Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Las ventajas de ser un marginado
Las ventajas de ser un marginado

The perks of being a wallflower (2012) * USA

          También conocida como:
                    - "Las ventajas de ser invisible" (Hispanoamérica)

Duración: 102 min.

Música: Michael Brook

Fotografía: Andrew Dunn

Guión: Stephen Chbosky (N.: Stephen Chbosky)

Dirección: Stephen Chbosky

Intérpretes: Logan Lerman (Charlie), Emma Watson (Sam), Ezra Miller (Patrick), Mae Whitman (Mary Elizabeh), Paul Rudd (Sr. Anderson), Kate Walsh (Madre de Charlie), Dylan McDermott (Padre de Charlie), Melanie Lynskey (Tía Helen), Nina Dobrev (Candace), Johnny Simons (Brad), Joan Cusack (Dra. Burton), Nicholas Braun (Derek el "Coleta"), Reece Thompson (Craig), Tom Savini (Señor Callahan), Adam Hagenbuch (Bob), Erin Wilhelmi (Alice), Zane Holtz (Chris).

Pittsburgh, principios de los 90. Charlie se prepara para afrontar su primer día de instituto escribiendo una carta a su "amigo desconocido" la noche anterior, decidiendo adoptar la estrategia de imaginarse cómo será el último día de clase cuando termine el instituto.

Aunque es más fácil pensarlo que vivirlo, trata durante todo el día de pasar desapercibido, si bien le es imposible hacer amigos, y a la hora de comer no encuentra a nadie que le admita en su grupo, ni su hermana Candace que come con los miembros del Club de la Tierra, a la que pertenecen ella y su novio, Derek "el Coleta" y donde solo pueden estar los veteranos, ni Susan, una antigua compañera del colegio que ahora ya no le quiere como amigo allí en el instituto, ni Brad, antiguo compañero del equipo de fútbol de su hermano, por lo que debe comer solo.

En su clase de pretecnología, un compañero de último curso, Patrick, imita al profesor para hacer reír a los novatos, siendo sorprendido por el profesor.

Tenía ilusión por ir a la clase de Literatura Avanzada, esperando encontrarse allí con los chicos más listos del Instituto, aunque allí también se meten con él, si bien el profesor Anderson se fija en que es inteligente y sabe las respuestas a las preguntas que hace aunque no levanta la mano, diciéndole al final de la clase que debe aprender a participar y trata de animarlo diciéndole que si consigue hacer un amigo el primer día todo irá bien, aunque él le dice que si el único amigo que consigue hacer es el profesor de Literatura su situación es deprimente, viendo de hecho cómo al salir de clase unos veteranos le cogen su libro de "Matar a un ruiseñor" y se lo rompen.

En su carta escribe y señala que el instituto es peor que el colegio, aunque tratará de disimular con sus padres, lamentando no poder hablar con su tía Helen, que piensa que sería la única persona capaz de entenderle.

Durante la cena, a la que va el novio de su hermana él simula que todo ha ido bien, regalándole su hermana una cinta que le había grabado Derek, pues le regala una cada semana y no la quiere, pudiendo así escuchar buena música.

Las cosas no le irán mejor los días siguientes, pues es objeto de una novatada por parte de sus compañeros de clase de literatura y sigue comiendo solo.

Una noche acude a ver el partido de fútbol del equipo del instituto en el que, hasta que se fue a la Universidad de Pennsylvania, jugaba su hermano, y en el que juega Brad, fijándose en que cerca de donde está sentado está Patrick, y al verlo se pone cerca de él y lo saluda, recordándole este de su clase de Pretecnología, y preguntándole por su trabajo, un reloj, diciéndole Charlie que le está ayudando su padre.

Patrick lo invita a sentarse con él, dándole las gracias por no llamarle nada.

Poco después llega una chica, Sam, que se une a ellos, invitándolo a que vaya con ellos luego a un restaurante, adonde van también los jugadores, viendo cómo otros compañeros se meten con Patrick.

