Bienvenidos a mi página de resúmenes

Manchester Frente al Mar

Manchester by the Sea (2016) * USA

          También conocida como:
                    - "Manchester Junto al Mar" (Hispanoamérica)

Duración: 135 min.

Música: Lesley Barber

Fotografía: Jody Lee Lipes

Guion y Dirección: Kenneth Lonergan

Intérpretes: Casey Affleck (Lee Chandler), Lucas Hedges (Patrick Chandler), Kyle Chandler (Joseph Chandler / "Joe"), C.J. Wilson (George), Michelle Williams (Randi), Gretchen Mol (Elise Chandler), Tate Donovan (Entrenador de hockey), Kara Hayward (Silvie McGann), Ruibo Qian (Dra. Betheny), Mathew Broderick (Jeffrey) Jami Tennille (Janine), Anna Baryshnikov (Sandy).

Manchester by the Sea, Massachusetts. El Claudia Marie navega capitaneado por Joseph Chandler, "Joe", que lleva con él a su hijo Patrick de 8 años y a su hermano Lee, que bromea con el niño, al que le dice que hay muchas cosas del mundo que su padre no entiende porque ha salido menos y le pregunta si tuviera que ir a una isla desierta, si preferiría ir con él que es divertido y sabría resolver cualquier problema o con su padre, respondiéndole el pequeño sin dudar que elegiría a su padre.

Ocho años más tarde Lee trabaja como encargado de mantenimiento de unos pisos en Boston, debiendo hacer todo tipo de trabajos para los inquilinos, desde quitar la nieve cada mañana de la puerta a arreglar cisternas, ventiladores, etc.

Mientras desatasca el baño de una vecina escucha cómo esta le cuenta por teléfono a una amiga que tiene fantasías sexuales con el conserje.

Tiene además un encontronazo con otra vecina, pues esta le pide que le arregle una fuga de la bañera y cuando le pide que la abra ella le pregunta si es que quiere verla desnuda en la ducha, contestándole él mal, por lo que su jefe le llama la atención diciéndole que pese a que están contentos con su trabajo y es de fiar, los vecinos se quejan de que es maleducado y poco amable y no saluda.

Él le dice que trabaja en cuatro edificios y además se ocupa de la fontanería, la electricidad y la basura y él no recibe nada de ese dinero, sugiriéndole pese a todo el gerente que pida perdón a la inquilina, aunque él cree que no hizo nada malo.

En el bar una joven, Sharon, le tira, aparentemente sin querer, la bebida encima, aunque él no le hace caso alguno.

Se fija luego en unos hombres que están al otro lado de la barra y se dirige a ellos y les pregunta por qué si no se conocen le estaban mirando, tras lo que empieza a golpearlos iniciando una pelea, debiendo cogerlo entre varios hombres y echarlo del pub.

Una mañana, mientras quita la nieve de la calle recibe una llamada, preguntando a su interlocutor cuándo sucedió, tras lo que le dice que estará allí en hora y media.

Luego, y ya desde el coche llama al encargado para decirle que ya habló con varias personas que podrán sustituirlo, pues tendrá que estar al menos una semana en Manchester.

Cuando llega al hospital de Beverly le informan que Joe murió una hora antes.

Luego el médico le informa de que tenía el corazón muy débil ya y tuvo un para cardiaco.

Le pregunta a su amigo George si llamaron ya a su tío Donny, pero este le dice que no, porque encontró trabajo en Minnesota, aunque se ofrece a llamarlo tanto a su tío Donny como su ex esposa Randi.

Mientras baja al depósito con el doctor, Lee le pregunta por la doctora Betheny, pues recuerda fue muy buena con él, contándole el doctor que tuvo gemelos.

Recuerda que fue ella quien les dijo ocho años antes que tenía insuficiencia cardiaca debido al deterioro gradual del músculo cardiaco, algo que suele darse en gente mayor, pero que a veces ocurre en los jóvenes, y en ese caso sufren procesos que semejan a infartos que debilitan más el músculo, debiendo en ese caso permanecer hospitalizado porque el riesgo de infarto es elevado en las dos siguientes semanas al ataque, aunque por lo demás puede tener una vida casi normal aunque la esperanza de vida de quien padece esa enfermedad es de entre 5 y 10 años.

Pese a lo duro de la situación, Joe, Lee y su padre bromean, algo que Elise, la mujer de Joe no entiende, por lo que se marcha del hospital enfadada.

Lee ve el cadáver de su hermano, al que se abraza y besa, yendo luego a buscar a su sobrino pare poder ser él quien le dé la noticia, dejando a George a cargo del resto de gestiones.

