Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

La última película (Montaje del director)


The last picture show (1971) * USA

Duración: 127 min.

Música: Varios

Fotografía: Robert Surtees

Guión: Peter Bogdanovich, Larry McMurtry (N.: Larry McMurtry)

Dirección: Peter Bogdanovich

Intérpretes: Timothy Bottoms (Sonny Crawford), Jeff Bridges (Duane Jackson), Cybill Shepherd (Jacy Farrow), Ben Johnson (Sam el León), Cloris Leachman (Ruth Popper), Ellen Burstyn (Lois Farrow), Eileen Brennan (Genevieve), Clu Gulager (Abilene), Sam Bottoms (Billy), Randy Quaid (Lester Marlow), Sharon Taggart (Charlene Duggs), Bill Thurman (Sr. Popper).

Anarene, pequeña localidad de Texas. Finales de 1951.

Mientras el viento barre las calles de una población que parece vacía, irrumpe una vieja furgoneta conducida por Sonny Crawford, que tras recoger a Billy, un chaval sordomudo que barre las calles va hasta el billar que regenta Sam, que le recuerda la paliza que sufrió su equipo el día anterior.

Por la noche acuden al cine Royal donde le espera Charlene, su novia con la que va hasta la última fila para poder besarse tranquilamente, recordándole ella que ese día se cumple el primer aniversario de su relación.

Y tras la película van con la furgoneta hasta un lugar solitario, donde Charlene le deja que toque sus pechos, aunque sin llegar a mayores.

Y ese mismo día Sonny le manifiesta que está cansado ya de su relación, por lo que cortan.

El mejor amigo de Sonny, Duane Jackson también tiene una novia con la que se besa en el cine, Jacy Farrow, la muchacha más guapa de secundaria, que, consciente de su atractivo se pasa las clases mirándose al espejo y que, además es hija de uno de los hombres más ricos de la región, por lo que tiene un bonito coche.

La madre de Lois, más moderna que su hija desea llevarla a que le receten anticonceptivos, pese a que Jacy no se ha planteado aun acostarse con Duane, al que su madre pide que abandone, pues no cree que sea un chico especial y si continúa con él acabará amargada, pues no es como ella, que se casó con su padre antes de que este fuera rico, pero al que ella supo presionar para que acabara siéndolo, pensando que ella no sabrá hacerlo.

Un día el Sr. Popper, el entrenador de baloncesto le pide a Sonny que lleve a su mujer al médico, lo que Sonny acepta gustoso al poder librarse de la clase de Educación Cívica, invitándole la mujer, Ruth, a tomar algo en su casa, a la vuelta del médico, viendo Sonny cómo la mujer se pone a llorar ante él, poniéndolo en una situación incómoda.

Llegada la Navidad, todo el mundo acude a la fiesta en el salón social, donde Lois besa a Abilene pese a estar viéndolos todos, y pese al evidente enfado de Jackie Lee, la mujer a la que aquel acompañaba esa noche, y cuyos improperios Lois ignora, sacando a Abilene a bailar, alegando él que no puede negarse a obedecer a la mujer de su jefe.

Aprovechando la fiesta, Duane le regala a Jacy un reloj para el que se gastó sus ahorros, aunque Jacy le miente diciéndole que su madre la ha obligado a acompañar a Lester Marlow - un muchacho como ella, de buena familia - a Wichita Falls esa noche, ocultándole que en realidad fue Lester quien la invitó a acudir a una fiesta en la piscina de Bobby Sheen, otro chico de padres ricos, en la que todos los invitados se bañan a medianoche desnudos.

Para hacer menos duro el trance Jacy permite que Duane toque su entrepierna, lo que no evita que Duane se enfrente a Lester por atreverse a irse con su chica.

En la misma fiesta, Ruth le pide a Sonny que le ayude a sacar la basura, y, una vez fuera se besan apasionadamente, pidiéndole ella que la lleve a la clínica la semana siguiente.

Lester y Jaycy llegan a la fiesta de Bobby, donde en efectos todos se bañan desnudos, diciéndole que existe una norma, por la que la primera vez que lo hacen, deben hacerlo sobre el trampolín para que todos puedan ver al novato mientras se desnuda.

Se lanzará así al agua sin darse cuenta de quitarse el reloj que le regaló Duane.

