Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Ocho apellidos catalanes
Ocho apellidos catalanes

España (2015) *

Duración: 99 min.

Música: Roque Baños

Fotografía: Juan Molina

Guión: Borja Cobeaga y Diego San José

Dirección: Emilio Martínez-Lázaro

Intérpretes: Dani Rovira (Rafa Quirós / Oriol), Clara Lago (Amaia Zugasti), Karra Elejalde (Koldo Zugasti Zabala), Carmen Machi (Merche / Carme), Rosa María Sardá (Roser / Yaya), Berto Romero (Pau Serra), Belén Cuesta (Judith / Maruxiña), Alfonso Sánchez (Curro), Alberto López (Joaquín), Agustín Jiménez (Anselmo).

Koldo llega a puerto y sonríe al ver que sale a su encuentro Merche, aunque según se va acercando su cara va cambiando al ver la actitud de ella, que al llegar a su altura y sin saludarlo le dice que se suponía que había salido solo para 2 meses, tratando él de excusarse diciendo que se le pasó avisar y que a veces le gusta estar solo, diciendo ella que si quiere estar solo se va a hartar antes de marcharse tras dejarle una carta.

Montado en una calesa, Rafa recorre Sevilla junto con una rubia a la que le asegura que si vives una Semana Santa en Sevilla el cuerpo te pide ser español.

Acompañará otro día a dos turistas en un caballo cartujano, asegurándoles que le ha sacado al caballo el carnet del Betis.

Baila con unas y con otras, y cuando se emborracha les enseña incluso el "lauburu" que le regaló el que iba a ser su suegro y que se quedó pese a que ya no se casó, e intenta llevárselas a la cama, algunas en su despedida de soltera, lo que le supone recibir más de una bofetada.

A veces le sale bien, pero en una ocasión justo cuando se va a acostar con la chica se da cuenta de que es vasca y la obliga a marcharse, quejándose la chica de que no pare de hablarle de Amaya.

Entretanto Joaquín comenta con Curro que Rafa se quedó tan tocado por Amaya que un año después de dejarla no la olvidado y no es el mismo, viendo vascos por todas partes, comentando Joaquín en ese momento que él es tan buen amigo de Rafa que a veces tiene su mismo sufrimiento mientras ve cómo avanza por el Guadalquivir Koldo con su barco, diciendo Curro que ha sido una mala idea tomar manzanilla en ayunas.

Cuando se lo cuentan a Rafa, este dice que es imposible que fuera Koldo, pues este es incapaz de pisar España, diciéndole sus amigos que ha ido al enterarse a buscarlo para vengarse al enterarse de que dejó a su hija.

Un poco asustado, no puede evitar que se le caiga la bandeja al escuchar la voz de Koldo quejándose de que en su restaurante rebozan el pescado, aunque entonces ve cómo en vez de atacarlo, Koldo lo abraza y le dice que lo ha echado de menos.

Le pregunta extrañado qué hace en España, diciéndole que necesita un favor suyo, pues Amaya le contó que fue ella la que lo dejó y que él le tiene cariño pese a sus cosas - que soy andaluz - indica él, a lo que Koldo replica, "tú para mí no eres andaluz, tú para mí eres Rafa, que es bien distinto, tras lo que le explica que ha rodeado todo el estado español para no tener que pisar Madrid y llegar al sur.

Empieza entonces una actuación en el tablado y Koldo da palmas, pero sin seguir el compás, por lo que uno de los músicos interrumpe la actuación y llama a Koldo payaso, debiendo Joaquín sujetar al vasco para evitar una agresión, recordándole Koldo mientras lo echan del local a Rafa, que tiene una cosa que pedirle.

Al día siguiente, mientras Rafa se prepara para salir como costalero, se pregunta qué tendrá que pedirle Koldo que no lo haya podido decir por teléfono, diciéndole sus amigos que todos los vascos tienen el teléfono pinchado y quemaron las cabinas.

Y cuando se meten bajo el paso de la virgen, se da cuenta de que a su lado está Koldo, que le dice que así le demuestra lo que es para él.

