Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

La entrega
La entrega (The drop)

The drop (2014) * USA

Duración: 106 min.

Música: Marco Beltrami

Fotografía: Nicolas Karakatsanis

Guión: Dennis Lehane (Relato corto "Animal Rescue" de Dennis Lehane)

Dirección: Michaël R. Roskam

Intérpretes: Tom Hardy (Bob), Noomi Rapace (Nadia), James Gandolfini (Marv), Matthias Schoenaerts (Eric Deeds), John Ortiz (Detective Torres), Elizabeth Rodriguez (Detective Romsey), Michael Aronov (Chovka), Morgan Spector (Andre), James Frecheville (Fitz).

Bob Saginowski cuenta que hay sitios que pasan desapercibidos en su barrio y donde ocurren cosas que la gente tiene prohibido ver.

El bar "Cousin Marv´s", donde él trabaja es uno de esos lugares de Brooklyn donde el dinero cambia de mano durante toda la noche.

El dinero de la mafia no puede llevarse a un banco, pero debe llevarse a algún sitio, lugar al que llaman "bar caja", un bar de Brooklyn que los jefes escogen al azar cada noche para que sea la caja fuerte de toda la ciudad, sin que ni siquiera sus propietarios sepan si van a serlo ni cuándo.

En el bar del primo Marv, donde Bob trabaja atiende a un grupo de amigos que beben mientras ven el baloncesto, invitándolos Bob a una ronda ante los recelos de Marv al que Bob le explica que es por el aniversario de la muerte de un amigo, señalándole Marv que de aquello pasaron ya 10 años y deben pasar página.

Le regaña además por permitir que siga sirviendo a una vieja que baja allí cada noche pese a deber cerca de 140 dólares, pidiéndole además que retire la decoración navideña, pues están ya a 27 de diciembre.

Como cada noche cierra y regresa a su casa, yendo a la mañana siguiente, como cada día a misa.

Su rutina se rompe cuando una de las noches antes de llegar a su casa escucha unos extraños ruidos que descubre provienen de un cubo de basura, en el que observa, al abrirlo, hay un cachorro, decidiendo sacarlo de allí, siendo descubierto por la dueña de la casa que le pregunta qué hace con su basura, contándole él que ha encontrado a un cachorro herido, saliendo recelosa la muchacha que le pregunta su nombre y le pide su identificación, enviando sus datos por el móvil a 4 personas antes de hacerle entrar en su casa con el cachorro, al que observan alguien le dio una paliza, señalando la mujer que es un pitbull y no un bóxer como pensaba él.

Tras curarle ella le dice que necesita algunas cosas para cuidarlo, asegurando él que no puede hacerse cargo de él y que prefiere entregarlo, haciéndole ver Nadia, la muchacha, que si lo hace lo llevarán a la perrera y podría quedárselo cualquiera, ante lo que le pide que se lo queda ella, asegurando que no puede hacerlo porque trabaja de noche un montón de horas, pidiéndole él que se lo quede unos días, pues necesita pensarlo, ya que es demasiada responsabilidad, prometiéndole que volverá en el fin de semana.

Una vez en el bar le pregunta a Marv si conoce a Nadia, hablándole de la responsabilidad de cuidar un perro, lo que a su jefe le parece una nimiedad.

Fuera del bar, lleno esa noche, dos tipos en un coche discuten sobre cómo actuar, señalando uno de ellos que deberían llevarse todo, respondiendo el otro que su contacto quiere ver que son de fiar y le ha indicado que deben ir por partes y comprobar cómo reaccionan los camareros.

Y algo más tarde, y cuando están cerrando el bar y Marv cuenta el dinero entran los dos individuos armados y con máscaras exigiendo que les entreguen el dinero, enfrentándose Marv a ellos preguntándoles si saben lo que están haciendo y de quién es el dinero que quieren robar, aunque finalmente debe entregárselo.

