Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Otra ronda
Otra ronda

Druk (2020) * Dinamarca / Suecia / Países Bajos

          También conocida como:
                    - "Una ronda más" (México)

Duración: 116 min.

Música: Janus Billeskov Jansen

Fotografía: Sturla Brandth Grøvlen

Guion: Tobias Lindholm y Thomas Vinterberg

Dirección: Thomas Vinterberg

Intérpretes: Mads Mikkelsen (Martin), Thomas Bo Larsen (Tommy), Magnus Millang (Nikolaj), Lars Ranthe (Peter), Maria Bonnevie (Anika), Helene Reingaard Neumann (Amalie).

"¿Qué es la juventud? Un sueño. ¿Qué es el amor? El contenido del sueño (Soren Kierkegaard)."

Se celebra una carrera alrededor del lago en que los participantes deben llevar una caja de cerveza que deben beberse entera, debiendo tomar una cerveza cada persona en cada banco del parque, y, si vomitan como equipo se les resta un minuto, llevándose el ganador los depósitos de las botellas.

Tras la carrera, los estudiantes van en metro regalando cervezas y alborotan, por lo que acuden los vigilantes del metro, aunque logran quitarle las esposas a uno de ellos y lo esposan al pasamanos, continuando su fiesta.

El escándalo hace que en el colegio se plantee el asunto, estudiando imponer una política de cero alcohol durante el siguiente semestre, aunque alguno se pregunta cómo piensan mantenerlo.

Los profesores dan sus clases in mucho entusiasmo y escasa motivación, llegando a marcharse algún alumno de la clase de historia, que da Martin, al ver su falta de criterio.

Tampoco en casa parece ir demasiado bien la relación con Anika, su mujer, pues apenas hablan y ella suele hacer su turno por las noches, por lo que le pregunta si se ha vuelto aburrido, diciéndole ella que no es el mismo Martin que conoció.

Al día siguiente, en el colegio le dicen que quieren hablar con él los alumnos del último curso, viendo que en su clase le esperan alumnos y padres, muy preocupados, pues según los requisitos de admisión de las universidades no es una buena noticia que deben hacer un examen con él, pues un suficiente alto les baja la media y su asignatura cuenta el doble y además en sus clases todo es muy confuso.

Por la tarde va al cumpleaños de Nikolaj, uno de sus compañeros, yendo él a recoger a Tommy, al que poco antes dejó su mujer y que antes debe sacar a su perro, ya muy anciano, y que casi no puede caminar, por lo que debe sacarlo en brazos.

Van a un restaurante, pidiendo Martin una gaseosa, ya que tiene que conducir luego

Los demás toman champán.

Nikolaj, que cumple 40 años, les dice que hay un filósofo y psiquiatra noruego, Finn Skarderud, que piensa que beber es sensato siempre, pues cuando nacemos tenemos un déficit de contenido de alcohol en sangre del 0,05%, lo que se corresponde con uno o dos vasos de vino y deberíamos mantenerlo a ese nivel, pues cuando tienes esa tasa estás más relajado, sereno, musical y abierto y más valiente en general, señalando Peter que no le vendría mal un poco más de confianza en sí mismo y energía.

Le preguntan a Martin si no le vendría bien con los problemas con su clase y le dicen que debe hacer que los chicos se comporten bien y conseguir el mando enterrándolos en deberes y trabajos y Nikolaj le dice que le falta confianza en sí mismo y alegría.

Les sirven el caviar acompañado con vodka y tratan de animar a Martin a beber, pues hasta dos horas más tarde no tendrá que regresar conduciendo a su casa.

Toman el caviar y bebe, y luego, para el plato principal beben también un Borgoña.

Martin les cuenta que no hace mucha cosa ni ve a mucha gente, preguntándole sus amigos cómo le va con Anika, diciéndoles que como trabaja muchas noches no la ve mucho y dice que no sabe cómo acabó así y acaba llorando.

Le preguntan si no ha pensado en otra persona, diciendo que no, pues es la madre de su hijo y cuidó a su padre cuando murió y su plan era cogerse de las manos al envejecer.

Uno de sus compañeros le dice que cuando llegó a la escuela 12 años atrás era un gran tipo. Iba a ser investigados y estaba en boca de todos y tenía una beca y un doctorado esperando, pero no llegó a enviar las solicitudes, pues los niños eran pequeños.