Mientras empiezan la procesión Koldo le cuenta que Amaya se va a casar, soltando Rafa el paso y haciendo que este se tambalee, por lo que deben volver a empezar, repitiéndose la situación cuando tras reclamarle el lauburu, Koldo le dice que lo necesita porque Amaya se casa el sábado y el novio debe llevarlo, repitiéndose por tercera vez la misma escena cuando le dice que se casa en Girona con un catalán, quedando la virgen desequilibrada, diciendo Rafa que es como un aviso que le indica que tiene que ir con él a Cataluña asegurando que Amaya no se va a casar.

Y aunque Koldo dice que no puede llevarlo y sus amigos tratan de disuadirle, pues temen que si va a Cataluña le pille allí la independencia, él asegura que Amaya no se casará con un catalán y que a él le basta con tres días para conquistarla.

Joaquín le recuerda que no se casó porque echaba de menos su tierra y Rafa le dice que no puede olvidar a Amaya y que no se casó porque le faltaron cojones.

Finalmente convence a Koldo y cogen al AVE, aunque cuando llegan a Madrid Koldo se niega a pisar su suelo ni siquiera para hacer transbordo, ante lo que Rafa opta por coger a Koldo a caballito para hacer el transbordo.

Una vez en Barcelona van a la fiesta de pedida de mano, observando que en ese barrio todos van vestidos muy moderno por lo que se cambian de ropa para estar a tono para la fiesta, aunque cuando tratan de entrar les preguntan los nombres y él como no está invitado se inventa que es catalán y que sus apellidos son Guardiola, Serrat, Cobi, Codorniu y Messi, prohibiéndole definitivamente la entrada, aunque entonces aparece Amaya y los ve, enfadándose con su padre por llevar a Rafa.

A solas con este le pregunta ella si no le ha contado la verdad a su padre, pues ella le dijo que había sido ella la que lo dejó para no darle un disgusto, diciendo él que no se lo ha contado porque no ha encontrado el momento.

Rafa se fija en los cuadros y Amaya le cuenta que Pau es artista y las obras son suyas, aunque a Rafa le parece que están sin terminar.

Amaya le pide que no le fastidie la boda con alguien al que le gusta todo de ella y no se asusta y sale corriendo.

Aparece entonces Pau, que ya entabló conversación con Koldo y les recuerda cuando meses atrás subió al taxi de Amaya y le dijo: "Llévame hasta Barcelona y no apagues el taxímetro de tu corazón", manteniendo una conversación en Euskera con Koldo, afirmando al conocer a Rafa que esperaba al típico sevillano pijo y con gomina pero que le encanta su estilo vintage.

Rafa hace que Koldo se fije en los cuadros, donde las caras son sustituidas por fotografías con la cara de Amaya, y como son de mujeres desnudas Koldo se pregunta qué es eso, respondiendo Pau que es una colección que le encargó la Generalitat para decorar las futuras sedes de las embajadas catalanas tras la independencia.

Les dice que han preparado una gran boda en la que gastarán una cifra de 5 ceros.

Van tras ello hasta Soronelles, donde se celebrará la boda, y donde observan que han adornado la plaza del pueblo con todo tipo de símbolos independentistas y donde la gente baila la sardana.

Les explican a los recién llegados que no se han independizado, pero tiene que parecerlo, pues no quiere que su yaya se muera sin verlo casarse en una Catalunya independiente, habiéndole contado por ello que el referéndum fue muy bien y que lograron la independencia, lo que ella se creyó porque lleva un año sin salir de la masía.

Aparece entonces Judith, la encargada de organizar la boda, diciéndole a Pau que tienen problemas con varios funcionarios que se niegan a hacerse pasar por catalanes, tratando el alcalde de convencerlos porque la mujer ha donado mucho dinero al pueblo, proponiéndoles para el día de la boda barra libre de vino y jamón en el bar de Josep, a cambio de que no salgan.

Paul les enseña la magnífica masía familiar donde les presenta Roser, su yaya, que estaba durmiendo y dice que le agradece que la despertaran pues estaba soñando que Cataluña volvía a estar en España y que Montserrat Caballé cantaba Paquito Chocolatero, dirigiéndose a Judith a la que le dice que su nieto que tiene muy buen gusto y que no parece vasca, debiendo aclararle la propia Amaya que la novia es ella, excusándose Roser diciéndole que por su flequillo había creído que era un chico.

