Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

La vida de Adèle
La vida de Adèle (Capítulos 1 y 2)

La vie d'Adèle. Chapitres 1 et 2 (2013) * Francia / Bélgica / Túnez / España

Duración: 179 min.

Música: Varias

Fotografía: Sofian El Fani

Guión: Abdellatif Kechiche y Ghalia Lacroix (Cómic: Julie Maroh)

Dirección: Abdellatif Kechiche

Intérpretes: Léa Seydoux (Emma), Adèle Exarchopoulos (Adèle), Salim Kechiouche (Samir), Aurélien Recoing (Padre de Adèle), Catherine Salée (Madre de Adèle), Benjamin Siksou (Antoine), Mona Walravens (Lise), Jeremie Laheurte (Thomas), Alma Jodorowsky (Béatrice), Sandor Funtek (Valentin), Anne Loiret (Madre de Emma), Benoît Pilot (Padrastro de Emma), Fanny Maurin (Amélie).

Adèle, una chica de 15 años sale de su casa por la mañana para ir al colegio, viendo cómo se le escapa el autobús, debiendo por ello coger el metro para llegar a tiempo.

Una vez en clase leen con el profesor de literatura algunos pasajes de "La vida de Marianne" de Marivaux, y de los encuentros fortuitos, del amor a primera vista y de la predestinación.

Posteriormente, y durante el almuerzo escucha a sus amigas hablando sobre sexo mientras ella parece escuchar sin prestar demasiada atención, hasta que sus amigas se fijan en que hay un chicho de otra clase, Thomas, que mira mucho a Adèle aunque trata de disimular, asegurándole que el muchacho está pillado por ella.

Al día siguiente Adèle coge el autobús, que debe abrir sus puertas a un muchacho que llega más tarde, y que es Thomas, que se sienta al lado de Adèle, con la que comienza a hablar, primero de los estudios, diciéndole él que le gusta mucho la música y que toca en un grupo, diciéndole Adèle que a ella le gusta toda la música, excepto el rock duro, diciéndole entonces Thomas que a él le encanta y que toca rock duro, sorprendiendo a Adèle que le dice que ella asociaba ese tipo de música a gente de pelo largo y desaliñada, reconociendo él que era una broma, aunque la idea que tiene ella sobre los rockeros no es real.

Un día, y mientras cruzan la calle, Adèle se fija en una pareja de chicas que van abrazadas, una de las cuales, que lleva el pelo azul llama su atención, mirándose ambas fijamente.

Una tarde queda con Thomas, van a merendar y charlan, diciéndole él que comenzó a leer el libro de Marivaux pese a que nunca había leído un libro entero, más que el de "Las amistades peligrosas" que leyeron en clase, contándole ella que le encanta leer, y asegurándole él que terminará el libro, yendo tras ello al cine donde coquetean y se besan.

Ya en la cama, Adèle comienza a soñar que la chica de pelo azul con la que se cruzó la besa y la acaricia, comenzando a masturbarse hasta despertarse de pronto confusa.

Al día siguiente sus amigas la abordan preguntándole los detalles de la tarde anterior, aclarándoles que no se acostaron.

Thomas, que vio que Adèle no le hacía caso, va tras ella preguntándole si ha hecho algo que le molestara o si está yendo demasiado rápido, ante lo que ella le da un beso.

Y esa tarde finalmente harán el amor, diciéndole a Thomas que le gustó mucho, aunque al día siguiente le cuenta a Valentin, su amigo gay, que siente que está fingiendo y que cree que está enferma.

Finalmente habla con Thomas para decirle que siente que la relación no funciona, llorando Thomas al escucharla, como llorará también ella esa noche en su cama.

Unos días más tarde Adéle baila y grita consignas junto con el resto de sus compañeros, que se manifiestan contra la privatización de la educación.

Un día una compañera se sienta junto a ella al salir de clase y fuman juntas, comentando su compañera de otra que pasa junto a ellas que tiene un bonito culo, aunque, le dice que el suyo le gusta más, tras lo que le da un beso.

