Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Parque Jurásico
Parque Jurásico

Jurassic Park (1993) * USA

          También conocida como:
                    - "Jurassic Park" (Argentina)

Duración: 121 min.

Música: John Williams

Fotografía: Dean Cundey

Guión: David Koepp, Michael Crichton (Novela: Michael Crichton)

Dirección: Steven Spielberg

Intérpretes: Sam Neill (Alan Grant), Laura Dern (Ellie Sattler), Jeff Goldblum (Ian Malcolm), Richard Attenborough (John Hammond), Ariana Richards (Alexis Murphy / "Lex"), Joseph Mazzello (Timothy Murphy / "Tim"), Bob Peck (Robert Muldoon), Martin Ferrero (Donald Gennaro), Wayne Knight (Dennis Nedry), Samuel L. Jackson (Ray Arnold), Cameron Thor (Lewis Dodgson).

Isla Nublar, cercana a Costa Rica.

Un grupo de personas armadas vigila un cargamento con unas enormes jaulas, pareciendo los encargados de bajarlas asustados.

Cuando abren la puerta, la jaula comienza a moverse pese a su tamaño y uno de los hombres es arrastrado al interior por el animal que salió de ella.

El abogado Donald Gennaro llega a la mina de ámbar de Mano de Dios en la República Dominicana donde esperaba encontrar a John Hammond, representante de un grupo de inversores de InGen preocupados porque la familia del muerto les pide millones de indemnización, quejándose porque Hammond no quiera recibirlo, no haciéndole tampoco demasiado caso el encargado de las excavaciones que es avisado porque encontraron otro trozo de ámbar con un mosquito atrapado dentro.

Badlands, Montana, un grupo de paleontólogos, entre los que se encuentra el Doctor Alan Grant y la paleobotánica Ellie Sattler trabajan con restos de dinosaurios, descubriendo los restos de un velociraptor, y cuando un niño que está allí le dice que a él no le impresiona, Grant, al que no le gustan los niños, le explica que los velociraptores son muy inteligentes y no son como el Tiranosaurio que se guía por el movimiento de sus presas. Los velociraptores cazan en manadas y atacan por los lados, poseyendo unas garras de 15 centímetros, similares a una cuchilla, y que comienzan a comerte mientras están aún vivos.

Mientras hablan llega un helicóptero hasta el lugar de las excavaciones, estando a punto de destrozarlo todo por lo que los dos científicos salen indignados hasta su caravana donde encuentran a un anciano descorchando la botella de champán que ellos tenían guardada para una ocasión especial y el cual que esa es la ocasión, presentándose como John Hammond, en quien reconocen al millonario que financia sus actividades, y que les explica que ha creado una reserva biológica en una isla que alquilaron cerca de Costa Rica, deseando que le acompañen hasta allí durante el fin de semana para que avalen su parque, convenciéndoles para que lo hagan a cambio de la promesa de subvencionar sus actividades durante tres años más.

Lewis Dodgson llega a San José de Costa Rica donde se encuentra con Dennis Nedry, al que le entrega un maletín con dinero, 750.000 dólares que le promete serán suyos si consigue enviarle embriones viables, lo que le ahorrará a su empresa un montón de años de investigación.

Al fin de semana siguiente los paleontólogos viajan en el helicóptero de Hammond hasta su parque, junto con el Dr. Ian Malcolm, un matemático y Donald Gennaro, el abogado.

Cuando llegan al parque observan que hay una alambrada electrificada de 10.000 voltios en toda la periferia de la isla, haciéndole ver Gennaro que si no cumplen con todas las medidas de seguridad le cerrarán el parque.

Y de pronto paran en medio de la pradera no pudiendo disimular su asombro al ver a un Braquiosaurio que mide 9 metros, al que ven comiendo, bajándose para observarlo, diciendo que estaba equivocado, pues observa que es de sangre caliente, contándoles entonces, y para su asombro Les cuenta que tiene además un Tiranosaurio que han controlado que corre a 40 kilómetros por hora.

Observando tras ello bebiendo en un lago cercano que hay tres Braquiosaurios y un rebaño de Parasaurolophus.

Le preguntan cómo lo hizo y Hammond los lleva hasta el centro de visitantes, diciéndoles que su parque es diferente a cualquier otro, pues en el suyo los visitantes pueden ver atracciones biológicas vivas.