Mientras conduce hacia Manchester recuerda aquel día de pesca de 8 años atrás con su hermano y su sobrino, al que le iba hablando de todas las islas, como la isla de la Desgracia, donde Randi y él se casaron.

Cuando volvió a casa Randi estaba en la cama enferma y le cuenta que Patrick pescó un pez de cerca de 8 kilos.

Abajo estaban sus hijas Suzy y Karen, y junto a Randi el pequeño, Stan, con el que juega pese a que su mujer le regaña, pues estaba calmado.

Antes de recoger a su sobrino llama al instituto, donde le dicen que no Patrick no está allí, sino en Gloucester, donde entrena para hockey.

Cuando llega al polideportivo, ve cómo su sobrino se pelea con otro compañero, respondiéndole mal a su entrenador cuando le pide que se calme, por lo que lo envía al banquillo, diciendo que se la suda, por lo que el entrenador vuelve a reprenderle, aunque entonces los compañeros le dicen que ha ido a buscarlo su tío y eso significa que el padre debe estar hospitalizado, pues el tío vuelve a Manchester solo cuando hospitalizan a su hermano, preguntando el entrenador si su tío es el famoso Lee, al que todos se quedan mirando mientras habla con Patrick, sabiendo lo que significa.

El entrenador va a hablar con él para ver qué ocurre y le dice que lo siente.

Antes de cambiarse, el muchacho habla con varios amigos que lo abrazan y le piden que sea fuerte.

Mientras vuelven, Lee le dice al muchacho que tiene que volver al hospital a firmar papeles y le pregunta si desea ver a su padre, afirmando el muchacho no saber qué hacer, diciéndole Lee que haga lo que desee, pues a lo mejor no quiere tener esa imagen de él, decidiendo finalmente Patrick entrar a verlo, aunque nada más entrar en la sala decide marcharse sin acercarse al cuerpo.

Luego recibe en su casa a varios amigos y piden pizza, tratando estos de consolarlo diciéndole que al menos no sufrió, recordando algunas cosas de su vida, pues era un hombre muy divertido. muy querido y gracioso, riendo poco después de uno de sus amigos, loco por Star Trek, que quiere poner una película de la saga.

Cuando se van el resto de sus amigos, Patrick le pregunta a su tío si puede quedarse a dormir Silvie, pues su padre le dejaba, diciéndole Lee que entonces no debe preguntárselo, aunque Patrick le pide que si ve a los padres de la chica o llaman les diga que ella se quedó abajo durmiendo.

Le pregunta también si cree que debería llamar a su madre para contarle lo de su padre, aunque Lee piensa que no debe hacerlo, y además nadie sabe dónde está.

Cuando se queda solo, Lee recuerda a Elise. Un día cuando volvían de un partido con Joe y Patrick se la encontraron medio desnuda durmiendo en el sofá, borracha.

Pero a pesar de lo hablado, y cuando Silvie se queda dormida, Patrick le escribe a su madre un eMail.

Lee habla con la funeraria, tras lo que lleva a los chicos al Instituto.

Allí Patrick va a hablar con el entrenador, que le pide que esté unos días sin ir al entrenamiento pese a que él le sugiere que le iría bien como distracción.

Tras salir del instituto van al abogado para la lectura del testamento, diciendo Lee cuando lo hacen que él no puede ser el tutor legal de Patrick, no entendiendo que su hermano no lo consultara con él, asegurando que el muchacho no puede vivir con él, pues vive en una habitación.

El abogado dice que Joe dejó lo necesario para su manutención y dejó incluso 5.000 para pagarle la mudanza y otra cantidad para que utilice mientras se instala.

El abogado pensaba que pasaba temporadas allí, pero Lee le aclara que lo hacía solo para ayudar a su hermano con Patrick cuando su padre no podía, estando convencido de que el tutor sería el tío Donnie, aunque este ahora vive en Minnesota.

Lee recuerda una noche en que estaba jugando con sus amigos al ping-pong en el sótano de su casa, armando un gran revuelo.

Bajó entonces Randi enfadada para recordarles que sus hijos estaban durmiendo y a pedirle que echara a los gilipollas de sus amigos de casa.

Él se sintió mal por la forma de hablar de ella a sus amigos por lo que les pedía perdón mientras se marchaban, tan borracho como ellos.

El abogado le dice que si no se cree capaz está en su derecho de rechazar el cargo, preguntando él quién se ocuparía, sugiriendo el abogado que su madre, aunque él cree que no le pueden hacer eso a Patrick.

