Bienvenidos a mi página de resúmenes

Mañana empieza todo

Demain tout commence (2016) * Francia / Gran Bretaña

          También conocida como:
                    - "Dos son familia" (Hispanoamérica)

Duración: 115 min.

Música: Rob Simonsen

Fotografía: Nicolas Massart

Guion: Hugo Gélin, Mathieu Oullion, Jean-André Yerlès (Historia: Guillermo Ríos, Leticia López Margalli, Eugenio Derbez)

Dirección: Hugo Gélin

Intérpretes: Omar Sy (Samuel Abelli / "Sam"), Clémence Poésy (Kristin), Gloria Colston (Gloria), Antoine Bertrand (Bernie), Ashley Walters (Lowell), Clémentine Célarié (Samantha), Anna Cottis (Miss Appleton), Raphael von Blumenthal (Tom).

Samuel recuerda que siendo niño, su padre le dijo que el que tiene miedo a algo le da a ese algo un gran poder y que el miedo es como un animal al que puedes amaestrar o matar, entendiendo él que quería que se hiciera un hombre y para ello le animaba a saltar desde lo alto de un acantilado, alejándose al ver que no lo hacía.

Ya como adulto, Samuel conduce un yate a toda velocidad, yendo detrás tumbadas varias personas disfrutando del sol, dándole las gracias la familia a Sam.

Aparece entonces Samantha, su jefa, que le regaña por haber alargado la excursión dos horas y media sin haber llamado para avisar, y que no dice nada cuando se hace pasar por el jefe o cuando le coge dinero o lleva sus ligues al barco, pero ese tiempo de más le suponen un gasto de 150 Euros, aunque entonces saca él 150 Euros que dice le pagó el cliente, explicándole además que le dijeran que volverían 15 días el año próximo.

Samantha le pide que esa noche no se pase y se retire a la 1 o le despedirá.

Esa noche Sam es el encargado de una multitudinaria fiesta en la playa donde liga con dos chicas a las que dice pueden llamarle capitán, ya que lleva un yate, apareciendo otro empleado de Samantha que le dice que esta le está llamando y no le coge el teléfono y al día siguiente tienen un cliente importante.

Observa que tiene, en efecto 27 llamadas perdidas, aunque no le da importancia pese a que son ya las 5'13. Les pide a todos los asistentes de la fiesta que si quieren que esta continúa se callen durante un minuto, durante el que habla con Samantha, a la que le dice que estaba ya durmiendo, y no queda nadie pese a las quejas de los vecinos.

Por la mañana un taxi llega hasta el yate donde duerme con las dos chicas de la noche anterior, y se baja una mujer con un bebé y lo llama.

Cuando sale, le dice que ese día no podrán salir a navegar, pues el mar estará mal, dándose cuenta de que no la reconoce, diciéndole que es Kristin, del verano anterior, simulando él recordarla diciéndole que es Kristin de Berlín, señalando ella que es Kristin de Londres y le muestra al bebé y le dice que se llama Gloria y le dice que es hija suya.

Samuel trata de explicarle que se equivoca y que no sabe la diferencia entre inglés y francés, y que dice tuya en vez de suya, insistiendo ella en que es suya y tiene 3 meses.

La mujer le pide 20 Euros para el taxi y él se los coge a una de sus amantes, tras lo que ella le entrega a la niña y va a pagar el taxi, aunque él ve cómo en vez de pagarlo y regresar, sube de nuevo al taxi y se marcha y se aleja mientras él le grita que regrese a por sus bolsas.

Entra tras ello al barco sin saber qué hacer y deja a la niña entre las dos mujeres y les explica que su madre entró, le quitó 20 Euros a una de ellas y dejó a la niña.

Una de las chicas ve que le dejó el pasaporte y que la niña se llama Gloria Stuart, localizando la cuenta de Facebook de una Kristin Stuart de Londres, aunque la tiene bloqueada.

Y mientras la otra chica le da el biberón recibe una llamada desde un número oculto

Le dice que va a coger el avión y le explica que lo intentó pero no pudo. Que no sabe nada de bebés y la va a echar a perder y no será una buena madre y sin embargo él será un padre genial, aunque él le dice que no lo será, que él es solo un niño y no puede cuidar a otro.