Comenta tras ello que deben arreglarle la televisión porque cogen Canal Sur donde están todo el día cantando, afirmando que los andaluces son unos ordinarios, haciéndose pasar Rafa por catalán diciendo que se llama Oriol y es de Vilanova i la Geltrú, contándole Pau que es el ex novio de Amaya, diciendo Roser que haría muy buena pareja con Judith, preguntándole a "Amanda" si no lo ve así, a lo que esta responde que no, aunque la vieja lo invita a quedarse por si de una boda surgen otras.

Les enseña tras ello la casa, y lo primero la habitación de la novia - cuyo colchón está lleno de polvo - indicando que tras ello les mostrará la habitación de Pau, no entendiendo Amaya que les obliguen a dormir separados.

Luego dice que Rafa y Judith dormirán en la habitación de sus biznietos, preguntando Koldo al escucharla cuántos tiene, a lo que Roser responde que ninguno, que los que le dé el año siguiente la pareja, enfadándose de nuevo Amaya de que hayan decidido ya ese tema entre Pau y su abuela sin consultarlo antes con ella.

Roser les dice que espera que por la noche no anden por los pasillos, pues asegura que ella los vigilará.

Esa noche llega Merche a la masía y la instalan en una habitación, diciéndole que no haga mucho ruido, pues puede despertar a Roser, que ella pregunta si es el gato.

Sale tras ello encontrándose con la propia Roser que se asusta al verla, diciéndole Merche que no grite, pues puede despertar a Roser - aclarándole que no es un gato - asegurándole esta que conoce a todo el servicio y no sabe quién es ella, debiendo contarle que la invitó Amaya a la boda, contándole Roser que Koldo está en la habitación de "Armanda", sorprendiéndose Merche de que haya ido.

En la habitación que Koldo comparte con Rafa le pide a este que le ayude a terminar un pequeño poema que le ha escrito a Merche, asegurando que lleva tres meses escribiéndolo, observando Rafa que la parte mejor se la escribió el maquinista del barco, no pudiendo contener la risa al escuchar el resto pese a que Koldo le advirtió que le atizaría si lo hacía, simulando Rafa que es por la emoción al escucharlo.

Koldo quiere que le ayude a culminarlo con una frase final apoteósica, prometiendo Rafa ayudarle, aunque en otro momento, pues quiere aprovechar que Amaya estará sola para hablar con ella.

Cuando llama a la puerta de esta, Amaya no quiere dejarlo pasar, pero oyen cómo se acercan Roser y Merche y lo hace entrar, confesándole él una vez dentro que la quiere, aunque luego le aclara que la quiere en el sentido de que se alegra por ella, para a continuación preguntarle si está segura de querer casarse, a lo que ella le dice que quiere estar con Pau y que lo de casarse le da igual, que lo hace por la Yaya, bromeando él en catalán, diciendo ella que le sale mejor que el euskaldún, ante lo que él simula ofenderse y comienza a imitar el acento vasco haciendo que ella se ría.

Amaya le dice que quiere pedirle algo, pues antes de casarse le gustaría hacer una cosa, ofreciéndose él para hacer lo que desee, observando cómo en el cuarto de al lado ella tira la ropa que llevaba puesta, ante lo que él empieza a desnudarse también, viendo de pronto cómo aparece ella con el vestido de novia, sorprendiéndose al encontrarlo a él en calzoncillos, por lo que acaban discutiendo, viendo mientras lo hacen cómo alguien llama a la puerta debiendo esconder a Rafa, medio desnudo como está, en la terraza.

Cuando Amaya abre se encuentra a Roser, que ahora la llama Amalia y le dice que tiene que hablar con ella, pues se teme que parte de su amor por Pau sea puro interés, porque quiere obtener la nacionalidad catalana.

Mientras hablan vuelven a llamar a la puerta, decidiendo Roser ir a la terraza pese a las objeciones de Amaya, debiendo Rafa lanzarse y agarrarse de la bandera independentista que cuelga del balcón que poco a poco comienza a soltarse del mástil debido a su peso, cayendo él en el balcón del piso inferior, el de Judith.

