Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Mamá

Mama (2013) Canadá / España

Duración: 100 Min.

Música: Fernando Velázquez

Fotografía: Antonio Riestra

Guión: Neil Cross, Andy Muschietti y Barbara Muschietti (Historia: Andy Muschietti y Barbara Muschietti)

Dirección: Andy Muschietti

Intérpretes: Jessica Chastain (Annabel), Nikolaj Coster-Waldau (Lucas), Megan Charpentier (Victoria), Isabelle Nélisse (Lilly), Daniel Kash (Dr.Gerald Dreyfuss), Javier Botet (Mamá), Jane Moffat (Jean), David Fox (Burnsie).

Erase una vez…

2008. La radio de un coche habla de los desastres creados por las crisis, que han provocado a lo largo de la historia olas de suicidios y asesinatos, como uno ocurrido esa misma mañana en Capt. Villiers Holdings en que han acabado con la socia mayoritaria de la empresa, Laura Maller, dejando en estado crítico a su socio Albert Bernad, estando el otro socio, Jeffrey Desange, en paradero desconocido.

Este, acude a su casa para recoger a sus hijas Victoria de 3 años y Lilly, de 1, tras lo cual salen a toda velocidad por una carretera nevada y helada sin hacer caso de las advertencias de la asustada Victoria, derrapando y por saliéndose de la carretera.

Entretanto Lucas, el hermano gemelo de Jeff llega hasta la casa de este tratando de averiguar lo ocurrido, encontrándola precintada por la policía que no le deja pasar.

Pese al accidente Jeff y las niñas consiguen salir ilesos, llevando el hombre a las niñas hasta una cabaña abandonada mientras en la radio lo acusan de haber asesinado a su esposa y de haber secuestrado a sus hijas.

Victoria se resiste a entrar diciendo que hay alguien dentro, pero cuando lo hacen no ven a nadie, utilizando algunos muebles para encender la chimenea, tras lo que saca su pistola y llora mientras Victoria le dice que fuera hay una mujer que no toca el suelo.

Jeff decide acabar con sus hijas, quitándole las gafas a Victoria para que no lo vea, aunque cuando está a punto de matarla, alguien a quien Victoria ve de forma borrosa por la falta de sus gafas se lo impide acabando con él, reapareciendo esa noche llevándoles comida.

Cinco años después Lucas recibe la llamada de unos hombres a los que paga por buscar a su hermano, que le indican el siguiente lugar de búsqueda y se quejan de que el último cheque que les dio estaba sin fondos.

Lucas y su novia Annabel conviven entre graves estrecheces económicas, ya que él se gana la vida dibujando y ella toca en una banda de música que está empezando, habiendo gastado su dinero en la búsqueda de sus sobrinas.

Pero ese mismo día sus pesquisas dan por fin resultado y poco después reciben una llamada en la que le informan de la aparición de sus sobrinas en un estado semisalvaje.

Se las muestran tras un cristal en una habitación donde están vigiladas por un psiquiatra, el Dr. Gerald Dreyfuss, advirtiéndoles que Victoria habla, pero la pequeña no, no siendo bien recibido por las niñas hasta que le regala a Victoria unas gafas como las que anteriormente usaba, empezando después de muchos años a ver bien de nuevo llamando a Lucas papá al verlo, debiendo explicarle él que no es su padre, sino su tío Lucas, insistiendo ella en llamarlo papá mientras lo abraza.

Un tribunal debe dilucidar a quién entregan la custodia de las pequeñas, que se disputan Lucas y Jean, una tía por parte materna.

El Doctor Dreyfuss manifiesta que encontraron a las niñas aisladas y desnutridas, temiendo cualquier contacto físico por lo que se inventaron un tutor imaginario al que llamaron Mamá, opinando el doctor que con cariño se recuperarán.

Jean pide la custodia pese a que vive en el otro extremo del país, asegurando ante el tribunal que ni los recursos ni el piso de Lucas son los adecuados para dos niñas que necesitan cuidados especiales.

Lucas y Annabel hablan con el psiquiatra que les promete que informará a su favor si le permiten tener acceso permanente a las niñas para seguir su evolución, ofreciéndoles además una casa adecuada que el instituto psiquiátrico tiene para casos prácticos, aunque Annabel debe renunciar a su sueño de tocar en su grupo de rock, pues nadie debe saber dónde están.

Dreyfuss somete a Victoria a hipnosis, contando la niña la historia de una mujer que se escapó de un psiquiátrico con su hijo saltando por un precipicio, contando que su madre le enseñó esa historia en un sueño.

Reciben a las niñas en su nuevo hogar, estando la pequeña, Lilly muy recelosa, ocultándose de ellos y negándose a dormir en una cama, correteando a cuatro patas.

