Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

La gran familia española

España (2013) *

          También conocida como:
                    - "Una final de familia" (Hispanoamérica)

Duración: 101 min.

Música: Josh Rouse

Fotografía: Juan Carlos Gómez

Guión y Dirección: Daniel Sánchez Arévalo

Intérpretes: Antonio de la Torre (Adán), Quim Gutiérrez (Caleb), Verónica Echegui (Cris), Patrick Criado (Efraín), Miquel Fernández (Daniel), Roberto Álamo (Benjamín), Sandra Martín (Mónica), Arancha Martí (Carla), Héctor Colomé (padre), Sandy Gilberte (Fran), Pilar Castro (Madre de las mellizas).

Un niño, Efraín, lee una redacción en el colegio en el que cuenta la historia de su familia, en la que recuerda que la primera vez que su padre tuvo una cita con su madre fueron a ver "Siete novias para siete hermanos", que desde ese momento fue su película favorita, tomando la decisión de, al igual que los protagonistas de aquella, tener 7 hijos.

No llegaron a tener 7, y se quedaron en 5 a los que les pusieron los nombres de los protagonistas: Adán, Benjamín, Caleb, Daniel y Efrain.

Algunos años más tarde Adán tuvo una hija y la llamaron Fran para seguir con el orden alfabético.

Pero la gran historia de amor acabó mal, pues su madre los abandonó. Y ellos trataron de olvidarla viendo de nuevo la película mientras comían las croquetas que aun les quedaban de su madre, pero no lo disfrutaron igual.

Dispuesto a continuar la labor iniciada por su padre y contribuir a crear la gran familia española, le pide a Carla, otra niña de su clase que se case con él, estando dispuesto a esperar hasta los 18 años para hacerlo, aceptando ella el compromiso.

8 años después, llegados los 18, todo está preparado para la celebración de la boda, que tendrá lugar el mismo día en que toda España se prepara para ver la final de la copa mundial de fútbol de Sudáfrica.

Todos los hermanos acuden al aeropuerto a recoger a Caleb, que llega desde Kenia, donde ha pasado dos años trabajando como médico, habiendo llegado a salir en la portada del dominical de El País Semanal donde lo califican como "el doctor masai"

Conducirá la furgoneta en que van a buscarlo Adán, el mayor, pese a que toma antidepresivos desde que se separó.

Durante el camino le hacen ver a Efraín que va a cometer una locura casándose tan pronto, pero él dice que es de otra generación, de los que no están resignados pensando que España caerá en algún momento, pues él cree que España será capaz de ganar a cualquiera y que él es capaz de casarse y conseguir que le salga bien.

Y para que todos puedan disfrutar de la victoria de España colocarán una pantalla gigante durante el catering.

Y de pronto, y del camión de delante sale volando una madera que atraviesa el cristal de la furgoneta, salvando su vida por centímetros y, aunque no les ocurre nada, ellos lo interpretan como una señal.

Durante la comida deciden someter a votación la presencia de su madre en la boda, y aunque todos votan a favor de que asista, votan en contra de que vaya la mujer de su padre, al ver el dolor que le causaría su presencia al amenazar con no acudir él a la boda si lo hace ella.

Finalmente celebrarán la boda en su finca, acudiendo todos los hermanos, como si de granjeros se tratara, con tirantes, y Fran con la camiseta de la selección, realizando los familiares un baile antes de la ceremonia, siendo Carla, la novia, la última en aparecer, vestida de blanco pese a estar en un avanzado estado de gestación.

Antes de la intervención de la juez, Carla se dispone a leer un escrito que ha preparado para la ocasión, dándose cuenta de que lo había perdido, por lo que saldrá Mónica, su hermana melliza en su lugar para recitarla ya que se lo sabe de memoria.

Y cuando la juez comienza a leer los artículos del Código Civil de pronto el padre de Efraín sufre un ataque al corazón, debiendo paralizarse la ceremonia.

Cris informa a Caleb, que será quien como médico lo atienda, de que su padre llevaba varios días con la tensión muy alta.

Su padre le solicita que no lo lleven al hospital, pues quiere estar con ellos.

Pese a lo ocurrido Efraín se niega a aplazar la boda, pidiendo a sus invitados que disfruten del catering y de la pantalla con la final, aunque cuando habla con Carla no se muestra tan firme y le dice que a lo mejor deben hacer caso a las señales: el partido, el accidente con la furgoneta y la enfermedad de su padre.