En su habitación, Amaya recibe ahora a Pau, dispuesto a acostarse con ella, aunque Amaya trata de disuadirlo sin revelarle que la abuela está en la terraza, comentando Pau que su abuela tiene razón y que Judith y Rafa "Oriol" hacen muy buena pareja, algo que niega Amaya, que le hace marcharse diciendo que ella es muy tradicional y prefiere esperar a la noche siguiente.

Por su parte Rafa debe escuchar de boca de Judith que ella se dio cuenta desde el primer momento de que sigue enamorado de Amaya, diciendo que ella tampoco quiere que se casen, pues lleva 5 años enamorada de Rafa y encima tiene que preparar una boda perfecta en la que ella no es la novia, comenzando mientras llora a hablar con acento gallego, reconociendo ante Rafa que es de Cangas do Morrazo.

Tratando de encontrar a Rafa, Merche entra en su habitación encontrando a Koldo en la cama y recriminándole que no haga nada para evitar que su hija se case con otro.

Rafa le dice a Judith que ya que ella ha organizado la boda, también puede desmontarla, contándole esta que la Yaya ha decidido regalarle a la pareja como regalo de boda la masía para que vivan en ella, algo que Pau no le ha contado a Amaya, proponiendo hacer que esta se entere antes de la boda para que discutan.

Mientras hablan de ello llega Merche asegurando Rafa que ella les puede ayudar.

Cuando se libra de Pau y de su abuela Amaya sale de su habitación, viendo a la puerta de la habitación de Judith a esta, en pijama, hablando con Rafa, él en calzoncillos, observando cómo se abrazan para despedirse.

Al día siguiente, mientras comen calçots hablan de la estrategia a seguir, pensando que si Koldo hace un regalo, la abuela se verá forzada a entregar el suyo y así Amaya se enterará de que quieren que viva allí, aunque como no tienen ningún regalo Rafa le entrega a Koldo el lauburu, aunque, le dice que prestado.

Mientras hablan llega Amaya con Pau a su mesa y comienza a lanza insinuaciones a Rafa y a Judith sobre lo bien que lo pasaron la noche anterior.

Cuando ven que va a llegar la abuela hacen que todos los que se sienten españoles entren al bar para comer gratis jamón y beber vino.

En el balcón, la abuela brinda por la Catalunya lliure, tras lo que brinda el padre de la novia, Koldo, llamándolo Roser, Lluis, ante lo que este reacciona asegurando que su nombre es Koldo allí y en la China Popular, tras lo que aprovecha el momento para regalarle el lauburu a Pau, que lo acepta como si fuera tan importante como el premio al catalán del año o el pincel de plata - premios ambos en su poder -.

Mientras todos los aclaman señala Merche que es una lástima que no haya más regalos, acusando a Roser de ser de la cofradía del puño cerrado, ante lo que esta reacciona, como esperaban, asegurando que antes de decir que ese es el mejor regalo debe decirle a "Imelda" que no va a tener que pasar el mal trago de tener que regresar a España porque les va a regalar su masía y podrán vivir en Catalunya.

Amaya, tal como esperaban, enfadada, le pide explicaciones a Pau, que le dice que él es ciudadano de un lugar llamado Mundo, terminando ese momento la declaración del alcalde que da paso a los castellers antes de pasar a la masía donde tendrán un banquete con boicot a productos españoles, excepto al jamón ibérico y al Rioja.

Rafa ve cómo Pau y Amaya discuten, preguntándose Rafa qué puede hacer para enterarse de lo que hablan, por lo que se une a los castellers.

Amaya, enfadada le dice a Pau que no sabe si está casándose con él o con su Yaya, preguntándole si ya sabía lo de la masía, respondiéndole Pau que se ponga en modo Rafa off, pidiéndole ella que se ponga él en modo Yaya off.

Mientras ellos discuten, Rafa trata de subir a lo alto de la torre, haciendo que caiga.