Los muchachos que se han quedado sin planes acaban la noche llevando a Billy a "estrenarse" con una prostituta, que golpea al muchacho al ver su falta de habilidad haciendo que Billy acabe sangrando.

Lo llevan después a Sam, el cual les recrimina su actuación con el muchacho diciéndoles que no desea volver a verlos ni en su bar, ni en su billar ni en su cine, ocultándose Duane en el coche cobardemente.

Unos días después, y aprovechando la hora del entrenamiento, Sonny acude a casa del entrenador donde acaba acostándose con su mujer, que llora mientras lo hacen.

Cuando vuelve al bar, aprovechando que no está Sam, Genevieve, la camarera, le advierte que el pueblo es muy pequeño y que todo se acaba sabiendo, por lo que le pide que tenga cuidado con sus aventuras, pues algunos hombres tienen armas.

Llega entonces Sam, que le demuestra que le ha perdonado dejándole comer allí.

Y pese a las advertencias se vuelve a acostar con Ruth, cada vez más feliz y relajada.

Sonny, sale a pescar con Sam y con Billy al pantano, donde Sam recuerda que cuando era joven llevó hasta allí a una chica a nadar después de que su mujer se volviera loca y sus hijos murieran y se bañaron desnudos.

Sam reconoce que estaba enamorado de aquella chica, aunque no pudieron casarse porque ella ya estaba casada.

Otra vez en casa de Bobby Sheen, y mientras todas las parejas se besan, Lester trata torpemente de desabrochar los botones de la blusa de Jacy, que acaba hartándose y yendo a la cocina, donde Bobby, tras ponerle su mano en la entrepierna le pregunta si es virgen, a lo que ella le dice que lo es pero que desea dejar de serlo, diciéndole él que vaya a verlo cuando no lo sea.

Sonny y Duane deciden viajar a México a pasar un fin de semana, y cuando regresan por la mañana y encuentran el bar cerrado se enteran de que Sam murió de un infarto durante su ausencia, habiendo dejado el bar a Genevieve, la camarera, el cine a la señora Mosey, que trabajaba en él y a Sonny el billar.

Tras el encierro y a punto de celebrarse la fiesta de graduación, Jacy le pide a Duane que se acueste con ella, pues desea de ser virgen, acudiendo por ello a un motel, donde los nervios le juegan a Duane una mala pasada, por lo que no puede consumar el acto para desesperación de Jacy, que le pide que no cuente a sus amigas que no pudieron hacerlo, ya que todas esperan fuera expectantes el momento.

Tras la ceremonia de graduación regresan al motel consiguiendo consumar esta vez el acto, aunque ella le dice que no lo hizo bien de todos modos.

Sonny recibe también un regalo por la graduación por parte de Ruth, que le regala una cartera de piel.

Duane llama a Jacy para verse de nuevo, aunque ella le dice que tiene un nuevo novio, Bobby Sheen, ante lo que Duane decide marcharse a trabajar a Odessa, pensando que ya nada lo retiene allí, sin saber que Jacy no pudo cumplir con sus expectativas, pues Bobby Sheen se casó y se fugó.

Está en su casa sola y aburrida cuando llega Abilene para hablar con su padre, invitándola a acompañarlo al billar, pese a que no dejan entrar en él a las chicas, y allí, a solas, la tumba sobre la mesa y la desnuda, tras lo que hacen el amor, aunque tras ello la lleva a su casa sin siquiera despedirse de ella.

La sorprende su madre que al escuchar el ruido del coche pensaba que iba a buscarla a ella, que rompe a llorar diciéndole que es un hombre horrible y que no entiende que salga con él, pues su padre es mucho mejor, diciéndole su madre que la única que está bien en el pueblo es Ruth Popper, contándole a Jacy, que lo ignoraba, la relación entre esta y Sonny, no entendiendo ella que salga con una mujer de 40 años.

Entretanto el sheriff solicita ayuda para encontrar a la hija de los Clarg, que vieron que se la llevó el hijo del predicador, Joe Bob Blanton, localizando finalmente el coche de este, con la niña junto a él, que es detenido, aunque poco después el doctor asegura que no llegó a hacerle nada a la niña más que quitarle las bragas.