Decide por ello ir con su moto hacia el aeropuerto, debiendo parar a medio camino por una llamada de Samantha que le pregunta qué ocurre en su barco, donde hay dos mujeres desnudas bebiendo champán y hay condones e incluso pañales, diciéndole que se lo explicará en cuanto solucione una cosa

Llega al aeropuerto justo cuando anuncian el embarque del vuelo a Londres y puede ver cómo Kristin pasa el control, aunque a él se lo impiden al carecer de tarjeta de embarque.

Se encuentra con una amiga que es azafata y que le dice que puede llegar a Londres a las 11 y estar de regreso a las 15, ayudándole varios amigos de su amiga a limpiarla, asegurándole que la niña se pasará el vuelo durmiendo.

Pero cuando llegan a Londres, los demás pasajeros aseguran haber pasado el peor viaje de su vida, no mejorando la cosa en el metro, donde la niña no solo sigue llorando a pleno pulmón, sino que además se hace sus necesidades.

Como está perdido le pregunta a un hombre al que escucha hablar en francés, dejando, sin darse cuenta a la niña en la parte de abajo de unas gigantescas escaleras, pareciendo el hombre que dice llamarse Bernie, encantado ante un muchacho tan bello.

Cuando se da cuenta de que se le olvidó la niña abajo corre asustado, bajando por el espacio entre las escaleras como si se tratara de un tobogán, debiendo saltar a otro al encontrarse con un obstáculo, pese a lo que llega perfectamente, siendo aplaudido por todos mientras Bernie llama a alguien para decirle que lo ha encontrado.

A la salida del metro le dice a Sam que puede trabajar como especialista y ganar mucho dinero, aunque él insiste en que no busca trabajo, sino a la madre de la niña, pese a lo cual Bernie le da una tarjeta, mientras él se dirige al pub donde trabaja Kristin, en "The Old Queen's Head", donde le atiende una camarera francesa, que le dice que Londres es la sexta ciudad francesa, pero que no conoce a Kristin, pues el pub cambió de dueño 6 meses antes.

Se da cuenta entonces de que no lleva su cartera, por lo que regresa hasta la estación del metro, donde la encuentra, aunque sin dinero, viendo al salir además que llueve.

Llama tras ello a Samantha a la que le cuenta que está en Londres tratando de llevar un bebé a su madre y ha perdido su cartera con el pasaporte y todo. No tiene pañales y llueve, por lo que necesita una transferencia, aunque en vez de hacerle caso, su jefa le recuerda que ya estaba advertido y le despide.

Paseando por Londres encuentra la tarjeta de Bernie Delormer, que ve que es productor y camina por toda la ciudad hasta lograr llegar a su casa.

Bernie lo encuentra sentado en su portal con el bebé, aunque no lo reconoce. Cree que es algún maleante y le advierte que lo rociará con gas de pimienta si no se marcha, aunque Sam está dormido y ni le escucha.

Algún tiempo después, mientras comparte piso con Bernie, de pronto Gloria dice "papá".

Poco después celebra su primer cumpleaños, con ella andando ya.

Sam trabaja ahora como especialista de cine, y cuando rueda, Bernie cuida de la niña.

Crece la muchacha y tienen pequeños conflictos, como cuando pinta las paredes de la casa, aunque ve que lo ha dibujado a él con ella y se le pasa.

Pierde su primer diente por un balonazo en la cara de su padre.

Juegan juntos y se ríen, siendo su vida muy divertida, pues tiene su casa como si de un parque se tratara, con toboganes, piscinas de bolas, una cama en forma de elefante.

Por su parte, Sam mantiene relaciones con otras mujeres, siempre y cuando no interfieran en su relación con su hija.

A veces simula que quedó mal tras el rodaje de algunas escenas, pero lo hace de broma, afirmando Gloria que no tiene ningún miedo, pues de pequeño saltó desde un acantilado, siendo la niña quien le traduce las cosas, pues sigue sin hablar bien el inglés, aunque gana 6.000 Libras al mes y la productora le paga la casa, siendo muy popular una serie de acción en que él protagoniza la mayoría de las escenas, y que va ya por su octava temporada.

La niña les deja tras ver la serie para leer el nuevo mail de su mamá. Teniendo su habitación llena de fotografías de ella desde los más diversos lugares del mundo, habiendo formado un mapamundi con sus fotos, una de ellas en cada lugar de este.