Y cuando se marchan, se acuerdan de Randy, al que encuentran fuera herido en el suelo, por lo que deben llamar a una ambulancia, acudiendo al llamarla también la policía, a cuyo mando está el inspector Torres que reconoce a Bob, al que ve cada mañana en misa y al que le cuenta cuando es interrogado por los atracadores, contándole que observó que uno de ellos llevaba un reloj estropeado.

Torres le habla de la iglesia, que le han dicho va a cerrar, lamentándolo porque hacían la misa seria sin abrazos ni canciones y le pregunta por qué nunca comulga, a lo que Bob le responde que es asunto suyo.

Cuando finalmente se marchan la ambulancia y la policía Marv le regaña por haber contado lo del reloj, señalando que les robaron algo más de 5.000 dólares, aunque al menos no se llevaron el sobre, lo que tranquiliza a Bob, pero no a Marv que le replica que no están bien en absoluto, pues los dueños querrán recuperar su dinero.

Cuando vuelve a la iglesia se fija en San Roque, y al ver a su perro se acuerda de que debe ir a recoger al pitbull.

Va a casa de Nadia y lo recoge, aunque regresa enseguida para decirle a Nadia que nunca ha tenido un perro y no sabe qué hacer.

Ella lo acompaña hasta a una tienda de animales donde compran una correa, comederos, y un libro sobre cómo cuidarlos, haciendo una etiqueta con el nombre del perro que decide llamar Rocco, aunque dudaba si llamarlo Mike.

Cuando poco después la deja en su casa los observa un tipo desde un coche.

Al día siguiente, y mientras él y Marv retiran la nieve de la entrada del bar llegan varios chechenos, entre ellos Chovka, dueño del bar, que abre la puerta de una furgoneta, mostrándole a un tipo amordazado con un pide atravesado, y al que dos tipos torturan.

Ler pregunta tras ello a Marv y a Bob qué han hecho para recuperar el dinero de su padre, diciendo ellos que hicieron correr la voz por el barrio, pidiéndoles que encuentren su dinero, diciéndole Marv cuando se marchan que si lo encontraran significaría que sabrían quién lo hizo y que estaban involucrados.

Torres habla con la Detective Romsey, de grandes crímenes para saber si están tras del checheno, asegurándole ella que no pierden tiempo por alguien tan pequeño.

Marv está en casa, con su hermana y parece preocupado, saliendo poco después para hablar con uno de los atracadores, que le dice que el dinero lo tiene su hermano al que dice no le ha hablado de él, diciéndole Marv que lo avise para que se deshaga de su reloj roto, regañándole por haber pegado tan fuerte a Randy, lo que les obligó a avisar a la ambulancia y conllevó la presencia de la policía, preguntándole el muchacho por el siguiente paso y su atraco a un bar caja de verdad.

Bob sale con a pasear a Rocco al que trata de enseñarle a sentarse sin éxito, apareciendo entonces Nadia que está corriendo, contándole ella que pasada la Navidad le redujeron un turno y le propone que la contrate para cuidar de Rocco mientras trabaja él.

Dottie, la hermana de Marv le recuerda a este que deben pagar la residencia de su padre, pues de lo contrario lo llevarán a un sitio peor, diciendo ella que quizá debe pasar ya a otra vida, diciéndole él que haga lo que desee, pues según el electro está vivo, y que al acariciarlo él notó su sangre, pero que aceptará la decisión de ella si decide desconectarlo de las máquinas.

Unos días después Bob le muestra a Nadia sus progresos con el perro, que ya le obedece, apareciendo poco después un tipo que dice que tiene un perro muy bonito y que le dice que debe darle bien de comer.

Unos días después llaman a su puerta y se encuentran con el tipo del parque que le pide que le deje entrar y le pregunta dónde está el perro, que le dice que es suyo, pues todos los perros tienen un chip y le muestra el papel que le acredita como dueño de Rocco, señalándole él que no es su perro, porque le pegó, afirmando entonces el tipo que dirá a la policía que lo hizo él, preguntándole Bob qué desea, pero el tipo lo único que hace es coger uno de sus paraguas y se marcha, pese a que hace sol.

