alarma.

Le cuenta a Dassault que Nicky murió, asegurando Bourne que la explotaba.

Al saltar la alarma se ponen en marcha los protocolos, y el equipo de Berlín se pone en marcha, viendo que está asociado a Dassault, aventurando Lee que quizá no vaya a por ellos, sino que a lo mejor busca otra cosa.

Dassault le dice a Bourne que debería colaborar, pues persiguen lo mismo, habiendo puesto Blackbriar al descubierto, aunque él le dice que no está en su bando.

Desde unas cámaras del exterior le ven usando el ordenador, examinando el programa Treadstone, creado para luchar contra las amenazas de su país por su padre.

Dassault le pide que le deje los archivos a él.

Lee asegura que puede borrar los archivos accediendo al teléfono de Dassault.

Bourne ve que decidieron abordarle cuando era David Webb a través de Malcolm Smith y ve las fotos del día que estuvo con su padre por última vez en Beirut y el atentado que le costó la vida.

Dassault aprovecha que está en el ordenador para intentar sorprenderlo, y se pelean.

Heather logra borrar los archivos y el jefe le ordena que llame, hablando con Bourne, al que le dice que sabe que ha estudiado su historial y que ella puede ayudarle a encontrarlo, pasándole tras ello el teléfono a Dewey, que le dice que su padre fue un patriota y no querría que perjudicara a la agencia, pidiéndole que pare ya.

Pero mientras hablan el equipo de Berlín se acerca, enviándole Heather un mensaje advirtiéndole que tiene dos minutos para escapar.

Mientras los agentes suben hacia el despacho Bourne baja escondido en el contrapeso del ascensor, sorprendiendo al agente que esperaba abajo.

Lee le dice a Dewey que hay motivos para pensar que pueden convencer a Bourne en vez de matarlo, pues ha estado mucho tiempo fuera y volver a incorporarlo les ayudaría, pues asegura es un patriota y desea verlo cara a cara, señalando Dewey que le darán una oportunidad dado su empeño.

Kalloor recibe una citación del juzgado señalándole que le van a presentar mociones antimonopólico contra Deep Dream, comprendiendo que es un mensaje de Dewey, por lo que le pide a su segundo que recupere todas sus conversaciones con él, incluso las no registradas.

Bourne recuerda mientras va en tren hacia Londres el atentado contra su padre, leyendo también una entrevista de Lee asegurando que puede cambiar muchas cosas.

El Activo, también enviado a Londres, no entiende por qué la envían a Lee, pidiéndole Dewey que esté listo, pero que no se lo tome como algo personal.

El socio de Kalloor informa a Dewey que este planea algo para Las Vegas.

En Londres Bourne se pone en contacto con Smith, que le dice que ya no trabaja para la agencia, citándolo para que vaya en 15 minutos a la plaza Paddington, observando Bourne desde una azotea los movimientos de Smith y los de los agentes.

Lee es la encargada de dirigir la operación, entregándole al Activo un localizador y pidiéndole que espera en la parte sur del puente por si lo necesita.

Seguido por agentes y cámaras, Smith sale para acudir al encuentro con Bourne, yendo también el activo tras deshacerse del pinganillo que le entregó Lee.

Ignorando las órdenes de Lee, el Activo acaba con los agentes que perseguían a Smith, por lo que ella pierde sus referencias, así como las del segundo equipo, con los que también acaba el Activo.

Dewey le dice entonces a Lee que ha perdido a dos equipos, por lo que deben recurrir al Activo, aunque ella insiste en que aún tienen tiempo, replicándole Dewey que toma él el control operativo, dando luz verde al Activo respecto a Bourne, diciéndole que no es recuperable como creía Lee.

Esta comprueba que no tiene acceso al Activo, pues se deshizo de su localizador, pidiéndole Dewey que le deje hacer su trabajo y salga de su canal.

Haciendo caso omiso de la orden, ella dirige a otro agente hacia el lugar del encuentro, mientras el Activo sube a una azotea desde la que domina la plaza Paddington.

Bourne consigue hacer que suenen varias alarmas de incendio a la vez, no sabiendo Smith qué hacer, pidiéndole Dewey que no se mueva, aunque la gente se arremolina a su alrededor, por lo que, al pensar que no pueden protegerle y al temer que le disparen entre tanta gente, tiene miedo y se marcha, siendo abordado por Bourne, que lo lleva hasta un edificio, subiéndolo hasta la azotea. Mientras lo hacen le pregunta por qué su padre, Richard Webb, jefe de equipo en Beirut y que puso en marcha Treadstone lo contrató para que lo vigilara, aunque por el pinganillo Dewey le pide que no diga nada.

