Bienvenidos a mi página de resúmenes

Petra

España / Francia / Suiza (2018) *

Duración: 107 min.

Música: Kristian Eidnes Andersen

Fotografía: Hélène Louvart

Guion: Jaime Rosales, Clara Roquet, Michel Gaztambide

Dirección: Jaime Rosales

Intérpretes: Bárbara Lennie (Petra), Alex Brendemühl (Lucas Navarro), Joan Botey (Jaume Navarro), Marisa Paredes (Marisa Navarro), Petra Martínez (Julia), Carme Pla (Teresa), Oriol Pla (Pau), Chema del Barco (Juanjo), Natalie Madueño (Martha).

Capítulo II

Donde se cuenta cómo se introdujo Petra en el mundo de Jaume

Petra llega a la masía de Jaume Navarro, un artista plástico, instalándola Teresa, la criada de la casa, en el cuarto de invitados, asegurándole que no suelen tener muchos, mostrándole luego la cocina y el comedor grande, donde comen Jaume y Marisa, su mujer.

A esta la ve poco después en una sala, donde se presenta y le dice que va a hacer allí una residencia artística con Jaume, aunque luego, mientras toman algo, Marisa le dice que no cree que con Jaume se pueda aprender nada. Solo a ganar dinero.

Petra dice que a ella no le interesa el dinero en el arte, sino la verdad, diciéndole Marisa que entonces está en el sitio equivocado.

El ayudante de Jaume, Juanjo, la recibe en su enorme taller y le cuenta que Jaume está en ese momento en Alemania.

Conoce luego a su hijo, Lucas, que se dedica a la fotografía y le cuenta que está trabajando en un proyecto de fosas de la guerra civil, mostrándole varias series de sus fotos.

Salen luego a cazar y hablan de su padre, que Lucas dice, puede ser encantador o perverso y cruel y que a él le desprecia por no ser como él, un artista de su talla.

Cocina para ella, que le cuenta que a ella le gusta bailar, mostrándole cómo lo hace.

Comienza al día siguiente a trabajar en el taller, comenzando por grabarse a ella misma y sus movimientos, contándole a otro de los trabajadores que va a realizar una obra sobre su cuerpo.

Vuelve a salir con Lucas al campo, contándole este que es famoso en la zona por haber descuartizado a más de 500 mujeres a las que ahoga en el lago, invitándola a ella a ir hasta allí, y trata luego de besarla, aunque ella le dice que no puede hacerlo.

Capítulo III

Donde se cuenta el suicidio de Teresa

Juanjo habla con Lucas sobre Pau, su hijo, que es también amigo de Lucas, para pedirle que interceda ante su padre para que le dé trabajo a este, pues es habilidoso y está dispuesto a trabajar en el campo o arreglando cosas que se rompen.

Lucas media ante su padre, en efecto, para que le contrate ayudando a Juanjo, pero Jaume dice que Juanjo es un hombre de rutinas y si se las cambia le estropea el sistema, y le pide que, si quiere trabajar, que se lo pida directamente Teresa, su madre.

Esta se acuesta con Jaume, el cual le pregunta tras ello si se lo ha pasado bien, diciendo ella que no, asegurándole Jaume que para él el sexo sin humillación no funciona y le ha gustado sentir su dolor.

Ella le pide que no se lo diga a Juanjo, diciéndole Jaume que no lo hará, pues este ya tiene bastante con una mujer fácil y un hijo inútil, pero que sí se lo dirá a Pau para que sepa lo que ha de hacer una madre para sacar adelante a su hijo y espabile.

Al día siguiente Petra le pregunta a Lucas por Teresa, pues Juanjo no la encuentra. Le contó que se llevó el coche el día anterior y no apareció esa mañana en la casa.

Lucas le pregunta a su padre, que dice que la vio el día anterior en Can Rafalet y hablaron de lo de Pau y que ya trabaja con ellos, y le cuenta que se acostó con ella para cobrarse así el favores, aunque, asegura, ella no puso demasiados reparos, aunque le prometió no contárselo a Juanjo, diciéndole que no pasó nada más.

Pocas horas después, la guardia civil encuentra el cadáver de Teresa en un acantilado de difícil acceso.

Lucas le dice a su padre que tras el funeral recogerá sus cosas y se irá, y, aunque su padre le dice que lo ha hecho muchas veces y siempre regresa, por lo que no le impresiona, él le dice que ahora es para siempre, porque si se queda, lo matará, asegurando su padre que no tiene cojones para hacerlo, animándolo a marcharse ya.

Tras el entierro, Lucas se despide en efecto de Juanjo y de Pau antes de marcharse.