Un día de lluvia y mientras toma algo en un bar con Nadia, observa unas heridas de su cuello, señalando ella que es la única persona que conoce que no le preguntó a los 5 minutos por sus heridas, contándole que se lo hizo con un pelador de patatas porque no le gustaba cómo era.

En el bar Marv le cuenta que tiene la sensación de que le siguen, y que puede que el tío del perro también lo esté siguiendo a él y cuando salen más tarde a colocar los cubos de basura, observando Bob que en la verja hay una bolsa de basura colgada que le dice a Marv debe mirar, diciendo este que no quiere verla, aunque finalmente le muestra que hay billetes manchados de sangre junto a un brazo con un reloj parado.

Bob reacciona envolviendo el brazo como si de un trozo de carne se tratara, preguntándole Marv si sabe qué habría pasado si no hubiera mencionado lo del reloj.

Y mientras hablan aparece en el bar el tipo del perro, al que Marv echa, porque el bar está cerrado, diciéndole a Bob mientras sale que dé recuerdos a Nadie y que la cosa bien cuando se raje.

Cuando se marcha Marv le explica que ese tipo es Eric Deeds, el hombre que va presumiendo de haber matado a Richie Whelan, al que llamaban "Glory days", el cual pasó mucho tiempo encerrado con problemas mentales, por lo que le sugiere que tenga cuidado con él.

Marv se queda lavando el dinero para quitarle la sangre mientras Bob se lleva el brazo en su bolsa de deportes junto con un hueso de goma con el que juega Rocco, tirando el brazo al río.

Y mientras está allí con Rocco aparece Torres para explicarle que aun no consiguió nada, preguntándole si conocía a Whelan, contando él que sus amigos estuvieron brindando unos días antes en el bar en el aniversario de su desaparición, apuntando el policía que fue en su bar donde se le vio por última vez, y luego apareció su coche calcinado.

Cuando regresa a su casa encuentra a Nadia esperando en la puerta, afirmando que había ido para darle a Rocco su paseo, pues pensaba que él trabajaba, preguntándole Bob si conoce a Eric, respondiendo ella que vagamente, diciéndole él que por la forma en que habló de ella parecía que había algo más entre ellos, sintiéndose Nadia incómoda por lo que enfadada se marcha.

Poco después le comenta a Marv que no entiende por qué Nadia se puso así tan solo por una pregunta, presentándose en el bar de nuevo los chechenos, entregándole a Chovka un sobre con el dinero recuperado, diciéndoles este que el suyo será el bar caja la noche de la Super Bowl.

El detective Torres interroga a uno de los amigos del desaparecido Whelan, el cual no le informa de nada nuevo, recordando que Whelan salió del bar para comprarle hierba a Deeds y a otro camello y no regresó, no estando dispuesto a decir nada contra Marv o su bar, ya que es allí donde va a tomarse sus copas.

Una noche, cuando Bob regresa a su casa encuentra a Nadia en la puerta esperándolo y le pide perdón por la forma de marcharse el día anterior, asegurando Bob que le da igual si conoce a Eric, y que solo preguntó porque el modo en que le envió recuerdos daba e entender que le importaba, contándole también que dijo que Rocco era suyo y que el chip que llevaba lo demostraba.

Una vez dentro, Nadia le cuenta que Eric fue su novio y que al principio era muy buena persona pese a lo que se cuenta de él, aunque al final todo se torció y que ella creía que como hacía mucho que no lo veía creía que se había ido.

Bob le dice que no tiene que explicarle nada, pues todos tienen un pasado, contándole ella mientras toman una cerveza que cuentan que Eric mató al llamado "Glory Days".

Nadia le pregunta por el primo Marv, diciéndole que oyó que no es el dueño del bar, y que este es de unos mafiosos, preguntándole por qué trabaja allí, contándole Bob que Marv es primo suyo de verdad y que cuando eran jóvenes tuvieron una banda hasta que llegó otra banda de malos a la ciudad y se acobardaron.