Allí Hammond habla con una imagen de sí mismo que sale en una pantalla, pidiéndole su personaje de la pantalla una gota de sangre, mostrándole cómo, a partir de ella se puede proceder a la clonación, pues en ella hay una cadena completa de ADN que contiene todo lo necesario para crear vida.

Les muestra cómo consiguieron el ADN de los dinosaurios a través de los mosquitos que, tras picar a los animales quedaron atrapados en ámbar, lo que preservó esa sangre, y, aunque las cadenas de ADN estaban incompletas, utilizaron el ADN de ranas para completar los huecos.

Pueden ver además a los científicos trabajando, lo que provoca la curiosidad de los paleontólogos que se acercan para observar los huevos, observando cómo varios de estos se abren, naciendo las pequeñas criaturas, afirmando Hammond haber asistido al nacimiento de cada uno de los dinosaurios, viendo cómo sale del huevo un pequeño Velociraptor, contándoles los científicos que los dinosaurios no pueden procrear por sí mismos, pues todos son hembras ya que quieren controlar ellos todo el proceso, ante lo que Malcolm se muestra desconfiado, afirmando que la vida siempre se abre camino.

Tras ello Hammond les presenta a Robert Muldoon, un experto cazador africano encargado ahora de la vigilancia del parque, el cual les explica que los velociraptores son letales a los 8 meses y tran rápidos como los guepardos, poseyendo una gran inteligencia, en especial la hembra mayor, que mató a todas las otras hembras, excepto a dos.

A la vista de lo creado, Gennaro olvida todos sus recelos y comienza a ver el parque como una magnífica inversión y una gran oportunidad de negocio, pues podrán pedir todo el dinero que deseen, aunque Hammond dice que desea que pueda visitarlo todo el mundo.

Malcolm sin embargo pone pegas a todo, pues piensa que están violando el mundo natural y que con sus ansias por probar seguro que no han previsto sus consecuencias, diciendo Grant que no saben qué se puede esperar de algo nuevo y que nunca ha sucedido, como es la coincidencia en el tiempo de humanos y dinosaurios.

Llegan entonces Tim y Lex, los nietos de Hammod a los que se dispone a mostrar el parque, junto con los científicos, ya que le interesa especialmente la reacción de los niños a los que considera el público natural al que va dirigido el parque.

El grupo subirá en dos coches eléctricos que funcionan sin conductor, pues van a través de un raíl, mientras Hammond supervisa junto con los técnicos el recorrido desde la sala de control, donde reciben un aviso de que se acerca una tormenta tropical.

El tour comienza mal, pues el primero de los dinosaurios, el Dilophosaurus, que les explican escupe veneno no aparece y no logran verlo, como tampoco pueden ver al Tiranosaurio, que es el siguiente en su trayecto, ni siquiera cuando la tientan con una cabra, señalando Grant que el Tiranosaurio no desea comer sin más, que tiene instinto cazador, preguntándose Malcolm si lograrán ver a algún dinosaurio, señalando que los dinosaurios son impredecibles, saliendo Alan y la doctora del vehículo en marcha, pidiendo Hammond que interrumpan el programa.

Discute entretanto con Dennis Nedry, el encargado del programa informático, observando que hay fallos importantes en este.

Se bajan también los niños y Malcolm, y se adentran en el parque, descubriendo un Triceratops enfermo al que está cuidando un veterinario, pensando la Doctora Sattler que pudieron ser las lilas de Persia, que son tóxicas, procediendo a examinar sus excrementos, donde no ven restos de los frutos, decidiendo quedarse con el veterinario para tratar de curar a la hembra enferma mientras los demás se van.

Durante la tormenta, y al caer la noche, Nedry, desactiva el sistema de seguridad del parque pudiendo acceder así a la sala donde almacenan los embriones.

Desactivado el sistema eléctrico por Nedry para poder huir con su botín, los coches en que los visitantes estaban de regreso se paran frente al lugar donde está el Tiranosaurio Rex, fallando las alambradas eléctricas de todo el parque, mientras la tormenta llega al parque haciendo que el huido apenas pueda ver, llegando a chocar y a perderse, comprobando en la central que tampoco funcionan los teléfonos.