Tommy que es el que mejor le conoce, recuerda que cuando lo conoció vagaba por las calles en vaqueros y haciéndose el duro y recibió clases de baile. De danza jazz y le animan a dar unos pasos para ellos.

A la salida, muy borrachos, hacen una competición de marcha y luego de lucha.

Al día siguiente, antes de entrar en clase, Martin toma en el baño un trago de vodka.

Ese día está más suelto con sus alumnos, pero a la salida le dice a Nikolaj que no puede conducir. Dice que quería probar lo del 0'005%, y le muestra su botella.

Nikolaj lo lleva en el coche y le pide que llame a Tommy.

Les cuenta, una vez todos juntos, que se le trabó un poco la lengua, pero estuvo bien.

Deciden que pondrán a prueba la hipótesis de Skarderud y recogerán pruebas, recordando que hay muchas personas que bebiendo les fue bien, como a Hemingway, por lo que acuerdan hacer el estudio y escribir un ensayo psicológico.

Acuerdan consumir diariamente alcohol para recopilar pruebas de los efectos psicológicos, verbales, motores y de psicoretórica y estudiar el aumento del rendimiento social y profesional, aunque bebiendo solo en horas de trabajo, y nunca después de las 8 ni los fines de semana, comprándose alcoholímetros.

Con ese alcohol en su cuerpo vuelven a clases y Martin cambia su rutina.

Propone a sus alumnos decidir por qué candidato votarían entre tres. Si por uno medio paralizado por la polio, con hipertensión, mentiroso y que consulta sus políticas con un astrólogo, además de engañar a su mujer, y que fuma y bebe sin parar, o por otro con sobrepeso que perdió tres elecciones, padeció depresión y dos infartos y fuma puros sin parar y cada noche bebe una cantidad ingente de champán, coñac, Oporto o whisky a los que añade dos somníferos o por un héroe de guerra condecorado, que trata a las mujeres con respeto, le encantan los animales, no fuma y raramente toma cervezas.

La mayoría indica que votaría por el número tres, diciéndoles él profesor que descartaron a Roosevelt y a Churchill para elegir a Hitler

Por su parte, Peter, hace que en sus ensayos musicales, sus alumnos canten con sus corazones y sus almas para que busquen un compás común, haciendo que canten a oscuras, y consiguiendo así entonar mejor el himno danés.

Tommy bebe alcohol en vez de agua mientras entrena a un grupo de niños para fútbol.

A las 6, Martin vuelve a beber y, ya en casa habla con Anika y le propone ir a hacer piragüismo en las vacaciones de otoño, algo que no han hecho en 8 años.

Pero escondían sus botellas en el almacén de gimnasia y las encuentra el encargado de mantenimiento, que lo cuenta a la directora, que pregunta si vieron a alumnos bebiendo por allí.

Pero Martin comenta que hacía tiempo que no se encontraba tan bien, incluso cuando no bebe, y señala que cree que el experimento puede dar para más y que podrían subirlo un poco, pues hacía tanto tiempo que no enseñaba tan bien.

Hablan de un pianista que solo podía tocar en el punto exacto de no estar ni borracho ni sobrio, pero dudan que todos reaccionen igual a la misma tasa de alcohol en sangre.

Segunda parte

Suben la tasa, hasta 1,2

Peter y Tommy ven como Martin llega visiblemente bebido la mañana siguiente, tanto que tropieza y se da un golpe y empieza a sangrarle la nariz, pero en caso logra que sus alumnos sigan muy interesados cuando les habla de Grant, Hemingway y Churchill y de lo que estos bebían y Nikolaj puede observar el éxito de sus clases.

Martin envía un mensaje a Anika en que dice que reservó una excursión en canoa., respondiéndole su mujer que había aceptado una guardia porque creía que no iba en serio, preguntando él si no puede cambiarla.

Todos empiezan a beber más y parecen más animados y les va mejor con sus alumnos.

Luego, tras el triunfo del equipo al que entrena Tommy, juegan ellos mismos un rato al fútbol, lamentando Peter luego no haber tenido hijos.

Al día siguiente Peter ve a uno de sus alumnos, Sebastian al que nota mal y le pregunta si tiene problemas amorosos, aunque él le dice que no son problemas de ese tipo, sino con la escuela, los deberes y las notas, pues el año anterior se derrumbó durante los exámenes y no quiere volver a repetir curso y le gustaría sacar un bien alto para poder entrar en la facultad de Medicina, pero piensa que tendrá suerte si aprueba, y Peter le pregunta si se ha planteado tomar un trago antes del examen para relajar la ansiedad.