Tras la caída, acaba en la cama yendo Pau con hielos, de parte de Koldo, aunque Rafa se hace el fuerte y le dice que los pidió para tomar un whisky.

Pau le dice que tiene una sorpresa para Amaya y es que al día siguiente tras la boda y cuando se marche con Amaya no regresarán a la masía, diciéndole a Rafa que quiere ser su amigo sin que haya entre ellos malas vibraciones, pues él jamás hablará de lo que Andalucía les cuesta a los catalanes ni les llamará vagos porque tengan una predisposición genética a trabajar menos, debiendo recordarle Rafa que ellos con la Sagrada Familia tampoco corren mucho.

Llegan entonces a Soronelles Joaquín y Curro dispuestos a ayudar a su amigo, asustados entre tanto catalán, viendo el cartel de bienvenida a la República de Catalunya, y asustándose ante la sardana que dicen es una jota revolucionaria, aunque entonces entran en el bar donde están los españoles y se unen a ellos, aunque al ver que regalan jamón gratis, Joaquín afirma que España se desmorona.

Rafa le pide a Judith que le ayude a quedarse a solas con Amaya, pues le asegura a Koldo que Amaya se va a casar con él aunque ella aun no lo sabe.

Para ayudarle Judith va a decirle a Amaya que tiene que ensayar el vals nupcial, tomándose Amaya el recado como una estratagema de Judith para quedarse a solas con Rafa.

Borracha, Amaya entra para ensayar el vals, ensayándolo con Rafa, diciéndole ella que antes jamás habría pensado que él estaría con una chica como Judith, pues les vio la noche anterior diciendo él que solo hablaban y que de hecho hablaban de ella.

Fuera, Pau y sus amigos los hipsters bailan, saliendo en ese momento Judith a la que Pau coge para bailar con ella, muy contenta, aunque luego ve cómo enseguida se olvida de ella.

Koldo y Merche, también bebidos hablan. Ella, resentida, dice que no desea volver a Argoitia, y aunque Koldo le dice que está enganchado por ella, Merche le dice que no le gusta que cuando todo va bien él se asusta y se va, lo mismo que Rafa, contándole ella cómo este se fue porque dijo que echaba de menos Sevilla, aunque lo que ella cree es que le asustaba tener que casarse.

Mientras Rafa y Amaya bailan, y él trata de expresar sus sentimientos, son interrumpido por Koldo, que entra indignado y les dice que se ha enterado de todas sus mentiras y que ya se han reído de él, por lo que ha decidido marcharse para Argoitia, contándole antes a su hija que Rafa ha ido hasta allí para arruinarle la boda.

Amaya echa a Rafa de la masía, asegurándole este desde el otro lado de la verja que seguirá luchando por ella, intentando incluso saltarla, aunque entonces es sorprendido por los mossos d'escuadra, tratando él de simular que es catalán con frases de canciones, y cuando le preguntan por qué no llama al timbre les dice que solo trata de evitar una boda equivocada, y aunque el chico, Arnau, parece comprenderle, la chica, Mar, es más dura y lo detiene, diciéndole él que como se nota que ella no se enamora.

Encerrado en el calabozo, rechaza la sugerencia de Arnau de llamar a Amaya, pues le asegura que esas cosas deben decirse a la cara.

Preocupado por la independencia de Catalunya, Joaquín llama a su primo Anselmo, que es guardia civil y este parte hacia Soronelles dispuesto a defender España.

Finalmente Rafa decide realizar una llamada, haciéndosela a Merche, preocupada al no verlos ni a él ni a Koldo, contándole él que Koldo se marchó al enterarse de que fue él quien dejó a Amaya, pidiendo que no lo deje marchar, a lo que ella se niega, decidiendo Rafa leerle el poema que le escribió Koldo, ocurriéndosele en ese momento el último verso: "y si un día vuelves tú serás mi único mar", explicándole que Koldo dedicó 3 meses para escribírselo, haciendo que ella se emocione, excepto con la última frase.

Poco después Koldo escucha cómo le llaman por el altavoz de la estación, escuchando cómo Merche le pide que vuelva, pues su hija se va a casar y no va a estar presente, asegurándole a este que o se van los 4 juntos a Argoitia o no va nadie.

