Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

La vida secreta de Walter Mitty
La vida secreta de Walter Mitty

The secret life of Walter Mitty (2013) * USA / Canadá

          También conocida como:
                    - "La increíble vida de Walter Mitty" (Hispanoamérica)

Duración: 114 min.

Música: Theodore Shapiro

Fotografía: Stuart Dryburgh

Guión: Steve Conrad (Relato: James Thurber)

Dirección: Ben Stiller

Intérpretes: Ben Stiller (Walter Mitty), Kristen Wiig (Cheryl Melhoff), Shirley MacLaine (Edna), Adam Scott (Ted Hendricks), Kathryn Hahn (Odessa), Sean Penn (Sean O'Connell), Patton Oswalt (Todd Maher), Ólafur Darri Ólafsson (Piloto de helicóptero), Adrian Martinez (Hernando), Jon Daly (Tim Naughton).

Walter Mitty repasa su contabilidad antes de abrir en su ordenador la página de eHarmony, una página de encuentros para buscar parejas compatibles, mirando allí el perfil de Cheryl Melhoff, que observa que busca a un hombre aventurero, valiente y combativo, o, al menos con trabajo.

Cuenta que tiene un perro de tres patas y un hijo que cuida sola.

Tras dudarlo durante un rato decide enviarle un guiño, aunque el ordenador no le deja hacerlo pese a que lo intenta varias veces.

Camino del trabajo y mientras espera al tren decide llamar a la página de contactos para quejarse de que no le permite enviar un guiño, respondiéndole Todd, su interlocutor, que debe rellenar todos los datos de su página para poder terminar con su perfil, necesitando de todos los datos, pues en su página utilizan un algoritmo complejo para buscar a la pareja más compatible.

Walter le cuenta a Todd que se apuntó a su página porque escuchó a Cheryl, una mujer que empezó recientemente a trabajar en su oficina comentar que estaba en esa página, y que no rellenó todo porque no ha estado en ningún lugar que merezca la pena mencionar.

Pero de pronto escucha a un perro que ladra y se lanza, como si de un superhéroe se tratara hacia la ventana de donde proviene el ladrido, bajando poco después a la calle con un perrito al que le falta una pata, en brazos, mientras pide a todos los habitantes del edificio que lo desalojen, apareciendo entonces Cheryl, que le da las gracias por haber salvado a su perrito, explicándole él que mientras bajaba las escaleras creó una prótesis para su perro, justo antes de ver cómo estalla el edificio.

Pero tras esta, Walter continúa en la estación, con el teléfono en la mano, y observa cómo se marcha su tren, oyendo a Todd preguntándole si todavía sigue allí, debiendo reconocer que por un rato se le fue la cabeza, o como él llama a esos estados, "se le fue la olla".

Debido a su despiste y a que perdió el tren llega tarde a su trabajo, contándole un compañero de la revista Life, en que trabaja que esta ha sido comprada por una multinacional.

Justo entonces aparece su hermano Odessa, que, tras recordarle que tras felicitarlo por los 42 años que cumple le entrega una tarta de mandarina, antes de recordarle que tiene que ir a ayudar a trasladar el piano de su madre que se muda, para marcharse luego a preparar el papel de Rizzo en Grease.

Su compañero Tim le habla de la adquisición de la compañía, y el temor que todos tienen a los despidos, presentándose ante ellos Ted Hendricks, que afirma va a ocupar el papel de director general durante la transición.

Aunque parece avergonzado por ir con su tarta, bromea y le dice delante de sus amigos que no le queda bien la barba, ante lo que estos ríen por su atrevimiento, si bien es otra de sus ensoñaciones, pues en la realidad responde servilmente a Ted cuando este le pregunta dónde trabaja, respondiéndole que dirige la sección de negativos, algo que no parece demasiado importante para Ted.

Una vez en su planta ve a Cheryl que se dirige hacia él y le pregunta por su fin de semana, comprobando cuando va a responder que en realidad está hablando con otra compañera que hay detrás de él.