Sam le pregunta por su grupo preferido, que él señala es "The Smiths", que a ella también le gustan, tras lo que le preguntan qué le gustaría ser, respondiendo él que escritor, animándolo ellos a que escriba sobre ellos, señalando Charlie que los ve muy felices, por lo que les pregunta cuánto tiempo llevan saliendo, respondiéndole Sam que no son pareja, sino hermanastros, invitándolos a la cena.

Cuando llega a su casa escucha una discusión entre su hermana y Derek, viendo cómo este la abofetea, por lo que trata de ir a defenderla siendo detenido por Candace, a la que ve cómo luego lo besa para despedirse.

Le dice luego que fue ella quien lo provocó y que nunca le había pegado ni volverá a hacerlo, recordando él entonces que igual que los novios de su tía Helen, pidiéndole ella que no cuente nada a sus padres.

Durante el baile de bienvenida, Charlie se fija en Patrick y en Sam, que salen a bailar al escuchar la canción que dicen hacen en su sala de estar, llamando la atención entre el resto de sus compañeros.

Finalmente se anima a acercarse a ellos entrando en la pista bailando torpemente Por fin se atreve a acercarse a la pista para tratar de unirse a ellos, que lo acogen cariñosamente bailando los tres juntos, e invitándolo a una fiesta que se celebra en casa de su amigo Bob, llena de estudiantes que beben y fuman, y donde Patrick le presenta a sus amigas, la gótica Alice, Mary Elizabeth la punk y budista y el porrero Bob, el dueño de la casa, observando que está también Brad Hays, lo que extraña a Charlie, pues no pensaba que fuera a estar allí un chico tan popular.

Bob le ofrece a Charlie un brownie sin advertirle que dentro lleva droga, con lo que se desinhibe para risa de todos, acudiendo Sam a su rescate tras darse cuenta de que es su primer colocón, contándole él que nunca se había emborrachado porque el padre de Michael, su mejor amigo era un borracho y él lo odiaba, contándole que Michael se pegó un tiro en mayo, dándose cuenta ella de su dolor y de su carencia de amigos.

Buscando el baño, Charlie abre la puerta de una habitación en la que está Patrick con Brad besándose, por lo que Patrick le pide que no diga nada, pues para Brad sería demasiado duro que se supiera su orientación sexual, viéndose obligados por ello a mantener su relación en secreto.

Poco después, cuando Sam le cuenta a Patrick el secreto de Charlie este llama a todos sus amigos y brindan por él, porque ve cosas y las entiende, dándoles la bienvenida a la "isla de los inadaptados", diciéndole que creían que no les quedaba nadie guay por conocer.

De vuelta a su casa en el coche, escuchan una canción que desconocían y que les encanta, pidiendo Sam a Patrick que vaya por el túnel, saliendo ella al exterior, donde se pone de pie con los brazos abiertos, mientras el viento le da en la cara, observándola Charlie fascinado, viviendo un momento mágico.

Vuelve a escribir a su amigo después de un tiempo ya plenamente integrado en el grupo, escuchando las baladas que le pasa Sam pese a que son muy cursis, y también profundiza en su relación con el señor Anderson, que le presta novelas clásicas sobre las que hace trabajados y que no son para clase, hablando con él de literatura, pues él también escribe y llegó a estrenar una obra en Nueva York.

Le encanta el momento de las comidas con sus amigos en que trabajan en el fancine de Mary Elizabeth sobre "The Rocky horror picture show", mientras que Elizabeth quiere dirigir cine y roba vaqueros en el centro comercial pese a que su familia es rica.

Sufre por Patrick, que tiene que vivir su amor en secreto desde que en tercero comenzó a salir con Brad los fines de semana, aunque este siempre se emborrachaba para luego decir el lunes que estaba tan borracho que no se acordaba de nada, finalmente le dijo que lo quería, pero que su padre lo iba a matar y que iba a ir al infierno, pero no le importaba llevarlo en secreto, porque al menos ahora Brad no tenía que emborracharse.

