Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Kill Bill. Volume 2
Kill Bill. Volume 2

Kill Bill. Volume 2 (2004) * USA

          También conocida como:
                    - "Kill Bill. La venganza. Volumen 2" (Hispanoamérica)

Duración: 136 Min.

Música: The RZA y Robert Rodríguez

Fotografía: Robert Richardson

Guión y Dirección: Quentin Tarantino

Intérpretes: Uma Thurman (La Novia / Mamba negra / Beatrix Kiddo), David Carradine (Bill / Encantador de Serpientes), Gordon Liu (Pai Mei / Johnny Mo), Daryl Hannah (Elle Driver / Crótalo de California), Michael Madsen (Budd / Crótalo Cornudo), Michael Parks (Esteban Vihaio), Bo Svenson (Reverendo Harmony), Samuel L. Jackson (Rufus), Perla Haney-Jardine (B.B.), Chris Nelson (Tommy Plympton), Jeannie Epper (Sra. Harmony), Claire Smithies (Clarita), Helen Kim (Karen).

Mientras conduce un coche, la Novia recuerda que cuando Bill le disparó parecía muerta, y aunque no lo estaba pasó 4 años en coma, causando al despertar una oleada de muerte y destrucción, y tras haber matado a un montón de personas recuerda que le queda una más hacia la que se dirige, y cuando acabe con él tendrá que matar a Bill.

Capítulo Seis. Masacre en Two Pines

La masacre que tuvo lugar en la capilla de Two Pines se convirtió en leyenda.

Esta no se produjo durante una boda, sino durante el ensayo de esta, que los novios realizan vestidos con los trajes que llevarán durante la ceremonia.

Comentan que ella carece de familiares, por lo que por su parte acuden solo tres amigos, siendo el resto de invitados familiares del novio

La Novia afirma que está mareada debido a su avanzado estado de gestación y que debe salir para tomar el aire, comprobando al salir que en la puerta de la capilla está Bill tocando la flauta, y que afirma es la novia más guapa que ha visto nunca.

Ella le pregunta si se va a a portar bien, a lo que él dice que procurará ser amable

Le pregunta por Tommy, su novio, contándole que tiene una tienda de discos de segunda mano en El Paso y que ella trabaja con él.

Le pregunta si prefiere esa vida a ir por el mundo matando y conseguir muchísimo dinero.

Cuando sale Tommy, ella le dice que Bill es su padre. Este le pregunta si no saben que da mala suerte que el novio vea el vestido de la novia antes de la boda, a lo que le responde que querían aprovecharlo y que se lo pusiera más de una vez, proponiéndole Tommy cenar juntos esa noche.

Antes de seguir con el ensayo Bill le dice que no le debe nada y que puede elegir vivir su vida como prefiera.

Ella se pone el velo y lo besa antes de reanudar los ensayos, momento en que se acercan cuatro personas más a la capilla que, tras sacar sus armas acaban con todos los invitados.

Bill visita a su hermano Budd en Arizona, al que, hace años que no ve, y cuyas relaciones se cortaron tras discutir, contándole que Mamba Negra acabó con O-Ren Ishii y con todos sus guardaespaldas valiéndose para ello de la catana que le hizo Hattori Hanzo, preguntándole si él ha seguido entrenando con la espada, a lo que él le responde negativamente, diciendo que vendió su catana de Hanzo en el Paso por 250 dólares.

Budd trabaja de matón en un bar de strip-tease y vive en una caravana, y Bill le dice que debe dejarse ayudar, pues ella irá a matarlo, asegurando Budd que ella se merece la venganza y ellos morir.

Capitulo Siete. La solitaria tumba de Paula Schultz

Por la noche Budd acude al club en que trabaja, siendo recriminado por Larry, su jefe, por llegar tarde, alegando este que no era necesaria su presencia, ya que el club está vacío, decidiendo Larry dejarlo varios días sin trabajo y sin sueldo, debiendo además antes de irse a su caravana, debiendo además limpiar los servicios que se habían quedado atascados.

