Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Luna de lobos

España (1986) *

Duración: 107 Min.

Música: Bernardo Fuster y Luis Mendo

Fotografía: Juan Molina Temboury

Guión: Julio Sánchez Valdés, Julio Llamazares (N.: Julio Llamazares)

Dirección: Julio Sánchez Valdés

Intérpretes: Santiago Ramos (Ramiro), Antonio Resines (Ángel), Álvaro de Luna (Gildo), Kiti Mánver (María), Fernando Vivanco (Sargento), Cristina Collado (Juana), Jesús Cisneros (Juan), César Varona (Capitán), Rubén Tobías (Don José), Enrique Navarro (D. Manuel), Frank Braña (Arriero).

Otoño de 1937. Derrumbado el frente de Asturias, cientos de huidos se refugian en las montañas buscando en sus aldeas refugio y ayuda familiar mientras esperan para reagruparse o escapar a zona republicana.

Un grupo de soldados queda descolgado en las montañas que separan Asturias y León acosados por la Guardia Civil, viéndose muy pronto reducido tras un enfrentamiento con estos, a cuatro guerrilleros, Ramiro, apodado el "Manco" porque le falta una mano, Ángel, el "Maestro", por su profesión, su hermano Juanín, y Gildo.

Para sobrevivir e informarse acuden en ocasiones a Cereceda, pueblo de los tres primeros, debiendo recurrir en otras ocasiones al robo para aprovisionarse.

En una de las bajadas que hace, Juanín no regresa y bajan a buscarlo cayendo en una emboscada de la guardia civil, siendo herido Ángel durante la refriega en una pierna.

1940. Finalizada la guerra, el grupo sigue con su lucha por la supervivencia sin poder huir al seguir cerradas las fronteras y los caminos y trenes vigilados.

Continúan con sus asaltos: lo harán a un autocar robando a todos los pasajeros, y otro día a la cantina de un pueblo donde matan a una persona que trataba de acabar con ellos.

En el autocar iba María, novia de Ramiro, y amante del sargento Argüello, la cual, gracias a su posición puede subirles comida e información.

El vigilante de una estación les ofrece el medio de huir a Francia. A cambio de 150.000 pesetas irán en un tren sin vigilancia a Bilbao y desde allí, y en barco, a Francia, debiendo recurrir al secuestro del director de una mina para tratar de conseguir el dinero.

La guardia civil, puesta al tanto por el banco, obliga a la mujer del secuestrado a confesar, acudiendo al intercambio no la esposa de este, sino un guardia civil disfrazado, que acaba con Gildo, precisamente el más reticente a marcharse para no abandonar a su mujer y a su hijo. Ángel acabará con los guardias disfrazados, y Ramiro con el secuestrado.

Frustrado su intento de huída acuden a ver al cura de Llánaga al saber que Juanín recurrió a él años antes y él fue quien lo entregó. Él los llevará hasta el lugar donde lo enterraron.

Un enlace les propone ponerse en contacto con "El Francés", un guerrillero al que encomendaron unificar a todas las partidas, pero cuando el caballo del enlace regresa solo comprenden que les esperan, por lo que, para escapar provocan la estampida de las vacas, huyendo entre la confusión, sin poder evitar que Ángel, que durante la espera tuvo la oportunidad de hacer el amor con la hija de su anfitrión, caiga herido.

Ramiro baja al pueblo para pedir ayuda, encontrando a María en la cama con Argüello, que, tras comprender la situación la abofetea.

Cuando regresa, Ramiro comprueba que Ángel ya se suicidó.

1946. Ramiro sigue sobreviviendo solo en las montañas, acudiendo al pueblo para ver a su moribundo padre al que, al día siguiente dará su adiós en el cementerio, volviendo a ver a una María desengañada tanto de él como de Argüello.

La guardia civil lo acosa, maltratando a su hermana y a su cuñado, pese a lo cual no consiguen dar con él, escondido en un zulo en la cuadra. Hasta que, cansado de verlos sufrir decide huir al verse sin futuro, ya que, ganada la Guerra, los aliados no han intervenido en España, por lo que se arriesga a coger un tren que lo acercará a la frontera.

Calificación: 2