Él lo entiende porque le gusta Sam, aunque su hermana le cuenta que cuando estaba en primero los chicos de cursos superiores la emborrachaban, creándose mala fama, aunque a él no le importa y le graba una cinta de música para que sepa cómo se siente.

Su grupo de amigos trabaja haciendo una representación durante la proyección de "The Rocky Horror Picture Show", en un teatro local, divirtiéndose mucho con ellos.

Cercano el fin de su etapa en el instituto, Sam desea ir a la Universidad de Pennsylvania, aunque sus notas son muy bajas en el examen de acceso, por lo que Charlie le promete que le ayudará a estudiar para poder volver a intentarlo, y además le regala la cinta que le grabó.

Pero pese a todas sus atenciones, Sam solo lo ve como un amigo y empieza a salir con Craig, un chico que va a la universidad, y que mientras bailan quita la cinta que puso Charlie porque dice que es super deprimente y se la devuelve.

Habla con el profesor Anderson y le pregunta si sabe por qué personas que a él le parecen guays se equivocan al elegir con quién salir, diciéndole él que aceptamos el amor que creemos merecer, aunque puede intentar hacerle creer que se merece más.

Empieza a ayudarle con sus estudios hasta Navidad.

Entonces el señor Anderson le deja su libro personal que más le gustaba cuando era joven para que lo lea durante las vacaciones de Navidad.

Reciben también las notas de Pretecnología, llevando Charlie un gran trabajo, mientras que el de Patrick es penoso, pese a lo cual consigue un aprobado bajo al amenazar al profesor con que si lo suspende lo tendrá el semestre siguiente también.

Por su parte Sam consigue, gracias a la ayuda de Charlie sacar muy buenas notas.

Se reúnen para intercambiarse los regalos del amigo invisible, donde no está Craig, que tuvo que irse a Connecticut con su familia, tras lo cual deben tratar de adivinar quién fue el que hizo cada regalo.

Mary Elizabeth recibe unos vaqueros, por lo que adivina que se los regaló Alice, que, no obstante y para evitar suspicacias mete la factura.

A Patrick una harmónica, un juego de poesía magnética, un libro sobre Harvey Milk y una cinta con la canción "Asleep" grabada dos veces, que adivina le regaló Charlie.

Charlie recibe un traje que cree de Mary Elizabeth, pero que era de Patrick, porque está seguro de que algún día será un gran autor y estos utilizan trajes, poniéndoselo para estar con ellos.

Les hace además regalos extras a todos además de los invisibles, siendo el de Sam un vinilo con la canción "Something" de The Beatles, por lo que, agradecida, lleva a Charlie a su habitación para darle también ella un regalo en agradecimiento por su ayuda y debido a que no puede dárselo al día siguiente, que es el de su cumpleaños porque están fuera por ser Navidad, regalándole una máquina de escribir con una nota pidiéndole que escriba sobre ellos, lo que él promete hacer.

Durante unos días Sam no podrá ver a Craig, y le pregunta a Charlie si ha tenido novia alguna vez, reconociendo él que ni siquiera en primaria, y que nunca ha besado a una chica, ante lo que Sam le cuenta que la primera persona que la besó a ella, cuando tenía solo 11 años era el jefe de su padre, habiéndose acostado con chicos que la trataban como una mierda y se emborrachaba todo el tiempo, sintiéndose feliz de ver que ahora tiene una oportunidad de ir a la universidad.

Él recuerda que a su tía Helen le ocurría lo mismo, que los hombres la trataban mal y consiguió dar un giro a su vida, siendo su persona favorita hasta ese momento.

Sam le dice que ama a Craig, pero que quiere olvidarlo por un momento y asegurarse de que su primer beso sea de alguien le quiere de verdad, dándole ella ese primer beso mientras se abrazan.

Se despiden, ya que Sam tiene que ir con su padre, a pesar de que lo detesta, y Patrick con su madre, regalándole este por su cumpleaños su reloj de Pretecnología.

