Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo
Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo

España (2014) *

Duración: 88 min.

Música: Rafa Arnau y Mario Gosálvez

Fotografía: Alex Catalán

Guión: Javier Fesser, Cristóbal Ruiz y Claro García (Basado en los personajes de Francisco Ibáñez)

Dirección: Javier Fesser

Ofelia recorre el edificio de la TIA con un sobre donde pone "Top secret" hasta el despacho del Superintendente Vicente, donde acaban de instalar una caja fuerte que inaugurará guardando en ella el sobre.

Pero en los bajos del edificio dos hombres, unidos por su parte trasera, pues son siameses, sierran la viga maestra del edificio, recibiendo una llamada de su jefe, Jimmy "el Cachondo", el cual, tras asegurarse de que los hombres van a llevar a cabo correctamente su trabajo le envía al "Súper" un mensaje asegurándole que "la TIA se va a inclinar ante mí".

El Súper tiene miedo, pues Jimmy la les robó las 300 cajas anteriores, aunque el nuevo operario le asegura que esta vez no ocurrirá lo mismo, pues la tiene muy bien asegurada.

Desde su helicóptero, Jimmy lanza un cable de acero, con un imán con el que arrancan la viga ya cortada por los siameses, haciendo que el edificio se incline y que la caja fuerte resbale hasta, tras hacer un hueco en la pared, caer a la calle, desde donde Jimmy la rescata con el imán.

Preocupado por el suceso, el Súper ordena que llamen a sus mejores agentes.

Filemón Pi dormita plácidamente en su casa, un hogar lleno de adelantos tecnológicos que le hacen la vida la mar de placentera, disfrutando además de los servicios de su mayordomo Mortadelo, que es quien se encarga de elegir la ropa que ha de vestir en su enorme y sofisticado vestidor, llevándole además todos los periódicos, en donde Filemón aparece en portada por su gran trabajo como detective.

Filemón disfruta además de una tarjeta oro con dietas ilimitadas que usar en sus misiones, pudiendo permitirse salir de su casa volando por la ventana gracias a un ingenio que le permite hacerlo, hasta llegar a su enorme y modernísimo coche que conduce Mortadelo y que además puede volar.

Filemón ve cómo la gente le aclama al salir a la calle, debiendo firmar autógrafos incluso a los agentes de la policía, habiendo la ciudad erigido una enorme estatua en su honor.

Pero de pronto, y mientras se dirigen a su misión, el SETA (un SEAT 600 transformado en helicóptero) de Jimmy el Cachondo se transforma en una sofisticada nave capaz de lanzar misiles, aunque a Filemón no parece importarle, pues así la misión será más divertida, lanzándole ellos a su vez otra tanda de misiles, aunque sin alcanzarlo, estando sin embargo su vehículo muy dañado.

Lanzan finalmente un enorme misil que acabará finalmente con la nave de Jimmy, dándose entonces cuenta de que en ella va una mujer, por lo que deciden que deben interceptar el misil que lanzaron antes de que acabe con ella.

Al llegar a la altura del helicóptero de Jimmy observan que este saca atada a una bella mujer de la que Filemón se enamora de inmediato y a la que logrará salvar la vida interceptando el misil, aunque antes de que impacte contra su vehículo ellos salen teletransportados, consiguiendo llegar a tierra justo antes de que lleguen la caja fuerte y la muchacha, a cucho encuentro sale Filemón impulsado por un columpio en cuyo extremo contrario cayó la caja y le hizo volar, recogiendo a la chica tras lo que hace que funcione su paracaídas, salvándola, tras lo cual, la chica, agradecida y enamorada lo besa.

Y mientras la besa apasionadamente, suena un despertador y Filemón se da cuenta de que está realmente besando a la almohada, siendo su verdadero despertador menos delicado que el de su sueño, recibiendo un montón de golpes, no solo de sus despertadores, sino también de la portera, hasta, después de acabar escaldado por el agua de la ducha acabar cayendo por la ventana como en su sueño, aunque ahora no puede volar y no lo esperan abajo para aclamarle, habiendo solo un grupo de niños que se ríen de él, siendo además atropellado por varios vehículos, hasta acabar de nuevo en su casa tras una serie de incidentes para escuchar el mensaje de Ofelia que les pide que se presenten de inmediato en el cuartel de la TIA.

