Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Selfie
Selfie

España (2017) *

Duración: 85 min.

Música: Christian Tosat

Fotografía: Eva Díaz

Guion: Víctor García León y Sebastián Maharg

Dirección: Víctor García León

Intérpretes: Santiago Alverú (Bosco), Macarena Sanz (Macarena), Javier Caramiñana (Ramón), Pepe Ocio (José), Clara Alvarado (Paula), Isabel García Lorca (Cristina), Alicia Rubio (Alicia), Jesús Hierónides (Pablo).

Una cámara va siguiendo durante unos días a Bosco.

Hay una fiesta de cumpleaños donde Bosco es grabado junto a Paula su novia, que trata de disimular, aunque se muestra molesta cuando Lola, la perra se acerca a ella, pues la llena de pelos y de babas.

Luego Bosco se mueve con soltura entre todos los invitados, de clase alta, besándose con su novia ante la cámara.

Preparan luego la tarta, aunque cuando entra al salón cantando el cumpleaños feliz, nadie lo sigue, pues están viendo en televisión la noticia de la detención del padre del propio Bosco, Ministro del Gobierno acusado de fraude, alzamiento de bienes, blanqueo de capitales, corrupción urbanística, malversación de fondos públicos, tráfico de influencias, falsedad documental…, aunque él asegura que no es nada.

De hecho ante la cámara señala que está preocupado por su padre, pero que es culpa de los otros partidos, que aprovechan la circunstancia porque hay elecciones, pues a su padre le quiere mucho todo el mundo.

Cuando llega a su casa ve que hay un escrache, aunque él se une a las protestas, tonteando con Macarena, una muchacha ciega que está entre los manifestantes.

Cuando más tarde entra a su casa ve cómo salen los policías cargados de cajas.

En la cocina su madre se siente avergonzada por lo ocurrido, pese a lo cual Bosco le hace mostrar ante las cámaras su arte leyendo los posos del café, algo que no puede entender su hermana, pues no cree que sea momento para ello y habían acordado no hablar con la prensa, señalando la madre que son amigos de su hermano.

Les muestra el cuarto de las lavadoras, donde se está cambiando Claudia, la sirvienta, de la que se burla no respetando su intimidad pese a que luego asegura que apoya y respeta a esa gente que pasa problemas muy difíciles.

Bosco no parece inmutarse y recorre la casa con el cámara mostrándosela y diciéndole que es una casa normal, aunque exhibe orgulloso su piscina interior augurando que el tema durará poco tiempo y el propio juez acabará dándose cuenta de que se equivocó.

En el garaje muestra también sus tres magníficos coches, uno de ellos que le regalaron a su padre, pero por ser un hombre muy querido asegurando que no tiene más dinero que otras personas normales, pues estudió Derecho, se casó con su madre, entró en política y fue ministro no habiendo robado nada, pues los ricos no necesitan robar, asegurando que la Duquesa de Alba o la Casa Real no roban.

Su padre, cuenta es asesor económico y él está haciendo un Master en Business Administration en una universidad que sí es cara, pero señala que si alguien quiere algo, algo le cuesta, aunque ni siquiera sabe muy bien qué asignaturas tiene, pues lleva pocos días y aún no conoce a mucha gente, pero serán gente con la que trabajará.

Reconoce que se le dan bien las chicas, y consigue que le dejen los apuntes.

Mientras graba sale Pilar, la rectora, que le dice que tiene que hablar con él.

Mientras la espera él citica el machismo, que dice es peor que la esclavitud y asegura que su padre aunque no sabe que es feminista lo es.

La rectora le dice que han tomado la decisión de que no pueden permitirle seguir yendo a clase, lo que él debe aceptar pese a no asumirlo del todo.

Vuelve a su casa, observando que no queda mueble alguno, viendo cómo su hermana se lleva la batidora, que es lo único que quedaba.

Explica luego que le ha dicho que les han embargado y su madre se ha ido a casa de una amiga y ella se va con su novio a Estados Unidos.

Pese a todo él asegura que será interesante vivir allí sin muebles, comida ni calefacción, aunque a la mañana siguiente le sorprende durmiendo en el suelo un hombre que le dice que debe marcharse, pues les han desahuciado.