De vuelta a su caravana parece presentir algo, aunque no se ve nada. La novia, que esperaba su llegada está oculta baja la misma, saliendo cuando lo oye a él cantar dentro, esperando sorprenderlo con la catana, aunque cuando abre la puerta de la misma será ella la sorprendida recibiendo un disparo de sal gorda en el pecho que la deja por unos instantes sin respiración, aprovechando ese momento de indefensión para inyectarle un sedante.

Llama tras ello a Elle Driver a la que le dice que acaba de coger a la Novia, ofreciéndole la catana de Hatori Hanzo de esta por 1 millón de dólares, aceptando el trato por Elle solo si le asegura que la Novia sufrirá hasta su último aliento.

Cuando pasado el efecto del sedante, la Novia despierta ve que está atada y que Budd la arrastra hasta una tumba donde pone Paula Schultz, que excava un amigo de Budd.

Cuando va a cogerla para meterla en el ataúd, ella se resiste, amenazándola Budd con rociar sus ojos con un espray de pimienta, aunque si deja de resistirse la enterrará igualmente, aunque permitiéndole que tenga una linterna en el ataúd.

Una vez en este clavan la tapa, notando cómo lanzan la tierra sobre ella tras ser arrastrada y lanzada a la tumba sin que sus esfuerzos sirvan de nada.

Capítulo Ocho. La cruel tutela de Pai Mei

Recuerda entonces una historia que le contó Bill a la luz de una hoguera, referida al sacerdote jefe del Loto Blanco, Pai Mei, el cual, se cruzó en una ocasión con un monje shaolín e inclinó levemente la cabeza en señal de saludo, saludo que no le fue devuelto por este, por lo que Pai Mei acudió a la mañana siguiente al templo shaolín, exigiéndole al superior del monje el cuello de este.

Al serle denegada, se produjo una masacre en la que murieron los 60 monjes, naciendo la leyenda de Pai Mei y su técnica de los 5 puntos de presión que hacen estallar el corazón, el golpe más letal de todas las artes marciales, consistente en golpear solo con la yema de los dedos en cinco puntos diferentes del cuerpo, tras lo cual, el golpeado se marcha, aunque tras dar cinco pasos le explota el corazón.

Ella le pregunta si le enseñó la técnica, asegurando él que nunca la enseña, aunque le aconseja que obedezca cualquier orden que le dé Pai Mei.

Al día siguiente Bill habla con Pai Mei y a su regreso, ensangrentado y con evidentes signos de lucha le dice que la aceptará como discípula.

Antes de irle le pide que recuerde que no debe mostrarse sarcástica ni impertinente al menos durante un primer año, pues odia a los blancos, aborrece a los americanos y desprecia a las mujeres.

Pai Mei se muestra despectivo respecto a su dominio del mandarín, preguntándole por sus conocimientos de artes marciales, diciéndole ella que domina los estilos del tigre y de la grulla y es experta en el arte de la espada samurái.

Le pide que coja una espada y que intente darle un solo golpe, mostrándole él que sus habilidades con la espada son para él las de una aficionada, no sirviendo de nada sus conocimientos de kung fu frente a la habilidad del maestro.

Entre las habilidades de este estaba la de atravesar una madera con sus puños, algo que ella, pese a su duro entrenamiento jamás consiguió, siendo siempre su mano la dañada sin hacer mella en la madera.

Bajo la tierra, en el ataúd y tras reflexionar deja de golpear inútilmente el ataúd, para, moviendo las piernas conseguir quitarse el cinturón que las ata y las botas, acercando una de ellas, en la que tiene una navaja escondida hasta sus manos, consiguiendo con paciencia y habilidad cortar las ligaduras, para, una vez con las manos libres practicar las enseñanzas de Pai Mei, golpeando con su puño la tapa, hiriéndose la mano, pero consiguiendo finalmente atravesar la tapa y salir a la superficie.

