Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

La invasión de los ultracuerpos


Invasion of the body snatchers (1978) * USA

          También conocida como:
                    - "Los usurpadores de cuerpos" (Argentina, México)
                    - "La invasión de los exhumadores" (Perú)

Duración: 115 min.

Música: Denny Zeitlin

Fotografía: Michael Chapman

Guión: W.D. Richter (N: Jack Finney)

Dirección: Philip Kaufman

Intérpretes: Donald Sutherland, Brooke Adams, Jeff Goldblum, Veronica Cartwright, Leonard Nimoy, Art Hindle, Lelia Goldoni, Kevin McCarthy, Don Siegel, Tom Luddy.

Elizabeth Driscoll, trabajadora del Departamento de Sanidad de San Francisco y Geoffrey, su marido, dentista, forman una pareja normal hasta que ella comienza a notar en él un extraño comportamiento que le lleva a pensar que él no es la misma persona, y así se lo dice a su compañero y amigo Matthew Bennell, que le sugiere que hable con David Kibner, un prestigioso siquiatra, el cual le resta importancia, y le sugiere que el problema tal vez esté en ella, que de forma inconsciente busca alguna extraña excusa para dejar a su marido.

Pero los signos en la ciudad comienzan a ser inquietantes. Cuando van en coche un hombre se lanza contra su parabrisas gritando que están allí y le persiguen, viéndole morir poco después, rodeado por la multitud.

Cuando Jack Bellicec y su esposa Nancy descubren un cuerpo igual al de él cubierto de pelo blanco, que no es un cadáver, sino que se va transformando en Jack cuando este se duerme, llaman a Matthew, que, asustado acude a casa de Elizabeth a tiempo de rescatarla tras descubrir que está a punto de transformarse en un clon. La lleva a casa de Jack y llaman a Kibner que se muestra muy escéptico.

Matthew comienza a sospechar de unas extrañas plantas que han proliferado en la ciudad, y Elizabeth decide analizarlas.

Pero Kibner, que es uno de los extraños seres, les visita esa noche, y cuando se duermen las plantas comienzan a apoderarse de sus cuerpos. Lograrán despertarse y evitarlo, pero ni siquiera pueden recurrir a la policía, pues ellos mismos son ya seres extraños y deberán huir al ver su casa rodeada.

Jack distrae a los invasores mientras Matthew y Elizabeth huyen, debiendo hacerse pasar por ellos para que no les descubran.

Pero no lo lograrán. Una reacción de ella hace que sean descubiertos, debiendo esconderse en los laboratorios de sanidad desde donde ven a una multitud que se dirige a un almacén del que recogen unas enormes vainas.

Descubiertos por Kibner, Geoffrey y Jack, ya transformados tratan de convencerles de lo placentero de su estado, en el que no sufren ni odian, aunque tampoco aman. Tras ello les inyectan un somnífero, pese a lo que consiguen huir y encontrar a Nancy, que vive haciéndose pasar por un invasor y huyen en un camión que les lleva hasta el lugar donde se cultivan las extrañas vainas. Planean huir en barco. Pero descubren que este es cargado también con vainas.

Elizabeth no puede resistir y en un momento que se queda sola se duerme y se transforma en uno de ellos.

Matthew llega entonces hasta el invernadero donde cultivan las vainas y provoca un enorme incendio.

Unos días más tarde Matthew vuelve a encontrar a Nancy, que parece que es la única que ha conseguido, a base de simular ser uno de ellos, sobrevivir a los extraños seres. Se alegra mucho de encontrar a Matthew, aunque descubre demasiado tarde que este es ya uno de ellos.

Calificación: 3