Indignado, decide ir a la cárcel, porque dice le va a pedir una explicación a su padre y para ver qué va a ocurrir, pues asegura que se la debe, aunque cuando sale dice que tiene que pedir cita y como no la tenía no le dejan verlo.

Va tras ello a casa de Paula, diciéndole su hermano que volverá muy tarde, pues tenía máster y spinning, pero como insiste en que había quedado con ella le deja entrar, aunque con reticencias, entrar para esperarla allí, debiendo invitarlo a cenar.

Cuando llegan tanto Paula como su padre se sorprenden de su presencia, aunque aún más de la presencia de la cámara, que les impide hablar con naturalidad.

Él hace ver que estaba en la zona por casualidad y que Jose lo vio y lo invitó

El padre pregunta de hecho si siguen juntos y le pregunta a su hija cómo les va, aunque ella apenas habla y parece que está a punto de llorar.

Bosco pregunta si le dejarán dormir allí, aunque finalmente hacen que se marche.

Sin saber qué hacer va a un bar de copas y hace varias llamadas a algunos amigos aunque ni estos ni Paula le cogen el teléfono.

No teniendo dónde ir va hasta lo que él llama un barrio de verdad, sin McDonalds ni grandes centros, que es donde vive Claudia, su sirvienta a la que le pide que le deje pasar allí la noche, acomodándole ella en la habitación de su hijo.

No está allí cómodo ni puede dormir, por lo que baja a la comida, comiendo un yogur de marca blanca que no le gusta mucho.

Cuando se levanta a la mañana siguiente se da cuenta de que la grúa se llevó su coche debido a que no se fijó en que lo dejaba en una plaza de minusválidos, yendo a buscarlo al depósito, aunque como no puede pagar la multa y el aparcamiento por carecer de dinero suficiente para ello debe dejarlo allí.

Va en metro a Lavapiés hasta un centro de okupas, afirmando una vez allí que a los negros le dan todo lo que necesiten, y que protegen a los toros y a las focas, pero no a la gente.

En la casa pregunta por Macarena, pero nadie parece conocerla, siendo la mayoría de la gente negros o latinos, encontrando finalmente a la chica, la ciega a la que conoció durante el escrache a su padre dando una clase.

La chica se siente conmovida cuando le cuenta que los han echado de su casa, y más cuando dice que su madre está muy enferma y su padre muerto, decidiendo llamar a su amigo Ramón - que dirigió el escrache contra su padre - para que le eche una mano, ya que este tiene una habitación en su casa y le asegura que él le pagará en cuanto cobre el subsidio.

Ramón, se ve casi obligado a recibirlo en su casa, que Bosco observa carece de ascensor y tiene una cocina con bombona, algo que ni sabe qué es, debiendo compartir la casa con otro inquilino, un negro llamado Ramshid, mientras él, explica se dedica a estudiar para opositar.

Él ocupará una habitación que usaban de trastero hasta ese momento.

Todos se sienten molestos con las cámaras, y cuando Macarena se entera de que los están siguiendo le pide a Bosco que no les grabe, aunque él les pide que siga grabando.

Ya en la habitación, Macarena le dice que lo ha debido pasar muy mal con lo de su madre y lo del desahucio y ella lo besa para consolarlo, y al ver que podrá acostarse con ella es cuando cierra la puerta y no permite que los graben.

De nuevo observa disgustado que los yogures en esa casa son los de marca blanca.

Ramón le dice entonces que ha estado viendo su móvil y lleva fotos de ministros, yates y carreras de Fórmula Uno, no creyéndose que le hayan desahuciado.

Bosco le pregunta si le gusta Macarena, comprendiendo que es así, debiendo ver además cómo esta le deja 20 Euros a Bosco.

Luego baja a la calle con el cámara. Se supone que Ramón va cada día a la academia para estudiar su oposición, aunque Bosco comprueba que lo que realmente hace es bajar a la trastienda de una tienda de cómics donde hacen juegos de rol.

