Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Los contrabandistas de Moonfleet

Moonfleet (1955) * USA

Duración: 89 min.

Música: Miklós Rózsa

Fotografía: Robert Planck

Guión: Jan Lusting, Margaret Fitts (N.:J.Meade Falkner)

Dirección: Fritz Lang

Intérpretes: Stewart Granger (Jeremy Fox), George Sanders (Lord James Ashwood), Joan Greenwood (Lady Clarista Ashwood), Viveca Lindfors (Mrs. Minton), Jon Whiteley (John Mohune), Liliane Montevecchi (Gypsy), Melville Cooper (Felix Ratsey), Sean McClory (Elzevir Block), Alan Napier (Parson Glennie), Jack Elam (Damen).

Octubre de 1757. El pequeño John Mohune llega a Moonfleet buscando a un antiguo amigo de su madre, Jeremy Fox, del que ignora que es el jefe de los contrabandistas, el cual decide deshacerse de él de inmediato enviándolo a un colegio, aunque John logra escapar de la diligencia y regresar, con la ayuda de la sobrina del nuevo magistrado que trata de limpiar la zona de bandidos, llegar a la antigua mansión de los Mohune, ahora habitada por Fox, que decide permitirle quedarse.

Esa noche John tiene una pesadilla sobre una historia que le contaba su madre, de un novio contra el que su familia, los Mohune lanzaron los perros, comprendiendo al ver la espalda de Jeremy que él era el novio al que los Mohune alejaron, obligándola a casarse con otro.

Otro día en misa escucha al párroco que reprocha a sus feligreses que sigan creyendo que el fantasma de Barbarroja - en realidad un antepasado de John del que se rumoreaba que tenía un enorme diamante - sigue paseando por el cementerio.

Al salir de la iglesia John cae en una tumba abierta, encontrando, sin proponérselo el antiguo mausoleo de los Mohune, utilizado como almacén por los contrabandistas. Allí descubre por casualidad el ataúd de Barbarroja al tropezar con él y tirarlo, descubriendo que tiene un medallón donde cree puede hallarse el diamante, aunque solo hay un papel.

Mientras está allí llegan los contrabandistas y tras ellos Jeremy, del que descubre que es el jefe. Este les reprocha que trafiquen a sus espaldas, y les exige su parte, dejándolo encerrado al marcharse, por lo que grita, haciendo creer a la gente que sus gritos son los de Barbarroja. Pero los contrabandistas se saben descubiertos y temen que el niño pueda hablar, por lo que exigen a Fox su muerte, a lo que este se niega, aunque, para evitar que le ocurra algo malo, decide enviarlo a las colonias junto con su novia, la Srta. Minton.

Pero esta, que no quiere perderlo, avisa al Magistrado de que esa noche llegará a las costas un barco cargado con artículos de contrabando - en el que deberán marcharse ella y John - por lo que el ejército sorprende a los contrabandistas, pese a lo cual Jeremy consigue huir por la montaña con John, y no en el barco con ella como esta esperaba, mientras la señorita Minton muere de un balazo.

Durante la huida John le habla a Jeremy del medallón y le enseña el papel que contenía, lleno de versículos equivocados que, sin embargo él consigue interpretar como una clave que les indica dónde está escondido el diamante: en el pozo de una fortaleza.

Ya fuera de la ley, deberá asociarse con Lord Ashwood para continuar sus negocios, para lo que necesita el dinero del diamante, debiendo librarse del niño, por exigencias de este.

Haciéndose pasar por un oficial al que roba la ropa, Fox llega a la fortaleza, bajando a John hasta el pozo, donde consigue encontrar el diamante, debiendo tras ello huir cuando cuando llega el verdadero oficial al que robó el uniforme.

Esa noche, mientras John duerme, Jeremy roba el diamante y huye junto con los Ashwood, aunque a medio camino se arrepiente y decide regresar a buscar al niño, lo que no es admitido por Lord Ashwood, que le clava su espada, recibiendo este a su vez un balazo de Fox, que acaba con él, muriendo su esposa al desbocarse los caballos.

Ashwood, malherido llega a la cabaña donde dejó a John y le entrega el diamante, pidiéndole que le espere, tras lo que sube a una barca que se aleja con él muerto.

Pero John está seguro que Ashwood volverá y le espera en la mansión que restauró gracias al diamante.

Calificación: 4