Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Melancolía
Melancolía

Melancolia (2011) * Dinamarca / Suecia / Francia / Alemania

Duración: 139 min.

Música: Varios

Fotografía: Manuel Alberto Claro

Guión y Dirección: Lars von Trier

Intérpretes: Kirsten Dunst (Justine), Charlotte Gainsbourg (Claire), Kiefer Sutherland (John), Alexander Skarsgård (Michael), Brady Corbet (Tim), Cameron Spurr (Leo), Charlotte Rampling (Gaby), Jesper Christensen (Padrecito), John Hurt (Dexter), Stellan Skarsgård (Jack), Udo Kier (organizador de la boda).




JUSTINE

Una limusina avanza con una pareja de novios, Justine y Michael, por una estrecha carretera por la que les es imposible continuar pese a intentarlo tanto el chófer como los propios novios, que llegan finalmente andando al lugar del convite, la casa de su hermana Claire y de John, su marido, con dos horas de retraso, pese a lo cual, antes de ir con los invitados Justine decide pasarse por las cuadras a saludar a su caballo.

Finalmente se inicia la cena brindando por los novios, tras lo cual habla Jack, el jefe de la novia, que ha actuado como padrino, alabando su trabajo como publicitaria en su empresa, y anunciando en ese momento su ascenso como directora artística.

Tras su jefe, habla el padre de Justine, que aprovecha el momento para quejarse de su ex mujer, la madre de Justine, de la que dice es una mujer dominante, provocando la respuesta de esta, que dice no fue a la iglesia por no creer en el matrimonio, y que la ambición de Justine no le viene de la familia de su padre.

Claire tercia diciéndole que por qué se molestó en ir si tanto insiste en que no cree en el matrimonio, tras ello le recuerda a Justine que acordaron que no montaría ninguna escena.

Mientras canta una invitada, Justine sale a pasear por el campo de golf y mira las estrellas.

Regresa poco después para escuchar las palabras del novio que asegura ser el hombre más afortunado del mundo antes de iniciar el baile.

Será ella quien vaya tras ello a acostar a su sobrino Leo, quedándose ella misma dormida durante un rato, debiendo despertarla Claire, a la que le cuenta que un ovillo de lana gris le atrapa las piernas impidiéndole avanzar.

Y mientras los invitados continúan la fiesta ella se mete en la bañera, sin tener en cuenta que todos la esperan para cortar la tarta, debiendo ir John a buscarlas, a ella y a Gaby, su madre, que también se retiró a su habitación, aunque esta se niega a bajar, quejándose John del comportamiento de su familia, decidiendo que debe echar a Gaby de su casa, por lo que recoge sus cosas y se las pone en la maleta y se la tira a la calle, aunque el mayordomo las vuelve a recoger poco después..

Terminado su baño Justin baja para cortar la tarta, pareciendo tan feliz como antes.

En un momento en que están a solas, le pide perdón a Michael, diciéndole él que no debe preocuparse si se encuentra mal, entregándole una foto de un campo de manzanas rojas que él le dice ha comprado y que le ilusiona mucho.

Se besan apasionadamente antes de que ella lo deje solo, observando él cuando lo hace que se le ha olvidado la foto que con tanta ilusión le entregó y que él le había entregado para que conservara.

Abordada por John, su cuñado, este le dice que espera que sea muy feliz antes de preguntarle si tiene idea de cuánto le ha costado la fiesta, que le asegura es mucho, aunque tras ello le dice que lo considera bien empleado si ella es feliz

Durante la fiesta su jefe le presenta a su sobrino Tim, al que ha contratado como empleado pese a que carece de estudios y al que le encomienda la labor de sacarle esa noche a Justine un gran eslogan publicitario.

Y Justine baila con él, viendo cómo a partir de ese momento el muchacho la sigue a todas partes siguiendo las órdenes de su tío.

Claire vuelve a hablar con ella pidiéndole que esté más con Michael, que ha estado toda la noche intentando estar con ella inútilmente, a lo que Justine le replica que ha estado sonriendo durante toda la noche sin parar como le pidió.

Se reúne tras ello con su madre en la habitación de esta contándole que está asustada, diciéndole su madre que debe dejar de soñar y largarse de ese lugar.