Luego escucha su conversación mientras toman café, escuchando a Cheryl contar que se bañó en un manantial en el ártico mientras su amante misterioso le recitaba versos.

Lo que realmente cuenta Cheryl es que estuvo esperando a un técnico que debía ir a arreglarle el frigorífico.

Pero él se imagina a sí mismo saliendo de una de las fotografías de la Antártida, llevando un halcón y dejándola rendida con sus versos.

Mientras vive su ensoñación es observado por Ted y por varios compañeros, burlándose el primero al verlo parado y atontado, llamándolo como si fuera el Mayor Tom de la canción, lanzándole un clip para "despertarlo".

Una vez en su sección, su compañero Hernando le entrega unos negativos enviados por Sean O'Connell, un famoso fotógrafo que en una nota le indica que se ha enterado de que la revista va a cerrar en papel y que le envía una foto, el negativo 25 que muestra algo muy especial y que podrán incluir en la última portada, enviándole además una cartera con el lema de Life en agradecimiento por su trabajo, aunque observa que falta justamente el negativo número 25.

Llega tarde a la reunión en la que informan que el número de ese mes será el último y pasarán a ser una revista digital, por lo que tendrán que despedir a algunos empleados en el plazo de una semana.

Informan además que para el último número les envió un telegrama Sean O'Connell que dice que su negativo 25 es la quintaesencia de Life, diciendo Walter que lo entregará cuando lo tenga listo.

Entretanto trata de ganar tiempo, saludando y presentándose a Cheryl, que trabaja en la sección de contabilidad, a la que le pide la dirección a la que facturan a O'Connell, prometiendo que hablará con la compañera encargada de los pagos.

Entretanto, trata de buscar con Hernando pistas en los negativos anteriores y posteriores sobre el paradero del fotógrafo, para lo que Hernando realiza ampliaciones de dichas fotos, sin encontrar nada interesante, pues una es de un pulgar con un anillo, otra de agua y otra de un mueble que no consiguen identificar.

Como su madre va a mudarse, acude para el traslado del piano, que, como no cabe en el apartamento al que iba deciden contratar un chalet, pues no desean perder el piano que su padre le compró a su madre el año en que se casaron.

Luego, mientras él y Odessa recogen el resto de las cosas encuentran los recuerdos que guardó de él su madre, como el diario de viaje que le regaló su padre, o el recorte del periódico local donde salía su foto como ganador de un concurso de skate.

Su madre le dice que debió ser muy duro para él tener que ponerse a trabajar en una pizzería tras la muerte de su padre, y luego en KFC, teniendo fotos de él con sus uniformes en ambos sitios.

Odessa le regala al hombre elástico, recordando que de niño le encantaba.

De regreso a su trabajo vuelve a toparse con Ted, que insiste en que le dé el negativo, aunque cuando habla con Hernando este le dice que lo único que pudo encontrar en las fotos fue el nombre de un barco en una de las fotos.

De nuevo con Ted en el ascensor, llevando su muñeco elástico, Ted le dice que allí se va a trabajar y no a jugar, tratando de quitarle el muñeco, ante lo que Walter reacciona golpeando a su jefe con su maletín, continuando su riña saltando ambos por la ventana cayendo desde una gran altura sobre un camión de basura.

Tras ello Ted huye con el muñeco, perseguido de cerca por Walter, ambos corriendo sobre el asfalto como si de una carrera de skate se tratara para recuperar a su muñeco.

Walter salde de su nueva ensoñación cuando Ted toca su frente diciéndole si es el hombre de hojalata y necesita aceite.

Le llama entonces Todd, de eHarmony y le dice que lo que debe hacer, ya que conoce personalmente a Cheryl, es invitarla a salir, aunque él afirma que prefiere que surja como en una canción.

Se encuentra entonces con ella y le habla sobre la nueva pista encontrada, ofreciéndose ella para buscar en Google el nombre del barco, aunque antes de conseguir localizarlo recibe una llamada y le dice que tiene que ir a recoger a su hijo que está haciendo skate, acompañándola él hasta Central Park, contándole por el camino que no conoce a O'Connell personalmente, aunque es su contacto en la revista desde 16 años antes.

