Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

¡Qué bello es vivir!

It's a wonderful life (1946) * USA

Duración: 130 min.

Música: Dimitri Tiomkin

Fotografía: Joseph F. Biroc, Joseph Walker, Victor Milner

Guión: Philip Van Doren Stern, Frances Goodrich, Albert Hackett, Frank Capra

Dirección: Frank Capra

Intérpretes: James Stewart (George Bailey), Donna Reed (Mary Hatch Bailey), Lionel Barrymore (Henry F. Potter), Thomas Mitchell (Tío Billy Bailey), Henry Travers (Clarence Odbody), Beulah Bondi (Ma Bailey), Frank Faylen (Ernie Bishop), Ward Bond (Bert), Gloria Grahame (Violet Bick), H. B. Warner (Mr. Gower), Todd Karns (Harry Bailey), Samuel S. Hinds (Peter Bailey), Lillian Randolph (Annie), Mary Treen (Tilly), Frank Albertson (Sam Wainwright), Virginia Patton (Ruth Dakin Bailey).

Es Nochebuena y tras escuchar los ruegos de los habitantes de Bedford Falls, los ángeles encargan a Clarence, ángel de segunda que ayude a George Bailey.

Antes le cuentan su vida, desde los 12 años cuando rescató a su hermano Harry que había caído mientras patinaba, en un agujero del hielo, lo que le supuso perder uno de sus oídos.

Y gracias a él el Sr. Gower para el que trabajaba no enveneno accidentalmente a un niño.

Años más tarde George se prepara para ir a la universidad. Dejará su pueblo y cumplirá su sueño de viajar y de construir grandes edificios. Acude antes a la fiesta de fin de curso de Harry donde baila con Mary Hatch, que desde niña estuvo enamorada de él. Aunque la agradable velada termina cuando le avisan de la muerte de su padre.

Peter Bailey, su padre, dirigía una compañía de préstamos para que personas con escasos recursos pudieran construir casas baratas. Y su muerte lleva al señor Potter, el hombre más rico de la ciudad a pedir la disolución, votando el resto de los socios por la continuidad con la condición de que sea George quien la presida, lo que le obligará a abandonar su carrera, utilizando el dinero destinado a ello a pagar la carrera de su hermano.

Acabada la carrera por este llega su turno. Pero Harry regresa casado, afirmando Ruth, su mujer, que su padre le ofreció un importante puesto a Harry en su empresa, donde tendrá un gran futuro. Y aunque Harry desea cumplir el pacto, él se lo impide.

Tras volver a coincidir con Mary se da cuenta de que se ha enamorado de ella casándose a las pocas semanas, aunque cuando se dispone a partir para su luna de miel, en la que podrá conocer por fin otros lugares, ve, al pasar junto a su compañía, las puertas cerradas y la gente apelotonada exigiendo que les devuelvan su dinero.

George consigue convencer a los inversores de que no exijan todo su dinero y de que no vendan sus acciones a Potter - este se hizo ya con el banco local aprovechándose de la crisis y se dispone a comprar todas las acciones de la compañía por la mitad de su valor -. Conseguirá con el dinero ahorrado para su luna de miel no tener que cerrar.

Y Mary le prepara una gran noche de bodas tras acondicionar con la ayuda de los amigos de George un viejo caserón que siempre soñó con convertir en su hogar.

Durante la guerra, George presta sus servicios en la retaguardia debido a su oído, mientras muchos conciudadanos luchan en el frente, siendo el más destacado Harry, un gran piloto que salvó a un barco cargado de tropas al derribar al avión que iba a atacarlo, lo que le supondrá ser condecorado por el presidente.

El día de Nochebuena George y el tío Billy preparan felices el regreso de Harry. Y Billy acude al banco a ingresar 8.000 dólares. Se encuentra con el viejo Potter con el que presume de Harry mostrándole el periódico y dándole, junto a este, el sobre del dinero.

Desesperados George y su tío buscan el dinero sin resultado, lo que supondrá la quiebra y la cárcel, por lo que acude a Potter, que le niega el crédito haciéndole ver que vale más muerto, por su póliza de vida de 15.000 dólares, que vivo, por lo que decide suicidarse.

Pero cuando está junto al puente un anciano cae al agua y pide auxilio, lanzándose para rescatarlo, diciéndole el viejo mientras se secan, que es su ángel de la Guarda, por lo que George le toma por un loco, y sigue quejándose afirmando que desearía no haber nacido.

Clarence decide entonces hacerle ver qué habría sucedido si él no hubiera nacido: ve así el pueblo que ahora se llama Potterville, donde ninguno de sus amigos le reconoce.

El bar de su amigo Martini es ahora de Nick, que les echa de malos modos tras haber expulsado a un borracho que no es otro que el señor Gower, recién salido de la cárcel tras haber sido condenado por envenenar a un niño.

El centro de la ciudad está lleno de casinos, bares y clubs de strip-tease, y de prostitutas, una de las cuales es su amiga Violet.

El barrio que se construyó gracias a su compañía no existe, y en su lugar hay un cementerio donde está la tumba de su hermano Harry, que murió siendo un niño ya que George al no existir no pudo salvarlo. Y como murió de niño, tampoco pudo salvar a los soldados de la embarcación abatidos por un kamikaze.

La compañía que fundó su padre quebró y su tío fue ingresado en un manicomio, mientras su madre, viuda y sin hijos vive de alquilar habitaciones.

Verá a Mary, una solterona que trabaja en la biblioteca, y, desesperado pide a Dios que le permita volver a vivir, corriendo al ver que todo ha vuelto a ser como antes hasta su casa, sin importarle que le lleven a la cárcel, pero feliz de volver a ver a su esposa y a sus hijos.

Pero no ocurrirá. Mary, al conocer los apuros pidió ayuda y todos se aprestaron a dar dinero para evitar la quiebra encantados de poder ayudarle a él que tanto hizo por ellos, llegando también Harry, orgulloso de tener como hermano al hombre más "rico" del mundo.

En el árbol de Navidad suenan unas campanitas. Clarence se ha ganado sus alas.

Calificación: 4