En el último le cuenta que está infiltrada en la mafia china, y Gloria le dice que si tiene una misión en Londres le gustaría conocerla, aunque fingirá que no la conoce.

Le dice a su padre que ya solo le faltan 4 países y espera que tras ellos regrese a Londres, aunque él le dice que dependerá de su misión, pues hay países, como Italia, donde ha estado hasta seis veces, pensando que a lo mejor ya estuvo pero no le dejaron decirlo.

Su madre tiene fotos además con personajes famosos como George Clooney, el Dalai Lama, Angelina Jolie y está encantada de tener una madre agente secreta.

Cuando ella se duerme, Sam le escribe su siguiente misión.

También sigue mirando la cuenta de Kristin, que lleva 8 años y 2 meses sin conexión.

Pero es Gloria quien le recuerda sus citas, con el médico o con la directora del cole.

Le pregunta qué quiere ser de mayor y ella le responde que lo mismo que él, "¿Especialista?", "No, inmortal".

La directora se queja de las continuas faltas de Gloria a clase, justificándola él porque está rodando las explosiones en la Torre y tuvo que consolarla por lo que le ocurre al sargento Newman, sintiendo la profesora curiosidad por lo que le ocurrirá, ya que es fan de este, regalándole las auténticas gafas del actor.

Le pregunta también qué le ha pasado a su madre, pues las cosas que cuenta le parecen increíbles, contándole él la verdad, que le prestó 20 Euros 8 años atrás y no regresó.

Van al médico, encantado él de que le acompañe, fingiendo temer las agujas. Pero cuando se quedan solos, el médico le cuenta que el tratamiento no ha funcionado y que le queda poco tiempo pese a que ya lo intentaron todo, no pudiendo Sam evitar el llanto, aunque cuando se recompone lleva a la niña a las atracciones, aunque al salir de una mujer la confunde con su hija, diciendo la niña que lo que quiere es ver a su madre.

Sam decide entonces organiza un casting de actrices para interpretar durante unas horas a Kristin, antes de partir hacia Bangkok, diciéndole Bernie al verlo, que debe decirle la verdad, aunque él le dice que no quiere hacerle daño.

Bernie le dice que también él ha estado siempre con ella y la quiere como a una hija, pero pronto sabrá que sus mensajes son falsos y al enterarse le hará mucho daño, por lo que debe dejar de enviarle mensajes falsos y decirle la verdad.

Trata de animarla, pero sus juegos ya no la divierten y se muestra triste porque su madre no le ha mandado el mail y es el primer día que se le olvida.

Él empieza a escribir su mensaje, pero antes, como cada día, trata de entrar en el Facebook de Kristin, siendo su último mensaje el que le envió él diciendo que estaba en Londres con Gloria. Pero milagrosamente, ese día Kristin aparece conectada de nuevo y ve que está leyendo sus mensajes y que escribe: "llego mañana".

Se acuesta con la niña, que lo despierta por la mañana dando botes en la cama y diciéndole que su madre va a ir a verla. Que la ha mandado un correo.

Viste a la niña para la ocasión y ven en efecto a Kristin a cuyos brazos se lanza la niña.

Luego pasean y la niña le dice a su madre que debe ponerse gafas de sol para que no la reconozcan, diciendo Sam que hizo que aseguraran el perímetro y lleva un chip insertado en el tímpano y por eso no lo puede ver y el micro en un implante dental.

Gloria se empeña luego en enseñarle su cuarto y una vez allí Sam le cuenta que va al colegio francés de Londres y tienen muy buen nivel.

Cuando se duerme, Kristin le pregunta por qué no le contó la verdad, diciéndole él que no encontró la forma adecuada de decirle que su madre la había abandonado, reconociendo ella que ha criado a una chica maravillosa, diciéndole Sam que no lo hizo por ella, y que no le perdonará todo por haber escrito un mail.

Ella dice que estaba hecha polvo y lleva ocho años pensando en ella y avergonzada pensando que su hija la rechazaría, pues a una madre que hace lo que ella se la odia y está viva de milagro, y gracias a él está viva para ella, permitiéndole que pase allí la noche por Gloria.

Ella se levanta pronto y les prepara un gran desayuno, diciéndole ellos que nunca desayunan allí. Duermen un poco más y toman algo camino del cole.

Gloria llega feliz al cole por vez primera de la mano de su madre, saludando a la directora, sorprendida de verla, diciéndole Sam en un aparte que ha vuelto, antes de pasarle los episodios de la siguiente semana.