Le cuenta también que él se movía en el mundillo del skate, y cuando encuentran a Rich, él le enseña varios trucos mientras ella habla con su compañera.

Tras su charla le dice que su compañera envió varias notas a Jersey, aunque también a Groenlandia, descubriendo finalmente en Google que el barco es de Groenlandia.

Fantasea de nuevo con que Cheryl lo besa tras rendirse a su amor, imaginándose que, tras toda una vida juntos, él muere en sus brazos como Benjamin Button, un anciano con cuerpo de bebé.

Cuando sale del trance, Cheryl piensa que lo ha aburrido con su historia sobre su frigorífico roto, sin saber que él ni lo escuchó, contándole ella que Ted no tiene ni idea, y que Mayor Tom habla sobre el valor y sobre ir hacia lo desconocido.

En su siguiente encuentro con Ted este le reclama la foto y le asegura que la quiere para la próxima vez que se vean, aunque Hernando le asegura que la buscó sin éxito, dudando que O'Connell llegara a enviársela.

Observa entonces una foto en blanco y negro de Sean, que ve cobrar vida y hacerle una señal con la mano llamándolo, decidiendo salir hacia Groenlandia para buscarlo.

Una vez en Nuuk alquila un coche y conduce hasta el bar desde el que envían el correo a los barcos.

Aprovecha para tomarse una cerveza en un vaso en forma de bota, mientras en el escenario un hombre muy grande y completamente borracho entona una canción de desamor, acercándose a Walter para pedirle que cante con él, a lo que este se niega, por lo que el hombre se pone violento y lo ataca, estando a punto de clavarle su copa rota cuando Walter observa su anillo y grita que es el pulgar de la foto.

Poco después toman una copa juntos, contándole el hombre que en su pueblo hay solo 8 habitantes, contándole que él es el encargado de repartir el correo y que está a punto de partir con su helicóptero para hacer una entrega de los componentes de una radio al barco en el que supuestamente está Sean O'Connell, ofreciéndose a llevarlo, aunque está tan borracho que Walter rechaza su oferta.

Y mientras el hombre se marcha hacia el helicóptero Walter "ve" a Cheryl sobre el escenario del bar cantando para él la canción de "Mayor Tom", lo que le hace olvidarse del peligro y lanzarse a la aventura subiendo al helicóptero justo cuando este ha comenzado a despegar.

Llegan finalmente al lugar donde está el barco pesquero, diciéndole entonces el conductor del helicóptero que debe saltar, llevando la caja con las piezas de la radio, aunque por error Walter se lanza no hacia una pequeña balsa preparada para ello, sino directamente al agua, echando a perder los componentes electrónicos, advirtiéndole desde el barco que solo podrá aguantar un minuto en el agua antes de congelarse, viendo entonces cómo se acerca hacia él la aleta de un tiburón, debiendo defenderse golpeando al animal con su maletín, poco antes de ser rescatado.

Lo peor es que una vez en el barco le indican que Sean ya no está allí, pues partió hacia Islandia.

Le dan un trozo de tarta de clementina que les dejó Sean, observando que en el papel donde estaba envuelta, figura el itinerario del fotógrafo, comprobando que al día siguiente tiene previsto estar en "Eyjafjallajökull", un volcán islandés.

El barco lo lleva hasta Islandia, a un puerto a 15 kilómetros del volcán, haciéndole observar el capitán que allí cerca hay una bicicleta y que deberá disputársela con los marineros chilenos del barco que desean ir a un club de striptease, debiendo correr para llegar antes que ellos y correr hacia su destino.

Recibe entonces una llamada de Todd, al que le cuenta que saltó desde un helicóptero y se peleó con un tiburón, lo cual a este le parece increíble, contándole además que se dirige hacia un volcán.

Mientras pedalea observa una bandada de pájaros y comienza a imaginarse que forman la cara de Cheryl en el aire, por lo que se distrae y acaba chocando contra un poste y dañando la bici, por lo que deberá seguir su camino a pie.

