Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Lost in translation

Lost in translation (2003) * USA / Japón

          También conocida como:
                    - "Perdidos en Tokio" (Hispanoamérica)

Duración: 105 min.

Música: : Brian Reitzell y Kevin Shields

Fotografía: Lance Acord

Guión y Dirección: Sofia Coppola

Intérpretes: Bill Murray (Bob Harris), Scarlett Johansson (Charlotte), Giovanni Ribisi (John), Anna Faris (Kelly), Fumihiro Hayashi (Charlie), Akiko Takeshita (Sra. Kawasaki), Catherine Lambert (Cantante), François Du Bois (Pianista).

Bob Harris, antigua estrella de Hollywood llega a Tokio y se deja deslumbrar por sus luces, esperándole en el hotel varios regalos y una nota de su mujer recordándole que se le olvidó el cumpleaños de su hijo Adam.

Pero a pesar de lo lujoso del hotel, el insomnio le lleva al bar, donde es reconocido por varios compatriotas que lo abordan, por lo que regresa a su habitación.

Cuando se duerme finalmente le despierta el ruido de un fax de su mujer que no se da cuenta de que en Japón es de noche.

En el mismo hotel se aloja también Charlotte, que no consigue dormir, molestándole además los ronquidos de su marido.

Al día siguiente le despiertan las cortinas al abrirse solas llegada la hora de levantarse, antes de dirigirse al estudio de grabación donde va a rodar un anuncio de whisky.

Bob observa al director del anuncio dando montones de instrucciones que luego su traductora le explica brevemente, no entendiendo que tantas palabras se traduzcan en tan pocas a su idioma.

Charlotte, sola, ya que John, su marido, que es fotógrafo se pasa el día trabajando realizando un reportaje sobre un grupo musical, visita sola ciudad, acudiendo a ver un templo budista, aunque tantas horas solas le hacen pensar mucho y se siente mal, no consolándole tampoco hablar por teléfono, viendo que cuando están juntos, John solo piensa en su trabajo.

Por la noche, y mientras trata de encontrar en la televisión algo entendible, incluida una de sus viejas películas, doblada al japonés, llaman a su puerta, apareciendo una mujer japonesa que le ofrece un masaje relajante tras lo que le pide que rompa sus medias para, a continuación lanzarse al suelo gritando que la suelte mientras Bob la mira atónito pensando si lo estarán grabando.

Le preguntan si puede quedarse unos días más para grabar un programa con el "Johnny Carson japonés", y aunque él prefiere marcharse el jueves, su representante le dice que convendría que se quedara.

Al día siguiente realizan la parte fotográfica de la campaña publicitaria.

Por la noche baja al bar, donde es visto por Charlotte, que lo invita a una copa, al verlo tan aburrido como ella pese a que ahora está con John, pues este se dedica a discutir los detalles de su trabajo para el disco.

Bob baja al gimnasio y sube a una máquina que no sabe controlar por lo que debe tirarse de la misma haciéndose daño y andando un poco cojo.

En el hotel John y Charlotte coinciden con Kelly, una actriz que está allí para promocionar una película y que, tras decirle a John que es su fotógrafo favorito, los invita a tomar algo.

Esa noche Charlotte y Bob vuelven a coincidir, esta vez solos, en la barra del bar, preguntándole ella la razón de su estancia en Japón, explicándole él que no podía negarse a una oferta de 2 millones de dólares por el anuncio de una marca de whisky.

Ella por su parte le cuenta que está allí acompañando a su marido, con el que lleva casada dos años, contándole Bob que él lleva 25.

Charlotte terminó poco antes sus estudios de Filosofía, aunque aun no sabe qué camino tomar en su vida.

Al día siguiente Charlotte baja con John a tomar una copa con Kelly y otros amigos, aprovechando la reunión para concertar una sesión fotográfica.

Kelly comenta que todos creen que es anoréxica, lo que ella dice es por su metabolismo, aunque luego les habla maravillas de un limpiador intestinal.

Aburrida de su charla, ve a Bob y se acerca a saludarlo.

Al día siguiente John sale de viaje y no regresará hasta el domingo, por lo que le dice a Charlotte que para no aburrirse llame a Charlie y a sus amigos surferos, que viven en Tokio.

Así lo hará, invitando a Bob a la fiesta cuando poco después se encuentran en la piscina.

Acudirán por tanto a la fiesta, donde Bob descubre que Charlie es también japonés, aunque lo llaman así por su parecido con Charlie Brown, y aunque beben y escuchan música, tampoco entienden gran cosa, yendo tras la primera, a una segunda fiesta donde beben, bailan y practican el karaoke.

De regreso al hotel Bob finalmente consigue conciliar el sueño y se duerme en el coche, debiendo una vez llegan al hotel coger a Charlotte, también dormida, en brazos y llevarla hasta su habitación.

Una vez en la suya llama a su mujer, más preocupada por los asuntos cotidianos que por escucharle a él.

Al día siguiente juega un rato al golf antes de ir a comer con Charlotte, que le muestra que tiene un dedo del pie amoratado, por lo que la acompaña al hospital.

Vuelven a quedar con Charlie y sus amigos en un lugar llamado Orange, aunque cuando llegan al lugar descubren que es un local de striptease y se marchan.

De regreso al hotel ven a Kelly cantando con la orquesta, pero se escabullen a sus habitaciones, aunque poco después se reunirán para ver juntos "La dolce vita".en italiano, tras lo que hablan, quejándose ella de no haber encontrado su camino y no saber qué desea hacer, pues le gustaría ser escritora pero no le gusta lo que escribe, e intentó también ser fotógrafa pero era muy mediocre.

Bob la anima a que siga escribiendo.

Él recuerda por su parte que Lydia, su mujer, siempre iba a los rodajes y se divertía, pero que ahora ya no lo necesita y los hijos lo complican todo.

Al día siguiente Charlotte viaja sola a Kyoto para hacer turismo, mientras Bob, por su parte, accede a quedarse más tiempo para participar en el programa de televisión que le dijeron, que ve que es presentado por un tipo teñido de rubio y con una ropa ridícula, que le hace bailar siguiendo su ritmo obligándole a hacer tonterías ante las cámaras.

Al regreso del rodaje entabla conversación con la cantante de jazz del hotel y acaban acostándose juntos.

Por la mañana Charlotte va a su habitación para pedirle que vaya a comer con ella a un restaurante de sushi, dándose cuenta de que está con la otra mujer.

Acude pese a todo al restaurante donde ella le espera, pero la ve dolida cuando le dice que comprende que con ella, que es más de su edad pueden hablar de más cosas en común, y de sus viejas películas de los tiempos en que aun hacía cine.

Tras la tensa comida una alarma vuelve a unirlos esa noche en el hall del hotel donde tienen la oportunidad de hacer las paces, aunque él le cuenta que se va al día siguiente, asegurando ella que lo echará de menos.

Van tras ello al bar, donde él le dice mientras coge su mano que no desea marcharse, pidiéndole Charlotte que se quede con ella.

Tras hablar un rato se retiran a sus habitaciones dándose un beso de buenas noches.

Al día siguiente, y antes de salir del hotel hacia el aeropuerto hace una llamada desde el vestíbulo a la habitación de Charlotte, aunque esta no le contesta.

Aparece poco después con su chaqueta, aunque rodeados de gente no pueden despedirse como desearían.

Camino del aeropuerto vuelve a verla entre la gente y se baja del coche para abrazarla un largo rato, y, tras decirle algo al oído besarla, antes de volver al coche.

Calificación: 3