Marv va a buscar al atracador de su bar, que al principio es reacio a subirse a su coche, haciéndolo solo tras dejarle claro que no se fía de él y que tiene un arma, contándole que la última vez que vieron a su hermano con vida se subió a un coche.

Marv le explica que el mejor modo de vengar a su hermano es dar el golpe en su bar el día de la Super Bowl, lo que le puede reportar hasta un millón, a lo que é le dice que es un suicidio negándose a repetirlo, mostrándose Marv comprensivo y asegurándole que le pagará su parte, pero que debe no contarle a nadie el plan y ayudarle a esconderse varios días.

Y cuando el muchacho baja Marv le pide que cierre bien su maletero, aprovechando ese momento para lanzar el coche contra él, tras lo que abandona el coche allí mismo junto al cadáver cogiendo otro.

Tras acompañar a Nadia de regreso a su casa y dejarla en la misma cuando ella parecía esperar algo más, él regresa a su casa descubriendo que está allí el paraguas.

Eric se toma una pizza en un bar cuando entra Marv y lo invita a una cerveza, preguntándole por su animadversión hacia su primo Bob, diciéndole que le va a proponer una cosa que les irá muy bien a los dos.

El Detective Torres vuelve a verse con Romsey, que le permite ver el informe psiquiátrico de Deeds.

Y este se encuentra a Bob en su puerta y le pide 10.000 dólares para el día siguiente a cambio del perro, y como Bob no parece dispuesto a cumplirlo le dice que irá a un juez y que cuando recupere al perro se olvidará de darle de comer varios días y cuando empiece a protestar le dará una paliza.

Boo acude tras ello a casa de sus primos echando en cara a Marv que no le coja el teléfono, diciéndole este que a pesar de ser la Super Bowl no irá a trabajar porque se encuentra mal, pidiéndole que contrate camareros por horas.

Marv recuerda amargamente que el bar lleva su nombre porque fue suyo, pidiéndole Bob que se olvide de que se lo quitaron a lo que Marv responde que al menos él no ha desperdiciado su vida y una vez tuvo algo y entonces lo respetaban y temían.

Bob le pregunta entonces si está haciendo algo desesperado de nuevo, algo que no podrán limpiar, a lo que Marv le responde que está enfermo y lo echa.

Ese día, tras acudir a misa y antes de ir a trabajar busca un dinero que tiene escondido en su casa.

Por su parte Deeds se cuela en casa de Nadia, "Didi" para él, que cuando llega se asusta y le pide que se marche, pues no es ya su pareja, aunque él se pone violento y le dice que la va a llevar a un sitio esa noche y le pide que se ponga guapa.

Mientras Bob se hace cargo de un bar lleno, Marv prepara unos plásticos en su casa, viendo el primero que entre los clientes del bar están Deeds y Nadia, a los que vigila mientras empieza a llegar el dinero a la caja.

Eric se acerca a la barra y pide bebida para él y para Nadia, recordándole Bob que le estuvo esperando esa mañana, pareciendo aquel haber olvidado que había quedado en ir a por los 10.000 dólares, diciéndole que tiene allí el dinero y que quiere el papel con el microchip.

Le pregunta tras ello qué hace Nadia allí y Eric le dice que es su chica.

Recibe entonces Eric una llamada realizada por Marv, que, forrado ya de plástico su maletero. se enfada al enterarse de que está ya en el bar, pues era mejor que esperara a las 2 como le dijo, y le pide que no beba mucho, pues todo será muy fácil, ya que Bob está asustado y le obedecerá ya que cree que le va a matar por su perro.

Cuando Eric acude al servicio Nadia se acerca a la barra y Bob le pregunta si está con él, respondiendo ella que no, y le pregunta qué le ha dicho él, aunque no puede responderle, al llegar él, que vuelve a decirle a Bob que es su chica, aunque Bob observa la incomodidad de ella.