Recuerda que fue a Beirut para contarle a su padre que Treadstone quería reclutarle, no entendiendo por qué si él era el encargado del programa no le dijo nada, y justamente ese día lo mataron, supuestamente terroristas, algo que él duda ahora, aunque Smith calla, ya que Dewey le pide que no diga nada por la seguridad de su familia, hasta que, temiendo que Bourne acabe con él le confiesa que a su padre lo asesinaron por él, pues no estaba en operaciones y cuando descubrió que iban a reclutar a su hijo se reveló y amenazó con destapar el programa porque no quería que lo convirtieran en un asesino.

Le pregunta quién mató a su padre, pidiéndole Dewey que no lo diga, descubriendo Bourne el pinganillo cuando Smith le pregunta dónde está el Activo, poniéndoselo él, viendo que llega en ese momento el Activo a la terraza, reconociendo en él al verlo al hombre que acabó con su padre, poniendo a Smith como escudo, tras lo que se lanza al vacío sujeto por un cable que se rompe, cayendo aparentemente muerto.

Así lo cree el Activo al verlo, ya que cayó desde una quinta planta, aunque cuando llega abajo ve que no es así y que Bourne ha conseguido huir.

A través del intercomunicador de Smith, este oye cómo Dewey le pide al Activo que abandone Londres, pues ahora Bourne sabe la verdad y querrá vengarse, debiendo ir al aeropuerto, pues tienen un problema con Iron Hand.

Bourne sorprende a Lee en su furgoneta y sube a la misma, que le dice que no debería haber acabado así y que ella quería hablar y negociar.

Le pregunta a dónde se dirige Dewey, contándole ella que a Las Vegas para hablar con Kalloor en el cibercongreso anual donde la agencia recluta gente cada año.

Le pregunta por Iron Hand, contándole ella que el nuevo proyecto de Dewey por el que podrán espiar a todo el mundo en todo momento, necesitando de Kalloor para ponerlo en marcha, asegurándole que ella puede ayudarle a llegar, pues ella también quiere a Dewey fuera, por lo que le entrega un móvil y le dice que se verán en Las Vegas.

A esta ciudad llega Dewey en su avión, contándole uno de sus colaboradores que endosarán el atentado de Kalloor a un yihadista ficticio.

Le dicen que no saben aún nada de Bourne, pero que se encargarán de él, alojándose en una habitación muy segura y rodeado de escoltas, llegando poco después el Activo y Heather Lee, que recibe un mensaje de Bourne emplazándola.

Este llega con uno de sus falsos pasaportes y consigue que le dejan pasar al país.

Se preparan para un encuentro que se realizará ante el público entre Dewey y Kalloor, llegando hasta el centro de convenciones Bourne que se hace con varios localizadores y cámaras encubiertas.

Dewey y el Activo han previsto acabar con Kalloor durante el debate, pidiéndole Dewey que le hiera a él en una mano para que parezca que también él era un blanco.

Mientras se dirigen hacia el escenario Bourne le coloca a Heather un localizador en su bolsillo izquierdo, enviándole luego un mensaje para que ella se lo coloque a Dewey, lo que hace mientras él le pide que le deje a él las preguntas políticas y se encargue ella de las técnicas, pidiéndole también que si aparece Bourne se lo deje a él.

Antes de subir al escenario saludan a Kalloor, con el que Lee estudió en Stanford, preguntándole él si trabajando en la agencia puede mantenerse fiel a sus principios.

El Activo se coloca para disparar desde la parte de arriba del escenario, mientras Bourne se hace con el arma del encargado de seguridad.

Poco antes de salir al escenario Dewey recibe una llamada, por lo que retrasa su entrada, aprovechando Kalloor para hablar primero al público.

Mientras lo hacen un colaborador informa a Dewey que hubo reconocimiento facial de Bourne en el vuelo de Londres a Las Vegas y alguien autorizó desde la Agencia su entrada en el control de pasaportes.

Heather lo ve hablar y le envía un mensaje a Bourne de que algo va mal.

En efecto, Dewey le da la orden al Activo de que se ocupe de Kalloor y de Heather.

Kalloor se dispone a confesar algo sobre Deep Dream, y Dewey, que piensa que va a contar su colaboración y va a hundirlos le pide al Activo que acabe con él y con Lee ya.