Martin va de vacaciones, en efecto con su familia y hacen carreras de canoas y montan una tienda de campaña.

Allí no bebe y hace el amor con su mujer en la tienda y ve luego a Anika llorando, diciéndole que le echaba de menos, diciendo él que también le ocurre.

Cuando los amigos vuelven a reunirse, Nikolaj les dice que habló con un experimentado psicólogo de un hospital importante sobre el consumo perjudicial de alcohol durante un largo periodo de tiempo y dice que le gustaría que examinaran el espectro completo del alcohol para hacer su informe, pues Skarderud habla de ignición después de 7 a 10 unidades, momento en que te cansas y lo dejas o no paras de beber, pues cuanto más bebes más quieres hacerlo y quieres beber en cualquier momento, hasta el punto de ignición y más allá, hasta la inconsciencia total.

Pero Martin le dice que él lo deja allí para volver con su familia, aunque Tommy le dice que él seguirá.

Martin los observa mientras se preparan para beber sin control.

Tercera parte

Tratan de llegar a la tasa máxima de alcohol en sangre y escriben que tratan de conocer los efectos psicológicos de liberación en privado para evitar interferencias negativas de y con el entorno.

Martin decide marcharse y no participar, aunque antes de hacerlo decide tomarse una copa del cóctel que prepararon y brinda con ellos.

Pronto empiezan a bailar, estando totalmente integrado Martin con ellos.

Salen luego a un supermercado, ya muy borrachos para comprar el bacalao fresco que le pidió la mujer de Nikolaj que comprara, tropezando y tirando cosas torpemente.

Pero como no queda bacalao van hasta el puerto y tratan de pescarlo ellos mismos, todo de forma muy torpe, por lo que se colocan chalecos salvavidas.

Peter se lanza al agua, y van luego todos a un bar donde siguen bebiendo y cantando, mientras Peter, que se quitó la ropa mojada, toca el piano.

Martin sube a la barra y se deja caer sobre la gente, que le recoge.

De regreso a su casa, no son capaces de subir las escaleras y les cuesta llegar a la cama, y esta vez es Nikolaj, y no su hijo, el que se mea en la cama y su mujer le regaña y se va a casa de su hermana enfadada.

Martin ni siquiera llega a casa. Lo despiertan los lametones de un perro en la calle, donde cayó la noche anterior, con heridas en la frente y lo auxilian unos vecinos que lo ven tirado y sangrando.

Poco después llega su hijo, que, aunque avergonzado, se hace cargo de él.

Su mujer le pide que les explique a sus hijos lo que pasó, contándoles que el día anterior se emborrachó un poco, aunque Jonas le dice que ya hace tiempo que se emborracha, debiendo él reconocerlo, indicando que ahora todo el mundo lo sabe.

Su madre los envía a sus habitaciones y le pregunta qué está pasando, pues no lo reconoce, diciéndole él que ya hace tiempo que no la reconoce a ella, pues ya no hablan y que tras las vacaciones volvió a desaparecer.

Ella le dice que él lleva años sin querer escucharla y no le importa que beba con sus amigos, pues en su país todos beben, pero que el problema es que nunca está presente y cuando se divierte no es con ella.

Él le pregunta si ella se divierte también con alguien que no es él, diciéndole ella que no podía quedarse sentada allí a esperarle, pidiéndole Martin que no se quede allí sentada a esperarle, que se vaya sin más, tras lo que se marcha él.

Va a casa de Tommy, y se les unen poco después Peter y Nikolaj y vuelven a beber hasta caer al suelo.

Escriben que el estudio de la teoría de Skarderud acaba así debido a los enormes y negativos efectos sociales y el peligro de alcoholismo.

Terminadas las vacaciones de Navidad, les reúne la directora tras recibir denuncias de que varios profesores consumen alcohol en sus instalaciones durante el día.

Tommy llega con la reunión ya comenzada y con evidentes signos de embriaguez, no pudiendo casi sujetarse, por lo que Martin debe auxiliarlo y llevarlo hasta su casa.

Le acuesta y le da de comer a su perro, recogiendo un poco sus cosas, estando todo desordenado y lleno de botellas.

