Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
M.A.S.H.
M.A.S.H.

M.A.S.H. (1969) * USA

Duración: 116 min.

Música: Johnny Mandel

Fotografía: Harold E. Stine

Guion: Ring Lardner Jr. (N.: Richard Hooker)

Dirección: Robert Altman

Intérpretes: Donald Sutherland (Benjamin Franklin Pierce / "Hawkeye"), Elliott Gould (John Francis Xavier McIntyre / "Trapper"), Tom Skerritt (Augustus Bedford Forrest / "Duke"), Sally Kellerman (Margaret O'Houlihan / "Labios Ardientes), Robert Duvall (Frank Burns), Roger Bowen (Henry Braymore Blake), Rene Auberjonois (Padre John Patrick Mulcahy "Dago Red"), David Arkin (Vollmer), Jo Ann Pflug (Maria Schneider), Gary Burghoff (Walter O'Reilly / "Radar"), Fred Williamson (Oliver Harmon), John Schuck ("Sin Dolor" Waldowski).

Mientras se desarrolla la guerra de Corea, y a tres millas del frente, un equipo médico debe tratar de salvar la vida a los heridos de guerra en el Mobile Army Surgical Hospital, un hospital quirúrgico móvil.

Destinados allí, llegan en 1951 los capitanes médicos Benjamin Franklin Pierce, al que todos llaman "Hawkeye", y Augustus Bedfor Forrest, "Duke", el cual, al tomar al primero por chófer, le pide que le lleve hasta el hospital, siguiéndole Hawkeye la corriente y poniéndose al volante, no pudiendo retenerlos la policía militar por el robo del coche porque pinchan durante la persecución.

Todo quedará aclarado cuando llegan al comedor y se sientan junto a un grupo de enfermeras, tratando Duke de conquistar a la Teniente María Schneider, "Dish", y les pide el Coronel Blake, al mando del hospital, al verlos, que se identifiquen.

Acostumbrados a las desgracias, y a trabajar en condiciones precarias, sobrellevan su estancia de la forma más divertida posible, desentonando entre ellos su compañero de tienda, el Mayor Burns, un beato que acostumbra a echar la culpa de sus errores.

Burns enseñaba al pinche coreano, Ho-Jon, a leer, pero la Biblia, enseñándole ellos a preparar martinis, tras lo que solicitan al Coronel que se lleven a Burns de su tienda, aprovechando para pedirle un cirujano de tórax.

Hawkeye consigue conquistar a la teniente "Dish", aunque les interrumpen porque llegó de Boston un nuevo cirujano torácico al que alojan con ellos y al que invitan a uno de sus martinis, sacando de su bolsillo un bote de aceitunas para complementarlo.

Pero Hawkeye no lo reconoce hasta que hacen unos pases con la pelota de fútbol americano, recordando que es el "Trampero" McIntyre.

Observan cómo muchos soldados observan las duchas para ver el enorme pene del dentista, el polaco "Sin dolor".

Llega también una nueva jefa de enfermeras, la Mayor Margaret O'Houlihan, una moralista que conecta con Burns, con el que redacta una carta para sus superiores, velando por la moral del ejército, mientras los demás se emborrachan.

De hecho, reprocha a Pierce que se haga llamar Hawkeye, pues no le gusta que sean tan informales, ya que va contra la disciplina militar, no entendiendo cómo alguien tan irresponsable puede tener un puesto tan alto en el ejército.

En ocasiones se va la electricidad y deben seguir operando a la luz de las linternas, pero luego se divierte por la noche, bebiendo y cantando.

Enfadada, O'Houlihan, que se marcha con Burns a su tienda para redactar una carta en la que se quejan de la moral del ejército.

Esa misma noche, Burns va a la tienda de la Mayor a la que le dice que Dios quiso que se encontraran, tras lo que acaban acostándose.

Al darse cuenta de ello "Radar", el encargado de la radio, coloca un micrófono dentro de la tienda, escuchando luego el encuentro en el receptor, aunque luego deciden compartirlo con todos, haciendo que se escuche por los micrófonos cómo ella le pide que bese sus labios ardientes, hasta que ella ve que los escuchan y hace que Burns se marche.

Al día siguiente todos se burlan de ella, llamándola Labios Ardientes.

Al día siguiente Hawkeye le pregunta a Burns cómo es Labios Ardientes en la cama y acaban peleándose, por lo que deben separarlos.

Tras el incidente el coronel decide deshacerse de Burns, que se lo llevan como si estuviera loco, con una camisa de fuerza.

El padre Mulcahy habla con Hawkeye, preocupado por Sin Dolor, el dentista, ya que tiene un problema que le contó en confesión y que no puede por ello revelar.

El propio Sin Dolor le cuenta que estuvo la noche anterior una enfermera y nunca se había acostado con ninguna porque tiene a tres novias a las que les prometió casarse y no consiguió hacer el amor, por lo que piensa que se ha convertido en un invertido, preocupándoles a todos que ese problema le haya llevado a pensar en suicidarse, por lo que acuerdan hacer algo para evitarlo, diciéndole que hay una cápsula negra para el suicidio que no causa dolor alguno.

