Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

La joven de la perla


Girl whit a pearl earring (2003) * Gran Bretaña / Luxemburgo

          También conocida como:
                    - "La chica con arete de perla" (Hispanoamérica)

Duración: 99 Min.

Música: Alexandre Desplat

Fotografía: Eduardo Serra

Guión: Olivia Hetreed (N.: Tracy Chevalier)

Dirección: Peter Webber

Intérpretes: Scarlett Johansson (Griet), Colin Firth (Johannes Vermeer), Tom Wilkinson (Pieter van Ruijven), Cillian Murphy (Pieter), Judy Parfitt (Maria Thins), Essie Davis (Catharina Bolnes), Alakina Mann (Cornelia), Joanna Scanlan (Tanneke).

1665. Delft, Holanda. A sus 17 años Griet, se ve obligada a trabajar como criada en casa del pintor Johannes Vermeer debido a los problemas económicos de su familia cuando su padre pierde la vista.

A sus tareas habituales en casa del pintar se añadirá la de la limpieza del estudio del pintor.

Acude también a realizar la compra, conociendo así a Pieter, hijo del carnicero de la familia, que de inmediato se queda prendado de ella.

El pintor es poco prolífico, lo que hace que en ocasiones, entre un cuadro y otro la familia pase por problemas económicos, debiendo vender en ocasiones las joyas de su esposa.

Peter Van Ruijven, el mecenas de la familia se fija de inmediato en la belleza de Griet cuando esta acude a su casa para invitarlo a un doble acontecimiento, el nacimiento de un nuevo hijo de Vermmeer y la presentación de su nuevo cuadro.

Durante su visita, Van Ruijven le muestra a Griet uno de los cuadros de su patrón en que sale el propio mecenas junto a una bella joven, que pronto le contarán a Griet que acabó embarazada de Van Ruijven.

El cuadro que presenta a Van Ruijven es un retrato de Emily, la esposa de este.

Pocos días después, y mientras Griet limpia los cristales de la ventana del estudio es vista por Vermmeer, que decide inmortalizar dicha escena en su nuevo cuadro.

María Thins, suegra de Vermmeer, y encargada de la administración de la casa se siente feliz al ver que en esa ocasión decidió realizar un nuevo cuadro sin esperar tanto como otras veces, lo que les permitirá no tener que pasar tantos apuros económicos.

Además de inspirar su nuevo cuadro, el pintor observa en Griet cierta sensibilidad hacia la pintura, por lo que no se dedicará ya solo a la limpieza, sino que le encarga además que le mezcle los colores, además de encargarle compras de pintura a espaldas de su esposa.

Incluso aceptará su sugerencia cuando le cambia el decorado apartando una silla que él había colocado en la escena.

Entretanto comienza a salir con Pieter, el hijo del carnicero, enamorado de ella.

La esposa del pintor comienza a sospechar de la estrecha relación de su marido con Griet, acusándola a esta cuando desaparece una de sus peinetas, que encontrará escondida en la cama de su hija Cornelia, celosa de la relación de su padre con Griet.

Con Catharina, la esposa de Vermmeer de nuevo embarazada, Maria Thins invita a Van Ruijven a fin de convencerle de que encargue a su yerno un nuevo cuadro, proponiéndole que el nuevo sea un cuadro de grupo.

A él le parece bien, aunque sugiere que pose Griet junto a él, haciendo así que los rumores empiezan a correr, ante la preocupación de Pieter.

Pero Vermeer consigue llegar a un acuerdo para que no tenga que posar con Van Ruijven, prometiéndole a este que la pintará sola y que el cuadro lo colgará en su gabinete. Siendo aceptado el trato por Maria, aunque pedirá que lo haga sin decirle nada a Catharina, para no disgustarla durante su embarazo.

Y un día Van Ruijven se presenta en casa del pintor e intenta violarla, logrando escapar de sus abusos gracias a la llegada de Catharina.

Vermmeer trata de convencerla para que pose con los pendientes de perla de su mujer y, con la connivencia de la madre de esta accede a ponérselos, debiendo previamente agujerearse la oreja.

Tras el posado Griet corre a buscar a Pieter y, excitada por lo ocurrido hace el amor con este, que le pide que deje la casa del pintor y que se case con él.

Cornelia, siempre al acecho de Griet ve cómo esta devuelve a su abuela los pendientes de su madre, y le cuenta todo a esta, que monta una escena de celos, y, celosa de la relación de Griet con su marido decide despedirla tras estar a punto de destruir el cuadro.

Algún tiempo después recibe un paquete, que comprobará que contiene los dos pendientes de perla con los que posó.

Calificación: 3