Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Piratas del Caribe. En el fin del mundo


Pirates of de Caribbean: At world's end (2007) * USA

Duración: 168 min.

Música: Hans Zimmer

Fotografía: Dariusz Wolski

Guión: Ted Elliott, Terry Rossio

Dirección: Gore Verbinski

Intérpretes: Johnny Depp (Jack Sparrow), Geoffrey Rush (Hector Barbossa), Orlando Bloom (Will Turner), Keira Knightley (Elizabeth Swann), Bill Nighy (Davy Jones), Jack Davenport (James Norrington), Chow Yun Fat (Sao Feng), Stellan Skarsgård (Bill Turner), Naomie Harris (Tia Dalma), Kevin McNally (Gibbs), Tom Hollander (Lord Cutler Beckett), Jonathan Pryce (Gobernador Weatherby Swann), Lee Arenberg (Pintel), Mackenzie Crook (Ragetti), David Schofield (Mercer), David Bailie (Cotton), Martin Klebba (Marty).

Una larga fila de presos se dirige hacia el cadalso en Port Royal mientras un representante del rey anuncia la suspensión de todas las garantías jurídicas a cualquier persona relacionada de uno u otro modo con la piratería.

Entre los condenados hay un niño que lleva una moneda de plata y comienza a cantar una canción pirata, siendo seguido por el resto de los condenados

Entretanto Elizabeth Swann, disfrazada de pescador llega a Singapur acompañada por Barbossa para ver al pirata Sao Feng al que le piden un barco y una tripulación, aunque Sao cree que lo que en realidad desean es el mapa del fin del mundo en su poder, que antes intentó robarle Will Turner, al que apresó.

Finalmente deben confesar que desean llegar al reino de Davy Jones donde Sparrow permanece preso sin haber nombrado un sucesor, necesitándolo dado que ya cantaron la "canción", debiendo reunirse por tanto la Hermandad de los piratas, estando Sparrow en posesión de una de las nueve piezas de a ocho.

Feng no está de acuerdo, pues odia a Sparrow y pelean, irrumpiendo entonces los soldados británicos que acaban con buena parte de los piratas.

Mientras luchan, Turner negocia con Feng. Le dice que necesita la Perla Negra para liberar a su padre, escuchándolos Mercer, colaborador de Lord Cutler Becket.

Tras librarse de los ingleses Turner se presenta ante Barbossa con el barco, la tripulación y las cartas de navegación que buscaban.

Entretanto el Holandés Errante continúa sembrando la destrucción, aunque ahora bajo el mando de Lord Becket, poseedor de su corazón, y con la colaboración del nuevo Almirante, Norrington, esperando poder acabar con todos los piratas, esperando acabar con todos ellos cuando se reúnan, manteniendo al Gobernador Swann con vida para que firme interminables sentencias de muerte.

Gracias a las cartas de navegación los piratas llegan al Fin del Mundo, donde Sparrow sufre alucinaciones en las que se ve mandando en su barco a toda una tripulación formada por clones suyos, en medio de un desierto de arena blanca donde no sopla nada de viento, lo que le imposibilita llevar su barco hasta el mar, hasta que de pronto, y de la nada aparece un ejército de cangrejos que transporta el barco hasta la playa, donde se reencuentra con sus antiguos compañeros, a los que cree una alucinación más, y entre quien se encuentra Tia Dalma que los envió.

Sparrow recela de ellos ya que varios de ellos intentaron matarlo, aunque finalmente debe aceptarlos en el barco al poseer Barbossa las cartas de navegación.

Mientras navegan ven pasar ante ellos cientos de muertos que vagan por el mar al haber incumplido Jones las órdenes de Calypso, diosa de los mares de transportar a los fallecidos en el mar a la otra orilla, permitiéndole a cambio pisar tierra un día cada 10 años para ver a su mujer amada, aunque como esta no apareció abandonó su obligación y se convirtieron en monstruos él y su tripulación.

Descubren entre los cadáveres el del Gobernador Swann, asesinado por orden de Becket, y al que Elizabeth trata de salvar, sin que pueda ya hacer nada por él.