Consigue convencerlo para que vuelva diciéndole que le ha gustado mucho su poesía, tras lo que van a la comisaría y sacan a Rafa, llevándolos Arnau y Mar hasta la masía, donde se empieza a celebrar la boda.

Cuando los ve llegar, Judith, más tranquila se sienta junto a Roser mientras los novios se aprestan a darse el "sí, quiero", puntualizando Pau tras decir que la querrá en la riqueza y en la pobreza, que esto hay que meterlo, pero que a ellos no les pasará.

Pero cuando empieza a hablar Amaya, escucha la voz de su padre que se acerca con Rafa y con Merche, ocupando Rafa el lugar del alcalde para decir que tiene algo que decirle a Amaya, y tiene que decírselo en ese momento, señalando que ojalá no se hubiera equivocado y no hubiera sido un cobarde, tras lo que le pregunta si quiere casarse con él ya que está vestida de novia y tienen a un alcalde, para luego decirle en Euskera que se vuelva con él a Argoitia, aunque como ella no contesta, Rafa opta por felicitar a Pau y marcharse.

Mientras él se va Amaya retoma sus palabras, aunque en las mismas dice "Yo Amaya, te tomo a ti, Rafa", lo que Pau se toma por un despiste y Koldo le pide a su hija que se retire unos momentos para relajarse y meditar, llevándosela adentro.

Fuera, Roser asegura que ella ya sabía que el estado español haría el boicot a la primera boda catalana.

Justo entonces llegan los guardias civiles a la plaza del pueblo y piden a la gente que depositen los pasaportes catalanes, encontrándose con que en ese momento está tomada la plaza por los españolistas, pues los demás están en la boda.

Amaya entra con su padre y con Merche en casa y allí le dicen que no la ven muy segura, asegurando ella que todo ha sido culpa de él por llevar a Rafa y enseñarle a hablar Euskera, lo que a ella le pone mucho.

No sabe que fuera se escucha su conversación por los altavoces, ya que lleva un micrófono, diciendo ella que Pau es muy bueno con ella y la quiere y nunca se enfada con ella, aunque no entiende que se presente un ex novio de ella y él no haga nada.

Dice entonces que habrá que ver la cara que se le queda a la abuela cuando se entere de que está todavía en España, corriendo Pau a arrancar el cable del altavoz para evitar que esta siga escuchando.

Pero esta ya lo escuchó y aunque simula no entender nada, le muestra a Judith que sabe que es gallega y no catalana y le dice que lo único que le importa es que su nieto se case y sea feliz.

Entretanto Amaya se queja de Rafa que dice es chulo y le pone de los nervios con sus chistes malos, su manía de decirle "mi arma" o que cada mañana la despierte con canciones de Triana, tras lo que dice "cómo no voy a quererle".

Judith llega junto a Pau al que le dice que ya no necesitará el lauburu, dándose cuenta Pau de que se siente atraído por ella, acercándose entonces Roser que les dice que deberían irse a Andorra, pues allí sí son independientes.

Koldo recibe entonces de manos del alcalde el lauburu y le pregunta a Merche si se quiere casar con ella.

Amaya trata de marcharse, debiendo pasar para ello entre los invitados, saliendo entonces Rafa a su encuentro, y besándose mientras cae sobre ellos la enorme estelada que varios de los españolistas quitaron de la fachada.

Salen entonces Koldo y Merche al balcón para anunciar que será la suya la primera boda de la Catalunya independiente, lanzando Merche su ramo que recoge Rafa.

Unos meses más tarde Koldo, Merche, Rafa y Amaya viajan en una furgoneta y Rafa le pide que pare y busque un hospital, a lo que Koldo se niega, renegando de que tuvieran el antojo de ir a comprar morcillas a Burgos ese día y asegurándoles que Aitor nacerá en Euskadi y no en Castilla.

Pero Amaya no puede más y mientras se dispone a da a luz Koldo corre hasta un poste cercano de bienvenida a Euskadi y tras arrancarlo corre con él hacia la furgoneta y lo coloca delante antes de escuchar llorar a su nieto.

Calificación: 1