Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Minority report

Minority report (2002) * USA

          También conocida como:
                    - "Minority Report: Sentencia previa" (Hispanoamérica)

Duración: 145 min.

Música: John Williams

Fotografía: Janusz Kaminski

Guión: Scott Frank y Jon Cohen (Relato: Philip K. Dick)

Dirección: Steven Spielberg

Intérpretes: Tom Cruise (Jefe John Anderton), Colin Farrell (Danny Witwer), Max von Sydow (Director Lamar Burgess), Samantha Morton (Agatha), Lois Smith (Dr. Iris Hineman), Peter Stormare (Dr. Solomon Eddie), Tim Blake Nelson (Gideon), Steve Harris (Jad), Kathryn Morris (Lara Clarke), Mike Binder (Leo Crow), Daniel London (Wally), Neal McDonough (Gordon Fletcher), Patrick Kilpatrick (Jeff Knott), Jessica Capshaw (Evanna).

Un hombre sorprende a su mujer en la cama con su amante y acaba con ambos.

En el Departamento de Pre-Crimen salta la alarma del doble homicidio, que estiman los Pre-Cog se cometerá unos minutos más tarde, validando la actuación policial contra el homicida dos testigos, que ven en una pantalla la comisión del crimen.

Es abril de 2054 y el crimen ha sido erradicado en Washington, D.C. gracias a las visiones de los Pre-Cog, tres personas que tienen capacidades precognitivas que les ayudan a prever los crímenes, transmitiendo las imágenes de los mismos a unas pantallas gracias a un sofisticados sistema que las recoge de su mente transmitidas desde una pequeña piscina de leche de fotones donde están en suspensión.

Los resultados en la lucha contra el crimen han sido tan espectaculares que el director de Pre-Crimen, Lamar Burgess propone que el sistema se extienda a toda la nación, aunque antes el Departamento de Justicia envía a Danny Witwer, del F.B.I. para investigar el sistema y sus posibles fallos.

Le explican que en el caso de Marks ha salido la bola es roja porque es un crimen pasional y no premeditado, pues estos pueden verlos con hasta 4 días de antelación.

Efectivamente esa mañana Marks sale hacia el trabajo, aunque en vez de marcharse se queda vigilando su casa, viendo entrar a otro hombre en ella.

Entretanto una nave con varios Pre-Policías al mando del capitán John Anderton parte hacia el lugar donde va a cometerse el crimen para tratar de evitarlo, aunque cuando llegan a la calle hay varias casas que son iguales, por lo que se retrasan, pese a lo cual consiguen llegar justo a tiempo de evitar los homicidios, deteniendo a Marks como futuro asesino.

En la televisión explican que gracias a la acción de los Pre-Cog los delitos se redujeron en un 90%, no habiéndose cometido un solo crimen en los últimos 6 años.

Anderton es un gran policía, pero es adicto a la "Neuroina" una droga, pasando buena parte de su tiempo libre viendo grabaciones de su hijo Sean y de su mujer.

Lamar Burgess, el jefe confía en Anderton al que le pide que vigile a Witwer, el cual le muestra sus recelos sobre el sistema, pues piensa que si algo no ha pasado no saben si habría pasado de verdad, y detienen a gente que realmente no ha cometido crimen alguno.

Witwer pide ver a los Pre-Cog, Agatha y los gemelos Arthur y Dashiell, contándole a Anderton que su padre murió asesinado en Dublín, conociendo tanto como él, que perdió a su hijo Sean el dolor por la pérdida de un ser querido.

De pronto, y cuando Anderton está ya solo, Agatha se despierta y lo agarra, mostrándole las imágenes del ahogamiento de una mujer.

Intrigado por el asunto, acude al departamento de confinamiento y pide que le muestren los casos de ahogamiento, encontrando así el caso que le mostró Agatha, referido a una mujer llamada Anne Lively, si bien le dicen que no se conserva el video generado por Agatha.

Le dice que el autor nunca fue identificado, pues se cambió los ojos para evitarlo, no teniendo tampoco noticia del paradero de Anne, que tras el intento de asesinato desapareció, explicándole que la mujer fue una adicta a la neuroina, que se rehabilitó.

Se entera tras ello de que hay varios casos más en los que no figuran las tres previsiones, comunicándole a Burgess el problema, mostrándose el mismo preocupado porque al hacerse nacional el sistema si encuentran fallos, o si se enteran de la adicción del propio Anderton perderán su control, asegurándole John que no lo permitirá.

Witwer va a inspeccionar la casa de John y descubre sus grabaciones y su adicción.

De pronto surge una nueva predicción. La del asesinato de un hombre, Leo Crow, en 36 horas, siendo sospechoso del crimen el propio Anderton, que consigue ocultárselo a sus colaboradores, consiguiendo huir antes de que den la alarma.

En el ascensor se encuentra con Witwer, que le hace ver que conoce su secreto y Anderton lo amenaza, dándose cuenta de que lo que este sabe es su adicción a las drogas, lo que le puede suponer 6 meses de reclusión y la pérdida de su placa.