Pero antes llega Mortadelo llevándole, al igual que en sus sueños, la prensa, aunque la noticia no es sobre Filemón, sino sobre la huida de la cárcel del Tronchamulas, un gigantón al que detuvo Filemón y que está deseando vengarse afirmando que le hará el "aquello", una técnica consistente en meterle su mano por detrás y tirar de la campanilla hasta dar la vuelta sobre sí mismo.

Filemón confía en que la policía, que estará alerta por la huida del delincuente lo detenga, aunque estos no se atreven contra semejante animal, capaz de atravesar paredes o de doblar farolas sin inmutarse.

Pero tras alarmarle, Mortadelo y de gritar mediante un megáfono que Filemón es el de los dos pelos, para que no se equivoque y vaya a por él, le anlma contándole todas las trampas que ha preparado para evitar que el Tronchamulas pueda entrar en su casa, electrificando la puerta, que si puede abrir pese a todo le llegará un mazazo, o unos muros que aplastan a quien pase entre ellos, o trampas en sus archivos secretos o un cristal blindado, o un yunque sobre la puerta o una campana de cristal blindado donde podrá ocultarse, y finalmente una salida secreta.

Entretanto el Tronchamulas avanza por la ciudad sembrando el pánico por donde pasa, ocultándose Mortadelo cuando suena el timbre de casa, y utilizando Filemón la salida secreta, por la que sale, pero por la que luego no puede entrar, no teniendo donde esconderse, por lo que vuelve al piso, cayendo, una tras otra, en todas las trampas preparadas por Mortadelo, para enterarse finalmente de que no era el Tronchamulas quien había llamado al timbre, sino la portera para advertirles que había fregado el piso y que no podían salir.

Entretanto Jimmy el cachondo, ya en su guarida, una caravana trata de abrir, sin éxito, la caja fuerte robada, viendo en la televisión la noticia de la huida del Tronchamulas, que es primo suyo, y que está seguro que nunca hablará sobre él.

Mortadelo y Filemón llegan tras ello por la salida secreta a la TIA, donde les encomiendan su nueva misión, ayudándose de la Reversicina inventada por Bacterio, que piensa inyectar a los agentes para tratar de volverlos inteligentes y fuertes.

Ellos tratan de evitarlo y corren tras Bacterio para clavarle la jeringuilla a este, apareciendo de pronto los tres en el despacho del Súper de nuevo tras recibir un tremendo golpe del Tronchamulas, que se acerca hasta allí, atravesando sin ningún esfuerzo el muro de acero que han instalado, y que tras hacer un nudo con Filemón se da cuenta de que se ha pinchado accidentalmente con la Reversicina, cambiando entonces la personalidad del Tronchamulas, que pasa a tener un carácter totalemente diferente al suyo, convirtiéndose en una buena persona incapaz de hacer el mal, y que, en vez de hacerle "aquello" a Filemón, le hace cosquillas.

Ante el éxito de la prueba, deciden probarlo sobre Mortadelo y Filemón, aunque deciden que sería una pérdida de tiempo, ya que como son medio tontos, la Reversicina les haría medio listos, no notándose los efectos en ellos.

Cuando se enteran de que Tronchamulas es primo de Jimmy, deciden llevar al Tronchamulas a la guarida secreta de la agencia esperando que recupere su memoria y les diga dónde está la guarida de su primo.

Cuando aparece la nueva secretaria del Súper, Irma, Filemón ve a la mujer de sus sueños y se queda de inmediato prendado de ella., sufriendo por ello un nuevo accidente.

El Súper les proporciona los medios para llegar hasta la guarida secreta, en realidad un carrito de compra, en el que llevan al Tronchamulas, el cual se les escapa cuesta abajo cuando se despistan, debiendo correr tras él para rescatarlo, robando para ello una moto con sidecar, llegando finalmente y tras numerosos accidentes llegan accidentalmente al chalet ultra secreto de la TIA, pero no de la agencia de detectives, sino de una dictadora a la que todos llaman la Tía, que es la que dirige el programa del Gran Fulano, que se transmite por televisión a todo el país, y en el que todos podrán ver al Tronchamulas, que provoca sin querer, debido a su gran volumen algunos accidentes, que enfadan a la Tía, hasta que se da cuenta de que la audiencia sube, haciéndolo mucho más cuando irrumpen los patosos Mortadelo y Filemón, pese al enfado del Súper al ver que están allí y que todos se enteran de sus planes, y en especial Jimmy, cuando Tronchamulas entra al "Confesionario" del programa, donde habla con el que todos llaman el "Súper", al que confunde con el Súper de la TIA y dice en televisión que lo están buscando.

