Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Sexo, mentiras y cintas de video


Sex, lies and videotape (1989) * USA

          También conocida como:
                    - "Sexo, mentiras y video" (Hispanoamérica)

Duración: 104 min.

Música: Cliff Martinez

Fotografía: Walt Lloyd

Guión y Dirección: Steven Soderbergh

Intérpretes: James Spader (Graam Dalton), Andie MacDowell (Ann Bishop Mullany), Peter Gallagher (John Mullany), Laura San Giacomo (Cynthia Patrice Bishop), Steven Brill (Barfly).

Ann visita al psiquiatra, y le comenta que ve basura por todas partes y se siente muy preocupada de que el mundo no pueda reciclar toda la que produce, aunque su verdadero problema es de tipo sexual. Le repele que le toque su marido, afirmando que podría vivir perfectamente sin sexo, asegurando que nunca se ha masturbado.

Pero su marido, John, apenas la toca, pues tiene una sustituta en la cama, Cynthia, la hermana de Ann.

Entretanto, y después de 9 años regresa a Baton Rouge, Graham Dalton, un antiguo compañero de John, que lo acoge en su casa hasta que encuentre un apartamento.

Le acompañará Ann, que, tras ver el apartamento charla con él, que cuando ella le dice que el sexo está sobrevalorado él le confiesa que es impotente, ya que es incapaz de alcanzar la erección delante de otra persona.

Y mientras ellos están fuera John aprovecha para invitar a su casa a Cynthia, que siempre le manifestó el morbo que le daba hacer el amor en la cama de su hermana.

Ann siente que conecta mejor con Graham que con John, lo mismo que le pasa a este, que observa que su antiguo amigo se ha convertido en un mentiroso, cosa que odia.

Ann observa que Graham posee montones de cintas de video con entrevistas a mujeres hablando de temas sexuales, ante lo que Ann, incómoda, decide marcharse.

Cynthia, tras oír hablar sobre Graham a John y a su hermana decide que debe conocerlo, por lo que, aunque nadie los presentó se dirige a su casa y charla con él, mostrándose de inmediato dispuesta a gravar una de sus cintas contando sus experiencias sexuales, llegando incluso a masturbarse ante la cámara, excitándose tanto, que tras la grabación llama a John para hacer salvajemente el amor con él.

Luego le contará a su hermana Ann lo que hizo con Graham para escándalo de esta.

Un día Ann le pregunta a John si tiene una aventura, lo que él niega. Ann afirma que le molestaría más la mentira que la infidelidad, diciendo que sospecha que está liado con su hermana, ante el estupor de John, aunque de inmediato rectifica y le dice que tiene demasiado tiempo y se imagina historias truculentas que se acaba creyendo.

Entretanto Cynthia comienza a cansarse de su relación clandestina con John, pues le excita el sexo, pero luego no tienen nada de que hablar, por lo que, tras confesarle lo que hizo con Graham le pide dejar su relación.

Un día, mientras limpia, Ann encuentra en su habitación un pendiente de su hermana y se da cuenta de que sus locas sospechas eran una realidad, por lo que, enfadada se dirige a casa de Graham, al que le cuenta lo que ha descubierto, dándose cuenta de que él ya lo sabía por la cinta de su hermana.

Le pide tras ello que grabe una cinta con ella, a lo que Graham se resiste, pues cree que ella no lo habría hecho de tener la cabeza en su sitio, aunque ella insiste.

Tras la grabación regresa a su casa y le dice que desea separarse y que grabó una cinta para Graham, ante lo que John monta en cólera y va hasta su casa, donde, tras darle un puñetazo lo expulsa de su casa mientras busca la cinta de su mujer.

Gracias a ella John se entera de que su mujer nunca tuvo un orgasmo, y de que pensó en acostarse con él, afirmando él que también hubiera querido verla teniendo un orgasmo.

Pero más que de ella la cinta acaba convirtiéndose en una confesión de él, al que Ann interroga haciéndole ver que es inmaduro y cobarde, ya que trata de huir de cualquier conflicto, y que ha cambiado solo para poder decirle a Elizabeth que lo ha hecho como si esto fuera un regalo. Que tiene un grave problema, pero que ella quiere ayudarle, pues, frente a lo que piensa sus acciones sí influyen en los demás. Pues ella va a pedir el divorcio y en parte es por causa suya.

Finalmente acaban acostándose tras apagar la cámara.

John, tras haber visto cómo es realmente su mujer por vez primera, se venga de Graham confesándole que se acostó con Elizabeth cuando todavía salía con él, y que no es ninguna santa.

Graham, tras ver que sus nueve años fuera no han servido para nada rompe con rabia las cintas grabadas.

Ann acude al bar donde trabaja Cynthia y le regala una planta por su cumpleaños, mostrando así su perdón. Más adelante aparece con Graham sentados a su puerta juntos.

Calificación: 3