Llega así hasta un hotel, observando que fuera hay varios muchachos, uno de los cuales lleva una tabla de skate, proponiéndoles cambiar a su hombre elástico por la tabla, lo que los chicos aceptan.

Entra tras ello al hotel, pero le cuesta entenderse con su dueño, que con el poco inglés que sabe le indica que está cerrado, y que O'Connell tiene prevista salir en minutos en un avión desde la población más próxima, y aunque los kilómetros no son muchos, el camino el complicado, lo cual no parece arredrarle, subiéndose a su tabla y avanzando a gran velocidad gracias a unas piedras atadas a sus manos para poder hacer mejor los giros.

Pero cuando llega a la población comienzan a sonar las sirenas, haciendo el dueño del hotel, que está allí que suba a su coche, diciéndole que deben marcharse, pues el volcán está a punto de entrar en erupción, viendo antes cómo se acerca una avioneta hacia el volcán con Sean de pie sobre ella haciendo arriesgadísimas fotos.

El dueño el hotel lo deja junto a un local de Papa John, curiosamente de la misma cadena donde él comenzó a trabajar, llamando desde allí a Cheryl para contarle dónde se encuentra y leyéndole los nombres escritos en el envoltorio del pastel para que los busque, y que son palabras que parecen ser de Asia Central, contándole a ella que cuando murió su padre él tuvo que ponerse a trabajar con 17 años porque no tenían ahorros en Papa John, historia que a ella le gusta, contándole tras ello que están despidiendo a mucha gente, contándole él que tiene un regalo para su hijo.

Recibe tras ello un mensaje de Hernando, su compañero en el que le dice que le despedirán si no aparece de inmediato, por lo que regresa a Nueva York, para encontrarse varias plantas del edificio de Life ya cerradas mientras varios camiones se llevan cosas.

Ted lo ve y le exige la foto, pero, como no puede entregarla lo despide decidiendo poner otra portada pese a que él asegura que nunca perdió ningún negativo.

Le cuentan que también despidieron a Cheryl, por lo que se acerca hasta su casa para entregarle a Rich la tabla, encontrando allí al ex marido de Cheryl, que no sale por estar al teléfono, y cuando oye que él la llama cariño decide dejar la tabla y marcharse.

Mientras se aleja en un taxi se imagina que es entrevistado en televisión por su aventura, debiendo asumir como buen perdedor que pese a todas las aventuras vividas por ella, Cheryl prefirió volver con su marido.

Ya sin trabajo, Walter regresa a casa de su madre, y tira la cartera que le envió Sean, que ya nada significa para él a la basura.

Pero al observar el piano de su madre se da cuenta de que un trozo del mismo figuraba entre los negativos enviados por O'Connell, preguntándole a su madre quién lo fotografió, señalando que ella misma con la cámara de Sean, un día que este estuvo en su casa y preguntó por él porque pensaba que era de los que de verdad entendían el verdadero espíritu de la revista Life, y que era casi como una mitad de él, pues completaba su trabajo y lo plasmaba tal y como él deseaba.

Walter se extraña de que su madre no le hubiera contado nada de eso, señalando esta que lo hizo, aunque debió ser en uno de esos momentos en que a él se le fue la cabeza a otras cosas y no se enteró de nada, contándole ella que le regaló una de sus tartas de mandarina.

Pero la información ha llegado demasiado tarde. Les cuenta que le han despedido y que además no sabe dónde está Sean, pues las palabras del papel que envolvía la tarta no son precisas, contándole su madre que fue a fotografiar guerrilleros y después al leopardo de las nieves, descubriendo con esa información que el lugar al que ha ido es Afganistán, a las cumbres del Himalaya.

Con esa información sale hacia Afganistán, contratando a dos guías, y pudiendo usar por fin el diario de viaje de su padre.

Encuentran a los guerrilleros que le permiten seguir su viaje tras probar el pastel del clementina que llevaba de su madre y que ellos adoran.

