Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Libertad
Libertad

España / Bélgica (2021) *

Duración: 104 min.

Música: Paul Tyan

Fotografía: Gris Jordana

Guion y Dirección: Clara Roquet

Intérpretes: María Morera (Nora), Nicolle García (Libertad), Vicky Peña (Ángela), Nora Navas (Teresa), Carol Hurtado (Rosana), Carlos Alcaide (Manuel), María Rodríguez Soto (Isa), David Selvas (Santi), Óscar Muñoz (Ricardo), Sergi Torrecilla (Toni), Mathilde Legrand (Julie).

Rosana, la mujer colombiana que cuida de Ángela, una anciana con Alzheimer, tiene la casa de la playa donde viven, preparada para recibir a la familia de la anciana, que va a pasar con ella sus vacaciones de verano.

La primera en llegar es su hija Teresa junto con sus hijas, Paula y la adolescente Nora.

Suben a ver a la abuela, que les cuenta algunas de sus historias, entre ellas la que más repite, la de cómo su abuelo pescó una ballena, aunque a mitad de la historia se queda en blanco, debiendo terminarla Rosana, que la conoce tan bien como ella.

Teresa no puede evitar los celos al ver que su madre solo quiere estar con la colombina, asegurándole a Nora que, aunque ella pierda la cabeza y le pongan una chica para cuidarla, nunca la querrá más que a ella.

La familia tiene también un barco con el que salen a menudo a navegar y a bañarse, aunque Nora se aburre y solo le entretiene llamar a sus amigas y hablar de sus cosas.

Unos días más tarde ve que llega Libertad, hija de Rosana, que tiene su misma edad y a la que la asistenta llevaba sin ver 10 años, habiendo vivido durante ese tiempo con su abuela, aunque murió.

Apenas conoce a su madre, y Nora escucha una discusión en que Libertad dice que quiere volver a Colombia y su madre le dice que no puede ser.

Durante su siguiente salida al mar Nora pretexta estar con la regla para no ir con ellos, diciendo Rosana que puede quedarse con ella.

Pese a las excusas a su madre, se baña en la piscina y ve a Libertad que sale también a tomar el sol, aunque observa que no deja de hablar por teléfono con sus amigos.

Entre la abuela y Rosana le hacen un vestido a Nora.

Un día ve a Libertad andando hacia el pueblo y la sigue con la bicicleta, preguntándole a dónde va, a lo que le responde que a Colombia y que la esperan en el pueblo, ofreciéndose ella a acercarla con su bici, y, aunque la rechaza en un principio, acaba aceptando al saber que hay tres kilómetros hasta allí.

Pero una vez en el pueblo ve que no aparece nadie a buscarla, escuchando Nora cómo sus amigos no van a ir.

Acompaña por ello a Nora, que iba al pueblo para comprar unos manguitos para su hermana y luego la anima a tomar algo, aunque Nora dice que nunca van al pueblo porque a su madre le da miedo.

Nora se queda parada de pronto al ver a dos chicos, Manuel, hijo del encargado de llevar su barca y su amigo Peque, decidiendo Libertad que deben saludarlos.

Acaban jugando al minigolf con ellos y tomando unas cervezas.

Se hace así de noche y la madre empieza a preocuparse por su tardanza, poniendo como excusa que se les pinchó la rueda y por eso se retrasaron, pidiéndole su madre que la llame si va a llegar tarde.

Al siguiente día vuelven a salir en el barco, llevando en esta ocasión a Libertad, aunque esta no quiere bañarse, pues dice que le dan miedo los bichos que hay en el mar.

Cada vez conectan mejor y se lo pasan muy bien juntas.

Teresa se anima a salir, aunque no le cuenta a su hija con quién, aunque, al ver que Rosana compró en el mercadillo el mismo vestido que ella, se cambia.

Le dice que está bien que se haga hecho amiga de Libertad, pues no lo tuvo fácil al crecer con su madre y en un lugar peligroso, y le dice que tratará de conseguirle una beca para que pueda ir a su colegio.

También ellas se arreglan para ir a bailar a la discoteca, ensenándole Libertad algunos pasos de salsa antes, diciéndole que está contenta de que se quedara.

Luego se escapan y van a la discoteca con sus nuevos amigos.

Luego Libertad la envía a pedir una bebida, aprovechando ella para bailar con Manuel, y cuando vuelve con la bebida ve que se está besando con Manuel.

Pero para ella es muy incómoda la situación y no se atreve a llegar a tanto con Moha, el chico con el que estaba ella, por lo que decide marcharse.

Y al hacerlo, ve de pronto a su madre con otro hombre con el que se besa y con el que se dirige a un hotel.

Se hace la dormida cuando escucha llegar a Libertad, que le reprocha que se fuera sin ella, diciéndole que vio que estaba con Manuel, aunque ella le insiste en que debió esperarla, acostándose junto a ella esa noche.

Por la mañana Rosana va a despertarla para que se vaya antes de que la vea Teresa y le pregunta dónde estuvo por la noche, diciéndole Nora que estaba con ella porque estuvieron en la fiesta de un amigo, aunque Rosana le dice que Libertad no tenía permiso para salir, diciendo esta que mientras estuvo en Colombia salía con libertad sin pedirle permiso a nadie y que su abuela le permitía salir porque confiaba en ella.

Nora les cuenta a sus amigas que se fue a bailar con Libertad, que dice, es una amiga de la urbanización y les cuenta también que se besó con Manuel, contando en realidad lo que vio hacer a Libertad.