Habla con Ramshid de su llegada, aunque para él no es tan emocionante, pues llegó en avión y no en una patera.

Acude a la Oficina de Empleo quejándose a la salida pues no le gustó lo que le dijeron al no encontrar una salida a su situación ya que no cotizó nunca.

Va de nuevo a la cárcel para visitar a su padre, y a la salida dice que le ha ido muy bien, que su padre estaba agobiado y al principio no hablaba mucho, pero luego le fue bien.

Eso es lo que cuenta ante la cámara, aunque luego, cuando cree que no lo graban reconoce que le dijo que es un inútil. Que se ha pasado toda la vida ocupándose de él y que ojalá no fuera su padre.

Con sus nuevos amigos acude a la Asamblea de Podemos en Leganés donde están Macarena y Ramón y grita con ellos "Sí se puede".

Ramon habla con Macarena, pues Bosco se queja de lo sucio que está todo y no paga y él está muy ocupado estudiando, no entendiendo por qué le gusta a ella, diciendo ella que es muy guapo.

Comen tras ello en un kebab, tras lo que vuelven a acostarse, contándole ella entonces que le ha encontrado trabajo en una asociación de discapacitados como administrativo, diciéndole él que le parece muy bien aunque su cara no lo refleja.

Acude con él al centro, presentándole al encargado, que le muestra las instalaciones, como jardinería, cerámica, lavandería y la zona administrativa, que será donde él trabaje, animándolo Macarena y diciéndole que se va a encontrar como en casa, presentándole a su supervisora, Sofía, que tiene Síndrome de Down.

Macarena le pide incluso a Pablo, el encargado que lleve a Bosco al trabajo en su coche para que no tenga que ir en el cercanías.

Bosco decide intentar hablar de nuevo con Paula, que se muestra distante, no dejando que él la toque siquiera pese a que él le recuerda que es su mejor amiga y su compañera, y ni siquiera le permite que pase adentro de su casa cuando él le pide permiso para ir al baño, diciéndole ella que vaya al del bar.

Él trata de besarla de nuevo pese a que ella le dice que no entiende su actitud ni que haya ido a increpar a Borja, el chico con el que está ahora.

De regreso a su nuevo barrio se topa con un grupo que toca en la plaza con cacerolas.

Poco después llega Macarena a casa de Ramón, y aunque tienen otros invitados ellos se encierran en el cuarto y mientras Ramón cuenta a la cámara que va todos los días a la academia de 8 a 3 compaginándolo con el inglés por las tardes y con un trabajo nocturno de camarero, se escuchan de fondo los gemidos de Macarena.

En el centro habla con sus compañeros que le dicen que los discapacitados son como ellos, pero a él le suena a frase de póster.

Acude a un mitin, esta vez del PP. Besa a Esperanza Aguirre y le dice que es hijo de Cristina Bermúdez, preguntando a otros dirigentes por ella.

El hermano de Paula aclara que Cristina colaboraba con el partido en Castilla la Mancha en organización y relaciones públicas, pero no es del partido, aunque tratan así de echarle una mano.

Consigue que alguien le diga dónde encontrarla, yendo hasta Talavera de la Reina, llevándose con él a Macarena, que está contenta pensando que él va a compartir un día de excursión con él, aunque él no le describe ni lo que se ve por la carretera ni la población, diciéndole vaguedades como que es un pueblo medieval muy bonito con una iglesia y una plaza muy bonita llena de niños.

Pero no le explica a dónde va.

Se encuentra allí con Nando, un primo que se pone contento de verlo, diciéndole a Macarena que se quite las gafas allí dentro o se quedará ciego, no dándole Bosco ninguna explicación, preguntando por su madre.

Nando lo lleva a ver a su madre. Escucha cómo le dicen que cada vez que ella ganan las elecciones.

Bosco se lleva a su madre a la que le dice tienen que hablar a un cuarto donde hacerlo, dejando entretanto sola a Macarena sin darle ninguna explicación

Macarena se siente fatal y se pregunta dónde está, pues algunas políticas la saludan y unas chicas le cuentan que está en un colegio.