Y justo mientras está en el Confesionario, empieza a pasársele el efecto de la Reversicina y vuelve a acordarse de todo, logrando el programa su récord de audiencia cuando Tronchamulas se dispone a realizar con Filemón "Aquello",

Entretanto Jimmy sigue tratando de abrir la caja fuerte, que al ponerle dinamita debajo cae sobre la caravana.

Mientras busca de nuevo a Filemón llega hasta el control donde está la Tía, que se pincha con la Reversicina, volviéndose un encanto, pese a lo cual el Tronchamulas la golpea para alegría de todos los colaboradores, pinchándose poco después de nuevo el Tronchamulas, volviéndose nuevamente inofensivo.

De vuelta a la TIA el Súper les echa una tremenda bronca por lo sucedido, pensando que los pudo ver Jimmy, el cual le envía un mensaje al Súper diciéndole que va a hundir la TIA, algo que ponen en duda los agentes, sin fijarse que caen sobre ellos varias bombas lanzadas desde el helicóptero por Jimmy.

Tras explotar las oficinas, les encarga que lo escondan en su casa, donde, el Tronchamulas entona la canción de Julio Iglesias "Me olvidé de vivir", aunque con letra propia, en la que cuenta su historia y las ganas de venganza que tenía y que ya se le pasaron, mientras Filemón trata de no escucharlo y vuelve a caer en todas las trampas de la casa, decidiendo aprovecharse de él y de su estado obligándole a hacer la limpieza de la casa, planchar, coser y a cocinar para ellos, enviándolo además a comprar.

Entretanto, Jimmy y sus siameses llegan hasta la casa de los agentes, yendo fuertemente armado, pesando tanto por ello que cae golpeándose fuertemente, recibiendo además los golpes de la portera de Mortadelo y Filemón por pisar el suelo recién fregado.

En la calle, y mientras va a comprar las cervezas a los agentes, Tronchamulas es visto por Rompetechos, que lo toma por un niño huérfano, decidiendo llevarse al "niño", para lo que para un taxi, que realmente es el coche de la perrera, que va cargado de perros rabiosos, recibiendo Jimmy numerosos golpes mientras trata de acabar con su primo debido a las confusiones de Rompetechos, acabando entrando en el coche él y sus siameses, que son destrozados por los perros.

Mientras está en el coche, al Tronchamulas se le acaba de nuevo el efecto de la Reversicina y decide ir a la guarida de Jimmy para avisarle de que le buscan.

Cuando se dan cuenta de que lo han perdido, Mortadelo y Filemón encuentran una porra perdida por los hombres de Jimmy y donde viene el teléfono de este.

Jimmy y los siameses recogen todo lo de su caravana para marcharse a otro sitio, recibiendo entonces una llamada de Filemón que se entera de que la guarida está en pleno campo y a 50 kilómetros, lo que les llevará un tiempo.

Más rápido llega Tronchamulas, tomando Rompetechos la guarida de Jimmy por una guardería, examinándolo todo, tomando los rifles por escobas, las granadas por piñas para zumo y las bolas por una piscina de bolas y la dinamita por palitos de cangrejos.

Jimmy no se fía de su primo, aunque este al escuchar hablar de la TIA se acuerda de las humillaciones a las que le sometieron y se enfada, aunque entonces se fija en la caja y la abre sin ningún esfuerzo, quitando el ganchito que la cierra, aunque Rompetechos la toma por una nevera y cierra de nuevo la puerta con Jimmy dentro.

Tras ello coge los palitos de cangrejo y los pone en el congelador (bajo la caja fuerte), para correr a lo que él dice es una zambomba, que es el detonador, haciendo que salte por los aires la caja con Jimmy dentro, al cual luego golpea sin saberlo al darle al puño que tienen instalado en la puerta hasta lanzarlo de nuevo a la caja fuerte.

Mortadelo, que le propuso al Jefe utilizar la teletransportación llegan transportando una tele al pueblo de su tía Fulgencia, que la rechaza, por tener ya una ultra moderna.

Tras haberse desviado para ir allí lograrán avanzar un montón gracias a la mula de su tía que los lanza con sus coces hasta la guarida del Cachondo, que está preparándose para cargar en su helicóptero una enorme bomba,

Filemón piensa en hacerlos salir de su guarida asustándolos con un petardito, aunque no se da cuenta de que Jimmy ya se fue con su helicóptero, y dentro, los siameses lanzan sin querer un cigarrillo a la caja de bombas, explotando la caravana

Filemón, asustado va a buscar a Tronchamulas, el cual lo golpea sin misericordia acordándose de todas las humillaciones, tras lo que hace lo mismo con Mortadelo, que trataba de ponerle de nueve la Reversicina.