Con Libertad prueba también su primer cigarrillo, mientras ve regresar a su madre, diciéndole Libertad que los niños bien aprenden a fumar más tarde, negando Nora ser una niña bien, recordándole Libertad que su madre trabaja para ellos, y, aunque Nora le dice que sí, pero que es como de la familia, Libertad le recuerda que le limpia el culo a su abuelita y ellos no lo hacen.

Le dice que se siente agobiada allí y necesita irse y niega que en Colombia hubiera peligro alguno, pues se conocen todos en su barrio.

Nora se muestra enfadada con su madre, que no entiende su actitud.

Cuando la madre ve que Nora y Libertad se van en moto con los chicos le pide que baje, aunque no la escucha y se marcha, yendo a bañarse con ellos.

Luego, mientras toman algo, Libertad le dice que quiere trabajar, pues necesita dinero, aunque ellos le dicen que hasta que no cumpla los 16 no podrá hacerlo, aunque quizá podría hacerlo en Mallorca, diciéndole Manuel que tiene allí un tío, mostrándose ella dispuesta a irse con él para poder trabajar y ganar dinero.

Van luego al barco de la familia de Nora, aprovechando que Manuel sabe manejarlo y se bañan por la noche, aunque Libertad sigue sin querer hacerlo, pues recuerda que una vez lo hizo en Colombia y al llegar a la playa había una ballena muerta.

Al día siguiente su madre se muestra muy enfadada con ella, pues les vieron llegar al puerto en la barca, asegurando que a Manuel se le caerá el pelo y le dice que si vuelve a salir sin permiso la enviará a Barcelona con su padre, tras lo que le prohíbe salir con Libertad, diciendo ella que no puede imponerle quiénes deben ser sus amigos.

Su madre le dice que la acogieron con los brazos abiertos y se lo ha pagado así y le dice además que, desde que sale con Libertad parece una cualquiera y le dice que a partir de ese momento dormirá en el cuarto de las niñas para que la vigilen, diciendo ella que es ella la que debería dormir en el cuarto de las niñas y que ella sí parece una cualquiera.

Se van todos de nuevo con el barco, pero esta vez no llevan a Libertad, que observa cómo su madre asea a la abuela, Doña Ángela.

Deben regresar de la playa tras una llamada de Rosana, pues Doña Ángela volvió a marcharse, saliendo todos a buscarla.

Teresa se muestra durante la cena enfadada por lo sucedido e indica que deberán vigilar todos a la madre, acusando a su hermano de tomarse las pastillas de la madre, diciendo su hermano que ella también toma pastillas, diciendo ella que se las recetó el médico, no permitiendo que Nora se levante, viendo esta cómo ahora Libertad ayuda a su madre para quitarles los platos.

Solo la abuela ignora la diferencia de clase y enseña a tocar el piano a Libertad como si fuera una nieta más.

Nora ve a su amiga marcharse sola con la bicicleta, echando de menos su complicidad.

Teresa decide preparar una fiesta de fin de verano para su madre como las que organizaba ella siempre, debiendo prepararlo todo Rosana, indicándole Teresa también a Libertad tareas.

Cuando llega su padre, sus hermanas salen a saludarlo, pero ella se marcha.

Va a ver a Libertad y le pregunta dónde estaba, diciéndole que con Manuel y que se irá al día siguiente con él en el ferry a Mallorca.

Nora le dice que podría ir a su cole y estaría muy bien, pero ella insiste en que quiere trabajar para conseguir dinero para regresar a Colombia y que no quiere quedarse allí para trabajar para su familia.

Nora le dice que se irá con ella, preguntándole Libertad si ella va a trabajar de camarera y le dice que le estorbaría para poder hacer su vida.

Nora le dice que a lo mejor Manuel no piensa igual, diciéndole Libertad que es una niña bien consentida y que va a acabar tan amargada como su madre y le pide que siga su vida aburrida y la deje en paz.

Llora luego en su cama.

Va hasta la barca y le pide a Manuel que vaya a la fiesta de su abuela, diciendo él que no estará, diciendo ella que les haría mucha ilusión que fueran, pues tampoco quiere que falte Libertad, haciendo así que se entere su padre de sus planes de irse con ella.

Al día siguiente amanece lloviendo con fuerza.

Celebran finalmente la fiesta con todos los amigos de la familia, y en la que Libertad debe ayudar a su madre sirviendo.

Pero poco después coge su maleta y se marcha, observándola Nora desde la ventana, viendo cómo llega entonces Manuel, frustrando la huida, quedando Libertad decepcionada.

Nora sale al jardín, donde todos bailan ahora, aunque ella no es feliz.

Su padre la saca a bailar y le dice que la ve distinta, observando su actitud triste, contándole que su madre le está engañando y que la vio liándose con un hombre.

Él le cuenta entonces que se van a separar.

Ella le pregunta qué hace allí entonces, diciendo él que no lo sabe.

Al ver Rosana regresar a su hija le pregunta si se iba a marchar sin despedirse, recordándole que ella hizo lo mismo, preguntándole Rosana cuándo la va a perdonar.

La abuela, que durante la fiesta recuperó la cabeza y estuvo como en sus mejores tiempos, de pronto se levanta y dice que se tiene que ir, sin que nadie se fije en ella. Solo Libertad la ve salir, sin decir nada.

Al día siguiente Nora escucha a su madre llorar en su cuarto y al padre consolándola.

Acuden al entierro de la anciana, diciéndole Libertad que lo siente mucho, diciéndole Nora que se verán en el cole al despedirse.

Ha llegado el fin del verano y cuando sube su madre al coche, tras despedirse de Rosana y arrancan, que finalmente no se quedarán con Rosana, pues ha decidido marcharse a Colombia con Libertad.

Nora se queda sorprendida y mira por el cristal de atrás a su amiga mientras se alejan.

Calificación: 2
Te cuento la película