Dreyfuss le pide a su secretaria que investigue los psiquiátricos de la zona por si en alguno de ellos hay algún caso como el que comenta la niña, aunque no hay ninguno cerca, pero que sí hubo uno que cerró en 1878, descubriendo en el diario del mismo un caso, el de una paciente, Edith Brennan, que le dice debe estudiar.

La pequeña Lilly juega con alguien en su habitación, y no es Victoria, que no está allí.

Mientras Annabel ensaya con su guitarra las luces empiezan a fallar, apareciendo ante ella la pequeña Lilly que la asusta.

Poco después y cuando se va a acostar con Lucas ve una sombra, saliendo Lucas para ver de qué se trata, aunque comprueba que las niñas duermen.

Pero como ella está segura de haber visto algo Lucas sale a investigar, viendo una mariposa y luego una pequeña grieta en la pared del que sale otra mariposa, abriéndose posteriormente más el agujero hasta que sale de él una figura que lo empuja haciendo que ruede por las escaleras hasta acabar en coma.

Ante esa situación Annabel le dice al doctor que no está preparada para estar con las niñas con Lucas en ese estado, asegurándole Dreyfuss que las niñas necesitan estabilidad, y si se van perderán la custodia.

Pese a que la policía no encuentra signo alguno de la presencia de extraños, Annabel escucha extraños ruidos por la noche.

Dreyfuss ve en el ordenador una de sus sesiones grabadas con Victoria en la que le pregunta quién hizo una muñeca que tienen hecha con palos, y ella le responde que mamá cuando recibe una llamada del archivo del antiguo psiquiátrico.

Por la noche la pequeña, que duerme bajo la cama llama a su hermana y le dice que está mamá, escuchándolas Annabel jugar pese a ser ya muy tarde, por lo que acude a llamarles la atención, viendo cómo Victoria le pide al ver que se dirige al armario que no lo abra limitándose ella a cerrarlo.

En su siguiente entrevista con Dreyfuss, Annabel le cuenta que escuchó cómo alguien les cantaba una canción de cuna, por lo que sospecha que alguien va a verlas, diciéndole el doctor que sospecha de que Victoria tiene síntomas de personalidad disociada, cumpliendo con su papel y con el de madre.

Dreyfuss acude al archivo de donde le llamaron, contándole que cuando trasladaron el cementerio de Clifton Forge hubo restos que nadie reclamó y que están allí. Entregándole una caja al doctor al que le pregunta si cree en los fantasmas, que ella dice son cadáveres que se secan a la intemperie hasta parecer seres deformes, que no desaparecen hasta que se repara la injusticia cometida con ellos.

Empiezan a aparecer entonces mariposas en el hospital donde Lucas está internado, teniendo este un sueño en el que ve a su hermano Jeff, que le pide que proteja a sus hijas, yendo a la cabaña, comenzando tras ello a convulsionar, para, finalmente recuperar la consciencia, aunque sin recordar nada, recibiendo las visitas de Annabel y las niñas, que le llevan un dibujo, afirmando Annabel que las niñas la odian.

Pero en realidad no es así. Un día encuentra a Victoria llorando en el baño y cuando le pregunta qué le pasa ella le dice que tiene miedo de que le pase algo malo, y cuando la va a acariciar para consolarla la niña le pide que no lo haga, pues se pondrá celosa.

Un día llega la tía Jane para recoger a las niñas, creyendo al ver a Lilly llena de hematomas que Annabel no las cuida como debería, pidiéndole que le deje llevárselas por unos días para que ella pueda tocar con su grupo y salir con sus amigos, ante lo que Annabel opta por echarla de su casa, tras preguntarle si las ha estado visitando.

Jean llama a los servicios sociales para avisar que cree que las maltratan.

El Dr, Dreyfuss se reúne de nuevo con Victoria a la que le pide que le hable de su madre, preguntándole si vivía con ellas en la casa del lago, a lo que ella le dice que vivía en las paredes y cuando la presiona para que hable de ella ve cómo surge una extraña forma de la pared.

Creyendo haber encontrado una puerta que comunica la casa con la cabaña, Dreyfuss decide acudir a esta para investigar.

Por la noche Annabel tiene un sueño revelador, el mismo que contaba Victoria, en el que puede ver la historia de Edith, que asesinó a una monja del psiquiátrico para recuperar a su hijo, con el que huye a través del bosque perseguida, hasta llegar al borde de un acantilado, decidiendo lanzarse al agua con el bebé, tras lo que ve cómo la mujer sale de debajo de su cama, asustándola, aunque tras ello se despierta.

Lilly se despierta y le dice a Victoria que ha llegado Mamá, pero esta decide no acudir.

La pequeña sale al jardín buscando a Mamá.