Capítulo I

Donde se cuenta la enfermedad y la muerte de la madre de Petra

Julia, la madre de Petra está ingresada, y harta de estar en el hospital, contándole a su hermana Nieves que le hubiera gustado hacer una carrera, viajar y tener nietos.

Petra se queja ante su tío y su prima Andrea de que su madre se lo guarde todo y que no le cuenta nada, ni siquiera de quién se quedó embarazada, animando tanto Andrea como Petra a Nieves a que lo intente de nuevo, pues piensa que a lo mejor es el momento.

Pero Julia le pide que no le vuelva a hablar del tema ni le pregunte, pese a que Nieves insiste en que es importante para Petra.

Cuando se va Nieves, Julia le pide a su hija que no deje que vuelva esta al hospital, pues la aburre y le cansa estar con ella, aunque Petra le dice que no se atreve a hacerlo.

Otro día le dice a Petra que quiere irse del hospital, pues no quiere morirse allí y le gustaría ir a la sierra.

La saca en efecto y la lleva a disfrutar del sol en la sierra, diciéndole Julia a su hija que le agobia que no vaya a estar bien.

Cuando su madre muere, Petra insiste en saber de dónde viene y conocer su identidad, diciéndole su tía Nieves que igual es peor, aunque recuerda al grupo de amigos que tenía su madre a principios de los 80 y conoce a una chica que era muy amiga de ella.

Capítulo IV

Donde Jaume le cuenta a Petra que él no es su verdadero padre

Jaume le pide que le diga qué opina de él como persona, diciendo ella que no le conoce y no tiene una opinión formada.

Él le cuenta que odia el victimismo y sobre todo cuando lo protagoniza su hijo Lucas.

Le cuenta que a él los 14 años quedó huérfano y su hermano lo echó de casa y a partir de ahí espabiló e hizo dinero para comprar la finca de sus padres y de su hermano y metió a su hermana en el geriátrico, dándole las gracias a su hermano por haberle negado todo.

Le dice a Petra que su pintura es floja, pues la ve excesivamente intimista y cerrada en sí misma. Que se mira demasiado el ombligo y no puede tener éxito. Que le falta garra, pues está pensada como una terapia para ella y no para el público.

Ella le pregunta entonces si sabe por qué está allí y le dice que cree que es su padre, contándole que es hija de Julia Ramírez.

Paseando por el campo, Petra se encuentra con Juanjo, y le pregunta cómo se encuentra, contándole que Pau lo lleva peor que él, diciéndole ella que lo entiende, pues aún no se recuperó de la muerte de su madre.

Juanjo le advierte que debe irse de allí en cuanto pueda, pues es una buena muchacha, y de allí no se puede sacar nada bueno, y en especial de Jaume.

Este le pregunta a Marisa qué opina de Petra, diciéndole esta que es simpática, diciendo Jaume que no la ve inteligente.

Mientras cenan esa noche, Jaume le dice que ha ido a cenar con ellas porque Petra cree que él es su padre.

Marisa dice que no le extrañaría, aunque él asegura que no lo es, defendiendo ella a su madre, pues, le dice, nunca le habló de él, que lo hizo una amiga de su madre.

Jaume le dice que conoció a su madre el verano del 85 en Cadaqués y ya tenía un bebé, ella, que había nacido en noviembre del 84.

Tras esa charla, Petra llama a Lucas, aunque no puede atenderla entonces.

Capítulo VI

Donde se cuenta que Jaume mintió y las consecuencias que siguieron

Lucas le cuenta que se está planteando dejar el proyecto de las fosas, pues no tiene respuestas y tiene que empezar a ganar dinero, aunque Petra lo anima a seguir y le dice que ya sacarán dinero.

Petra comienza a trabajar en una guardería y tienen un bebé, Julia.

Jaume Navarro llega a un hotel donde quedó con Petra y Lucas, aunque este se niega a ir, pese a que su padre le dijo que lo que tiene que contar también le concierne a él.

Le confiesa entonces que sí es su hija, aunque ella asegura que no le cree.

Le cuenta, que cuando llegó su solicitud le intrigó mucho su insistencia. Indagó y vio que era hija de Julia Ramírez, con la que tuvo una relación 33 años atrás y le mintió por un tema estratégico, para saber más de ella.

Petra insiste en que no le cree, pero él le muestra fotografías del año 84 con su madre, y de su madre embarazada esperándola a ella.

Sale con Lucas a pasear al campo. Este le dice que es imposible y no cree que sea verdad, aunque ella dice que no sabe qué pensar.

