Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Mad Max. Salvajes de autopista
Mad Max. Salvajes de autopista

Mad Max (1979) * Australia

Duración: 90 Min.

Música: Brian May

Fotografía: David Eggby

Guión: James McCausland, George Miller

Dirección: Gerorge Miller

Intérpretes: Mel Gibson (Max Rockatansky), Joanne Samuel (Jessie Rockatansky), Hugh Keays-Byrne (Cortauñas), Steve Bisley (Jim Rains / "Ganso"), Tim Burns, (Johnny Boy), Roger Ward (Fred Macaffee / "Fifi"), Geoff Parry (Bubba Zanetti), Vince Gil (Crawford Montazano / "Jinete Nocturno), Sheila Florance (May Swaisey).

En un futuro en que escasea el combustible y en que las pandillas de moteros dominan las carreteras hay un cuerpo especial de policías, la MFP (Main Force Patrol / Patrulla de Fuerza Central) que se encarga de la seguridad en las carreteras.

En una de esas carreteras en la que se advierte a los conductores de que es una carretera de alto riesgo en la que ha habido 57 muertos durante el último año, dos agentes de ese cuerpo que se entretienen mientras esperan algún aviso mirando con su teleobjetivo a una pareja que hace el amor en el campo, reciben el aviso de que un motero, Crawford Montazano, al que llaman el "Jinete Nocturno" escapó mientras era custodiado por un policía al que mató, robando su coche patrulla con el que recorre a toda velocidad la carretera acompañado de una chica, partiendo la patrulla en su persecución, para reforzar a otro coche policial que va tras él.

Llegados a su altura, apunta al fugitivo con su arma, aunque al verlos Montazano pisa el freno haciendo que los policías se adelanten y sufran un accidente, mientras grita por la radio policial que es el Jinete Nocturno.

Aunque sin una puerta, los policías que sufrieron el accidente continúan con la caza, mientras el otro coche tiene problemas, uniéndose a la caza al verlos el agente Jim Rains, al que llaman "Ganso", a bordo de su motocicleta.

El coche se va acercando a un pueblo donde una pareja discute descuidando a su hijo que empieza a alejarse hacia la carretera.

Cerca de allí se queda cruzada una caravana al tratar de dar la vuelta.

En un cruce una furgoneta sale y la arrollan debido a su velocidad, y luego, tratando de esquivar al niño que camina por el centro de la carretera, uno de los coches se despista y vuelca, mientras que el otro no tiene tiempo de reaccionar y acaba empotrado contra la caravana sin posibilidad de reanudar la persecución, llamando entonces Ganso, que tampoco puede seguir con su moto debido al accidente a Max Rockatansky para que prosiga él con la persecución, saliendo este a realizar la interceptación.

El asesino prosigue su carretera gritando que es el Jinete Nocturno, parando Max su coche en medio de la carretera aunque consigue esquivarlo, siendo perseguido tras ello por Max, que con un coche con un potente motor se acerca a él y lo embiste, yendo a tal velocidad que le es imposible frenar cuando un hombre trata de darle el alto en medio de la carretera, ya que hay un camión cargado de combustible accidentado, chocando Montazano contra el vehículo y provocando una enorme explosión que acaba con su vida.

Max vive con Jessie, su mujer y con su hijo Sprog, sintiéndose ella mal cada vez que él la deja para volver a patrullar las carreteras.

Al día siguiente, su compañero y mejor amigo, Jim Rains, conocido como "el Ganso", y aun herido tras el accidente sufrido durante la persecución del Jinete Nocturno, le muestra a Max, un potentísimo vehículo modificado por el mecánico de la policía con 8 cilindros y un compresor, lo que lo hace el coche más rápido, quedando entusiasmado sin saber que ese coche es un cebo del capitán Macaffee para tratar de evitar que Max, que es su mejor hombre se vaya de la MFP.

Estrenarán ese potente coche ese mismo día en una persecución en la que consiguen alcanzar a otro ladrón, comunicándole entonces Macaffee que hay un grupo de motoristas melenudos, amigos del Jinete Nocturno que lo buscan para vengar la muerte de su amigo, aunque él no le da ninguna importancia.

Efectivamente decenas de motos llegan hasta Little Jerusalén, una pequeña población haciendo rugir sus motores, y dirigiéndose hacia la estación afirmando ir a buscar a un amigo que llegó en el tren, viendo que se trata del Jinete Nocturno en su ataúd.

