Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

La mujer del cuadro

The woman in the window (1944) * USA

Duración: 99 min.

Música: Arthur Lange

Fotografía: Milton Krasner

Guión: Nunnally Johnson (N.: J. H. Wallis)

Dirección: Fritz Lang

Intérpretes: Edward G. Robinson (Richard Wanley), Joan Bennett (Alice Reed), Raymond Massey (Frank Lalor), Edmund Breon (Dr. Michael Barkstane), Dan Duryea (Heidt / Tim), Thomas E. Jackson (Inspector Jackson), Dorothy Peterson (Señora Wanley), Arthur Loft (Claude Mazard / Frank Howard / Charlie).

Richard Wanley es un profesor de filosofía felizmente casado que espera la próxima titularidad de su departamento mientras su esposa e hijos parten de vacaciones. Richard se siente ya mayor y ni sueña con aprovechar esa libertad. Se limitará a leer y a salir con sus fieles amigos.

Pero la primera noche, tras salir de su club donde estuvo leyendo observa el retrato de una bella mujer tras un escaparate. Y entonces la modelo, Alice Reed, se le acerca y entabla conversación con él, y, en contra de su natural tendencia decide invitarla, a una copa y después la acompaña hasta su casa, donde ella le enseña otros bocetos.

Pero una vez allí, y de forma inesperada aparece un hombre que, creyendo que Richard es el amante de Alice se abalanza sobre él, estando a punto de matarlo, lo que consigue evitar clavándole unas tijeras en la espalda.

Asustado por su acción, y temiendo que le acusen de asesinato decide junto con la muchacha ocultar el cadáver y borrar cualquier posible huella, descubriendo que el asesinado es el potentado Claude Mazard.

El encargado de la investigación será su amigo Frank, fiscal del distrito, lo cual le ayuda a conocer cómo va la investigación, enterándose de ese modo de que la policía posee, a través de las huellas del asesino sus características personales, así como una muestra de su sangre que se dejó en un alambre de espino.

Pese a ello no se siente demasiado amenazado hasta que aparece Heidt, el guardaespaldas de Mazard, un delincuente que trata de chantajearles exigiendo a Alice 5.000 dólares.

Sabedores de que el chantajista siempre estará detrás de ellos exigiendo cada vez más dinero, deciden acabar con él tratando de envenenarlo con un medicamento que simula un ataque al corazón.

Desesperado por la espiral en que se ha visto envuelto, Richard decide suicidarse, no llegando a enterarse de que el chantajista fue abatido por la policía al ser sorprendido a la salida de la casa de Alice, llevando además el reloj del muerto, que le quitó a Alice, por lo que es considerado el asesino.

Mientras agoniza alguien le llama. Es el conserje de su club que le recuerda que son las diez y media. Se da cuenta entonces de que todo fue una pesadilla y respira aliviado.

Calificación: 4