Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1
Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1

The Hunger Games: Mockingjay - Part 1 (2014) * USA

Duración: 123 min.

Música: James Newton Howard

Fotografía: Jo Willems

Guión: Danny Strong y Peter Craig (Adaptación de Suzanne Collins de su novela)

Dirección: Francis Lawrence

Intérpretes: Jennifer Lawrence (Katniss Everdeen), Josh Hutcherson (Peeta Mellark), Liam Hemsworth (Gale Hawthorne), Woody Harrelson (Haymitch), Donald Sutherland (Presidente Snow), Philip Seymour Hoffman (Plutarch Heavensbee), Julianne Moore (Alma Coin), Willow Shields (Primrose Everdeen), Sam Claflin (Finnick Odair), Elizabeth Banks (Effie Trinket), Mahershala Ali (Boggs), Jena Malone (Johanna Mason), Jeffrey Wright (Beetee), Stanley Tucci (Caesar), Natalie Dormer (Cressida), Evan Ross (Messalla), Elden Henson (Pollux), Wes Chatham (Castor).

Katniss Everdeen no puede dormir recordando lo que le contaron y recordando que ella viene del Distrito 12, aunque la obligan a volver a la cama.

Al día siguiente ve a Finnick que se lamenta por lo ocurrido y por no haber podido rescatar a Peeta y a Johanna, afirmando que no pudo hacerlo porque no podía moverse y se los llevaron al Capitolio junto con Annie, lamentando que no hayan muerto, pues teme lo que les espera.

Poco después va a buscarla el Coronel Boggs, jefe de seguridad del Distrito 13, en el que están desde que lograron escapar, encargado de llevarla ante la presidenta del Distrito, Alma Coin, explicándole por el camino, ante la perplejidad de Katniss, que creía que el Distrito 13 no existía, que, este fue, en efecto, arrasado durante los Días Oscuros, pero aquel Distrito, especializado en la fabricación de armamento para el Capitolio y en la minería de grafito, habiendo sido preparados como soldados, lo que les permitió sobrevivir tras haber creado un enorme búnker bajo tierra, de numerosos pisos, estando la vida en el mismo completamente reglada, desde que se levantan hasta que se acuestan.

La presidenta Coin, que está con Plutarch le pregunta a Katniss si es consciente de lo que ha ocurrido, contándole que tras su actuación hubo movilizaciones en 7 distritos, por lo que piensan que deben aprovechar la llama encendida por ella para conseguir que se levanten contra Snow, pidiéndole a Katniss que asuma el papel de Sinsajo y les muestre que este vive, pidiéndole que grabe videos propagandísticos que ellos se encargarán de difundir, animando a la rebelión.

Pero ella se niega, echándoles en cara que no salvaran a Peeta.

Cuando se marcha, Coin le dice a Plutarch que esa no es la chica que él le había descrito, y que los juegos acabaron con ella, a lo que Plutarch le dice que lo que deben hacer es encauzar su ira, y que acabará siendo el rostro de la revolución, aunque para ello piensa que es necesario que vea lo que el Capitolio hizo con el Distrito 12, al que pertenece.

Poco después es llevada en efecto hasta su Distrito, totalmente arrasado, y donde tiene la oportunidad de ver los restos de centenares de cadáveres, quedando en pie tan solo la Aldea de los Vencedores, donde está su casa, de la que recoge varias cosas, como una foto de su padre, llevándose también a Buttercup, el gato de su hermana Prim, pese a que sabe que en el Distrito 13 no está permitida la presencia de mascotas.

Ve también en una mesa un florero lleno de flores marchitas a excepción de una rosa blanca, que ella sabe que colocó allí Snow.

Este, en el Capitolio, con una rosa blanca también en su solapa es atendido por su barbero mientras estudia su próximo discurso, y los términos que deben utilizar para referirse a los rebeldes, debiendo obviar este palabra, hablando de criminales.