Durante la Navidad llega a casa desde la universidad su hermano mayor, Chris, celebrando con él y con el resto de su familia su cumpleaños, no pudiendo evitar recordar aquel cumpleaños de cuando era niño y su tía Helen salió a comprar su regalo.

Su hermano habla con él y le dice que está contento porque aunque no es un cerebrito como él jugará la final de la liga, Chris insiste en preguntarle si está bien, y más en un día como ese y con los recuerdos que le trae, respondiéndole él que ya no se imagina cosas y si las imagina sabe cómo pararlas, contándole también que piensa invitar a Sam a salir en Fin de Año.

Pero no tendrá la opción de hacerlo, viendo cómo en la fiesta ella está con Craig, tomando él pastillas para olvidarse, tras lo que sale a la calle y se dedica bajo los efectos de la droga a limpiar la nieve, siendo visto allí por Sam que lo rescata.

Pero cuando dan las 12 y empieza el nuevo año vuelve a salir a la calle y se tumba en la nieve, recordando la Navidad de cuando tenía solo 7 años y a su tía Helen, que tras decirle que ese sería su pequeño secreto salió para comprar su regalo de cumpleaños, siendo su coche embestido por un camión cuando regresaba con el regalo.

Encontrado inconsciente por la policía en el suelo a las 6 de la mañana, lo interrogan preguntándole si le presionaron sus amigos para que se drogara, preguntándole su madre si está viendo cosas otra vez.

Terminadas las vacaciones navideñas, Charlie regresa a clase vestido con el traje que le regalaron, lo que provoca que se burlen más de él.

En su siguiente representación de "The Rocky Horror Picture Show" ve a sus amigos preocupados porque Craig no aparece, por lo que le piden que represente él el papel de Rocky, debiendo vencer su timidez y salir en paños menores y toquetear a Sam, sintiendo una gran emoción por haber conseguido actuar y por el éxito y los aplausos.

Y a la salida Mary Elizabeth, lo sorprende invitándolo a ser su pareja en el baile de Sadie Hawkins, en que las chicas invitan a los chicos, siendo ella quien vaya a recogerlo a su casa, sintiéndose felices sus padres al verlo con una chica, haciéndoles fotos antes de ir al baile.

Pero una vez allí con quien va a hablar es con Sam, que está sola porque Craig no quiso ir a un baile de instituto, diciéndole él que si la quiere debería haber ido.

Y tras el baile Mary Elizabeth lo lleva a su casa, pues no están sus padres, sintiéndose él muy nervioso cuando ella le pregunta si le gusta y le pide que no se ponga nervioso cuando empieza a besarlo, aunque él se imagina que lo hace con Sam, mientras ella afirma que no puede creer que sea su novio sin atreverse él a negarlo, debiendo vestirse rápido antes de llegar a nada debido a que llegan los padres de ella.

En su carta escribe que todo fue mal, pues no quería salir con ella y se esforzó en quererla para no herir sus sentimientos y procuraba salir con otras personas y no enfadarse pese a su manía de ir de la mano incluso cuando les sudaban, y acabó cansado de tocarle las tetas, sobre todo porque no le dejaba elegir la música para esos momentos, y además criticaba los libros que le recomendaba el señor Anderson, pero lo peor era que le llamaba en cuando llegaba a casa del instituto, hablando y hablando sin dejar que la interrumpiera, por lo que acababa dejando el teléfono abandonado durante minutos mientras ella sigue hablando, sin escucharla.

Finalmente Charlie elije el peor momento para ser sincero, durante una sesión del juego "verdad o atrevimiento" cuando Patrick le pide que bese a la chica más guapa de la habitación y él, en vez de besar a Mary Elizabeth besa Sam haciendo que se enfaden ambas, explicándole Patrick que hubo movidas en el pasado entre las dos chicas por otros chicos y que es mejor que no regrese durante un tiempo al grupo.