Decide ir a ver a su hijo a su casa, contándole Lucas que Petra ya no pinta, que da clases, diciendo Jaume que pintaba bien, pero no tendría éxito.

Le pregunta a su padre por qué le hace eso, diciéndole que cuando Petra lo desee se hará la prueba del ADN y verá que no miente, y le dice que no se lo dijo antes porque no sabía cuál era el mejor momento para interrumpir esa felicidad falsa que se montaron.

Lucas le pide que se marche, aunque antes va a buscar su escopeta de caza, insistiéndole su padre en que no tiene cojones de matarle, colocando Lucas el arma para hacerlo.

Poco después, y tras fregar las tazas donde tomaron el té sale, aun con su arma al campo y se suicida.

Capítulo V

Donde se cuentan los inicios del amor entre Petra y Lucas

Petra y Lucas quedan en un restaurante tras un viaje de dos meses de ella a Berlín.

Él le comenta lo de su padre, que dice, le parece delirante.

Ella dice que le había datos de él que concordaban y decidió investigar, y piensa seguir buscando a su padre, aunque aún no sabe dónde.

Lo mejor, concluyen, es que así pudieron conocerse ellos dos.

Lucas vuelve a ver también a Pau, que ahora trabaja con su padre y dice que le va bien, aunque debe seguir a rajatabla las órdenes de Jaume, asegurando Lucas echar de menos a veces estar allí y cazar, diciendo Pau que él tampoco sale ya a cazar.

Lucas le cuenta que se ve con Petra de vez en cuando y que es lo mejor que le ha pasado últimamente.

En efecto celebran en su casa reuniones con los amigos de Petra, preguntando él si no le importa que se quede a dormir esa noche, diciendo ella que le agrada que se quede.

Los visita Marisa y le pregunta si necesita dinero, diciendo él que no necesita su dinero y le da asco.

Ella le dice que no le gusta Petra, pues no le gustó cómo se infiltró en su casa, mintiendo.

Lucas sigue con su reportaje sobre las fosas de la guerra civil.

Cuando comienzan a vivir juntos, ella le propone dejar de vivir en Madrid e ir a vivir al campo y además dejar el arte, aunque según él es su vida, diciendo ella que ya siente que no, y que desea hacer otras cosas y cambiar de aires y tener hijos.

Van en efecto juntos al campo y les gusta.

Capítulo VII

Donde se cuenta la nueva vida de Petra con Julia

Petra pasea con su hija por el bosque.

Ayuda a su amiga, que trabaja en una sala de exposiciones a montar la exposición de las fotos de Lucas.

Jaume sigue trabajando con Pau y le pregunta si tiene novia, contando este que desde hace casi un año.

Ahora Jaume se fía más de Pau que de Juanjo y le cuenta a Marisa que le gusta porque tiene iniciativa y es trabajador, no entendiendo cómo siendo así fue tan amigo de Lucas.

Marisa le dice que se va a ir unos días a Madrid, pese a que él le recuerda que acaba de llegar, aunque no parece importarle demasiado.

Marisa va a visitar a Petra y le pide que le deje ver a Julia, pues, le dice, es lo único que le queda, y le dice que está muy mal, temiendo tener ella la culpa de todo, pues, le confiesa, Lucas no era hijo de Jaume, sino de un abogado de Madrid con el que tuvo una historia.

Cuando se dio cuenta de la primera falta regresó con Jaume, que nunca lo supo.

Tras escucharla, Petra le pide que se vaya, pues no desea seguir escuchándola.

Una mañana, Jaume sale a cazar con Pau y le pregunta si no ha pensado en dedicarse al arte, ya que cree que serviría para ello, pese a que Pau dice que no tiene ni idea, diciéndole Jaume que él cuando empezó tampoco tenía idea, pero lo importante es la determinación y el dinero y se ofrece para ayudarle a iniciarse en el arte.

Pero tras la charla, y cuando Jaume se adelanta, Pau le dispara y acaba con él.

Tras rematarlo, regresa a la masía y le pide a su padre que llame a la policía, y le cuenta que mató a Jaume, por lo que se dirige voluntariamente al cuartel.

Pasado un tiempo, Petra sigue cultivando su huerto, ayudada por una amiga, a la que le comenta que no duerme bien, recomendándole su amiga ir al médico, aunque ella le dice que no desea tomar pastillas, pues, le dice, lo que tiene es algo de dentro que tiene que arreglar ella sola.

Pasado un tiempo, viaja hasta la masía. La recibe Marisa, a la que le dice que le ha llevado a Julia para que pueda verla, corriendo esta hasta el coche.

Calificación: 3