Sonny, que fue de los que realizaron la búsqueda de la pequeña junto al sheriff es interrogado por Jacy sobre el asunto, que lo recoge con su coche y que le dice que está asustada y se siente muy sola, por lo que le pide que vaya a dar una vuelta con ella, dejando a Ruth, que acaba de empapelar su habitación, esperándolo.

Van hasta el embalse, donde acaban besándose, aunque sin llegar a más, ya que ella le dice que no desea hacerlo en un coche y diciéndole que tendrán todo el verano para hacerlo cuando él le propone ir a un motel.

Sonny empieza a trabajar como pocero, ya que los billares le producen pocas ganancias, recibiendo entonces la visita de Duane, que acaba de comprarse un coche de segunda mano, hablando inevitablemente de Jacy, ya que se ha enterado de que sale con ella, diciéndole Sonny que solo la lleva a comer cuando se aburre.

Pero Duane se siente traicionado pese a que Sonny niega haberse acostado con ella, afirmando que ella se irá en breve a la universidad y no la volverán a ver.

Pese a todo discuten, sintiéndose Sonny ofendido por su amigo y le dice que tampoco él era tan bueno en la cama, ya que Jacy le contó lo que ocurrió en el motel.

Enfadado, Duane lo golpea, y debido a que tenía una botella en la mano lo hiere en un ojo, acabando ingresado en el hospital.

Ruth trata de visitarlo, pero él le pide a la enfermera que le diga que está durmiendo.

Cuando sale, con el ojo dañado, Genevieve le cuenta que Duane, al que Sonny disculpa diciéndole que no tuvo intención de dañarlo, se alistó en el ejército.

Genevieve le habla del pasado, cuando ella y su marido eran amigos de Lois y Gene Farrow, los padres de Jacy, en los tiempos en que, sin apenas dinero, vivían en un pequeño estudio, hasta que Gene tuvo la suerte de encontrar petróleo.

Jacy, que no lo había visitado en el hospital va finalmente a verlo asegurándole que estaba muy preocupada y muy orgullosa de que se pelease por ella, por lo que le pide que se case con ella, pues no desea ir a la universidad y quiere dejar a todos estupefactos, fugándose si es preciso.

Así lo harán. Se casan en secreto y mientras salen de viaje de novios, ella le dice que espera que sus padres no manden a buscarles, y cuando Sonny dice que no pueden saber dónde están, ella le dice que les dejó una nota para que no se preocuparan.

Le muestra además su repulsión por el parche de su ojo, sonriendo relajada cuando un coche policial hace que lo sigan hasta el lugar donde los esperan los Farrow.

Gene se lleva entonces a Jacy, regresando Sonny al pueblo con Lois, la cual le asegura que aunque le parezca mentira en ese momento, le hacen un favor librándolo de su hija tan pronto, asegurándole que le hubiera ido mejor con Ruth.

Sonny asegura que nada ha ido bien desde la muerte de Sam el "León", asegurándole Lois, que se siente muy triste cuando piensa en Sam, al que asegura que amaba, comprendiendo Sonny que Lois era la mujer de la que Sam le habló, asegurando ella que solo Sam supo ver que ella era mucho más que un ama de casa aburrida.

Cuando se entera de que Duane ha vuelto con un permiso, Sonny va a visitarlo antes de su partida hacia Corea, invitándolo a acudir a ver Río Rojo de Howard Hawks, la última película que exhibirá el cine local que la señora Mosey va a cerrar por falta de público.

Al día siguiente Sonny acompaña a Duane al autobús que lo ha de llevar a su base, dejándole su coche, un Mercury, para que lo cuide hasta su vuelta.

Duane le pregunta por Jacy, asegurándole Sonny no saber nada, suponiendo que estará en Dallas, asegurando Duane que no ha superado su ruptura.

Cuando Sonny regresa al billar observa que un camionero atropelló a Billy, lo que no parece importarle a nadie, excepto a él.

Habiendo perdido todo lo que le importaba se lanza a la carretera con su camioneta a toda velocidad para alejarse del pueblo, aunque después de un rato decide dar la vuelta y regresar, yendo a ver a Ruth, que se siente dolida con él y su actitud con ella, pensándose que no se merecía una explicación por no tener la misma edad, llegando a abofetearlo, aunque finalmente será quien lo consuele.

Calificación: 4