Pasa dos semanas sin ver a sus amigos, volviendo a sentirse mal, recordando de nuevo a su tía Helen, y aunque llama a Mary Elizabeth para disculparse esta le pide que deje de llamar a todo el mundo y de ponerla en ridículo.

Un día Bob le cuenta que el padre de Brad pilló juntos a Patrick y a su hijo, viendo luego en el instituto a Brad con la cara marcada y besuqueándose con una chica, y aunque trata de acercarse a Patrick este le rechaza.

Luego en el comedor, y mientras come, solo de nuevo, ve cómo uno de los amigos de Brad le pone la zancadilla a Patrick, pidiéndole a Brad que dé la cara por él si no quiere que cuente cómo se hizo de verdad los moratones en la cara, contando Brad que se lo hicieron unos matones en un aparcamiento, preguntándole Patrick si era en el aparcamiento donde se reúnen los homosexuales, ante lo que Brad reacciona pidiéndole que se marche e insultándolo al llamarlo "Nada", como el resto de los alumnos, siguiendo una broma del profesor de Pretecnología, para luego, diciéndole Patrick que salude a su padre de su parte, ante lo que Brad le dice mientras ya se aleja: "como quieras, maricón", corriendo Patrick hasta él y dándole un puñetazo, tras lo que se enzarzan en una pelea, en la que acaban interviniendo los amigos de Brad, que sujetan a Patrick y lo golpean sin dejar que Sam, que es la única que corre en su ayuda pueda intervenir.

Al darse cuenta de lo que ocurre Charlie sale corriendo para ayudar a Patrick, perdiendo la noción de lo que hace viéndose de pronto los puños amoratados mientras los amigos de Brad están por los suelos mientras todos los alumnos lo miran en silencio, diciéndole a Brad que si vuelve a tocar a sus amigos le dejará ciego.

Llamados a dirección, Brad le da las gracias por pararlos, esperándolo Sam a la salida, aunque él le dice que aunque lo intenta no recuerda lo que hizo, diciéndole ella que salvó a su hermano, preguntándole él si le tiene miedo, pues todos le miran atemorizados, respondiendo ella que no, volviendo a ser amigos, y volviendo a hablar con Mary Elizabeth, que sale ya con otro chico, Peter, compañero de Craig en la universidad, diciéndole a Charlie que sabe que será duro para él, lo que él elegantemente admite, haciendo cicatrizar así sus heridas.

Patrick le pide que salga con él para entretenerse y se cuentan leyendas urbanas, y entre ellas le cuenta la historia de lo ocurrido con Brad cuando los sorprendió juntos en el sótano y le dio una paliza tremenda a su hijo, tras lo que acabó su relación, tratando de ser positivo y de pensar que ahora es libre para conocer al amor de su vida, dándole un beso a él y arrepintiéndose de inmediato, aunque Charlie no se ofende y sigue saliendo a menudo con él, empezando sus noches muy animado, aunque luego se viene abajo.

Sam recibe la carta de admisión de la universidad de Pensilvania, siendo a partir de ese momento el futuro de ellos el tema de conversación, siendo Alice admitida en la escuela de cine y Patrick en la universidad de Washington, organizando una broma de fin de curso pintando de rosa las herramientas del profesor de Pretecnología.

El último día de clase Charlie pregunta al Dr. Anderson si va a volver a Nueva York, respondiendo él que a su mujer y a él les gusta eso y que se le da mejor la enseñanza que la escritura, estando convencido de que él escribirá un libro algún día, diciéndole Charle que ha sido su mejor profesor y abrazándolo.

El curso acaba con la felicidad de sus amigos que se preparan para el baile de fin de curso, al que su hermana irá con sus amigas tras cortar con Derek.

Charlie estaba feliz por sus amigos y triste por todo el tiempo de instituto que le queda.

El día de la graduación Sam parecía muy feliz en las fotos que él le sacó. Pero tras pasar la noche en la suite de un hotel con Craig la verdad salió a la luz, descubriéndose que le había estado poniendo los cuernos desde el primer momento.

