Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Quemar después de leer

Burn after redding (2008) * USA

          También conocida como:
                    - "Quémese después de leerse" (Hispanoamérica)

Duración: 96 min.

Música: Carter Burwell

Fotografía: Emmanuel Lubezki

Guión y Dirección: Joel Coen y Ethan Coen

Intérpretes: George Clooney (Harry Pfarrer), Frances McDormand (Linda Litzke), John Malkovich (Osborne Cox), Tilda Swinton (Katie Cox), Brad Pitt (Chad Feldheimer), Richard Jenkins (Ted Treffon), Elizabeth Marvel (Sandy Pfarrer), J.K. Simmons (jefe CIA), David Rasche (Palmer), Jeffrey DeMunn (Cirujano), Olek Krupa (Krapotkin).

El analista Osborne Cox llega al cuartel general de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Arlington, Virginia, para una reunión en la que le comunican su cese en el servicio, proponiéndole que realice otras misiones menores, dado que saben que ha empezado a beber.

Cox no encaja bien la noticia y decide despedirse regresando a su casa en Georgetown, Washington DC, y en venganza decide redactar sus memorias en el servicio.

Su esposa Katie no parece muy sorprendida. Hace mucho tiempo que tiene una aventura con Harry Pfarrer, un agente federal casado con una escritora de cuentos infantiles que está siempre viajando, y empieza a hacer planes para dejar a Cox por Harry.

Entretanto y en un barrio a las afueras de la capital, Linda Litzke, empleada de Hardbodies Fitness Centers, tiene dificultad para concentrarse en su trabajo porque sólo piensa en hacerse la cirugía plástica total. Linda no se da cuenta de que Ted Treffon, el director del centro, está loco por ella y se cita con otros hombres a través de Internet.

Y un día aparece en los vestuarios del gimnasio un disco conteniendo las memorias del analista de la CIA y Linda y su compañero Chad Feldheimer, deciden sacar provecho de esta casualidad, pidiendo una recompensa por la devolución del disco.

Pero Osborne no está dispuesto a admitir chantajes y les declara la guerra, golpeando a Chad.

Deciden vengarse y obtener el beneficio acudiendo a la embajada rusa, donde entregan el disco, afirmando tener más información.

Buscándola en casa de Osborne, Chad es sorprendido por Harry, el amante de Katie, que, asustado dispara contra él, matándolo.

Harry se asusta y se deshace del cadáver tirándolo a un lago, pero desde ese momento se siente cada vez más obsesionado pensando que alguien le persigue, no sabiendo que lo es en realidad tanto por la CIA, como, descubrirá más tarde, por un detective puesto por su mujer que espera divorciarse.

Entretanto Harry contacta con Katie, como tantos otros a través de Internet y se hacen amantes.

La desaparición de Chad inquieta a Linda que pide ayuda a Ted, que odia meterse en líos, pero cuya pasión por Linda le lleva a penetrar él también en casa de Osborne tratando de encontrar la información que ya buscó Chad.

Sorprendido por Osborne, este le ataca salvajemente con un hacha acabando con él, aunque un agente de la CIA que le vigilaba interviene acabando también con Osborne.

Linda se siente preocupada por Chad y le cuenta a Harry dónde desapareció, lo que hace que Harry crea que es una agente, lo que le hace huir, recogiendo todas sus cosas para marcharse a Venezuela, olvidándose de su mujer, por la que se siente traicionado, y por su amante Katie.

La CIA le permitirá marcharse, no haciendo nada por el resto de los muertos. Ellos no podrán hablar y el asunto "no habrá existido". El único cabo suelto es Linda. Pero esta es fácilmente sobornable. Le entregarán el dinero que ella desea para sus operaciones de cirugía estética, y ella se olvidará de todo.

Calificación: 3