Navegan entre el mundo de los vivos y el de los muertos, debiendo salir de él, aunque Sparrow no toma ninguna decisión, hasta que de pronto descubre cómo salir.

Corre toda la tripulación de un lado a otro haciendo balancearse el barco hasta lograr voltearlo, volviendo finalmente al mar de los vivos.

Una vez allí Barbossa, Sparrow, Turner y Swann tratan de hacerse con el mando de la embarcación, señalando el primero que deben acudir a la asamblea de los piratas, y aunque Sparrow no desea asistir, finalmente accede, dirigiéndose a la Cala de los Naufragios, lugar de la reunión.

Llegan hasta una isla donde ven al kraken muerto, observando cómo se acerca hasta ellos una flota. En ese momento los marineros obtenidos en Singapur se amotinan, llegando poco después Feng, que revela su pacto con Turner, aunque finalmente lo entregará junto con Barbossa y a Sparrow a Lord Becket, el cual a su vez traiciona al oriental, al que tampoco le entrega La Perla Negra, como le había prometido, ya que es el único barco capaz de superar en velocidad al Holandés Errante.

Becket interroga a Sparrow para enterarse del lugar de la reunión de la Hermandad de la Piratería, comprometiéndose Sparrow a entregarles a los piratas a cambio de que lo liberen del servicio de Jones.

Barbossa trata de convencer a Feng para que acuda a la Asamblea, donde espera liberar a Calypso, diosa de los mares de la forma humana a la que la confinaron en la primera de las Asambleas, y solo con su ayuda podrán acabar con los ingleses.

Feng finalmente acepta acudir, aunque a cambio de que le entreguen a Elizabeth, convencido de que esta es Calypso, de la que trata de aprovecharse, evitándolo un cañonazo proveniente del Holandés Errante, ahora al mando de Norrington, quedando Feng herido, nombrando sustituta a Elizabeth antes de morir, si bien abordado su barco es encarcelada, hasta que Norrington decide ayudarla a huir, si bien Bill Turner evita que Norrington huya con ella acabando con él ante la alegría de los marineros del barco fantasma, que dura muy poco, pues Mercer ocupa su lugar.

Tras huir de los ingleses, los piratas continúan rumbo a la Cala de los Naufragios, procediendo Turner, tras conseguir escapar del calabozo a lanzar al agua los cadáveres de los fallecidos en su barco para que pueda seguirlos el Endeavour, el barco de Becket, aunque, descubierta su maniobra por Sparrow lanza al propio Turner, atado a un tonel, junto con el último muerto, al agua, entregándole su brújula, y siendo poco después rescatado por el Endeavour, revelando ante Jones la intención de la Asamblea de Hermanos de liberar a Calypso, lo que alarma a Jones, pues ella era la mujer a la que amaba y por cuyo desamor se arrancó el corazón, tras lo que conspiró para confinarla en un cuerpo humano, rebelando a los demás el modo de hacerlo.

Turner los conducirá hasta la Cala de los Naufragios gracias a la brújula de Sparrow.

Entretanto, en la Perla Negra Barbossa encierra a Tia Dalma en el calabozo tras revelar que ella es Calypso, poco antes de llegar a la Asamblea, en la que se presenta también Elizabeth ocupando el lugar de Feng.

Durante la reunión Elizabeth manifiesta su deseo de combatir contra los ingleses, aunque solo el Rey Pirata puede declarar la guerra, según confirma el Capitán Teague, guardián del código de los piratas y padre de Jack, si bien nunca hubo un rey ya que cada capitán vota por sí mismo, si bien en esta ocasión Sparrow vota por Elizabeth, que de ese modo queda proclamada Rey.

Entretanto Jones visita a Calypso en su celda, reprochándole su traición cuando ella no apareció pese a que él había cumplido durante 10 años con su misión. Calypso promete ser cruel con quienes la confinaron, pero que volverá con Jones si recupera su corazón.

Y al amanecer los piratas salen de la Cala para combatir tal como ordena su renina, pese a que la Cala era una fortaleza inexpugnable, habiendo conseguido así Sparrow, tal como había prometido a los ingleses, sacar a los piratas de su refugio, encontrándose al hacerlo con una gigantesca flota esperándolos.