Se dirige tras ello a través de las pantallas a todos los habitantes de Panem, a los que recuerda que han vivido una larga etapa de paz que algunos radicales han tratado de romper, pidiéndoles que permanezcan unidos y en paz.

Muestra tras ello a los rebeldes detenidos en cada distrito, prohibiendo toda asociación con el símbolo del Sinsajo, asegurando que quien lo enarbole será castigado con la muerte, tras lo cual son ejecutados los rebeldes a la vista de todos.

Katniss regresa llevándole el gato a su hermana, y mientras comen ven en televisión un programa presentado por Caesar Flickerman en el que, para asombro de todos, entrevista a Peeta, que comprueban que se encuentra bien, señalando que tratará de contar lo que realmente ocurrió la última noche, cuando se separó de Katniss para tratar de encontrar aliados y la perdió.

Caesar le dice que fue Katniss quien destruyó el campo de fuerza, creyendo algunos que formaban parte del plan rebelde, diciendo Peeta que ellos ignoraban todo eso y que no formaban parte de ningún plan.

Tras ello advierte a los rebeldes de que deben deponer las armas para evitar acabar matándose los unos a los otros, montando en cólera todos los habitantes del Distrito 13 al escuchar sus palabras, acusándolo de traidor.

Tras escucharle, Katniss se pregunta por qué ha dicho Peeta eso, pensando que tal vez lo hizo para protegerla, pensando que él sigue jugando.

Y esa noche tiene una pesadilla en la que aparece Peeta, diciéndole a su hermana cuando se despierta y se acuesta con ella que quiere ayudar, pero que no puede dejar de pensar en lo que le ocurrirá a Peeta, diciéndole su hermana que puede exigir lo que quiera y no podrían negarse.

Al día siguiente se presenta ante la presidenta diciendo que acepta ser su Sinsajo, aunque imponiendo unas exigencias. Pide que Peeta y los otros tributos sean liberados y que se les conceda la inmunidad.

La presidenta le dice que no puede aceptarlo, aunque le promete que serán sometidos a un juicio justo, no aceptando Katniss seguir adelante hasta que la presidenta acepta esa exigencia así como la de permitir que su hermana se quede con su gato.

Plutarch visita a Effie Trinket, que tras huir del Capitolio se refugió en el Distrito 13 aunque se queja de que no le permitan vestir con su glamurosa ropa, pidiéndole Plutarch que se una a ellos como ayudante de Katniss, aunque ella dice que sus días en el Capitolio son historia, recordándole Plutarch que sus conocimientos de este son muy importantes, aunque si no desea aceptar encontrarán a otra persona.

Coin reúne a todos los habitantes del Distrito y les explica las concesiones realizadas a Katniss, protestando todos cuando dice que prometió la inmunidad de Peeta al que consideran un traidor.

Mientras habla, Katniss observa ante su hermana que apenas hay niños, señalándole esta que muchos de ellos murieron a causa de una epidemia.

Trinket finalmente se une al equipo pese a quejarse de las prohibiciones, si bien consiguió llevar consigo varios de los diseños de trajes que Cinna pensó para Katniss.

Con uno de ellos, de guerrera deciden grabar un anuncio, aunque ven que no funciona, pues no transmite emoción.

Llega entonces Haymitch, y pese a que Katniss no quiere escucharle, él les pregunta a todos cuándo los conmovió Katniss de verdad, recordando diversos momentos, como cuando decidió sustituir a su hermana, o cuando cantó su canción y les hace ver que todos tienen algo en común: que son momentos en que actuó espontáneamente.

La propia Katniss reconoce que es así, por lo que decide salir al campo de batalla pese a los riesgos que ello suponga.

Antes de salir para la filmación Beetee le entrega a Katniss el armamento más moderno de que disponen, unas flechas especiales, explosivas e incendiarias.

Le muestran también todo el armamento que tienen acumulado, preguntado ella cómo dejaron que arrasaran los distritos teniendo ellos todas esas armas.