Poco después todos los invitados salen al jardín, desde donde lanzan globos aerostáticos de papel que lanzan al aire con los deseos de los invitados escritos y que con sus llamas iluminan la noche.

Lanza finalmente su ramo, llevándola Michael en brazos hasta el dormitorio, donde comienza a besarla, pidiéndole ella que le dé un momento, tras lo que sale de la habitación, hacia el campo de golf, perseguida por Tim, al que ella empuja haciéndolo caer sobre la arena para, a continuación ponerse sobre él, con el que hace el amor.

Regresa tras ello al salón donde baila con su padre, hasta que este, ya borracho decide marcharse, pidiéndole ella que se quede, pues desea hablar con él, haciendo que le preparen una habitación para poder desayunar con él.

Entretanto Michael la observa desde la ventana.

Se acerca tras ello a un puesto donde sirven sopa de cebolla a los invitados, pidiéndole Jack, su jefe, que se tome una con ellos, contándole que ha despedido a Tim, reaccionando ella de forma violenta, diciéndole que les odia a él y a su empresa, rompiendo Jack violentamente un plato antes de marcharse de la fiesta a toda prisa.

Finalmente baja Michael a buscarla, diciéndole que cree que es mejor que se vayan, aunque ella decide quedarse, y cuando él le dice que pensaba que todo podía haber sido diferente, ella le hace ver que era difícil esperar otra cosa antes de que él se vaya ante el enfado de su hermana por cómo ha salido todo.

Solo Tim parece contento ofreciéndose a ayudarla y a colaborar, pues, ya que no tiene jefe ni marido, podrán montar juntos un negocio, ya que ella tiene ideas y él mente para los negocios, aunque ella rechaza su oferta.

Acude a ver a su padre, aunque en la habitación de este solo encuentra una nota, en la que le dice que le ofrecieron llevarlo a casa y no pudo negarse.

Al día siguiente Claire despierta a Justin, que pasó la noche en el sofá y le propone ir a dar un paseo a caballo.

Justine se excusa diciendo que lo intentó.

En su paseo observa que ha desaparecido ya la estrella roja de Escorpión y que ya no se ve tampoco Antares, que sí se podían ver la noche anterior.

CLAIRE

Claire atiende una llamada de su hermana Justine a la que le pide que suba al taxi que tiene en la puerta y que vaya hasta su casa, diciéndole que si no consigue llegar hasta el taxi que la llame.

Mientras esperan su llegada Claire le expresa a su marido el miedo que le produce el planeta Melancholia, que oculta Antares, tratando de convencerla John de que no debe tener miedo, pues los científicos más serios han asegurado que se acercará a la Tierra, pero que no colisionará con ella y que podrán disfrutar de su visión con el telescopio.

Finalmente llega Justine a la que tienen que ayudar a llegar a la cama, no consiguiendo posteriormente meterla en la bañera.

Tratando de lograr que se sienta feliz le prepara un pastel de carne, su comida preferida, lo que parece satisfacerle, aunque tras probarla afirma que le sabe a cenizas y vuelven a llevarla a la cama.

Leo, su sobrino, que la llama tía "Rompeacero" va a verla a la cama y le habla del planeta Melancholia, que no se conocía porque estaba oculto tras el sol y que pasará muy cerca de la Tierra.

Al día siguiente se encuentra algo mejor y ayuda a su hermana a recoger fruta y come mermelada.

John hace acopio de suministros por si Melancholia se acerca demasiado y hay algún problema.

Claire, por su parte consigue convencer a su hermana para que salga con ella a pasear a caballo, negándose este a atravesar un puente, al igual que en su anterior paseo, del día siguiente a la boda, no logrando que lo atraviese pese a golpearlo con saña, optando el caballo finalmente por tumbarse.

Claire comienza a obsesionarse con el planeta, que observa a todas horas, viendo por la noche cómo su hermana sale por la noche y la sigue hasta atravesar el campo de golf, observando cómo se tumba desnuda bajo la luz azulada de Melancholia, mientras acaricia su cuerpo.

Leo, por su parte espera con expectación la noche del día siguiente, esperando poder observar el planeta con el telescopio.