Al día siguiente y al ver que su compañera entra en el baño la sigue y la besa, aunque al hacerlo ve que ella no le corresponde y le dice que lo del día anterior fue solo un impulso que no esperaba que ella se lo tomara más que como una diversión, aunque le asegura que no se lo contará a nadie

Por la tarde Adèle va con Valentin a una discoteca gay, aunque después de un rato, y tras fijarse en una chica que se parece a la muchacha del pelo azul abandona la discoteca y siguiéndola entra en un bar de lesbianas, observando a las muchachas besándose, y viendo que está allí también la chica del pelo azul con la que soñó.

Ella pide una cerveza observando cómo varias chicas tratan de conquistarla, sintiéndose un poco violenta, observando que la chica del pelo azul se fija en ella.

Una chica trata de conquistarla apareciendo a rescatarla la chica del pelo azul que le dice a la otra chica que es su prima.

Le dice tras ello que es raro ver allí a chicas de su estilo, es decir, menores que van a bares por la noche, insistiendo ella en que entró allí por casualidad.

La muchacha del pelo azul le dice que se llama Emma y que es estudiante de Bellas Artes, contándole ella que estudia la rama de Literatura en el Bachillerato.

Mientras hablan las amigas de Adèle la llaman para decirle que se van a otro club, ante lo que Emma se despide, aunque antes le pregunta a Adèle por su instituto.

Y al día siguiente, al salir de clase observa que Emma está allí y se dirige a ella sin hacer caso a sus amigas que la llaman.

Van juntas hasta un parque donde Emma la dibuja mientras hablan, aunque la deja porque dice que la espera su novia Sabine, aunque antes Adèle le da su teléfono.

Cuando llega a su casa su madre le dice que la está llamando su amiga Emma, contestando corriendo la llamada, sorprendida por lo rápido de esta.

Al día siguiente sus amigas la interrogan sobre su actitud del día anterior cuando no les hizo caso y le preguntan por Emma de la que ella les dice que es solo una amiga, preguntándole si es cierto que fue con Valentin a un bar gay, lo que ella niega, diciendo que fue a una cafetería, por lo que se lo preguntan a él, que cuenta la verdad.

Tras ello le preguntan de forma agresiva por su sexualidad, pidiéndole que les cuente si es lesbiana, mostrándose indignada una de sus amigas de que no se lo hubiera contado, pues ha dormido con ella desnuda en alguna ocasión, insistiéndole para que les responde si es una "comecoños", y si su amiga también lo tiene azul, ante lo que acaba por pegarse con su amiga, debiendo ser separadas, llevándosela finalmente Valentin.

Algún tiempo después Emma y Adèle vuelven a salir, acudiendo a una galería de arte, tras lo cual hablan y meriendan sobre el césped donde hablan de arte, aprovechando además Adèle para preguntarle cuándo fue su primer beso a una mujer, respondiéndole este que cuando tenía 14 años. Se miran y Adèle besa a Emma, que se lo devuelve.

Poco después ambas hacen el amor, tras lo cual Adèle llora feliz.

Acuden tras ello a la celebración del Día del Orgullo Gay, donde disfrutan felices y se besan.

Pasado un tiempo Emma invita a cenar a Adèle a su casa donde le presenta a su madre y a su padrastro, que le preguntan durante la cena por sus planes, explicándoles ella que desea dedicarse a la enseñanza infantil.

Pasarán esa noche juntas, disfrutando nuevamente del sexo.

De vuelta a su casa, observa que no están sus padres, por lo que sale al jardín donde observa que estos le han preparado una fiesta sorpresa para celebrar sus 18 años en la que están sus amigos, comiendo y bailando junto a ellos.

Otro día es Adèle la que invita a Emma a comer con sus padres, que le dan las gracias por haber ayudado a su hija con la Filosofía, tras lo que la interrogan sobre lo que hace, contándoles que se dedica al mundo del arte, preguntándole también por su novio, ante lo que Emma miente inventándose que trabaja en bolsa.

Esa noche duermen en casa de Adèle, aunque evitando hacer ruido para que no las oigan sus padres haciendo el amor.

Adèle posará desnuda para Emma, que la utiliza como musa.

Poco después Adèle comienza a trabajar, como deseaba, como profesora de preescolar, un trabajo que le gusta y donde se siente muy querida por los niños.