Asustado por todo llama a Burgess al que le asegura que le han tendido una trampa, mostrándose este dispuesto a ayudarlo, aunque Anderton duda que pueda hacerlo.

Anderton huye, pero las cámaras que hay por todas partes y que leen el iris de cada persona lo identifican en el metro, enviándose a un grupo de Pre-Policías a detenerlo, debiendo librarse uno a uno de ellos, pudiendo tras cogerse a uno de ellos y gracias al propulsor de este escapar.

Pero cuando lo ha conseguido llega Witwer, por lo que se refugia en una fábrica de automóviles, donde se enfrentará al agente hasta que acaban en la cadena de montaje, de la que Witwer huye para evitar que acaben con él los robots que unen y sueldan en torno a Anderton un vehículo, que quedará terminado con él dentro y con el que consigue huir hasta la casa de la Doctora Iris Hineman, que se dedica al cuidado de un jardín donde crece todo tipo de plantas genéticamente modificadas por ella.

Le pregunta cómo se falsea una previsión, pensando que ella, como creadora de Pre-Crimen lo sabrá, explicándole ella que la creación del sistema fue fruto de la casualidad, pues ella era investigadora genética y trataba a hijos de drogadictos enganchados a la neuroina, la mayoría de los cuales nació con graves lesiones cerebrales y murieron antes de los 12 años, teniendo los que sobrevivieron el don de soñar con crímenes que terminaban cometiéndose.

Ella dice que no puede ayudarle, y que él acabará cometiendo el crimen pues los Pre-Cog nunca se equivocan aunque en ocasiones alguno de ellos discrepa de los otros dos, destruyéndose en ese caso el informe discrepante para evitar que el sistema muestre fisuras, pues en alguno de los casos alguno de los acusados pudo tener un futuro alternativo, pudiendo no haber llegado a cometer el crimen.

Le recomienda que no crea en nadie, ni siquiera en Burgess y que busque el informe discrepante, pues aunque el archivo se destruye, el original continúa en la mente del Pre-Cog, señalándole que el más dotado de los tres es Agatha.

Pero para poder llegar a los Pre-Cog, debe tratar de evitar que alguna cámara lea el iris de sus ojos, por lo que acude a un hombre que reemplazará sus ojos.

El médico encargado de la operación le dice que antes era cirujano plástico en Baltimore y especialista en quemados, y que él lo envió a la cárcel por prender fuego a sus pacientes, estudiando en prisión la técnica con la que trabaja.

Witwer visita a Lara, la mujer de Anderton, para indagar sobre el paradero de este, y cuando le pregunta por su adicción a las drogas ella le dice que comenzó cuando perdió a su hijo.

Terminada la operación de sus ojos, el cirujano advierte a Anderton que debe llevar puesta una venda 12 horas, pues si se la quita antes se quedará ciego, regalándole además una encima que aplicada sobre su rostro lo deforma durante media hora.

Mientras reposa, Anderton recuerda el día en que desapareció Sean cuando estaba con él en una piscina, e hicieron una apuesta para ver quién aguantaba más bajo el agua, desapareciendo mientras él estaba buceando.

Los Pre-Policías acuden al extrarradio, llegando al piso donde se oculta Anderton, enviando espiarañas para que identifiquen a cada una de las personas del edificio por sus ojos.

Para evitar que detecten su presencia Anderton se introduce en una bañera llena de hielo, evitando que detecten su calor corporal, aunque una pequeña burbuja delata su presencia para las espiarañas y al salir a respirar le levantan el vendaje y escanean su ojo, no siendo reconocido.

Tras ello sale de su escondite y se inyecta la encima que le dio el doctor, y con su cara deformada se cuela en el edificio de Pre-Crimen, gracias al iris de sus viejos ojos.

Entretanto Witwer estudia las previsiones sobre el crimen que cometerá Anderton, comprobando que en ellas aparece Agatha, comprendiendo que Anderton irá a secuestrarla, por lo que baja hasta la sala donde están, aunque no logra detenerlo, pues huye con la Pre-Cog a través del desagüe de la piscina, esperando poder acceder a la información que tiene almacenada, para lo que acude a Rufus Riley, un informático al que le pide que descargue la información almacenada en su mente.

Vuelve a ver el caso del asesinato de Crow, informándole Agatha que en su caso no existe un informe en minoría, tras lo cual ella le insiste en el caso de la mujer ahogada, Ann Lively.

Agatha le avisa de que los Pre-Policías están en el centro comercial, aunque ella le va dando indicaciones para despistarlos, no pudiendo ir a su casa, por lo que van a un hotel, el mismo en que se aloja Leo Crow, y aunque Agatha le pide que se marche, ya que puede elegir y evitar el asesinato, él decide quedarse, seguro de que no matará a una persona a la que ni siquiera conoce.

Sube hasta la habitación de Crow donde descubre, esparcidas sobre su cama cientos de fotografías de niños, y entre ellas las de Sean, comprendiendo que no tiene alternativa y que tiene que matar a ese hombre, lanzándose contra él cuando llega, contando el hombre que metió a Sean en un barril y lo tiró a la bahía.