En su noche de despedida le regaló sus libros, algo muy personal, quedándose luego despierto con ella y ayudándole con su maleta y la anima diciéndole que pronto tendrá una nueva pandilla de amigos y no se acordará de ese lugar.

Ella le cuenta que comió con Craig y que le dijo que había hecho bien en cortar con él, tras lo que se pregunta por qué ella y las personas a las que quiere eligen siempre a personas que las tratan mal, respondiéndole él lo que le dijo el Señor Anderson: "Aceptamos el amor que creemos merecer", preguntándole entonces ella por qué nunca le pidió salir, respondiéndole él que porque creía que no quería que lo hiciera y que lo más importante para él era la felicidad de ella, a lo que Sam le responde que no puede poner la vida de los demás por delante de la suya y que no quiere ser el amor platónico de nadie, diciéndole él que no es insignificante, atreviéndose finalmente a besarla, aunque cuando ella le acaricia la pierna él se pone tenso.

Al día siguiente, mientras despiden a Sam y a Patrick no puede olvidar lo ocurrido la noche anterior cuando ella lo acarició, recordando, tras la marcha de los hermanos cómo también le tocaba su tía Helen, mientras le pedía que no despertara a su hermana, dormida al lado, diciéndole que ese sería su pequeño secreto.

Ya en su casa empieza a mezclar en su cabeza todos los malos recuerdos del año con los de su tía Helen mientras se repite que fue por su culpa.

Llama entonces a Candace y le cuenta que no hace más que pensar que él mató a su tía, pues tuvo el accidente cuando salió a comprar su regalo, diciéndole que se está volviendo loco de nuevo, haciendo Candace que llamen a la policía mientras él le dice que él quería que se muriera.

Tras hablar con su hermana va a la cocina, recordando una vez allí que vio a su tía cuando era niño llorando, por lo que trató de consolarla, viendo las señales de un intento de suicidio en sus muñecas, cogiendo él a su vez un cuchillo.

Justo en ese momento la policía irrumpe en su casa.

Allí le atiende la Doctora Burton a la que le dice que debe darle de alta, pues sus padres no podrán pagar su estancia allí, diciéndole ella que no debe preocuparse por ello, diciéndole él que debe ayudarle para no ver el sufrimiento de la gente.

La Doctora le pide que le hable de su tía Helen, de la que dice que la ve, y que tuvo una vida horrible, diciéndole la Doctora que habló de ella en sueños y que tiene que hablar si quiere curarse, diciendo él que estaba loca.

La Doctora le pide que recuerde lo ocurrido antes de que perdiera la noción de lo que hacía, contándole él todo lo vivido el día que intentó suicidarse.

Tras un tiempo en el hospital recuerda en sus cartas que pasó días muy malos, aunque también días buenos, cuando recibía cartas de Sam, siendo el peor día cuando la doctora le contó a su madre lo que le hizo su tía Helen.

Los mejores momentos eran los días de visita, pues iban a verle Candace y Chris, con los que hablaba y jugaba a las cartas.

Finalmente le dan el alta hospitalaria, recordando que la doctora le dijo que aunque no podían cambiar el pasado sí pueden elegir a dónde van.

Tras dos meses fuera, recibe la visita de Patrick y de Sam, que le dice que la universidad es otro mundo, estando muy contenta con su compañera, dándole una cinta con nuevas canciones que le dejó ella, entre la que está la canción "Heroes", que escucharon el día del túnel.

Recuerda a su desconocido amigo que le ha sido de mucha ayuda durante todo ese tiempo, y que a muchas personas se les olvida lo que les pasó con 16 años en cuanto cumplen los 17, y que en el futuro verá todo aquello como una anécdota, diciendo que probablemente no volverá a escribirle, pues tratará de implicarse más.

Sentado en la parte trasera de la furgoneta mira a Sam mientras escuchan la música. Se besan, indicando que en ese momento se ve vivo, se pone de pie, ve las luces mientras escucha la música y en ese instante se siente infinito.

Calificación: 3