Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

La vida privada de Sherlock Holmes


The private life of Sherlock Holmes (1970) * Gran Bretaña

          También conocida como:
                    - "El último secreto de Sherlock Holmes" (Hispanoamérica)

Duración: 125 min.

Música: Miklos Rozsa

Fotografía: Christopher Challis

Guión: I. A. L. Diamond, Billy Wilder

Dirección: Billy Wilder

Intérpretes: Robert Stephens (Sherlock Holmes), Colin Blakely (Dr. John H. Watson), Geneviève Page (Gabrielle Valladon), Christopher Lee (Mycroft Holmes), Irene Handl (Señorita Hudson), Clive Revill (Rogozhin), Tamara Toumanova (Madame Petrova), Stanley Holloway (Coveiro), Mollie Maureen (Reina Victoria).

El nieto del Dr, Watson accede, a los 50 años de la muerte de este a sus archivos, notas y recuerdos, encontrando nuevos escritos sobre Sherlock Holmes y su vida privada, recordando que Holmes le echaba en cara que hubiera creado una imagen de él falsa como misógino, drogadicto, virtuoso del violín y portador de un absurdo traje.

Tras resolver su último caso Holmes se aburre y se dedica a investigar las cenizas que forman los diferentes tipos de cigarrillos.

Cuando la Gran Petrova, una famosa bailarina le manifiesta su deseo de hacerlo padre de sus hijos, él alega que es homosexual, poniendo en compromiso la reputación de Watson que se enfada muchísimo por ello, aunque dicho episodio hizo que Watson se volviera a plantear las relaciones de Holmes con las mujeres.

Recuerda entonces a una de ellas. Una mujer a la que un cochero llevó a media noche, empapada y confusa, sin saber su nombre a casa de Holmes, por un papel con su nombre.

Holmes descubre que se trata de Gabrielle Valladon, que al recuperar la memoria recuerda que llegó de Bruselas buscando a su marido, inventor de una bomba de aire, desaparecido.

Acuden a la dirección a la que Gabrielle enviaba sus cartas, y que resulta ser una tienda abandonada, aunque en ella hay canarios y llega una anciana para darles de comer, observando que un camión carga con varias docenas de ellos, encontrando además una carta dirigida a Holmes por su hermano Mycroft que lo emplaza para hablar con él, pidiéndole que abandone las investigaciones en nombre del gobierno.

Para complacerlo simulan obligar a Gabrielle a regresar a Bruselas, aunque en realidad van a Inverness, Escocia, al lugar donde escuchó a su hermano ordenar que llevaran tres cajas, descubriendo una vez allí que el lugar indicado es un cementerio, y que las tres cajas son ataúdes, descubriendo al abrirlos que hay dos enanos y además el señor Valladon.

Tras ello recorren la región tratando de encontrar el castillo del que piensan surgieron los muertos, descubriendo finalmente uno en ruinas, en el que observan descargan los canarios que había en la tienda de Londres, por lo que deciden vigilarlo desde una barca en el lago Ness, surgiendo de sus aguas mientras vigilan, el famoso monstruo que los derriba, dándose cuenta Holmes que es un ingenio mecánico.

Convencido de que todo está relacionado con el Club Diógenes, un organismo gubernamental, Holmes vuelve a ver a Mycroft, al que le expone sus averiguaciones: piensa que han creado un vehículo sumergible experimental para el que utilizan a enanos, sirviéndoles los canarios para detectar escapes de ácido sulfúrico.

Mycroft se lo confirma, aunque le advierte que la mujer a la que están ayudando no es Gabrielle Valladon, sino una espía a la que él está ayudando a cumplir su objetivo.

Y mientras están ante el ingenio aparece la Reina Victoria a la que le muestran el invento, afirmando esta que no le gusta, por lo que pide que lo destruyan.

De vuelta al hotel, le comunica a la falsa Gabrielle que la ha descubierto, aunque él mismo da a sus colaboradores, unos hombres disfrazados de monjes la información del lugar en que está el ingenio mecánico, observando poco después cómo estos se hicieron con Jonás, el sumergible, y que a la postre será su tumba.

Gabrielle es canjeada por otro espía, aunque algún tiempo después fue descubierta en Japón, donde la fusilaron, volviendo Holmes, tras leer la noticia a inyectarse cocaína.

Calificación: 3