Emma invita a todos sus amigos a su casa para mostrarles su obra, dedicándose Adèle a prepara la comida para todos, muchos de ellos entendidos en arte, siendo felicitada por todos por lo bien que cocinó, aunque se siente extraña entre ese grupo, aunque Samir, uno de los invitados que ha trabajado como actor en algunas películas como secundario entabla conversación con ella que reconoce que Emma es su primera pareja femenina.

Observa además cómo Emma está durante todo el rato con Lise, una mujer embarazada, con la que la ve reír y tontear, no sintiéndose integrada pese a que durante el brindis final Emma la nombra y le da las gracias por todo.

Después de recoger y limpiarlo todo va a la cama donde está Emma, que la anima a que, ya que se le da tan bien escribir que se dedique a ello, aunque Adèle le dice que no se siente tan buena escritora para escribir algo que no sea su diario, gustándole además su trabajo como profesora.

Adèle trata de hacer el amor con ella, aunque Emma le dice que está con el periodo. Le pregunta luego por Lise, negando que hubiera tenido alguna relación con ella.

Adèle nota que su relación se va enfriando, y una noche en que llega a su casa tras el trabajo se encuentra con un mensaje de Emma en el contestador automático en el que le dice que llegará tarde porque está trabajando con su amiga Lise, por lo que Adèle decide salir con sus compañeros del colegio a los que siempre daba largas cada vez que le invitaban, bailando con su compañero Antoine con el que acaba besándose.

Un día Antoine la lleva hasta su casa y le da un beso al despedirse, y al entrar en casa Emma le pregunta por la persona que lo ha llevado a casa, contándole que es un compañero de trabajo.

Emma le dice que los ha visto besarse y le pregunta desde cuándo la engaña, y, aunque ella lo niega en principio, ante el acoso de Emma acaba reconociendo que se acostó varias veces con él porque se sentía muy sola, pero que no significaba nada para ella, explotando Emma llamándola puta y pidiéndole que se marche, pues no quiere vivir con una mentirosa.

Adèle le ruega que la perdone, pero Emma insiste en que no quiere verla más y que la quiere fuera de su vida, pues no quiere a ninguna guarra en casa.

Totalmente destrozada, Adèle participa con los niños en la fiesta de fin de curso, bailando con ellos y abrazándolos al final como despedida, para finalmente, y cuando se queda sola, llorar desconsolada.

Durante el verano, Adèle continúa cuidando a algunos niños en la playa, aunque no se siente feliz echando de menos a Emma.

Y tras el verano Adèle regresa a clase y a la rutina escolar, aunque a veces llora echando de menos a Emma, a la que recuerda en el banco del parque donde estuvieron juntas la primera vez que quedaron.

Pasado un tiempo, Adèle se reúne con Emma en una cafetería para ponerse al día sobre su trabajo, asegurando Adèle que desea comprarle una de sus pinturas, contándole tras ello que sigue sola y que no consigue comprometerse, explicándole Emma que ella sigue con Lise y que la hija de esta la hace muy feliz, aunque debe reconocer que en la cama no es tan buena como ella.

Adèle le dice que la extraña mucho y la echa de menos, tras lo que comienza a besarla y a tocarla, esperando conquistarla sexualmente, aunque Emma que también la besó le pone freno y le dice que no puede hacerlo, aunque le dice que ya la ha perdonado y que siente una gran ternura por ella, pero que no la quiere y no desea poner en peligro su familia.

Algún tiempo después recibe una invitación para acudir a una exposición de Emma en una galería de arte, observando que entre su obra está el cuadro de ella desnuda.

Tras saludar a Emma y ver sus cuadros observa que entre los invitados figuran los amigos que cenaron en casa de Emma el día de la fiesta, algunos de los cuales la saludan efusivamente al acordarse de ella, aunque solo Samir entabla conversación con ella, contándole que ya no actúa y que trabaja en una inmobiliaria.

Cuando Samir es reclamado por otra persona Adèle, que no se siente integrada entre los amigos de Emma decide marcharse.

Samir sale tras ella tratando de encontrarla, aunque ella se ha marchado en dirección contraria, alejándose sola.

Calificación: 3