Cris, cansada de disimular, le pide a Daniel que hable con Caleb, y Daniel, que esperaba pedirle su mano ese mismo día, para lo que había llevado el anillo con el que su padre pidió la mano de su madre, se da cuenta de que lo perdió.

Adán aprovecha la interrupción para acercarse hasta su casa, encontrándose en la furgoneta con su hermano Benjamín, un joven retrasado que se niega a bajar, pues le dice que él no puede conducir solo al estar tomando antidepresivos.

Y no solo no consigue librarse de su presencia, sino que además debe tranquilizarlo al encontrarlo asustado por miedo a perder a su padre contándole un cuento, uniéndose poco después a ellos Fran, que decide ir también con ellos al creer que su padre está triste debido a un dibujo que hizo de un equipo de fútbol en el que lo dibujó a él en el banquillo por su depresión.

Mientras atiende a su padre Caleb habla con Cris y le pregunta si leyó su e-Mail, y ella le dice que no lo hizo, pues fue el único que le envió en dos años, confesándole que está saliendo con su hermano Daniel.

Efraín le pregunta a Carla si durante todos esos años le han gustado otros hombres, descubriendo que hubo hasta 7, incluyendo entre ellos a uno al que llaman Harry Potter, por el que dice, estuvo a punto de dejarlo durante el viaje de fin de curso, lo que indigna especialmente a Efraín, ya que dicho viaje fue tan solo dos meses antes.

Mientras hablan aparece Mónica borracha, que se sube al trampolín, tratando Efraín de obligarla a bajar, aunque es ella quien tira de él cayendo los dos al agua un momento después de decirle que a ella no le gusta el Harry Potter, sino él.

Daniel habla con Caleb para preguntarle si volverá a marcharse, ante lo que este, esperando que le confiese la verdad le dice que todo depende de Cris, sin que Daniel le diga nada pese a que Caleb le pregunta si encontró ya a la madre de su hijo.

Ya solo, Caleb encuentra el anillo que perdió su hermano, y rabioso se da un cabezazo contra un espejo, siendo visto por Cris

Adán trata entretanto de aprovechar que todos están en la finca para reventar la caja fuerte de su padre a martillazos, siendo finalmente descubierto por Fran y por Benjamín, que le dice que no puede robar a su padre, pues ello supone robar también a sus hermanos, aunque Adán le dice que solo desea tomarlo prestado, lamentándose de que pese a ser el mayor es incapaz de cuidar de su familia, confiando Fran que con el dinero podrá recuperar a su madre.

Y viendo que no alberga malas intenciones, Benjamín le da la combinación de la caja fuerte, formada por la fecha de nacimiento de los hermanos, lo que le lleva a plantearse porqué su padre le confió la combinación a Benjamín y a él no.

Para ayudar a Adán, Benjamín y Fran preparan una coartada, rompiendo cristales y tirando cosas para simular un robo.

Mientras Efraín preparaba su redacción Mónica se acercó a él y le dijo que lamentaba lo ocurrido a sus padres asegurándole que ella no se casaría nunca, pues todos los matrimonios acaban mal, ante lo que Efraín borró su nombre y escribió el de Carla.

Daniel habla con Cris. Le dice que le iba a pedir ese día que se casara con él, pero al verla con Caleb se dio cuenta de que seguía enamorada de él.

Efraín está fuera solo meditando cuando se acerca Mónica a él con un puro. Él le pregunta por lo que antes le dijo en la piscina y acaban besándose.

Daniel por su parte acepta la oferta de una prima de poder tocar sus pechos recién operados, yendo con ella a las cuadras donde Caleb evita que se acueste con ella.

Solo entonces Daniel le dice que ha dejado a Cris, pese a que no le había contado que salía con ella, pues prefiere quedarse sin Cris a sentir que lo está traicionando a él.

Caleb le muestra entonces que encontró el anillo y lo tira, pidiéndole que vaya a buscarlo como si fuera un perro, ante lo que Daniel estalla lanzándose contra él y derribándolo, aunque no llega a pegarle, pese a que Caleb le pide que lo haga.

Los interrumpe la llegada de Adán y Benjamín, queriendo el primero hablar con todos.

Entretanto Efraín le cuenta a Carla, tras plantearle que quizá deban aplazar la boda que a en ocasiones se siente excitado por Mónica, confesándole que se besó con ella.