Pero Claire tiene mucho miedo al planeta por lo que acude a Internet para interesarse por todo lo relacionado con Melancholia desobedeciendo a John, que le pidió que no lo hiciera, observando que, según algunas teorías la trayectoria del planeta y la de la Tierra puedan coincidir en algún punto.

John trata de calmarla asegurándole que no colisionará contra la tierra, pese a lo cual descubre que le oculta que ha comprado unas pastillas para tomarlas en caso de peligro.

Justine sin embargo no parece preocupada por la colisión, pues asegura que la gente de la Tierra es cruel, no debiendo llorar por ella, asegurando saber que no hay vida en ningún otro sitio, y cuando su hermana le dice que no puede saberlo, ella le dice que sabe cosas, demostrándole que ella sabía el número exacto de alubias que había en la botella que pusieron a la entrada de su boda para un concurso consistente precisamente en adivinar dicho número de alubias. Y le asegura que ella sabe que solo hay vida en la Tierra y por poco tiempo.

Leo, que estaba muy excitado esperando ver el planeta y deseaba quedarse despierto, finalmente se queda dormido, y, aunque su padre trata de despertarlo vuelve a dormirse en el jardín en brazos de su madre.

Esta, Justine y John se disponen a ver el gran espectáculo del planeta asomándose por el horizonte como una enorme luna diciendo Claire que parece amistoso.

Finalmente se duermen todos, brindando por la mañana John con Claire al observar que el planeta se va alejando tal como predijeron los científicos.

Claire vuelve a dormirse y cuando se despierta nota que le cuesta respirar, explicándole John que el planeta invadió en parte la atmósfera terrestre y por eso les falta algo de aire.

Por la mañana Claire, ya calmada observa cómo John sigue ante el telescopio, y despreocupada vuelve a dormirse en la silla, para, al despertarse de nuevo observar que está sola, mirando el planeta con un invento de Leo, un círculo hecho con un alambre, con el que, al mirar el planeta puede observar si se acerca o se aleja, dependiendo de si desborda el círculo o va quedando grande, pudiendo ajustar el tamaño para seguir observando su evolución.

Volverá a observar el planeta pasados unos minutos observando que se acerca de nuevo a la Tierra, por lo que corre a buscar a John, no encontrándolo por ninguna parte, corriendo hasta el lugar donde le vio esconder las pastillas que compró para tomar si todo iba mal, descubriendo que el bote está vacío.

Baja hasta ello a las cuadras, ya que Justin le dice que los caballos estaban muy nerviosos, pero que ya se calmaron, descubriendo allí a John muerto tras suicidarse tomando las pastillas, optando por cubrir su cuerpo con paja, no diciendo nada a Leo ni a Justine, aunque suelta al caballo y lo deja alejarse para luego, y como si nada hubiera ocurrido ponerles a Leo y a Justine y el desayuno, diciéndoles que John se fue hasta el pueblo a caballo.

Pero pese a su aparente calma vuelve a coger el invento de Leo para observar que el planeta está más cerca, por lo que trata de huir llevando a Leo hasta su coche, que no arranca, probando otro que tampoco lo hace, para subir finalmente en el cochecito del golf, pidiéndole a Justine que suba con ellos, a lo que ella se niega diciéndole que lo que ocurre no se solucionará con solo marcharse del pueblo.

El cochecito del golf se les para en el mismo punto en que se paraba siempre el caballo de Justine, por lo que coge a su hijo en brazos y continúan andando, hasta que comienza a caer un persistente granizo, por lo que, viendo que es inútil tratar de huir regresa con Leo en brazos a su casa mientras Justine los observa.

Claire le dice entonces que vivirán juntos ese momento mientras beben una copa de vino en la terraza, lo que Justine califica como una mierda.

Tras ello Justin abraza a Leo que le dice que tiene miedo de que el planeta choque contra ellos, pues su padre le dijo que no podían hacer nada ni esconderse si sucedía, a lo que ella le dice que su padre olvidó la cueva mágica que la tía "Rompeacero" construirá, para lo que salen a buscar palos que colocarán como si de una tienda india se tratara, colocándose los tres bajo los palos y se dan la mano, cerrando los ojos mientras el planeta se acerca, llorando Claire desconsoladamente mientras el planeta colisiona contra la Tierra.

Calificación: 3