Por su parte los siameses descubren que debido a la explosión acabaron despegados, por lo que son muy felices, aunque poco después cae sobre ellos un pegamento que hace que vuelvan a quedar como estaban anteriormente.

El Tronchamulas los golpea y los lanza, acabando en la caja fuerte, y esta pegada a una de las paredes de la caravana, decidiendo el Tronchamulas girarlos a toda velocidad valiéndose de una grúa, para luego lanzarlos muy lejos, como si fuera un avión, clavándose de nuevo accidentalmente la Reversicina.

Jimmy, por su parte se dirige con su helicóptero hacia la TIA, enviándole previamente al Súper un mensaje en que le avisa de que "la TIA va a despegar", viendo cómo se acerca hacia ellos el helicóptero del Cachondo con la bomba sujeta mediante un imán.

Y cuando se dispone a lanzar la bomba contra la TIA, se da cuenta de que está allí Rompetechos que empieza a arrancar piezas del aparato

También volando sobre la plataforma que lanzó Tronchamulas, y gracias a las hélices de un molino, se acercan Mortadelo y Filemón, que gracias a una de las piezas lanzadas por Rompetechos consiguen remontar el vuelo,

Al verlos, Jimmy decide atacarlos con su armamento, empezando a caer todas las cosas que había cargado y que empiezan a golpear a Filemón.

Rompetechos comienza a conducir el helicóptero que va dando bandazos, mientras Filemón trata de alcanzar la bomba.

Creyendo que está en un ascensor que sube y baja, por lo que busca el botón de parada, soltando la bomba, que comienza a caer sin control golpeando la plataforma sobre la que van los agentes de la TIA, logrando Filemón sujetarla con sus manos evitando que caiga al vacío libremente, pero cayendo él junto con la bomba a toda velocidad, consiguiendo Mortadelo agarrarse al imán que cuelga del helicóptero, agarrándose Filemón con una mano a su pierna mientras con la otra sujeta la bomba, hasta que Jimmy consigue arreglar el imán, consiguiendo así evitar que caigan, aunque continúa su camino hacia la TIA, activándola cuando se acercan a la misma, y aunque desconecta el imán para hacer que caiga la bomba, ve que esta no lo hace, gracias a Filemón, celebrándolo el Súper y Bacterio, pero también Filemón lo celebra, soltando sin darse cuenta la bomba justo cuando pasan por encima del edificio de la TIA, que vuela hacia el espacio, hasta llegar a un punto desde el que volverá a caer.

También caen Mortadelo y Filemón, consiguiendo Mortadelo hacer aparecer un colchón gracias a su disfraz de Harry Potter, aunque miden mal y caen al lado.

Entretanto, tratando de rescatar a su "padre", aparece el Tronchamulas siguiendo el helicóptero de Jimmy, parando a recoger antes el colchón que hizo aparecer Mortadelo, aprovechando para hacerle el "aquello" a Filemón.

Rompetechos se baja del helicóptero en marcha, consiguiendo el Tronchamulas llegar a tiempo con el camión de la perrera para recogerlo.

Y mientras la nueva familia se va y Mortadelo y Filemón se felicitan por lo bien que salió todo, cuando cae junto a ellos el helicóptero del Cachondo, del que se ríen, y cuando se disponen a detenerlo para recuperar el sobre secreto del Súper consigue desarmarlos gracias al imán, preparándose tras ello para lanzar una bomba sobre ellos, diciéndole Filemón que si aprieta el botón y suelta la bomba caerá sobre él todo el peso de la TIA, cayendo justo cuando va a apretar el botón sobre él el edificio de la TIA, cayendo casualmente el sobre de Top Secret en manos de Filemón, que van a llevarle al Súper al hospital donde está ingresado y totalmente vendado, descubriendo que el documento secreto no es más que la receta de una crema de boniatos, porque tiene el estómago delicado y no puede comer nada fuerte.

Enfadados, los agentes obligan al Súper a tragarse la caja fuerte.

Disfrazado de esquimal Mortadelo finge pescar mientras los busca el Súper para vengarse.

Filemón lleva a Irma a su casa, estando esta enamoradísima y rendida a sus encantos, observando Mortadelo que le ha inyectado la Reversicina, aunque comete el error de pisar el portal recién fregado.

Calificación: 2