Adán les enseña a sus hermanos unas fotos que encontró en su casa en las que aparece su madre con otro hombre por el que, probablemente abandonó a su padre, planteándose que, ya que en las fotos aparece embarazada, quizá Efraín sea hijo suyo, ya que tras tener cuatro hijos seguidos el siguiente nació 15 años después.

Y esa noticia tan sorprendente, se dan cuenta de que no lo es para Benjamín, que conoce a ese hombre, que se llama Julio, con el que dice, hace muchas cosas.

La conversación se ve interrumpida por la llegada de un Efraín que, lloroso, les cuenta que Carla y él lo han dejado.

El árbitro pita el final del partido, con empate. Y mientras esperan la prórroga, todos los invitados se quedan atónitos cuando aparece Carla, con una tripa simulada en la mano, descubriendo que su embarazo era falso, y les anuncia que no se va a casar.

Va tras ello a hablar con su familia, mientras Efraín lo hace con la suya.

Ambos se asombran cuando sus familias les dicen que no hubiera sido necesario simular el embarazo, pues no hubieran puesto objeciones a su boda.

Por otra parte tanto Efraín como Mónica reconocen que se sienten mutuamente atraídos, aunque e él también le gusta Carla, y Mónica no desea hacerle daño a esta. Pero desde que eran niños pasaron juntos sus vacaciones de verano como si de un verdadero trío se tratara y eso hace que se sientan confusos

Deben reconocer además que nunca se acostaron porque querían esperar al día de la boda como hicieron sus padres y porque Carla tenía miedo.

Tras la charla, y al final de la primera parte de la prórroga Efraín y Carla vuelven a hablar. Ella le dice que aunque no se hayan casado pueden hacer que sea un día bonito, pues no desea que el primero en acostarse con ella sea otro, por lo que le pide que le espere en la cama.

Entretanto ella va a ver a Mónica y le muestra la redacción de niño de Efraín que conservaba enmarcada, y donde puede apreciar que antes del de Carla era Mónica el nombre escrito, siendo Mónica y no Carla quien aparezca en la habitación.

Caleb entretanto habla con Daniel y le dice que no ha hecho nada malo y le da la gracia por haber cuidado de todos durante esos dos años.

Por su parte Cris habla también con Daniel, ante el que reconoce que quería a Caleb y que siempre lo querrá, pero que con quien desea casarse es con él, estando segura de que no encontrará un padre mejor padre para sus hijos.

Finalmente llega el gol de España y estalla la alegría colectiva.

Daniel, salta de alegría ante el asombro de Cris, que ve interrumpida una conversación tan seria. Él se lanza entonces a la piscina, donde encuentra el anillo que tiró Caleb, y le pide a Cris que se case con él, lanzándose ella también a la piscina y aceptando.

Carla entra en la habitación y lo celebran juntos Efraín, Mónica y ella.

Hasta el padre despierta. Aunque Caleb les dice que le queda poco tiempo de vida, por lo que deciden arroparlo y estar junto a él durante el tiempo que le quede.

Cris decide finalmente leer el correo de Caleb. En él que le cuenta cómo ha echado de menos tener a alguien con quien compartir sus éxitos y tristezas.

Le dice también que decidió marcharse y alejarse de todos tras descubrir un hecho que hizo que cambiara su concepto de familia.

Le cuenta que cuando un par de años antes ingresaron a su padre por una infamación testicular descubrió que este era estéril y que por tanto no era su verdadero padre ni el de ninguno de sus hermanos, por lo que fue a pedirle explicaciones a su madre.

Se enteró así de que cuando se casaron, y por más que lo intentaron no conseguían que ella se quedara embarazada, por lo que se hizo pruebas de fertilidad que demostraron que ella no tenía problemas.

Dispuesta a hace realidad el deseo de su marido, un día se fue al Eurobuilding, recién inaugurado, donde había un congreso internacional sobre transporte marítimo y allí se acostó con un extranjero, naciendo así Adán.

La historia se repitió varias veces, habiendo comprendido tras dos años en la distancia de África que lo que su madre había hecho fueron cinco actos de amor y generosidad, aunque no pudo evitar enamorarse del padre de Efraín, el último de sus amantes.

Le pide que no les cuente nada a sus hermanos, los cuales rodean a su padre, que, finalmente le da a Adán la combinación de apertura de la caja fuerte, viendo juntos una vez más "Siete novias para siete hermanos".

Calificación: 2