Sale tras ello acompañada por Gale, uniéndose a ellos un equipo de grabación formado por Cressida y sus ayudantes Mesala, Castor y Pollux, todos ellos huidos del Capitolio, y con los que parten hacia el Distrito 8, donde son recibidos por la Comandante rebelde Paylor, a cargo de un hospital donde se hacinan cientos de cadáveres y heridos, víctimas de los ataques del Capitolio.

Katniss se siente impresionada a la vista de tanto dolor, no sabiendo cómo podrá ayudarles, recomendándole Cressida que deje que la vean y que eso les ayudará, viendo cómo a medida que avanza los enfermos se van incorporando ante ella.

Ella les confirma que luchará con ellos, mientras el equipo graba las imágenes de la gente dispuesta a seguir el combate, saludando con los tres dedos.

En el Capitolio han captado sus imágenes, decidiendo el presidente Snow ordenar que maten a todos los que están en el hospital de campaña por haberse asociado al símbolo del Sinsajo como escarmiento para que todos sepan cuál es el precio de asociarse con Katniss.

Cuando esta y sus compañeros se alejaban ya ven que se acercan los bombarderos, por lo que deciden ocultarse en un búnker, comprendiendo enseguida que los aviones se dirigen al hospital, por lo que tratan de correr hacia allí, aunque sólo tienen tiempo de ver cómo fue bombardeado y arrasado el hospital, lanzando ella y Gale sus flechas explosivas acabando con dos bombarderos.

Todavía impresionada por la dureza del ataque, Katniss pronuncia un conmovedor discurso grabado por el equipo de Cressida, mostrando en él el dolor causado por el Capitolio al acabar con hombres, mujeres y niños desarmados para afirmar que el Capitolio no los tratará con justicia, animando a todos a responder, dirigiéndose directamente a Snow para decirle que puede quemar sus distritos, pero que el fuego se propaga y si ellos arden, él arderá con ellos, mostrándose tras ello las imágenes del derribo de los bombarderos junto con una petición a todos para que se unan a la lucha.

La presidenta Coin anuncia junto a Katniss que ha llegado su momento y que Beetee retransmitirá su mensaje a todos los distritos de Panem para lograr una alianza.

En el Distrito 7 sus habitantes, que trabajan proveyendo de madera al Capitolio escuchan las órdenes del presidente de que se aumenten las cuotas de producción diaria en dos horas de trabajo más.

Pero sus habitantes se rebelan y un día, mientras se dirigen al trabajo comienzan a trepar a los árboles comenzando los guardias a disparar contra ellos, acabando con muchos de ellos, aunque poco después unas minas ocultas bajo tierra explotan acabando con los guardias.

Katniss recibe permiso para salir a cazar, aunque sin alejarse demasiado, haciéndolo con Finnick, recordando así sus viejos tiempos, aunque ven que los animales no les tienen miedo y no tratan de huir, por lo que deciden no matarlos.

Peeta vuelve a salir en televisión, diciéndole a Katniss que está siendo utilizada para enardecer a los rebeldes y que está siendo manipulada sin saber lo que está diciendo, por lo que le pide que piense por sí misma, pues sabe que nunca apoyó la revolución, pidiendo de nuevo que detengan la guerra y que se pregunte si de verdad confía en las personas con las que se ha aliado.

Gale, al verlo, lo acusa de cobarde, asegurando que él jamás diría eso, ni siquiera bajo tortura, no entendiendo que defienda lo que han hecho a su hogar y su familia, diciéndole Katniss que él ignora lo ocurrido, por lo que deben mostrárselo.

Acuden de nuevo al Distrito 12 donde Gale recuerda los duros momentos que vivieron y cómo él y otros tuvieron que avisar a la gente de su distrito para que pudieran escapar, recordando especialmente a las 915 personas que mientras huían se toparon con la alambrada y fueron bombardeados por la espalda, no pudiendo quitarse de la cabeza desde entonces lo ocurrido y echándose la culpa de no haber podido salvar a más gente, tratando Katniss de consolarlo diciéndole que salvó a mucha gente y de que de no haber sido por él ni siquiera seguiría vivo su recuerdo.