En los coches comienzan a escuchar grandes golpes mientras la tierra tiembla, pudiendo ver Tim gracias a sus gafas de visión nocturna que la cabra que tenían enfrente ya no está, cayendo uno segundo después sobre el coche los restos de esta, observando entonces cómo se acerca a ellos el Tiranosaurio, ante lo que Gennaro, el abogado sale corriendo del coche despavorido hacia los servicios cercanos para tratar de ocultarse dejando solos a los niños, que observan cómo la alambrada es derribada por el dinosaurio, que escapa, dirigiéndose hacia el coche de los niños atraído por la luz de la linterna que la niña agita aterrada, sin atinar a apagarla pese a los gritos de Tim, que ve los ojos del Tiranosaurio mirando por la ventanilla y sus enormes dientes a su lado, procediendo el animal a volcar el automóvilviendo cómo su ojo los enfoca y ataca el coche de los niños, que ven sus dientes cerca, volcando finalmente el automóvil, que comienza a hundirse bajo el peso del dinosaurio, debiendo proceder Grant a sacar una bengala desde su coche para atraer la atención del dinosaurio con una bengala, haciendo lo mismo Malcolm mientras Grant rescata a Lex, y aunque Malcolm acaba herido consigue desviar la atención del Tiranosaurio que se dirige hacia los servicios donde se escondía Gennaro, al que devora.

Regresa tras ello el animal hacia el coche, donde sigue Tim y lo empuja hasta un terraplén por el que hace que el coche caiga mientras Grant, con Lex cogida a sus hombros se desliza por el mismo terraplén huyendo del Tiranosaurio viendo cómo el coche cae

Con Lex a hombros, Grant se desliza por un cable, viendo caer al vacío el coche.

Hammond comienza a preocuparse y le pide a Muldoon que vaya a buscar a sus nietos, yendo la doctora Sattler con él mientras ve cómo Arnold, el otro técnico es incapaz de recuperar el sistema informático sin la ayuda de Dennis.

Este, en su camino hacia el muelle de la isla acaba teniendo un accidente, debiendo tratar de rescatar su jeep enganchando un cable a un árbol, viendo mientras lo hace cómo se acerca a él un pequeño dinosaurio que lo observa, sin que a Dennis le parezca peligroso.

Pero cuando llega al coche ve como el dinosaurio, el Dilophosaurus se acerca lanzando sobre él su veneno, tras lo que se cuela en el coche y acaba con él.

Grant entretanto debe tratar de rescatar a Tim, para lo que debe trepar al árbol en el que quedó colgado el coche que el Tiranosaurio lanzó al vacío, viendo al llegar al coche que Tim se encuentra bien aunque ha vomitado, logrando sacarlo del coche justo un poco antes de que las ramas empiecen a ceder, por lo que deben bajar deprisa, cayendo sobre ellos justo cuando llegan a tierra, quedando finalmente atrapados bajo el mismo.

Sattler y Muldoon encuentran a Malcolm logrando subirlo al jeep poco antes de que llegue el Tiranosaurio y comience a perseguirlos.

Grant y los niños suben a un árbol para refugiarse, viendo desde allí cómo "cantan" los Braquiosaurios, a los que Grant imita viendo que obedecen a su llamada y se levantan, viendo cómo uno de ellos se acerca hasta ellos y pueden acariciarlo mientras come, empapándoles este con su estornudo antes de dormirse.

Sattler le pone una inyección de morfina a Malcolm, señalando esta que todo se ha desbordado por no obedecer las reglas de la naturaleza.

Ya de día, Grant y los niños reanudan su camino, descubriendo al hacerlo los restos de unos huevos de dinosaurios, dándose cuenta de que pese a todas las precauciones tomadas han empezado a procrear, pensando que el ADN de las ranas pudo ser el que hizo que ocurriera, pues algunas ranas cambian espontáneamente de sexo en un entorno de sexo único, y la vida se abre camino tal como señalaba Malcolm.

Ante la imposibilidad de descifrar el código de Nedry deciden que deben desconectar el sistema entero y volver a reactivarlo, pensando que si empieza de cero volverá a funcionar todo como antes, viendo al hacerlo cómo en efecto todo comienza a funcionar, aunque saltan los interruptores, por lo que deberán ir al barracón donde estos se encuentran, para lo que se ofrece Arnold.