Los recuerdos se agolpan en la cabeza de Lee. Recuerda que aquella noche salió a comprar en medio de la nieve al supermercado, aún muy borracho, escuchando al regresar a su casa el sonido de las sirenas de los bomberos y luego a Randi gritando desesperada y llorando mientras decía que sus hijos estaban dentro de la casa, que está ardiendo mientras los vecinos y bomberos la rodean.

Poco después se la llevaba una ambulancia, no dejando pese a su estado que Lee la tocara siquiera.

Ve luego cómo los bomberos sacan a sus hijos calcinados mientras la policía le pregunta por lo ocurrido, empezando a sentirse mal.

En comisaría cuenta lo ocurrido mientras fuera le esperan su hermano y su padre.

Ante estos recuerda que estaba de fiesta con sus amigos. Que bebieron, fumaron porros y tomaron cocaína y Randi les obligó a todos a irse a las dos de la madrugada.

Subió a ver a los niños y vio que tenían frío, y como la calefacción le resecaba a Randi la nariz, encendió un fuego en la chimenea y se puso a ver la tele, pero como no quedaban cervezas salió a comprarlas, poniendo un par de troncos más mientras tanto.

Como estaba muy puesto no quería conducir, por lo que fue andando hasta el supermercado a donde tardaba unos 20 minutos.

A medio camino no recordaba si le había puesto el protector a la chimenea, aunque pensó que no pasaría nada y siguió hacia la tienda, pensando que algún tronco debió rodar hacia afuera.

Cuando llegaron los bomberos, sacaron a Randi, que estaba desmayada, en el piso de abajo, pero luego la caldera explotó y no pudieron volver a entrar.

Lee se extraña de que le dejen irse sin más, explicándole los policías que no pueden detenerlo por un accidente.

Y al salir del despacho cogió la pistola de uno de los policías e intentó dispararse, evitándolo otros policías que se abalanzaron inmediatamente sobre él.

A la salida del abogado Patrick le pregunta si se van a un orfanato, pidiéndole que no bromee, explicándole que deben deshacerse del barco, pues no es sencillo mantenerlo, aunque Patrick le dice que lo mantendrá él.

Lee le explica que él será el administrador de todos sus bienes hasta que cumpla los 18 años y siendo menor no puede pilotar una embarcación comercial., por lo que discuten.

George dice que él puede encargase de la embarcación, pero que el motor está a punto de romperse.

Lee le pregunta si conoce a alguien que quiera comprarlo, insistiendo Patrick en que no quiere venderlo, diciéndole Lee que van a vivir en Boston y no podrán cuidarlo.

George dice que parado, el barco los arruinará y se ofrece a que Patrick vaya a su casa si lo desea los fines de semana, preguntándole Lee si quiere ser su tutor legal.

Patrick se enfada con él por su forma de hablar y le dice que entiende que no quiera hacerse su tutor, diciendo él que sí lo desea, pero que tiene que plantearse la logística, preguntándose si desea enviarlo a Minnesota con su tío Donnie, planteando el muchacho volver con su madre, a lo que Lee le responde que ni el juez lo permitiría ni saben dónde está, a lo que Patrick le responde que él si lo sabe, pues le envió un eMail el año anterior diciéndole que estaba en Connecticut.

Lee le dice que eso es lo último que su padre hubiera querido, preguntando Patrick si ahora le importa lo que habría querido su padre.

Acuden a una funeraria en Beverly donde les explican que deben meter el cadáver en un congelador hasta que termine el invierno, pues el suelo debido al hielo está en ese momento demasiado duro y a la gente no le gusta que usen maquinaria pesada en su cementerio.

El muchacho le pide que lo lleve a casa de su novia, aunque ahora ve que es Sandy, y no Silvie, asegurando Patrick que una no sabe de la existencia de la otra y le pide que no lo delate.

En casa de Sandy, Patrick ensaya con esta y sus amigos, que tiene un grupo, The Stentorian.

Cuando por la noche va a recogerlo, es recibido por Jill, la madre de Sandy, que le da el pésame y lo invita a cenar con Patrick, aunque él prefiere marcharse y volver después.

Con la escusa de hacer los deberes, Sandy y Patrick están en la habitación de ella donde se besan y se meten mano, aunque en cuanto se quitan los pantalones Jill llama a la puerta y les dice que bajen a cenar.

Esa noche Lee recibe una llamada de Randi para darle el pésame por Joe, preguntándole si no le importaría que fuera al funeral, diciendo que le avisará.

Le pregunta cómo está y é le dice que no lo sabe, contándole ella que le va bastante bien y que está embarazada y a punto de tener un bebé, dándole él la enhorabuena, aunque luego le dice que tiene prisa y debe colgarle.