Cuando se despierta Tommy se sorprende al verlo allí y al ver que limpió. Se excusa por lo sucedido en la escuela y le dice que no volverá a pasar, aunque le dice a Martin que a él le vino bien porque no tuvo que aguantar la charla.

Le dice luego a Martin que no es necesario que estén yendo allí a todas horas y que prefiere además que no lo hagan, pues lo tiene todo controlado y le promete que llamará a la escuela, y le indica antes de marcharse que quiere que siga con Anika pues sabe que se aman.

Se reúne, en efecto, con Anika en un bar.

Ella le dice que a su hijo Kasper le parece bien hacer dos fiestas de cumpleaños, una en cada casa.

Pero él le dice que la echa de menos y quiere pedirle disculpas, pues ha estado mal mucho tiempo y cuando la mira piensa en los años que ha malgastado y que es el mayor error de su vida.

Ella le dice que creía que iban a hablar solo de cosas prácticas y si no es así se irá.

Él le dice que ojalá siguiera con él siguiendo con sus vida.

Ella le dice que eso fue mucho tiempo atrás, aunque él le dice que sigue allí y no es demasiado tarde y la quiere, aunque ella le dice que no puede y que lo siente, tras lo que se marcha.

Martin vuelve a su vida en el instituto y pone un examen a sus alumnos, que la notan diferente y le dicen que ven que ha cambiado de chip, aunque ellos le animan y le dicen que están preparados.

Por su parte Sebastian tiene que pasar para su examen, viendo Peter, que forma parte del tribunal, cómo se marcha tras recoger el tema, por lo que sale tras él y le dice que su tema es Kierkegaard y cree que puede defenderlo.

Sebastian le dice que no puede, pero Peter le dice que sí puede, aunque el chico le dice que no se acuerda de nada, dándole Peter su botella para que tome varios tragos y luego le hace entrar, pudiendo, gracias al alcohol soltarse y exponer su tema, aunque vuelve a atascarse, indicándole Peter que dé un nuevo sorbo de su botella de agua, en la que realmente hay alcohol, consiguiendo así seguir adelante.

Tommy sale a navegar en su barco con Laban, su perro.

En el instituto, los profesores van entregando a sus alumnos una gorra que significa su triunfo en los exámenes y se abrazan felices entre sí, agradeciendo a sus profesores su trabajo, abrazando Sebastian, también con su gorra a Peter por su ayuda.

Cantan luego el himno y lanzan sus gorras y aplauden.

Nikolaj se acerca entonces a Martin y le dice algo al oído y se inquieta.

En el barco de Tommy, a la deriva, solo se ve a Laban.

Al día siguiente acude a la iglesia, para el funeral de su amigo, portando el féretro sus amigos, acudiendo también al acto los niños a los que entrenaba, con el uniforme de juego, colocando el niño al que él más mimaba, y al que llamaba "Gafitas", una rosa en el ataúd.

A la salida de la iglesia, y frente al féretro cantan el himno nacional.

Mientras por las calles del pueblo los alumnos celebran felices su paso a la universidad, con un pasacalles, los profesores, reunidos en un bar, brindan con una cerveza por Tommy y se preguntan qué habría hecho él.

Van a un restaurante donde beben cava y comen marisco.

Le preguntan a Nikolaj cómo van las cosas en casa y si pasó la tormenta, diciendo él que sí, que parece como si tuvieran un nuevo tipo de conexión con su mujer.

Martin, por su parte, recibe un mensaje en su móvil: "… yo también te echo de menos", y, a continuación: "Mucho…".

Nikolaj cuenta que también Peter está saliendo con una mujer.

Ven cómo llega a su altura los camiones con los graduados.

Martin escribe: "Creo que Tommy nos está animando a los dos" y luego "Yo también".

Sale luego del restaurante hacia los recién graduados, que están en el puerto y que le abrazan, y mantean a Peter, compartiendo su bebidas con ellos.

Peter, animado al ver el cariño de sus alumnos, le dice a Martin que es el momento de bailar y le pide que le enseñe los pasos.

Así lo hace, y tras sentarse un momento da un salto y comienza a bailar animadamente, dando vueltas mientras sus alumnos agitan sobre él las botellas de cava, haciendo que este llueva sobre él, saltando luego todos animadamente al ritmo de la canción que indica "No sé dónde estaré en 5 minutos, pero soy joven y estoy vivo. A la mierda lo que digan. Menuda vida".

Y Martin corre para lanzarse al agua.

Calificación: 3
Te cuento la película