Grant y los niños avanzan a campo abierto cuando ven una manada de Gallimimus que se mueven zigzagueando como si les persiguiera un depredador, debiendo ocultarse tras un tronco para evitar ser arrollados, viendo que en efecto huían porque el Tiranosaurio los persigue, observando cómo acaba con uno de ellos.

Viendo que Arnold no regresa ni el sistema termina de funcionar, Muldoon se ofrece a ir él a conectar los interruptores, decidiendo acompañarlo Ellie Sattler, que lleva un walkie talkie para que Hammond pueda darle las indicaciones pertinentes, descubriendo al salir que el fallo eléctrico desactivó también las vallas que mantenían protegidos a los Velociraptores, que escaparon, por lo que Muldoon le pide a Sattler que se dirija ella al barracón de la luz mientras él se ocupa de ellos.

Grant avanza con los niños hasta toparse con una alambrada que deciden trepar tras descubrir que está desactivada.

Ellie llega hasta los conectores y Hammond le va danto las instrucciones para ponerlos en marcha, reiniciando cada uno de los botones mientras Grant y los niños bajan, llegando al suelo Lex y Grant, que apremian a Tim para que salte al notar que la corriente comienza a fluir de nuevo, aunque Tim tiene miedo y no lo hace, por lo que sale despedido debido a la descarga eléctrica que se produce al poner Ellie el sistema en funcionamiento de nuevo hasta los brazos de Grant, que ve que el niño no respira, por lo que debe masajearlo y hacerle la respiración boca a boca, consiguiendo que vuelva a respirar.

Ellie, tras reiniciar el sistema se ve sorprendida por el Velociraptor, que asoma su cabeza, y mientras trata de huir coge la mano de Arnold, en quien busca ayuda, dándose cuenta entonces de que la mano y el brazo son los de Arnold, pero que falta el resto del cuerpo de este, por lo que sale corriendo para tratar de ocultarse.

Muldoon, que seguía el rastro de las Velociraptores ve cómo mientas trata de disparar contra una de ellas es sorprendido por otra por el lateral, acabando esta con él.

Tras reanimar a Tim Grant llega con este y con Lex hasta el centro de visitantes, donde los deja mientras va a buscar a los demás.

Encuentra a la aterrorizada Ellie, que corre a abrazarlo.

Los niños, repuestos del susto comienzan a comer dulces cuando Lex comienza a temblar, al ver la sombra de uno de los Velociraptores, por lo que tras coger a su hermano corren, escondiéndose en la cocina, donde poco después se cuelan dos de los Velociraptores, debiendo Lex atraer su atención haciendo ruido con un cazo para distraer su atención y que no le hagan nada a su hermano, escondiéndose tras ello en un armario, corriendo hacia ella uno de los Velociraptores, que acaba chocándose contra uno de los armarios en el que se reflejaba la niña, escondida en el de enfrente.

Consiguen dejar encerrado a uno de ellos, pero el otro les sigue, apareciendo entonces Grant, que logró hacerse con un arma, junto a Ellie.

Corren juntos hacia la sala de control donde Ellie trata de activar las cerraduras y el sistema informático, aunque debe dejarlo para ayudar a Allan a sujetar la puerta e impedir que el dinosaurio entre allí, tratando Lex de poner en marcha ella el sistema, y consiguiendo cerrar las puertas, y que empiece a funcionar el resto del sistema.

Con los teléfonos activos llaman a Hammond para pedirle que llame a los helicópteros, aunque mientras hablan ve cómo uno de los Velociraptores se ha colado en la sala, por lo que deben huir por los conductos de ventilación, aunque al bajar de nuevo ven que están los dos Velociraptores esperándolos, aunque consiguen salvarse gracias a la llegada del Tiranosaurio, que acaba con uno de ellos, mientras el otro ataca al propio Tiranosuario, que gracias a su potencia consigue acabar con él

Escapan y los recoge Hammond que llega con Malcolm en su jeep, yendo hasta el helipuerto, donde suben a un helicóptero con el que saldrán de la isla, y en el que los dos niños duermen sobre Grant, que observa cómo vuelan junto a ellos unos pelícanos, lo que le hace recordar su teoría de que los dinosaurios evolucionaron hasta convertirse en aves.

Calificación: 2