Le preparan una gran cena de despedida, y, tras darle la cápsula negra, que le dicen es de efecto rápido, y que le da el cura, como si se tratara de la comunión, se tumba en el ataúd, pasando todos ante él para despedirse, tras lo que llevan el ataúd hasta una tienda alegremente decorada.

La teniente "Dish" dejará al día siguiente el campamento y se dispone a celebrarlo acostándose con Hawkeye, aunque este la lleva hasta la cama de Sin Dolor, diciéndole que tendrá el privilegio de devolver la vida a un ser humano.

Cuando la teniente se marcha, sonríe en el helicóptero tras su magnífica noche y Sin Dolor, cuando se despierta, Sin Dolor dice haber dormido como un ángel, estando perfectamente.

Algunos de los médicos hacen apuestas sobre si es rubia real o teñida, y dicen deben comprobarlo todos juntos, y para ello, cuando llega la hora de la ducha de las enfermeras, las entretienen a todas, menos a Labios Ardientes, que va sola a la ducha.

Y, una vez todos sentados frente a las duchas hacen que se levanten los toldos descubriéndola ante todos desnuda.

Tratan de lograr que den por inútil a Ho-Jon para que no tenga que luchar en la guerra, sabiendo que su tensión es muy alta, aunque su intento no resulta porque retienen al muchacho para repetir las pruebas al día siguiente para ver si su tensión se debe a que tomara drogas.

Trapper es requerido para que acuda a Kakura, en Japón para operar al hijo de un coronel, pues un famoso cirujano de Boston que dijo que solo McIntyre podrá salvarlo, pidiéndole a Hawkeye que le acompañe, y que lleve sus palos de golf.

Ansiosos por poder disfrutar de la ciudad, deciden operar cuanto antes, pasándose por encima las órdenes del Coronel Merrill, a cargo del hospital, pues saben que el Senador a cuyo hijo es a quien operarán ordenará más que él.

Pero cuando se disponen a irse a jugar al golf, aparece la policía militar, y cuando tratan de huir acaban colándose en el despacho de Merrill, donde hay otros policías militares, decidiendo jugar al golf en el despacho a la espera del coronel, aunque cuando llega y les amenaza con un tribunal militar, ellos le recuerdan que le sacaron de un apuro al salvar la vida del hijo del senador, tras lo que se marchan sin más, a seguir con sus planes.

Por la noche les llevan a una casa de geishas, donde les piden que echen un vistazo a un niño que está muy mal, pidiendo ellos que lo lleven al día siguiente al hospital, diciéndoles que no les permiten llevar a civiles.

Pese a todo se personan en el hospital y deciden operarlo sin hacer caso nuevamente al coronel, que aparece y que les dice que no permitirá que utilicen el hospital para un uso no militar, ante lo que ellos le inyectan una anestesia.

Una vez así dormido, lo desnudan y lo fotografían junto a varias de las geishas para poder chantajearlo y que no les ocurra nada.

De regreso a la base, encuentran su tienda cerrada, preguntándole a Duke qué oculta, viendo cómo ayuda a salir a Labios Ardientes por la parte trasera de la tienda.

El general llama al Coronel Blake, debido a las denuncias de irregularidades de la jefa de enfermeras, y al ver que el Coronel no le hace caso acude personalmente al campamento, y cuando le dicen que la jefa de las enfermeras es tan estricta que no les dejan ni jugar al fútbol americano, el general se olvida de las denuncias y comienza a hablar del fútbol americano, proponiendo realizar un partido entre sus hombres y los de la base, en que se apostará mucho dinero.

Sabiendo que el general tiene mejores jugadores, Hawkeye le sugiere al coronel que pida a un doctor de forma urgente, un super atleta, y que es negro, algo extraño en ese momento, pero con el que todos quedan fascinados, explicándoles algunas jugadas.

Entretanto, las enfermeras hacen un equipo de animadoras.

El día del partido, el equipo contrario, que es muy bueno, les va ganando, ya que tienen también a un jugador profesional que marca la diferencia con ellos, no teniendo previsto entrar su jugador hasta la segunda parte.

Dejarán al jugador de ellos fuera de juego, inyectándole un medicamento, sacando al suyo cuando, tras perder por 16 a cero deciden triplicar la apuesta.

Hacen que expulsen a otro haciéndole montar en cólera hablándole de su hermana.

Además, en el banquillo del general no les faltan los porros que fuman.

Empiezan a remontar el partido, y cuando ya quedan unos segundos uno de los jugadores se esconde el balón mientras otro simula llevarlo, por lo que todos van contra aquel, consiguiendo marcar, ganando finalmente 18 a 16.

Y tras haber pasado allí cinco meses, procurando divertirse lo más posible en medio de la tragedia, finalmente Hawkeye y Duke reciben la orden de regreso, dejando a todos tristes, yendo al aeropuerto en el mismo Jeep que habían robado a la llegada.

Calificación: 2
Te cuento la película