Al mismo tiempo Dreyfuss llega a la cabaña, observando con su linterna la grieta por la que cree que el espíritu se comunica con las niñas, de donde empiezan a salir mariposas. Escucha entonces unas extrañas voces y se dirige a ella diciéndole que sabe cómo se llama y lo que desea, apagándosele tras ello la linterna, por lo que debe recurrir al flash de su cámara, hasta que se le aparece la monstruosa mujer que se abalanza y acaba con él.

Cuando Annabel despierta a la mañana siguiente ve que Lilly no está en la habitación, descubriéndola bajo un árbol en el jardín, debiendo retenerla a la fuerza ya que la niña rechaza todo contacto, y dándole calor con su aliento, descubriendo que la niña acepta por primera vez sus atenciones.

Poco después, al entrar en el cuarto de las niñas oye un ruido y se asusta, creyendo que se trata de Lilly, aunque cuando Victoria le dice que está abajo con ella y oye cerrarse la puerta del armario lo abre y trata de investigar, no llegando a ver a Mamá debido a la llegada de Victoria, aunque sí la grieta.

Annabel acude a la oficina de Dreyfuss para interrogarle sobre Mamá, aunque no lo encuentra, por lo que examina sus archivos.

Encuentra a su secretaria asustada por la desaparición del psiquiatra, y aprovechando su ausencia coge la caja con su historial y su portátil y se los lleva.

Al mismo tiempo Lucas descubre que los lugares que vio en su sueño existen, por lo que, tras ser dado de alta decide acudir hasta allí.

Annabel abre el ordenador del Dr. Dreyfuss y examina los archivos de Mamá, donde cuenta una historia de 1877, historia que ve en el video de Victoria y que coincide con sus sueños.

Cuenta la niña que Mamá cayó al agua, pero el bebé no, por lo que lo buscó durante años y años por el bosque hasta que las encontró a ellas.

Victoria acude a darle las buenas noches a Annabel, a la que abraza y le dice que la quiere.

Tratando de investigar los malos tratos a las niñas, llega Jean.

Annabel estudia los archivos del doctor, cuando las niñas ven cómo llega Mamá furiosa y corren asustadas a su cuarto gritando.

Annabel corre a ver qué sucede, viendo cómo surge Mamá del armario y se abalanza sobre ella, gritándole Victoria que pare, pues se lo prometió.

Mamá deja a Annabel inconsciente para dirigirse hacia Victoria a la que le quita las gafas y se las rompe para que la vea como antes.

Jean se cuela entonces en la casa siendo sorprendida y atacada por la monstruosa Mamá, viendo Victoria cómo el cuerpo de Jean fue poseído por Mamá.

Mientras está inconsciente Annabel puede ver cómo el bebé no llegó a caer al río debido a que quedó enganchado de una rama.

Cuando recupera la consciencia corre a buscar a las niñas, que para entonces han sido llevadas al bosque por Mamá, por lo que tras hacerse con la caja que estaba en posesión del Dr. Dreyfuss y donde reposan los restos del bebé de Edith Brennan toma el coche y se dirige a Clifton Forge para salvarlas, topándose en el camino con el propio Lucas, con el que acude a la cabaña.

Al entrar en la misma encuentran el cadáver de Jean aun de pie.

Corren tras ello hasta el acantilado temiendo que quiera matarlas, llegando a tiempo de ver a Mamá volando sobre el vacío, dirigiéndose Lilly hacia ella llamándola Mamá, estando a punto de despeñarse, llegando Lucas a tiempo de impedirlo, aunque es de inmediato atacado él mismo, ante lo que Annabel la llama por su propio nombre, Edith, y le entrega los restos de su bebé, aunque al ver que no es más que un esqueleto llora desconsoladamente.

Annabel y Lucas tratan de aprovechar el momento para huir con las niñas. Pero Lilly no desea marcharse y la llama, ante lo que Mamá reacciona atacando a Lucas y luego a Annabel, con la que se eleva, para luego dejarla caer.

Lilly se dirige hacia Mamá y la acaricia mientras Annabel le pide que no se vayan. Pero Victoria se va también con Mamá pidiéndole a Annabel que duerma para que no le ocurra nada, pese a lo cual ella se arrastra tras ellas para tratar de rescatarlas mientras se dirigen al acantilado.

Pero ella no desea perder a las niñas y coge a Victoria del cinturón..

Mamá comprende que Victoria no quiere irse con ellas y la deja.

Lilly le pide que vaya con ellas, pero Victoria prefiere quedarse con Annabel, viendo cómo Mamá y Lilly se precipitan al vacío, surgiendo centenares de mariposas.

Mientras Victoria y Annabel se abrazan una mariposa se posa sobre la mano de esta, a la que llama Lilly, y que tras ello se marcha volando mientras Lucas, también recuperado se abraza a ambas.

Calificación: 2