Van de nuevo a casa de Katniss, recordando Gale que allí fue donde lo besó, diciendo ella que creía que no lo recordaría, afirmando él que nunca lo olvidará, volviendo ella a besarlo en ese momento, ante lo que él dice que sabía que lo haría, pues solo cuando sufre es capaz de llamar su atención.

Tras ello Katniss y el resto de la tripulación van hasta la orilla del río, donde ven un Sinsajo, escuchando su canto repetido por otros.

Pollux le pide tras ello a Katniss con gestos que cante, comenzando ella a entonar la canción de "El árbol del ahorcado", y la graban cantándola, canción que editada emitirán con la ayuda de Beetee a todos los distritos como himno revolucionario.

En el Distrito 5 un grupo de rebeldes llega hasta la enorme central hidroeléctrica portando enormes cajas, y aunque muchos son eliminados por los Pacificadores, logran dominarlos y llegar hasta la presa donde colocan las cajas, llenas de explosivos consiguiendo destruir la presa y haciendo que la capital, incluido el Capitolio se queden sin suministro eléctrico.

Valiéndose de generadores de energía, emiten un nuevo mensaje de Peeta, al que se ve cada vez más débil, rechazando los salvajes ataques ocurridos contra la central hidroeléctrica, aunque debido a lo débil que es la señal Beetee consigue interrumpirla con el video de propaganda que grabaron en el Distrito 13 y a Katniss cantando "El árbol del ahorcado", sorprendido a Peeta al ver que Katniss sigue viva, y de pronto cambia su discurso para advertirles que el Capitolio va a atacar el Distrito 13 por la mañana.

La advertencia hace que se activen los sistemas de alarma en el Distrito 13, debiendo ocultarse todos los habitantes en el búnker construido en el nivel 40 bajo tierra.

Efectivamente sus sistemas detectan la entrada de tres escuadrones del Capitolio en su espacio aéreo, por lo que activan la defensa antiaérea y arman los misiles de largo alcance para contraatacar, comenzando los bombardeos mientras la gente todavía está bajando hacia las profundidades, donde Katniss observa que no está Prim, por lo que sale a buscarla segura de que se despistó por ir a buscar a su gato.

Queda solo un minuto para que se cierren las puertas del búnker mientras detectan que se presenta una nueva oleada de bombarderos, pese a lo cual Katniss sale a por su hermana, a la que encuentra en el piso superior ya con su gato, bajando a toda prisa hacia el búnker, al que logran entrar mientras las puertas se están ya cerrando y mientras escuchan el comienzo de lo más duro del bombardeo.

Los primeros ataques de respuesta fueron respondidos por los bombarderos destruyendo los sistemas de defensa activos, por lo que la presidenta ordena que oculten las armas esperando a que acaben los ataque, pues los atacantes carecen de información fiable del lugar exacto donde se encuentran y si contraatacan descubrirán el lugar, siendo más seguro preservar su hábitat.

Gale habla con Katniss a la que le dice que Snow está utilizando a Peeta y a Annie para castigarlos y debilitarlos, reconociendo que creía que el romance con Peeta era solo un montaje, aunque ha comprendido al final que lo quería, aunque ella misma asegura que no sabe en qué forma.

Terminados los bombardeos Boggs va a buscarla y la lleva ante la presidenta Coin que le pide que grave un mensaje que emitirán diciendo que siguen operativos y sin bajas pese al ataque del Capitolio, estando la presidente muy agradecida a Peeta, gracias a cuya advertencia tuvieron el tiempo necesario para salvar a los civiles,

Salen al exterior, completamente destruido por la acción de los bombarderos dispuestos a grabar su mensaje, observando que los aviones lanzaron miles de rosas blancas que ella interpreta como un mensaje, entendiendo que le quieren decir que van a matar a Peeta para castigarla a ella, por lo que es incapaz de realizar la grabación.