Al ver cómo se burlan y golpean a un muchacho afeminado, al que además arrastran con su moto, una pareja que estaba viéndolo decide coger su coche y marcharse, aunque al verlos "el Cortauñas", el jefe de los moteros llama a sus hombres y comienzan a perseguir al coche al que golpean con un enorme hacha hasta sacarlo de la carretera, comenzando entonces a destrozar el tuneado vehículo con hachas, martillos y piquetas, no dejando a salvo ninguna pieza, tras lo cual sacan a la pareja del automóvil y los violan.

Avisados del ataque, Max y Jim se dirigen al lugar de la agresión, cruzándose con el muchacho propietario del coche, que corre por el campo sin pantalones sin pararse ante los requerimientos de los policías, que al llegar al lugar donde quedó destrozado su coche encuentran a su novia atada con una cadena, habiéndose quedado en el lugar Johnny Boy, uno de los moteros, que estaba demasiado drogado para huir con sus compañeros, llevándolos a ambos al palacio de justicia.

Enterado de que Johnny se quedó atrás, Cortauñas ordena Bubba, uno de sus hombres que lo busque y se haga cargo de él.

Poco después llega Macaffe, acompañado por el abogado de Johnny y por un periodista y les informa que deben poner a su detenido en libertad al no presentarse al juicio ningún testigo, ni la chica ni ningún habitante del pueblo.

Furioso por la decisión judicial, Ganso se niega a dejar que se vaya, debiendo ser sujetado por sus compañeros para que no agreda al motero, que le amenaza.

Los moteros se divierten en la playa con sus chicas, jugando algunos con una maniquí, con la que bromean obscenamente hasta acabar disparándole como si fuera un policía, tras lo que el Cortauñas amenaza a Johnny recordándole que debe mantener cerrada la boca.

Ganso se divierte a su vez en un local nocturno escuchando a una cantante, sin escuchar por ello un aviso de la Infracción del toque de queda y sin poder ver que mientras él se divierte alguien manipula su moto.

Al día siguiente se levanta junto a la cantante, con la que ha pasado la noche antes de salir a trabajar con su moto perseguido por Johnny Boy.

Debido a la manipulación de la moto, Ganso tiene un accidente y se sale de la carretera volando, debiendo acudir en su auxilio Midge con una grúa, dejándole que se la lleve él con su moto cargada mientras él regresa en bicicleta, no sospechando que El Cortauñas y sus hombres le ha tendido una emboscada, lanzándole Johnny un freo de tambor que impacta contra el cristal de la camioneta haciendo que esta se salga de la carretera y vuelque.

El Cortauñas y Johnny se acercan hasta el vehículo accidentado que está perdiendo gasolina, ordenándole el primero al segundo que lance una cerilla contra el vehículo, y aunque Johnny se niega a acabar con un policía su jefe le obliga, viendo arder el vehículo con el Ganso dentro.

Max acude al hospital para visitar a su compañero calcinado, aunque aún vivo, teniendo pesadillas debido a ello.

Tras ello comienza a tener miedo pensando que si sigue realizando ese trabajo acabará loco, pues se da cuenta de que está empezando a disfrutar de ello, por lo que decide pedir la baja pensando en Jessie y su hijo Sprog.

Pero Macaffee le pide que se tome dos semanas de vacaciones y, si a la vuelta piensa lo mismo aceptará su dimisión.

Se toma esas vacaciones, yendo con su familia al campo, comprándose un perro y disfrutando del campo y de la naturaleza, divirtiéndose mientras se baña en el río.

Debido al pinchazo de una de las ruedas del coche van a un taller, acudiendo Jessie con Sprog entretanto a un bar para comprarle un helado sin saber que allí están los motoristas.

Jessie compra el helado, acercándose a ella varios de los motoristas, pidiéndole el jefe de estos que le dé un poco de helado, dejando ella que lo chupe, aunque cuando va a hacerlo ella aprovecha el momento para darle un golpe en la entrepierna, lo que le da una cierta ventaja, consiguiendo huir y llegar al taller donde hace que suba su marido con el que sale a toda prisa.

Persiguiéndola los motoristas llegan al taller y preguntándole al dueño de este quiénes eran, no sabiendo él decirle más que eran una pareja.

Cuando estos paran, se fijan en que hay una cadena que quedó enganchada al guardabarros con la que uno de los motoristas trataba de retenerla, observando que enganchada a la cadena está la mano de la persona que la lanzó.

Max y su mujer se retiran a una granja donde esperan no encontrar más problemas, pareciendo en efecto todo tranquilo allí.

Mientras Max trata de arreglar el motor de su coche, Jessie aprovecha para ir a la playa, que aunque cercana, está al otro lado de un pequeño bosque que debe atravesar acompañada por su perro.

Tras bañarse y tomar el sol regresa sin percatarse de que en la parte superior del acantilado están los moteros.