El viaje es complicado y los guías lo llevan hasta un punto, dejándolo luego que siga él solo su camino, recibiendo entonces una llamada de Todd que le dice que su perfil está perfecto, aunque le dice que Cheryl se borró, pidiendo él que lo borre también.

Y mientras habla con él y en medio de la montaña oye que alguien le pide que se calle, descubriendo que es el propio Sean tras su cámara.

Le dice que espera ver al leopardo de las nieves, llamado el gato fantasma porque nunca se deja ver, como todas las cosas hermosas que no buscan llamar la atención.

Walter le pregunta por el negativo que faltaba, señalando este que se encuentra en su culo, pues lo metió en la cartera que envió, siendo el negativo y no la cartera el regalo, debiendo reconocer Walter que tiró la cartera.

Y de pronto aparece el bello leopardo, aunque no lo fotografía, ya que, le dice que a veces prefiere ver las cosas y formar parte de ellas sin que le distraiga la cámara

Walter le pregunta qué había en la foto, respondiendo Sean que un gato fantasma.

Un poco más abajo hay un grupo de habitantes de las montañas que juegan al fútbol con una pelota improvisada, decidiendo Sean bajar a jugar con ellos, invitando a Walter a que se una al grupo y poder pasar juntos un buen rato sin preocupaciones.

De regreso a Estados Unidos hace escala en Los Ángeles donde es retenido por haber viajado a Afganistán, ya que está prohibido, señalando que lo hizo por Yemen.

Le preguntan tras ello si conoce a alguien en Los Ángeles que pueda verificar su identidad, acordándose entonces de Todd, el cual se presenta poco después en el aeropuerto consiguiendo que lo liberen.

Mientras toman algo, Todd le dice que su perfil consiguió 300 guiños en dos horas antes de darse de baja, aunque Cheryl no envió ningún guiño a nadie mientras estuvo.

Dado que carecen de trabajo de dinero deben vender el piano de su madre, que trata de restarle importancia al verlo tan compungido, entregándole el cheque que le dieron por él para que lo guarde en su cartera, debiendo reconocer que ya no la tiene, entregándosela su madre que la rescató de la basura, y que aun tiene el negativo.

Corre con él hasta la desmantelada Life, entrando en la última reunión de directivos para entregar el negativo, comprobando que Ted ni siquiera conoce el lema de la revista que va a liquidar y que sí conocían y sentían los despedidos, diciéndole que sabe que él tenía que hacer su trabajo, pero sin necesidad de ser un cerdo.

Acude a una cafetería colgando su currículum vitae en Career Builder, tras lo que lee un correo enviado por Rich, el hijo de Cheryl dándole las gracias por su nueva tabla, junto con un video en que muestras sus logros con esta, saludándolo al final Cheryl.

Cuando Walter acude a recoger su finiquito, ve a Cheryl y la sigue, poniéndose ella contenta de verlo de nuevo y dándole las gracias por la tabla que le regaló a su hijo que asegura le encanta y la lleva a todas partes.

Él le cuenta que a veces tiene fantasías y le cuenta la de Groenlandia, cuando se imaginó que ella cantaba para él "Mayor Tom", y lo que eso supuso para él, animándolo a seguir sus aventuras.

Le cuenta tras ello que cuando fue a llevar la tabla vio a Phil, contándole ella que había ido tan solo para arreglarle el frigorífico estropeado.

Walter finalmente se arriesga y la invita a ver la representación de "Grease" que su hermana realiza en una iglesia, aceptando Cheryl.

Y mientras caminan, y al pasar frente a un quiosco de periódicos, ven que ya está en los mismos el último ejemplar de Life, que han dedicado a la gente que lo hizo posible, observando que en la portada han colocado una foto del propio Walter sentado en la puerta de la revista mientras revisa los negativos de O'Connell.

Mientras se alejan del quiosco ella le pregunta si no quiere comprar un ejemplar, asegurando él que no quería parecer ante ella ansioso por tenerlo, tras lo cual la da la mano a Cheryl mientras continúan su camino.

Calificación: 2