Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Mumford. Algo va a cambiar tu vida

Mumford (1999) * USA

          También conocida como:
                    - "Mumford" (Hispanoamérica)

Duración: 111 min.

Música: James Newton Howard

Fotografía: Ericson Core

Guión y Dirección: Lawrence Kasdan

Intérpretes: Loren Dean (Dr. Mumford), Hope Davis (Sofie Crisp), Jason Lee (Skip Skipperton), Alfre Woodard (Lily), Mary McDonnell (Althea Brockett), Pruitt Taylor Vince (Henry Follett), Zooey Deschanel (Nessa Watkins), Martin Short (Lionel Dillard), David Paymer (Dr. Ernest Delbanco), Jane Adams (Dr. Phyllis Sheeler), Kevin Tighe (Sr. Crisp), Dana Ivey (Sra. Crisp), Ted Danson (Jeremy Brockett), Jason Ritter (Martin Brockett).

Cuatro meses después de su llegada a Mumford, Mickey Mumford es el psicólogo más popular de la ciudad por sus poco convencionales métodos, habiendo trabado amistad con su vecina Lilly, en cuyo bar desayuna cada día.

Entre sus clientes se encuentra Henry Follett, el farmacéutico, que tiene tórridas fantasías sexuales. O Althea, compradora compulsiva, que guarda las cajas de sus compras. Y a Nessa, una estudiante obsesionada con las revistas de moda.

Y un día lo aborda en el bar, Skip, un joven multimillonario que inventó un módem, y que no tiene amigos, pues cree que quien se le acerca tiene algún interés, por lo que le pide que sea su amigo, y le expondrá sus problemas mientras juegan lanzándose pelotas.

Acude también Sofie, una recién separada aquejada de fatiga crónica, y a la que no tratará en su despacho, sino saliendo a pasear juntos para que se encuentre más a gusto.

Y un día Skip le confiesa su gran secreto. Está tratando de crear un humanoide como pareja sexual, una mujer casi perfecta, lo que cree una grave perversión.

Mumford le tranquiliza. Le cuenta que él tiene un secreto aun peor: no es psicólogo.

Con unos padres siempre peleados, en la universidad tuvo tendencias autodestructivas abusando del sexo y de las drogas, aunque acabó la carrera e hizo oposiciones a Hacienda, hasta llegar a ser inspector, extorsionando a los clientes, hasta que uno de ellos se suicidó y les abrieron un expediente a él y a su compañero, con el compartía hasta a la mujer. Fue entonces cuando decidió seguir un tratamiento con unos monjes en el desierto.

Tras curarse y al darse cuenta de que la gente siempre le contaba sus problemas, y de que a la gente le gusta que la escuchen decidió trabajar como psicólogo tras adoptar el nombre de Michael Mumford, un compañero de guardería que murió con 6 años y del que, por tanto no existía ninguna información en ningún lugar.

Entre tanto, los otros "loqueros" del pueblo, el Dr. Delbanco, psiquiatra, y la Dra. Sheeler psicóloga, investigan a Mumford, y dudan de su título, pues todos sus profesores murieron.

Y justo cuando comienzan a investigarlo todos sus pacientes parecen mejorar.

Skip abandona sus investigaciones sobre su juguete sexual cuando gracias a Mumford conoce a Lily e intiman, viviendo feliz su romance mientras Nessa comienza el suyo con Martin, hijo de Althea que se preocupa por ella y la ayuda a mejorar, haciéndolo él mismo, que dejará de vagar con su escopeta por el bosque.

Althea, por su parte llega a la conclusión de que su marido disfruta comprándolo todo, incluyéndola a ella, viniendo de ahí su adicción a las compras, además de la insatisfacción sexual que le produce, viendo en Follett a alguien capaz de sacarla de su rutina.

El propio Dr. Delbanco se convertirá en paciente de Mumford, confesándolo que era amante de la psicóloga, convenciéndose a sí mismo de lo bueno que fue abandonar la relación.

Por otro lado Mumford, enamorado de Sofie, sabe que debe dejar la terapia. Y ella, ya mucho mejor le dice que también se ha enamorado quizá confundida por su ayuda.

Entonces en un programa televisivo hablan de un antiguo inspector de Hacienda que desapareció sin dejar rastro, un programa visto por todos y que provoca que sea detenido y juzgado por su suplantación, siendo condenado a 3 meses de cárcel y 3 de arresto domiciliario, y una multa de 2.000 dólares, aunque sabe que a su salida le espera Sofie.

Y el propio policía que le conduce a la penitenciaría insiste en contarle sus problemas.

Calificación: 3