Tras tomar aire, y aun cubierta de tierra se acerca hasta un bar donde pide un vaso de agua al alucinado camarero.

Capítulo Nueve. Elle y yo

La Novia, aun manchada por la arena de su tumba camina a través de las montañas hasta un lugar desde el que puede observar la llegada de Elle, cargada con un maletín hasta la caravana de Budd.

Él le cuenta lo que hizo con su enemiga, lo que él llama un entierro texano.

Le pregunta tras ello cómo se siente al saber que desapareció su enemiga, pues, le dice que el mayor asesino de los ancianos es la jubilación, pues mientras tienen un objetivo en la vida hacen lo imposible por vivir, y a los guerreros les ocurre lo mismo.

Elle dice que siente alivio y aflicción, aunque siente más pesar que alivio.

Budd abre la maleta y observa feliz el dinero, aunque cuando comienza a sacarlo, de pronto una mamba negra se abalanza sobre él y le muerde, explicándole Elle mientras Budd permanece paralizado, que su veneno causa parálisis y mata a una persona en 4 horas si muerde en un tobillo o en la mano, pero si muerde en la cara lo hará en solo 20 minutos.

Le dice además que se siente afligida por el hecho de que la mejor guerrera que ha conocido falleciera a manos de un paleto traidor, pues se merecía algo más.

Elle vuelve a recoger el dinero, hablando entretanto con Bill al que le da la noticia de la muerte de su hermano debido a que se le coló una mamba negra en la caravana, informándole además de que puede acudir a depositar un ramo de flores en la tumba de Paula Schultz, en Barstow, que es donde está enterrada Beatrix Kiddo.

Le dice que en cuatro horas estará con él, disponiéndose a marcharse cuando, al abrir la puerta Beatrix se abalanza sobre ella, comenzando una dura pelea entre ambas, tratando Elle de valerse de la catana de la propia Beatrix.

La pelea es intensa, y cuando Elle parece que va a ganar la pelea y va a recoger la catana de Beatrix esta descubre la de Budd, que mintió al decir que la había vendido.

Antes del enfrentamiento final Beatrix le pregunta qué le dijo a Pai Mei para que este le arrancara un ojo, contándole ella que lo llamó miserable viejo bobo.

Pero le cuenta que tras ello se vengó de él envenenando sus cabezas de pescado y acabando con él, asegurando que ahora acabará con ella con su propia catana.

Pelean catana contra catana, logrando Beatrix con su mano arrancarle el otro ojo, que revienta pisándolo con su pie descalzo antes de marcharse dejándola sola en la caravana llorando y amenazándola, mientras la mamba negra sigue allí.

Último Capítulo. Cara a cara

Beatrix viaja a México para ver a Esteban Vihaio, un proxeneta amigo de la madre de Bill y que fue para este como un padre y que regentó durante más de 50 años un burdel en Acuña y gobernaba la ciudad a través de su ejército, conocido como los Chicos de Acuña formado por los hijos de las prostitutas que trabajaban para él.

Ahora, con 80 años, y ya retirado, espera que le informe dónde está Bill.

Vihaio la recibe amablemente y le muestra que sabe quién es, diciendo que él no le hubiera disparado en la cabeza y solo le habría cortado la cara.

Le pregunta dónde está Bill y él le dice que está en Villa Cuatro, afirmando que le dibujará un mapa porque Bill quiere que la ayude porque desea volver a verla.

Con sus indicaciones llega hasta el lugar indicado, donde tratará de sorprender a Bill y acabar con él, aunque cuando irrumpe en la habitación blandiendo una pistola se encuentra con una niña pequeña apuntándole a ella con una pistola de juguete que le dice "alto, mami", tras lo cual aprieta el gatillo.

A su lado Bill, con otra pistola de juguete dice, "nos ha dado, B.B.", tras lo cual se tiran ambos al suelo como si cayeran muertos.