Queda con Bernie en un salón de té, donde Sam pide un té helado un pecado para los ingleses, mientras su amigo se lanza miradas con un padre de familia.

Bernie desea conocer las novedades, pues llevan dos días sin verse, diciéndole que la niña está encantada, lo que provoca los celos de Bernie, que hasta ese momento era un poco como su madre, contándole Sam que está dejando que Kristin esté en casa por Gloria.

Sam le cuenta que trabaja como especialista, haciéndoles una foto a los tres un fotógrafo que les dice que son una bonita familia, preguntándose Sam por qué no, diciéndole Kristin que está con un hombre que conoció 4 años antes en Nueva York y que es quien le ayudó con sus problemas y que acaba de llegar a Londres.

Conocen así a Lowell, también un hombre de color, pero que es fan del Paris Saint Germain, y no como él que es del Olympique de Marsella.

Mientras Gloria y Kristin hacen cola para el baño, la pequeña le pregunta a su madre por qué prefiere a Lowell, diciéndole esta que pueden verse aunque no vivan juntos y que eso no significa que se quieran menos y le asegura que no volverá a abandonarla.

Mientras rueda su siguiente escena de acción recibe la visita de Kristin y de Lowell, y aunque Sam pone pegas, Bernie, encantado con Lowell les dice que no hay problema.

El director les explica que esa será la escena más importante de la temporada, donde Bates huye de un edificio en llamas, pero Sam tiene una mala intuición y le pide a Gloria que diga que le dejen lanzarse desde el primero y no desde el tercero.

Pero en vez de ello, Gloria le dice al director que desea tirarse desde el piso 11, que es el último para demostrar lo valiente que es.

Ignorante de ello, Sam sube en una grúa, y se sorprende al ver que esta no para en el primer piso, explicándole el operario que le acompaña que van al 11, pidiendo Sam que diga que no quiere lanzarse desde tan arriba, y quiere hacerlo desde el primero, por lo que el director discute con Gloria, explicándole el operario que fue ella la que dijo que quería saltar desde el piso 11, y para que dejen de regañarla y de llamarla mentirosa decide saltar desde el piso 11.

Como de niño se ve ante un abismo y se lanza, cubierto de fuego, mientras el edificio explota, siendo un gran éxito la toma, aunque entonces se dan cuenta de que Sam no se mueve, corriendo Gloria hacia él asegurando que no necesita médicos. Solo a ella, que se acerca a su padre y le dice que se levante, pues es inmortal, pese a lo cual este no responde hasta un ratito después, habiendo alargado esta vez más la broma.

Luego en el camerino Sam le cuenta a Kristin que es un juego entre él y Gloria en que simula morir y que su hija lo resucita.

Ella le dice que es otra mentira y que algún día Gloria se hará mayor y las descubrirá, asegurando que quiere decirle la verdad sobre ella, pues cree que es lo mejor, aunque Sam le dice que ella no sabe qué es lo mejor para la niña y que no le dirá nada.

Kristin le dice que no ha recorrido el mundo ni conoce a Obama ni ha ido en helicóptero ni es agente secreto, dándose cuenta tras decirlo que la ha escuchado Gloria, que llegaba en ese momento a su caravana.

Camino del hotel, al que Bernie lleva a Kristin y a Lowell, nadie habla, y cuando llegan, la niña le dice que quiere irse con su madre y no quiere hablarle más a él, pues es un mentiroso.

Ante Bernie, Sam recuerda abatido que es la primera vez que no la acuesta, diciéndole Bernie que todo se arreglará y que debe darle tiempo, aunque Sam le dice el tiempo no le sobra, quedándose esa noche a dormir con Bernie, tras tomarse unas cervezas.

Entretanto Kristin duerme con su hija y empiezan a hacer cosas juntas y a divertirse y apaga su teléfono, por lo que Sam no puede hablar con ella.

Enfadado, al no poder hablar con su hija se persona en el hotel, diciéndole a Kristin que no entiende cómo se ha enfadado con él y no con ella, que fue la que la abandonó, pidiéndole que se marche y vuelva a su vida de antes, diciéndole Kristin que no puede ser como antes, aunque está dispuesta a buscar una solución equitativa para ambos, diciéndole Sam que él la crio y no puede ser equitativa, diciéndole ella que por eso quiere verla más y recuperar el tiempo perdido y también quiere tenerla en su casa.

