Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Miel de naranjas

España / Portugal(2012) *

Duración: 101 min.

Música: Nuno Malo

Fotografía: Gonzalo F. Berridi

Guión: Remedios Crespo

Dirección: Imanol Uribe

Intérpretes: Blanca Suárez (Carmen), Iban Garate (Enrique), Karra Elejalde (Don Eladio), Eduard Fernández (Vicente), Carlos Santos (Ramos), José Manuel Poga (Leopoldo), Nora Navas (Miel), Ángela Molina (María), Marcantonio del Carlo (Miguel), Jesús Carroza (Fernando), Antonio Dechent (Coronel Camacho), Bárbara Lennie (Ana), Fernando Soto (Don José).

Andalucía. Principios de los años 50. Enrique es el encargado de pasar a máquina las condenas, - muchas de ellas a muerte - dictadas por Don Eladio, el juez militar, tras la intercesión de Carmen, su novia y sobrina de aquel para que Enrique pudiera hacer su servicio militar cerca de ella, sin saber que le iba a tomar a su servicio.

Desde su puesto Enrique puede comprobar las injusticias cometidas, que no le alegran ni cuando él es el beneficiario, ya que Don Eladio les ofrece una casa para cuando se casen, que Enrique comprueba le fue embargada a un preso, y de la que no quiere aprovecharse.

Enrique pertenecía a una familia de izquierdas y la desaparición de sus hermanos llevó a su madre a la locura, estando internada en un psiquiátrico.

Y cuando el psiquiatra de su madre es detenido por repartir octavillas, Enrique habla en su favor ante Don Eladio, el cual se muestra más duro tras recibir presiones de sus superiores, dado que el psiquiatra es además escritor, condenándolo a la pena de muerte.

Esto hará que finalmente Enrique escuche a Leopoldo, enfermero del psiquiátrico, que le echa en cara que traicionara los ideales de su familia y que no haga nada.

Sus contactos tienen lugar en un cine donde trabaja Ana como taquillera, una bella muchacha por la que Leopoldo bebe los vientos pese a que esta parece ignorarle.

La primera misión de Enrique en la clandestinidad será la de imprimir y repartir octavillas, que imprime en casa de Miel, otra rebelde que trabaja como costurera, cubriendo con el ruido de su máquina de coser el de la multicopista.

Eladio sospecha de las actividades de Enrique cuando no está con su novia y ordena al sargento Ramos que lo vigile, sorprendiéndolo cuando pega carteles e interrogándolo sobre la identidad de su jefe, aunque él solo da un nombre: "Cencerro", afirmando que no lo conoce, pese a que Ramos le pone la pistola en la cabeza.

Al ver que no habla aparece "Cencerro", Leopoldo, que descubre que Ramos es de ellos.

Superada la prueba, debe falsificar varios sumarios de presos mientras se prepara una fuga masiva de gente de izquierdas en barco, lo que prepara un jefe conocido como "Tomillo".

Pronto comprobará que "Tomillo", es su novia Carmen, que tendrá que explicarle a este que se implicó en la lucha contra el régimen cuando su padre se suicidó tras haber sido obligado por su tío a confesarle nombres de compañeros comprometidos.

Mientras compañeros llegados de Madrid hacen un atraco simulando trabajar para el NODO para conseguir el dinero del barco, Enrique debe implicarse en la liberación del hijo de Miel, que trabaja junto a otros cientos de presos políticos en una cantera.

Este simula su fuga, y Enrique y Ramos esconden una chaqueta suya que encontrarán los perros, acudiendo al día siguiente para elaborar el sumario, Don Eladio con Enrique a la cantera, escondiéndose entonces el preso bajo su coche y pudiendo así escapar.

Pero Enrique y Ramos fueron vistos por un pastor que le contará todo al capitán Vicente, amigo de Ramos y al que Don Eladio encarga que acabe con él, aunque Ramos se suicidará tomando un veneno antes de dejarse coger.

Eladio se ocupará personalmente de Enrique al que sorprende si bien antes de dispararle cae él abatido por un disparo de su sobrina Carmen.

Y después de muchos meses Ana vuelve a ver a Leopoldo. Por fin parece contenta cuando le muestra a este una foto de Enrique y Carmen en el África francesa.

Calificación: 3