Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

La ley del deseo

España (1986)

Duración: 100 min.

Música: Bernardo Bonezzi

Fotografía: Ángel Luis Fernández

Guión y Dirección: Pedro Almodóvar

Intérpretes: Eusebio Poncela (Pablo Quintero), Carmen Maura (Tina), Antonio Banderas (Antonio Benítez), Miguel Molina (Juan Bermúdez), Helga Liné (Madre de Antonio), Manuela Velasco (Ada), Nacho Martínez (Doctor Martín), Fernando Guillén (Inspector), Fernando Guillén Cuervo (Policía), Bibiana Fernández (Madre.de Ada).

Convertido en director de moda, Pablo Quintero acude al estreno de su última película, donde todos le felicitan, aunque con quien más le apetece celebrarlo es con Juan, el joven del que está enamorado, aunque no le corresponda. Con él tendrá un último encuentro antes de que este se marche durante unos meses.

Pablo tiene una hermana, Tina, que cuando era pequeña era un niño, Tino, que iba al Ramiro de Maeztu, y que un día, ya de mayor se cuela en el colegio para ir a la capilla y recordar su adolescencia, encontrándose de nuevo con el padre Constantino, que fue su director espiritual y uno de los hombres de su vida, el cual le pide que huya de sus recuerdos como él huyó.

Tina, que compartió su vida con una modelo y con su hija Ada de 10 años, se quedó con la niña a la que cuida como una hija desde que su madre se marchó.

Pablo recibe una fría postal de Juan, y decide escribir él mismo la carta que le gustaría recibir enviándosela para que él solo la tenga que firmar.

Un día se acerca a Pablo un joven, Antonio, que afirma ser admirador suyo, y que lo acompaña a su casa, donde, acaba acostándose con él.

Y al día siguiente lee la carta que le envió Juan y se siente decepcionado al ver que tiene novio, por lo que le deja una nota acusándolo de ser un cerdo, pese a lo cual volverá a verlo, mostrándose celoso y posesivo, pidiéndole que le escriba mientras va a su pueblo a ver a su madre, poniendo en el remite un nombre de mujer para que su madre no sospeche nada.

Entretanto Pablo decide darle un papel a su hermana en su siguiente obra, lo que esta agradece de forma muy especial, triunfando gracias a él como actriz, junto a Ada, recibiendo en el camerino la visita de la madre de esta, llegada desde Milán, que manifiesta su deseo de llevarse a la niña, aunque cuando esta se niega a hacerlo tampoco insiste en hacerlo.

Tras el triunfo de la función Tina y Ada van a celebrarlo con Pablo. Es verano y el calor es sofocante, por lo que Tina pide a un limpiador que la refresque con su manguera.

Su hermano le dice que va a escribir el próximo papel de su película para ella, y basada en su vida, a lo que ella se niega.

Antonio lo llama desde el pueblo y le pide que vaya a verlo, ante lo que Pablo le contesta que sigue enamorado de Juan y que será a él a quien vaya a ver, esperando aprovechar la visita para hacer localizaciones para su siguiente película.

Celoso, Antonio se acerca con su moto hasta el chiringuito en el que trabaja Juan. Le explica que es amigo de Pablo y que le ha enviado este para decirle que no acudirá a verlo y que no le quiere ya, pues está enamorado de él.

Trata tras ello de seducir a Juan aunque como este lo rechaza trata de forzarlo, peleándose, hasta que acaba por lanzarlo por el acantilado hasta el mar. Al día siguiente quema la camisa de diseño que llevaba, igual a la de Pablo, ya que durante la pelea perdió un bolsillo.

Cuando lo visita Pablo, tras enterarse de la muerte de Juan, no niega el asesinato, ante lo que este, horrorizado se marcha tras morder a Antonio cuando este trataba de besarlo.

Poco después Pablo sufre un accidente mientras lo perseguía la guardia civil, al impedirle las lágrimas ver un árbol, debiendo ser ingresado y perdiendo la memoria.

Tina acude a su casa tratando de eliminar cualquier pista que pudiera relacionar a su hermano con el asesinato, aunque cuando llega ya están allí dos policías que, tras comparar las cartas enviadas a Antonio por Laura P., que la madre de aquel les entregó, con el guión basado en la vida de Tina, llegan a la conclusión de que Tina es Laura P., ya que tanto las cartas como el guión salieron de la misma máquina.

En el hospital, y tratando de hacerle recuperar la memoria, Tina le recuerda a Pablo su vida, desde que sus padres se separaron cuando la madre descubrió que su marido mantenía relaciones sexuales con su hijo Tino. Pablo se quedó con su madre y Tino se fue con su padre a Marruecos, donde vivió con él hasta que la abandonó por otra mujer, pese a que por él se había cambiado de sexo, no pudiendo amar a nadie desde entonces.

Se reencontraron en el funeral de su madre, quedándose juntos a partir de ese momento.

Cuando Pablo recupera la memoria la policía trata de interrogarlo, informando su abogado a la policía que ha descubierto que Antonio compró una camisa igual que la de Pablo, señalando los policías al oír hablar de Antonio Benítez que es muy amigo de Tina, y como esta le había contado que tenía un nuevo novio teme que este pueda hacerle algo y la llama contándole que Antonio asesinó a Juan, por lo que le pide que salgan de casa.

Para poder hacerlo, Tina le cuenta a Antonio que Pablo se ha suicidado y que debe acudir al hospital, y aunque en principio este se lo cree luego piensa que no se pudo lanzar por la ventana con la escayola de la pierna.

Pablo corre a su casa con la policía, comprobando que Antonio tiene retenida y atada a Tina, pidiendo que suba Pablo solo a cambio de soltarla a ella. Lo hacen y Pablo accede a acostarse con él a cambio de que se entregue tras ello.

Pero en vez de hacerlo, tras acostarse con Pablo, Antonio se suicida ante el estupor de aquel que reacciona lanzando su máquina de escribir por la ventana, mientras los policías suben a su casa.

Calificación: 3