Él le recuerda que vive en Nueva York, aunque ella le dice que se pueden organizar, pues muchos niños viven bien con padres separados, y le dice que espera no tener que ir ante un juez, a lo que Sam le responde que a un juez le gustará escuchar su historia, pues además el juez sabe que la vida de Gloria está allí.

Tras ello coge a la niña que está dormida y se la lleva. Esta simula seguir dormida, pero sonríe.

Kristin decide pese a todo denunciar el asunto y deben acudir al juzgado por la custodia.

Declara Kristin que reconoce que sus acciones pasadas no se pueden deshacer ni perdonar, pero no quiere perder a su hija y le da las gracias por haber sido el mejor padre del mundo y sabe que no podrá compensar tantos años separados, pero quiere ser su madre.

El siguiente en declarar es Bernie, que asegura que cualquier madre querría tener un padre como Samuel, que es un auténtico Superman, pues cambió toda su vida para que Gloria fuera feliz e incluso arriesgó su vida por ella.

Testifica también la directora del colegio que asegura que Abelli es el padre más adorable que ha conocido, aunque debe reconocer que en el último mes la niña solo fue a clase 6 días.

Sam dice que cuando Gloria llegó a su vida no estaba preparado para ser padre, pero que lo hizo lo mejor posible y no es un superpadre, pero lucha porque su hija viva en el mundo más ideal que un niño pueda soñar y puede cambiar de trabajo o esmerarse para que vaya más a clase o incluso aprender inglés para que no le quiten a su hija.

El juez concluye que debe determinar qué es lo que más le conviene a la niña, y por ello le conceden la custodia a Sam con la condición de que empiece a estudiar inglés y deje de ser especialista y que Gloria no falte al colegio.

Sam consigue un trabajo en el colegio como supervisor general, y hace que todos los niños toquen en clase, aunque entonces le llama su abogada para decirle que Kristin ha pedido una prueba de paternidad.

El resultado indica que no es el padre.

A la salida del juzgado, Sam le pregunta si lo sabía desde el principio, respondiéndole ella que no, que creía que era él.

Debe explicarle a Gloria que tiene un padre que le engendró y otro que la crio, que es él antes de que Kristin vaya a buscarla acompañada por varios policías.

Pero ya en el coche, y antes de salir hacia el aeropuerto la niña dice que se dejó una cosa y debe subir a su casa y abraza a su padre diciéndole que no se quiere ir y quiere que estén los dos siempre juntos.

Viendo que perderán el avión, Kristin va a buscarla. Pero no están en casa. En ese momento corren juntos por las azoteas.

Kristin se enfada con Bernie y le dice que Sam está siendo un irresponsable, diciéndole Bernie que ese irresponsable se levanta desde hace cuatro años con miedo de no volver a ver sonreír a su hija que está muy enferma.

La niña, entretanto le dice a su padre que salte, como saltó de niño al acantilado, diciendo él que no lo hizo, aunque en esta ocasión si lo hacen, cogidos de la mano, para caer en una piscina, diciéndole entonces que ya sabe dónde llevarla.

La lleva a aquella cala de cuando él era niño.

Reflexiona diciendo que hay pruebas más difíciles que lanzarse a una cala con 9 años, pues con Gloria aprendió el valor para lanzarse al vacío y le enseñó que el miedo a morir era peor que el miedo a no vivir y que 20 Euros para un taxi podrían dar la felicidad absoluta.

Le presenta a Samantha y juega con Gloria en la playa de su niñez donde se divierten de nuevo juntos, viendo que se acercan Bernie y Kristin, a la que la niña corre a abrazar.

Piensa que no existen la madre ni el padre perfectos, pues todos hacen lo que pueden e improvisan y le basta con ver a Gloria y escuchar su risa para olvidarse de los demás.

Ahora se divierten ambos padres con la niña en la playa.

Sabía que, debido a un defecto en el corazón, Gloria se dormiría un día y no volvería a despertar, y, de hecho, los médicos no se equivocaron. Gloria se fue unas semanas más tarde de pasar sus mejores momentos en familia.

Él quiso que cada segundo con ella fuese una fiesta y atesora todos esos segundos teniendo a Gloria con él para siempre. Y piensa, que "mañana empieza todo", mientras sonríe.

Calificación: 2