Siguiendo el juego, B.B., inmune a las balas se levanta y vuelve a dispararle, aunque Beatrix no reacciona y solo puede llorar al comprender de pronto que B.B. es su hija que creía muerta, reaccionando finalmente y lanzándose al suelo como si la hubiera matado con su pistola de juguete.

La niña se acerca entonces a ella y le dice: "mami, no te mueras, solo estaba jugando", ante lo que Beatrix sonríe antes de abrazarla mientras llora.

Bill le explica que le contó que su mami estaba dormida, pero que algún día despertaría y volvería a por ella.

Bill le cuenta que B.B. ya ha descubierto la muerte debido a que pisó a su pez, contándole que él quería también a su mamá, igual que ella a su pez, y que, al igual que ella le hizo daño disparándole, aunque se sintió triste tras hacerlo.

Bill las deja a las dos en la cama de ella viendo un video sobre kung fu, hasta que la niña se duerme, yendo tras ello a ver a Bill, que está examinando su catana.

Bill le sugiere que su enfrentamiento se realice esa noche en su playa privada aprovechando la luna llena.

Pero Beatrix trata de coger la catana, impidiéndoselo Bill al disparar y amenazar con dispararle a la rodilla si no se tranquiliza, tras lo cual le dice que quiere antes de enfrentarse, hacerle algunas preguntas, aunque, como duda de su sinceridad le dispara un dardo a la rodilla, que le dice contiene el suero de la verdad.

Bill la compara con Superman. Este es superhéroe siempre, aunque se disfraza de humano, y ella es una asesina nata y no podrá huir de sí misma.

Le pregunta si de verdad creía que su vida en El Paso funcionaría, respondiendo que no, pero que tendría a B.B., tras lo cual le pregunta si disfrutó matando a todas las víctimas que dejó en el camino hasta llegar a él, respondiendo afirmativamente.

Le pregunta tras ello por qué lo abandonó con su bebé.

Ella le recuerda que durante la última misión que le encomendó, la de matar a Lisa Wong, se encontró mal y vomitó en el avión, lo que le hizo pensar que podía estar embarazada.

Alguien del entorno de Lisa la vio durante el viaje, por lo que esta envió, a su vez a una asesina a su hotel justo cuando ella acababa de confirmar con el test de embarazo que, en efecto estaba preñada.

La asesina no logra sorprenderla, aunque llega un momento en que ambas mujeres se apuntan la una a la otra con sus armas, contándole entonces Beatrix que acaba de comprobar que está embarazada y que, aunque es la mujer más letal del mundo, tiene miedo por su bebé, pidiendo que lo compruebe examinando su tira de embarazo y asegurándole que si se marcha ella hará lo mismo y se olvidará de Lisa, consiguiendo así que la asesina se marche sin dispararle.

Bill le pregunta por qué no se lo dijo, diciéndole ella que porque él se la habría querido quedar y habría vivido en un mundo que no quería que conociera.

Bille le dice que, como no regresó pensó que Lisa Wong, u otra persona habrían acabado con ella y lloró su muerte tres meses y a los tres meses la encontró cuando no la buscaba a ella, sino a sus asesinos, descubriendo entonces que, no solo no estaba muerta, sino que se iba a casar y que estaba embarazada.

Tras la charla él le dice que tienen un asunto pendiente y saca su catana, respondiendo ella a su ataque, peleándose hasta que ella le golpea con sus dedos, comprendiendo él que Pai Mei le enseñó la técnica de los 5 puntos para hacer explotar el corazón, aunque nunca se lo contó a él.

Bill se levanta y camina, sabiendo que va a morir, como de hecho sucede, tras caminar cinco pasos.

Cumplida su venganza, Beatrix se lleva a su hija

A la mañana siguiente

Beatrix llora nerviosamente tirada en el suelo del baño antes de salir a la habitación donde su hija ve dibujos animados, uniéndose a ella.

La leona se ha reunido con su cachorro y todo está bien en la selva.

Calificación: 3