Marv sale con su coche hasta una calle cercana al bar, mientras Eric sala a la calle a fumar, observando Nadia que lleva una pistola, contándoselo a Bob, al que le asegura que ella no quería estar allí.

Cuando regresa Eric Bob le entrega los 10.000 dólares, que le dice que prefiere mirar la caja fuerte, que sabe que salta a las 2 y que tiene 90 segundos para cerrarla antes de que salten dos alarmas silenciosas, ante lo que Bob dice que le dará los 10.000, pero nada más, ante lo que Eric coge a Nadia y le pregunta cuánto da por ella.

Le pregunta tras ello por Marv, contándole Bob que Marv tuvo problemas 10 años atrás con las cartas, cuando era prestamista, teniendo entre sus deudores a un chaval que le debía mucha pasta que no podría pagar y el cual ganó de pronto, y de forma inesperada 22.000 dólares en el casino.

El muchacho pagó su deuda, pero Marv, que robaba de sus propios fondos decidió que había que matar al chico para que nadie supiera que le había pagado, y que fue él mismo, Bob quien mató a ese chico pegándole dos tiros en la cara y apuñalándolo tras ello en el corazón para que se desangrara rápidamente, tras lo que lo metió en un depósito de aceite con aceite y lejía.

Le pregunta tras ello a Eric si sabe cómo se llamaba aquel chico, afirmando este que no lo sabe y urgiéndole a que abra la caja, pues son ya las 2, diciéndole Bob entonces que el muerto era Richie Whelan, al que llamaban "Glory days", afirmando Eric que fue él quien lo mató mientras echa mano a su arma, momento en que Bob saca la suya y le dispara, dándole luego un segundo disparo y acabando con él tras lo que le echa en cara todos sus defectos como maltratador de mujeres o de perros.

Le dice tras ello a Nadia que los tipos como Eric siempre vuelven le pagues lo que le pagues, pues siempre piensan que les siguen debiendo algo.

Ella, horrorizada le dice "le has matado", y él le responde "así es, iba a hacerle daño a nuestro perro".

Nadia le pregunta entonces si puede marcharse, y cuando él le dice que sí, ella le pregunta si va a dejar que se vaya a lo que él responde afirmativamente, asegurándole que nadie volverá a hacerle daño nunca, diciendo ella antes de marcharse que no contará nada, respondiéndole él que lo sabe, y cuando ella le dice que Eric era de su gente, él le asegura que no es como ellos.

Cuando Marv ve salir a la chica llama a Deeds, cogiendo Bob el teléfono, aunque sin decir nada, no diciendo nada tampoco Marv que comprende lo ocurrido.

Bob recibe a los chechenos a los que le cuenta lo sucedido, mientras sus hombres se hacen cargo del cadáver, diciéndole que Deeds estaba solo, algo que no cree Chovka, que le dice que Marv deseaba jubilarse y le había propuesto que le dejase en su lugar a él, diciéndole que ahora pasará a ser el bar de Bob.

Marv ve cómo un hombre se dirige a su coche y le dispara.

El Detective Torres acude al bar y le dice a Bob que siente lo de su primo, diciendo Bob que le dijeron que fue víctima de un atraco, afirmando el policía que fue una ejecución.

Le pregunta tras ello si irá a la última misa de su iglesia antes de preguntarle por Eric Deeds, que dice que fue visto por última vez en su bar igual que Whelan, asegurándole que Deeds no pudo ser el asesino, pues la noche en que mataron a Whelan, Deeds estaba en un psiquiátrico.

Y antes de marcharse Torres se acerca a Bob y le dice al oído: "nadie te ve venir, ¿verdad Bob?".

Unos días después Bob sale con Rocco a pasear y se acerca a casa de Nadia, a la que le dice que cuando se fue del bar la noche del suceso ella le dijo, aunque sin decirlo, "déjame" y le pide que si es así que se lo diga, asegurándole que si lo hace no volverá a verlo, ante lo que ella le responde que va a coger su chaqueta para acompañarlo en su paseo, sonriendo Bob mientras la espera con Rocco.

Calificación: 3