El día del funeral se acercan todos los allegados, que van dándoles el pésame, estando entre ellos Randi con su nuevo marido, que lo abraza para darle el pésame, yendo luego hasta la casa, donde los acompañan y meriendan.

En la cocina, le dice a Patrick que no le cae bien Silvie, y no desea que se quede a solas con él allí, por lo que la llama y ella le dice que tampoco le dejan a ella que vaya.

Patrick le pregunta a su tío por qué no se muda a la habitación de su padre que es mejor y Lee le dice que van a estar allí poco tiempo, pues pronto se irán a Boston, insistiendo Patrick en que no se va a ir a Boston, no entendiendo que insista en irse allí, pues en definitiva es solo un conserje, mientras que él tiene allí a todos sus amigos, su equipo de hockey y el de baloncesto, deseando además mantener el barco. Trabaja dos días a la semana en el barco de George, tiene dos novias y toca en un grupo, mientras que él es tan solo un conserje y es un trabajo que podría hacer en cualquier sitio.

Lee recuerda más tarde el momento en que decidió mudarse a Boston y la despedida de su hermano, que le pidió que le llamase en cuanto llegara, asegurando que si no sabía nada de él a las 9 llamaría a la policía.

Esa noche Patrick se levanta y va al frigorífico, cayéndosele varias cosas al abrir el congelador, rompiendo entonces a llorar, diciéndole a su tío cuando aparece que ha entrado en pánico, estando histérico.

Se encierra en su habitación y Lee abre la puerta de una patada, contándole el muchacho que no pudo evitar al abrir el congelador pensar en su padre congelado, quedándose Lee junto a él hasta que se queda dormido.

Poco después de su mudanza recibió la visita de su hermano y su sobrino, al que les mostró la habitación donde iba a vivir, contándoles que le iban a pagar el salario mínimo más la vivienda.

Pero a Joe no le gustó y le dijo que debían ir a comprar muebles, enfadándose Lee y diciéndole que ya tiene muebles - una mesa y una silla y un camastro - y se pone violento, pese a lo que su hermano le obliga a comprar un sofá más cómodo y mesa y sillas mejores.

Por la mañana, Lee le dice a Patrick que podrá quedarse en Manchester hasta que acabe los exámenes, así él tendrá tiempo para instalarse mejor en Boston y además podrá si quiere ayudar a George durante el verano y no tendrá que despedirse de su vida de un día para otro.

Pero para Patrick no es suficiente y le dice que no entiende por qué le pregunta, si ya ha decidido, diciéndole Lee que están a solo 45 kilómetros y puede volver cuando lo desee, pues es solo media hora, aunque Patrick le dice que es al menos hora y media.

Le dice que está ahorrando lo que le paga George para comprar el motor.

Lee deja su casa y se instala en la de su hermano, viendo el mar desde su habitación, aunque acaba rompiendo un cristal de un puñetazo, sangrando debido a ello.

Recibe una llamada entonces de Elise, aunque le cuelga sin decir nada, preguntándole enfadado Patrick por la noche por qué se lo ocultó

Le dice que se puso en contacto con él y le contó que le colgó, pero esta en Essex y quiere presentarle a su novio y comer con él.

Vuelve a mostrarse enfadado. Le dice que quiere fastidiarle la vida llevándole a Quincy y no contándole lo de su madre ni dejando que otro sea su tutor, pudiendo serlo su madre, pues ya no es alcohólica y desde Essex puede seguir yendo al mismo instituto.

Lee le promete que la llamará y si la ve bien le dejará ir a verla.

Patrick sale en el barco de su padre con George.

Lee por su parte se acerca a ver a uno de sus antiguos amigos para decirle que va a quedarse durante el verano y querría saber si podría darle trabajo, pues podría hacer algunas horas, diciéndole que llame al día siguiente, pues no está, el jefe, aunque cuando se va la mujer le dice a que no quiere volver a ver a Lee por allí.

Va también a un taller y al puerto tratando de lograr un empleo.

Como no tienen dinero para pagar el motor Patrick le sugiere pedir un crédito, alquilando luego el barco hasta conseguir pagarlo, aunque Lee le dice que él es el administrador y no quiere pedir grandes créditos a su nombre.

El siguiente día que va a ver a Sandy, Patrick le pide a su tío que se quede a cenar con la madre de esta, pues ha notado que le gusta y así podría estar con su novia media hora en su cuarte sin que su madre llame a la puerta cada 20 segundos.

Lee acepta echarle una mano, pero es un desastre y la Jill acaba subiendo a la habitación de su hija justo cuando Patrick había conseguido ponerse el condón y les dice que no aguanta más con Lee, pues no abre la boca y ella está ya cansada de darle conversación y no sabe de qué más hablarle.