Kalloor cuenta que para empezar con su empresa pidió dinero.

Entra entonces Bourne a la sala y lanza el haz de luz de un foco hacia el lugar donde está el Activo, que debido a ello no alcanza de lleno al informático, que, aunque cae herido, no muere, disparando Bourne al Activo al que hiere en el hombro.

La gente sale despavorida ante los disparos y Bourne se escabulle entre estos mientras los guardaespaldas llevan a Dewey hasta su suite, debiendo también el Activo tratar de escabullirse entre la gente.

Bourne escapa en el ascensor e inutiliza los demás, ganando así tiempo y llegando a la habitación de Dewey, cuya puerta revienta, encontrándolo sentado esperándolo y diciéndole que ha tardado mucho en llegar, diciendo él que sabe lo que hizo y que todo termina hoy.

Dewey le dice que no ha ido a vengarse, sino porque ha llegado el momento de volver, pues su padre creó el programa pero no tenía valor para dirigirlo, pero él sí, diciéndole Bourne que entró en el programa porque creyó que había matado el enemigo a su padre, aunque Dewey le dice que lo hizo porque es quien es, Bourne, y no Webb, y por ello lleva 32 muertos, todos importantes, estando la gente de su país más segura gracias a él y que nunca hallará la paz hasta que reconozca quién es y le insiste en que es hora de volver, aunque él le dice que no puede hacerlo con él.

Llega entonces Jeffers, mano derecha de Dewey y dispara a Bourne, que le responde, cayendo Jeffers abatido, y Bourne herido, aprovechando Dewey el momento para acabar con él, aunque en ese momento alguien le dispara a él, comprobando Bourne que se trata de Heather.

Bourne le dice que se vaya como si nunca hubiera estado allí. Ella le pide que no vaya tras el Activo, pues ahora puede elegir.

Este trata de escabullirse entre la gente, y tras acabar con un SWAT roba uno de sus coches blindados, haciéndose Bourne con otro coche con el que lo sigue.

Valiéndose de la solidez de su coche el activo conduce sin miramientos y sin que puedan pararlo ni policías ni el tráfico, llegando a destrozar decenas de coches mientras Bourne debe aprovecharse de su habilidad.

Consigue sorprenderlo y ponerse ante él, aunque su coche es arrastrado, logrando deshacerse de él antes de ser empotrado, continuando la persecución en un parking.

Cuando sale, se encuentra un control policial, pero los arrolla igual que a los demás.

Finalmente consigue lanzar su coche desde lo alto sobre el todoterreno del activo, que se queda sin visibilidad, por lo que acaba colándose en el casino Riviera con el coche, del que se baja exhibiendo su armamento y huye a pie perseguido por Bourne cuando consigue recuperarse tras haber caído su coche desde lo alto, consiguiendo sorprender al Activo y desarmarlo, golpeándolo duramente.

Pero el Activo es también muy fuerte, siendo una pelea muy dura, estando a punto de acabar con él con una correa alrededor del cuello, aunque será Bourne quien finalmente lo mate a él.

Kalloor sale del hospital tras recuperarse de su herida, negándose a hablar para televisión, aunque dice que hablará con las autoridades.

Heather es recibida por el presidente de Inteligencia Nacional, Russell, que lamenta que la forma de actuar de Dewey llamara la atención sobre ellos poniendo en peligro Iron Hand, señalando ella que Kalloor no ha revelado aun nada sobre ellos y cree que hay estrategias que pueden usar, pues Dewey estaba en el pasado y gente como Kalloor están forjando el futuro.

Heather se postula como directora de la CIA, y le asegura que hará que regrese Bourne, pues se ganó su confianza, aunque si no puede atraerlo tendrán que eliminarlo.

Tras esa reunión se reúne con Bourne en un parque, llevándole una copia de la estrella de su padre en el monumento de Langley.

Le dice que siente lo que le pasó y cómo le trataron, pero que los que lo hicieron ya no están y las cosas están cambiando en la agencia y sabiendo que es un patriota le pide que vuelva a la agencia para ayudar a su país, aunque él le dice que tiene que pensarlo.

Cuando Heather regresa a su coche, ve que tiene allí un aparato y en él grabada la conversación con el presidente de Inteligencia, incluida la parte en la que dice que si no convence a Bourne de que regrese habría que eliminarlo.

Calificación: 2