Antes de entrar en combate se reúnen Jones y Becket, que llevan con ellos a Turner con Sparrow, Barbossa y Swann, intercambiando a Sparrow por Turner, aunque no acepta el ultimátum de los ingleses y les declara la guerra.

Ante la superioridad de la flota enemiga Barbossa propone de nuevo liberar a Calypso para conseguir su ayuda, realizando el conjuro y viendo cómo Tia Dalma crece y se hace gigantesca, para luego deshacerse y volver al mar sin ayudarlos.

Elizabeth decide entonces, como Reina arengar a los piratas animándolos a luchar, viendo cómo se lanza el Holandés Errante contra la Perla Negra en medio de una gran tormenta desatada por la ira de Calypso, que hace que se abra un enorme remolino en el mar dentro del cual se enfrentan los tripulantes de las dos embarcaciones.

Durante la batalla Sparrow consigue escapar del calabozo y se hace con el cofre que contiene el corazón de Jones.

Por su parte este, al encontrar a Mercer desarmado acaba con él apoderándose de las llaves del cofre, enfrentándose tras ello a Sparrow al ver que está en posesión de este, llevando a cabo su lucha sobre un mástil del navío.

Entretanto los marineros de Jones abordan la Perla Negra, donde tiene lugar una dura lucha, en medio de la cual Turner pide la mano de Elizabeth, siendo casados por Barbossa sin abandonar en ningún momento la batalla.

Y muy pronto, y como resultado del enfrentamiento entre Jones y Sparrow cae el cofre, que es recogido por Turner, que debe enfrentarse a su propio padre por él, mientras que Elizabeth se enfrenta a Jones, que la vence, acudiendo Turner en su ayuda, al que también vence, apareciendo entonces Sparrow con el corazón de Jones en la mano y amenazando con apuñalarlo, tratando de evitar que Jones siga adelante, si bien de nada le sirve, pues este clava su espada en el corazón de Turner ante el horror de Elizabeth y del padre de Will, que se lanza contra su capitán, que es más fuerte y está a punto de acabar con él, evitándolo Will que pese a estar herido apuñala su corazón, cayendo tras ello Jones muerto hacia el abismo abierto por Calypso.

Los marinero del Holandés Errante toman entonces a Turner como su capitán, debiendo el propio Bill Turner arrancar su corazón y guardarlo en el cofre, tras lo que el Holandés Errante se hunde en el remolino logrando escapar de él Elizabeth y Jack gracias a una vela en forma de paracaídas que les lleva de vuelta a la Perla Negra, desde donde ven cómo la armada de la Compañía de las Indias Orientales les espera.

El Endeavour, mejor armado se dispone a destruir la Perla Negra cuando el Holandés Errante resurge de las aguas con sus marineros reconvertidos en las personas que eran antes de la maldición, dejando al Endeavour en medio de dos fuegos sin que el sorprendido Becket sepa cómo enfrentarse a ellos, siendo finalmente su barco destruido con él a bordo, viendo poco después cómo el resto de los barcos de la armada se retiran lo que es celebrado con alborozo por todos los piratas.

Cumplida su promesa, Will libera a su padre, aunque este prefiere seguir a sus órdenes llevando el timón de la nave.

Tras ello Will pasará un día entero con Elizabeth en una isla hasta que la puesta de sol los obliga a separarse, sabiendo que no podrán verse hasta 10 años más tarde, quedándose ella con el cofre donde está su corazón.

Algún tiempo después en Tortuga, Jack y Gibbs descubren que Barbossa se ha hecho con el mando de la Perla Negra y los ha abandonado.

En el barco, los marineros se muestran preocupados por haber vuelto a dejar a Sparrow en tierra de nuevo, aunque para calmarlos Barbossa decide enseñarles las cartas de navegación que ha de llevarlos hasta la Fuente de la Juventud, descubriendo al abrirlas que Sparrow arrancó el mapa, y, aunque solo dispone de un pequeño bote, parte hacia la Fuente de la Juventud guiado por el mapa.

Diez años más tarde Elizabeth espera con su hijo frente a un acantilado la llegada de su marido.

Calificación: 2