Pero cuando vuelve a atravesar el bosque para regresar a la granja siente cierta inquietud, como si presintiera que alguien la sigue, por lo que comienza a correr abandonando todo lo que llevaba de la playa dándose cuenta de que varias personas la persiguen, topándose de pronto con su perro colgado de un árbol.

Al verlo chilla, escuchándola Max, que coge un arma de su coche y sale a por ella que llega muy asustada a la granja mientras Max se dirige con su arma al bosque.

La dueña de la granja, May Swaisey piensa que quizá ha sido su hizo Benno, que es retrasado quien la asustó y trata de que Jess se calmen, aunque de pronto se acuerda de Sprog y sale a buscarlo, no estando ya en el lugar en que lo dejó, encontrándolo en brazos de uno de los motoristas.

Mientras les ruega que le devuelvan a su hijo, sale May con una escopeta con la que amenaza a los motoristas, disparando contra un bidón para demostrarles que sabe usarla, y haciendo que estos entren en una caseta, cerrando tras ello la puerta, aprovechando Jess para subirse a la furgoneta con su hijo

Mientras Max regresa a la granja tras escuchar el disparo, Jess se marcha en el coche con May y el niño, siendo perseguida por los motoristas tras huir del lugar en que fueron encerrados.

Pero como Max no había terminado de arreglar el coche, este se les para, por lo que tras coger a su hijo en brazos comienza a correr mientras May trata de protegerla con su escopeta, con la que nada puede hacer, siguiendo los motoristas a Jess hasta alcanzarla, y llevársela a ella y al niño.

Max llega entonces con Benno corriendo hasta el coche, siguiendo su carrera hasta encontrarse tirados en la carretera a su mujer y al niño.

Llevados a un hospital, el niño muere al llegar, quedando su esposa muy malherida y con graves complicaciones.

Debido a ello Max enloquece y tras embutirse en su traje de policía va a ver al dueño del taller que le dice que el Cortauñas y su banda tienen que ir por allí para recoger sus motos, afirmando no saber dónde están, pues pasan el día por las playas y robando combustible.

Están de hecho tan organizados que asaltan un camión cargado de gasolina, tras ralentizar su marcha al ir uno de ellos delante muy despacio y sin que el conductor se entere de que están cargando sus recipientes de combustible.

Max los espera en un cruce y cuando ve el camión comienza a seguirlos llegando enseguida hasta ellos gracias a la potencia de su coche y haciendo que varios de ellos se salgan de la carretera.

Cuando se recuperan y siguen su camino Max da la vuelta y se dirige hacia ellos embistiéndolos esta vez de frente y haciendo que caigan al río.

Bubba y el Cortauñas acuden al taller a buscar sus motos, encontrando el segundo en su casco fotos de Jessie, Sprog y el Ganso mientras Johnny trata de avisarlos.

Max persigue a Cortauñas y a Bubba, hasta el Área prohibida, escuchando por la radio cómo informan que deben detener a un coche sustraído por un agente sin permiso

Ve entonces una moto tirada junto a la carretera y junto a ella a su dueño, Johnny, aparentemente sin sentido, y cuando trata de acercarse Bubba le dispara a la pierna hiriéndolo, y quedando tirado en la carretera.

Luego el Cortauñas y Bubba se acercan a él con las motos y pasan sobre él, lanzándose de nuevo Bubba con su moto hacia él, aunque en esa ocasión y pese a sus heridas consigue hacerse con su arma, acabando con él, aunque no puede evitar la huida de Johnny y del Cortauñas

Casi arrastrándose debido a la herida de su pierna, Max consigue llegar hasta el coche y comienza la persecución, consiguiendo gracias a su potente motor dar alcance al Cortauñas, al que empuja desviándolo hacia el carril contrario, acabando por empotrarse contra un camión al llegar a un cambio de rasante.

Va tras ello a buscar a Johnny pese a su debilidad, viendo su moto junto a la carretera y observando que le está robando las botas a un hombre muerto en un accidente, esposándolo por el tobillo al coche, que está derramando gasolina, dejando cerca un mechero encendido mientras le entrega a Johnny una sierra e indicándole que puede cortar con ella las esposas, lo que le llevará 10 minutos o podrá optar por cortarse el tobillo, lo que le llevará 5 minutos.

Max se marcha dejando allí a Johnny, viendo por el retrovisor cómo unos minutos después estalla el coche.

Tal como temía, ha empezado a disfrutar de su trabajo y es un loco más de la carretera aunque con placa, convirtiéndose el loco que temía, en "Mad Max".

Calificación: 2