Anderton se dispone a acabar con Crow, al que apunta con su arma, mientras Agatha le dice que puede elegir, y llegada la hora del crimen en vez de disparar le lee sus derechos, momento en que Crow le pide que lo mate, pues le prometieron que si fingía que había matado a Sean le darían dinero a su familia, por lo que ruega a Anderton que lo mate, y al ver que no va a hacerlo coge la pistola de Anderton y se dispara él solo.

Poco después llega Witwer al lugar del crimen y enseguida piensa que es un amaño, pues no cree posible que un criminal deje a la vista tantas pruebas de su delito.

Witwer llama a Burgess y le dice que persiguieron al hombre equivocado. Luego lo visita y le muestra el arma de Anderton, que el propio Burguess le regaló.

Tras ello le muestra las grabaciones referidas a Anne Lively. Las de los gemelos, y la de Agatha, que consiguieron en el ciber salón al que fue Anderton, comprobando que es sensiblemente diferente, pues el efecto del viento en el agua es diferente.

Witwer piensa que las dos grabaciones se refieren a momentos diferentes y piensa que alguien lo borró del archivo.

Sabe que en ocasiones los Pre-Cog ven el mismo crimen varias veces, algo que llaman eco, y que borran los técnicos.

Witwer se plantea que quizá los técnicos interpretaron como un eco lo que era un archivo diferente, exponiendo la teoría de que alguien contrató a un asesino para que asesinara a Anne, siendo detenido por los Pre-Policías y que luego alguien cometió el crimen exactamente igual, por lo que tomaron la previsión de Agatha como un eco y lo desecharon.

Descubierto el crimen, llega a la conclusión de que quien cometió el crimen debía ser un alto cargo con acceso a las previsiones.

Burgess entonces, aprovechando que los Pre-Cog no están operativos, y al verse descubierto dispara a Witwer con el arma de Anderton y acaba con él.

Anderton entretanto viaja con Agatha hacia un lugar seguro, la casa de Lara, la cual, al verlos llegar llama a Burgess y le pide que ayude a John, pues sabe que no es un criminal, pidiéndole Burgess que los entretenga allí.

De pronto, y mientras habla con Lara cae en la cuenta de algo. Corre a ver a Agatha, que tras ver los juguetes de Sean recuerda lo que fue su vida y lo que pudo ser su vida, viéndolo en el instituto y estudiando, y luego con su novia.

Igual que ellos añoran a Sean, la madre de Agatha la añoraba a ella cuando se la arrebataron, comprendiendo que Anne Lively era la madre de Agatha.

De pronto esta le pide que huya, aunque ya es demasiado tarde, pues los Pre-Policías aterrizan en su casa y lo detienen acusándolo de los asesinatos de Crow y de Witwer.

Burgess llega tras la detención y se disculpa ante Lara por no haber podido hacer nada.

Lara le pregunta por el caso de Anne Lively, asegurando Burgess no saber nada sobre el caso, aunque poco después le dice que se encargará de investigar en los archivos sobre el caso del ahogamiento de la mujer, dándose cuenta Lara de que, pese a que afirmo que no conocía el caso sabe que la mujer murió ahogada pese a que ella no lo dijo.

Con el arma de su marido y con los ojos de su marido, Lara va hasta el lugar de confinamiento de los Pre-Detenidos, obligando al carcelero a permitirle hablar con John.

Burgess entretanto es homenajeado tras haber conseguido extender Pre-Crimen a toda la nación, recibiendo tras su discurso una llamada por su línea privada, que descubre, es de Anderton, que le descubre que sabe que acabó con Anne Lively debido a que cuando esta logró desengancharse de la droga quiso recuperar a su hija que le había sido arrebatada.

Él la engañó para que acudiera al lago, donde supuestamente iba a volver a reunirse con su hija, y donde acabó con ella, pues sabía que sin Agatha Pre-Crimen no era viable.

Entretanto Lara habla con Jack, otro Pre-Policía amigo de Anderton, el cual emite para todos los que están en la fiesta las imágenes del asesinato de Anne Lively, salidas directamente de la mente de Agatha en las que se ve a Burgess asesinándola.

Este huye, mientras salta una bola roja anunciando el asesinato de Anderton por Burgess.

Efectivamente se encuentran, yendo Burgess armado, diciéndole Anderton que piense muy bien lo que va a hacer, pues lo habrán visto los Pre-Cog, y si no lo mata se demostrará que los Pre-Cog no son fiables, y si lo hace será su final.

Pero como conoce el futuro puede elegir y dice que ya lo hizo, pidiéndole perdón a Jon mientras dispara, pero no a John, sino a sí mismo.

Finalmente en 2054 se abandonó el sistema de Pre-Crimen tras 6 años, siendo todos los presos amnistiados y liberados, aunque algunos de ellos fueron vigilados durante años.

John, de nuevo con Lara, ahora embarazada espera con ilusión el futuro, mientras que Agatha y los gemelos son trasladados a un lugar aislado donde podrán vivir en paz.

Calificación: 3