Bosco entretanto le pide a su madre dinero, pues le dice que lleva un mes en la mierda, diciéndole su madre que quiere que esté bien, pero que debe seguir su camino como lo han hecho los demás, echándole en cara Bosco que ella tiene incluso chófer.

Macarena entretanto es ayudada por una mujer que la saca afuera mientras dentro se escucha el himno del PP.

Cuando sale y se une a Macarena esta desea marcharse, pero él quiere beber algo, por lo que va al recinto ferial para tomar algo.

Ella está confusa. Le pregunta qué hacen allí y por qué han ido a un mitin del PP.

Bosco se muestra absolutamente despectivo con ella, pues la lleva hasta los puestos de la feria donde hace tiro a la diana y luego va a tomar un bocadillo, y aunque paga ella todo la deja abandonada en medio de la esplanada sin hacerle caso alguno.

Luego sube con ella a los coches de choque, donde ella no disfruta, pues los golpean sin que ella pueda prever los golpes, no haciéndole caso él cuando le pide que le baje.

Y a pesar de todo no entiende por qué ella le deja, pidiéndole consejo a Sofía, su supervisora, que le recomienda que insista y la llame y mande mensajes.

Ve que llega Macarena al centro con un chico negro, Adolf, al que le va a ayudar también a que trabaje en la sala de ordenadores, y aunque Bosco trata de hablar con ella, pasa de largo sin hacerle caso.

Para tratar de conquistarla de nuevo decide llevar a un grupo de discapacitados hasta el centro en que Macarena da clases, diciéndole que como va a ver elecciones los ha llevado para aleccionarles y que participen, aunque él le dice que ya le han dicho que votarán a los buenos, aunque ella no entiende que interrumpa sus clases y no sabe por qué va allí, diciéndole él que ha cambiado y es mejor persona gracias a ella, tras lo que la besa mientras los discapacitados los jalean, aunque a ella no le hace gracia y lo quita con una bofetada y se marcha, llamándolo imbécil.

Va luego a un bar con los discapacitados a los que le preguntan a quién van a votar, aunque cada uno tiene una preferencia distinta: PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos, debiendo los discapacitados regañarle para que no siga bebiendo.

Les cuenta luego a Ramón y a Ramshid que Macarena no le habla, recomendándole Ramshid que busque a otra, y Ramón que le deje su espacio, pues el amor es libre y no debe obcecarse.

Decide ir a casa de Macarena, viendo que está allí Ramón, contándole a la cámara Bosco que se ha encontrado con una escena familiar, en que el padre de Macarena está orgulloso de que su hija haya encontrado a un muerto de hambre.

Cuando lo ven con la cámara, Ramón le pide que no grabe, aunque él le dice que la calle es de todos como proclama su partido de cutres, amenazando Ramón con reventarle la cabeza, respondiéndole Bosco que después de toda una vida no han conseguido reventar nada y todo sigue como siempre con el bipartidismo, y sale con una chica con la que no puede acostarse, pero que pueden seguir firmando peticiones para que no maten a los toros.

Ramón reacciona pidiéndole que se busque otro sitio y se vaya de su casa.

Unos días más tarde escucha que el juez condenó a su padre a 8 años de prisión.

Habla con alguno de los discapacitados para que le acojan, apelando al espíritu navideño.

La noche electoral llega hasta Génova, donde ve a Pepe, el hermano de Paula y le pide trabajo, pues le dice, su familia lo ha hecho todo por el Partido, aunque este le dice que con quien tiene que hablar es con Mamen del Club de Campo, tras lo que le despide.

Va luego a la concentración de Podemos, donde se reencuentra con Ramón, que le dice que lo siente por su padre y se abrazan, reconociendo estar en la mierda y sin dinero, tras lo que besa a Macarena, que sonríe, y tras ese beso hace lo mismo con Ramón.

Charlan mostrándose Macarena muy optimista pues asegura que a Ramón le irá muy bien con su oposición y Bosco está muy contento con su trabajo, por lo que tienen un futuro claro y que le gustaría una convivencia entre los dos, hablando Ramón mientras se marchan de una tercera vía que supere lo antiguo.

Calificación: 2