Aparece entonces Haymitch que le explica que la presidenta ordenó aprovechar la debilidad de los sistemas de defensa del Capitolio por la falta de energía eléctrica para enviar un grupo de élite formado por 6 voluntarios al mando de Boggs y entre los que va Gale para tratar de rescatar a Peeta, a Johanna y a Annie.

Ante la incapacidad de Katniss para grabar el video que le pidieron será Finnick quien lo haga, emitiéndolo Beetee mientras sus fuerzas se dirigen al Capitolio, pues su emisión creará interferencias, y dado que el Capitolio depende de generadores eléctricos, si utilizan su escasa energía para detectar la emisión dejarán desprotegidas sus defensas, consiguiendo en efecto que el equipo logre llegar hasta el edificio donde mantienen retenidos a los rehenes.

En el Distrito 13 siguen sus maniobras a través de una pantalla, viendo cómo el equipo va cumpliendo sus objetivos, aunque antes de conseguir rescatar a los prisioneros se restablece la corriente y las defensas del Capitolio, por lo que Katniss se dirige a Snow con la esperanza de llamar su atención y evitar que detecten a los intrusos.

Consiguen que en efecto Snow responda a su llamamiento, tratando Katniss de negociar con él y asegurándole que si deja libre a Peeta ella dejará de ser el Sinsajo, proponiéndole también que lo intercambien con ella.

Por el contra Snow la acusa de haber provocado la guerra, diciéndole que pronto verá que las cosas que más se quieren son las que nos destruyen.

Le dice tras ello que sabe que sus amigos están en el centro de entrenamiento antes de cortar la comunicación, rompiendo Katniss a llorar temiendo por la vida de Peeta, de Gale y del resto de sus amigos y compañeros, no teniendo acceso a información alguna.

Pero en contra de todos los augurios de pronto Haymitch les anuncia que han vuelto, viendo Katniss entonces a Johanna en una cama y a Finnick abrazando y besando a Annie, pero no ve a Peeta.

Ve a Gale y lo abraza, contándole él que no entiende lo que ocurrió, pues pese a que toda la artillería estaba operativa y apuntándolos les dejaron escapar.

Luego le dice que Peeta está inconsciente, aunque está seguro de que le gustará verla cuando despierte, dirigiéndose ella a la habitación donde está y donde lo encuentra en muy malas condiciones, acercándose Katniss a él, viendo cómo este al verla se lanza hacia ella y la coge del cuello lanzándola contra la pared con unas enormes fuerzas estando a punto de ahogarla, evitándolo Boggs, que lo golpea duramente.

Katniss despierta algún tiempo después con un collarín, no pudiendo hablar al haber quedado dañadas sus cuerdas vocales por el intento de estrangulamiento de Peeta.

Le dicen que Peeta ha estado sometido a un proceso de envenenamiento con rastrevíspulas, habiendo sido además torturado física y mentalmente, cambiando sus recuerdos para convertirlos en un arma, estando los médicos trabajando para revertir el proceso, debiendo mantenerlo para ello aislado, aunque no están seguros de poder revertir el proceso, ya que el miedo es un arma demasiado poderosa.

Entretanto Coin se dirige de nuevo a los habitantes de su distrito a los que da la noticia de la liberación de los rehenes, esperando con ellos y con el Sinsajo a su lado, mandar un mensaje al capitolio de que no tolerarán la injusticia, prometiendo no rendirse jamás y afirmando que tras la liberación de los ganadores liberarán Panem.

Katniss, se dirige, aun con su collarín hasta la habitación donde mantienen aislado a Peeta, al que observa atado a la cama mientras se retuerce debido al dolor por el tratamiento al que está siendo sometido.

Calificación: 2