De regreso, Patrick le pregunta enfadado a su tío si no es capaz de entablar una conversación normal sobre cualquier bobada como cualquier persona en el mundo, asegurando él que no.

Lleva a Patrick a casa de su madre, que parece muy emocionada de verlo, presentándole a Jeffrey, su nueva pareja, con los que pasará el día y comerá, siendo para él todo un choque, pues ve cómo rezan antes de comer, no pudiendo evitar sentirse incómodo pese a que su madre le repite una y otra vez que no sea tan formal, pues quiere que esa casa sea también la suya, estando muy nerviosa de tenerlo allí.

De regreso Patrick le cuenta a su tío sus impresiones. Lo nerviosa que estaba su madre y que su marido era muy cristiano.

Lee le dice que parece que todo va mejor, pues ya no bebe ni pierde la cabeza, diciéndole Patrick que parece que haría lo que fuera por librarse de él.

Esa noche Patrick recibe un eMail de Jeffrey Garner, el marido de su madre, que, tras agradecerle su visita, le pide que no meta prisa a su madre por volver a su vida y le pide que le escriba antes de concertar cualquier otra futura visita.

Lee tiene entonces una idea. Vender unas armas antiguas que tenía su padre para poder cambiar el motor del barco, como finalmente hacen, estrenándolo con George, Lee y Sandy, con la que luego le deja en su casa mientras dice que se va a hacer un recado, pudiendo así por fin acostarse, aunque ella le dice que sabe lo de Silvie.

Mientras pasea, se encuentra con Randi, que paseaba también con su amiga Rachel y con el pequeño Dylan, que ya nació.

Randi le dice que quiere hablar con él para decirle que después de lo ocurrido mantuvo la relación con Joey y Patrick, diciéndole Lee que puede seguir viéndolo si lo desea.

Randi le dice que le gustaría comer con él algún día.

Se excusa también por el montón de cosas horribles que le dijo entonces y entiende que quizá no quiera volver a hablar con ella, pero que su corazón estaba roto y lo estará siempre, y sabe que el suyo también, pero que ahora se arrepiente de lo que le dijo y le dice que le quiere

Pero él se siente muy incómodo y le pide que no siga, no queriendo tampoco quedar para comer con ella, que le pide que no crea que está muerto, aunque él insiste en que no queda nada, diciendo ella que no es cierto, aunque él se marcha sin querer seguir hablando.

Va tras ello al bar y toma varias cervezas hasta acabar borracho. Un tipo se tropieza con él, y Lee le da un puñetazo, debiendo ser sujetado por los otros clientes del bar, hasta que acude George, aunque cuando todo parece calmado Lee pega a otro, involucrando a George, que lo lleva a su casa, debiendo Janine, la mujer de George curarle las heridas, rompiendo a llorar entonces sobre ella.

Al día siguiente Lee trata de hacer una salsa, quedándose luego dormido en el salón, despertándolo su hija, que le pregunta si no se da cuenta de que se están quemando, diciéndole él que no es así, aunque entonces le despiertan unos pitidos provenientes de la cocina y ve la casa llena de humo, viendo que se dejó olvidada la salsa en el fuego.

Vuelve a cenar con George y su mujer y habla con ellos.

Le cuenta luego a Patrick que ha conseguido un trabajo en Boston y comenzará en julio de conserje, pero esta vez de solo dos edificios, aunque le dice que vivirá en Charlestown y George le acogerá a él para que no tenga que mudarse, ya que su hijo mayor se va a la universidad. Alquilarán su casa hasta que tenga 18 años y entonces podrá volver si lo desea y con 21 años podrá incluso venderla si quiere, debiendo alquilar también el barco.

George le adoptará, aunque depende de lo que él quiere.

Patrick llora y le dice que por qué no se queda, diciendo él que no puede superarlo, tras lo que abraza a su sobrino que llora.

Patrick pasa junto al cementerio y ve que la tierra ya no está tan dura.

Lee ha vuelto a su trabajo como manitas, diciéndole un anciano que él jugaba al ajedrez con su padre.

Firman los papeles, ponen en alquiler la casa y celebran finalmente el entierro, al que acude Randi con su recién nacido que no deja de llorar.

Tras este, Lee y Patrick regresan hablando. Lee le cuenta que está buscando otra vivienda con una habitación más en que pueda meter un sofá cama para que pueda ir a verlo o si va a ver universidades a Boston, aunque él le asegura que no irá a la universidad.

Salen luego juntos a pescar en el barco de Joe como cuando Patrick era pequeño.

Calificación: 3