Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Shrek

Shrek (2001) * USA

Duración: 92 min.

Música: Harry Gregson-Williams, John Powell

Guión: : Ted Elliott, Terry Rossio, Joe Stillman y Roger S.H. Schulman (N.: William Steig) (Diálogos adicionales: Cody Cameron, Chris Miller, Conrad Vernon)

Dirección: Andrew Adamson y Vicky Jenson

Shrek es un ogro que vive tranquilamente en su ciénaga lejos de la civilización disfrutando de sus baños de barro, y aunque de tarde en tarde los campesinos organizan batidas para acabar con él, su terrible aspecto y su aterrador grito son suficientes para ahuyentarlos.

Pero durante la última incursión de estos encuentra un inquietante cartel en el que se ofrece una recompensa a quien entregue a alguna criatura de los cuentos de hadas.

Y, en efecto, al día siguiente, un grupo de soldados ofrecen dinero a todos los que les llevan personajes famosos, como Pinocho, Peter Pan, los tres cerditos… llevando una anciana a un asno que dice que habla, aunque la despiden al ver que es un asno normal, hasta que, tras un choque fortuito hace que caiga sobre el animal polvo de hadas de Campanilla y comienza a volar, quedándose tan impresionado que empieza a hablar, delatándose de ese modo, por lo que los soldados salen tras él, que tras caer al suelo huye hacia el bosque donde se topa con Shrek, el cual sin mucho esfuerzo consigue hacer huir a los soldados, ganándose el agradecimiento del asno, que a partir de ese momento se unirá a él y no le dejará en ningún momento pese a que el ogro le dice una y otra vez que no desea compartir su ciénaga con nadie, siendo el asno el único que no se deja impresionar por su grito.

Ante la insistencia del asno, que dice llamarse Asno, le permite quedarse durante una noche en su ciénaga, aunque fuera de su cueva.

Pero mientras cena a la luz de la vela creada con la cera de su oído empieza a oír ruidos, comprobando que han entrado en su cueva tres ratones ciegos, para ver poco después a Blancanieves dentro de su cueva con los siete enanitos, y al lobo feroz en su cama, habiendo a las puertas un sinfín de personajes más, siendo informado por Pinocho y por los tres cerditos de que se encuentran allí debido a que fueron desterrados allí por Lord Farquaad, no pudiendo ir a ningún otro sitio.

Al ver amenazada su tranquilidad, Shrek decide ir a ver a Lord Farquaad, en compañía de Asno para poner las cosas en su sitio.

Entretanto, y en el interior de su castillo Lord Farquaad interroga al hombre de jengibre, mojándolo en leche, sin conseguir que este confiese nada, aunque entonces uno de sus esbirros le lleva el Espejo Mágico, al que le pregunta por las princesas solteras con las que podrá casarse y así convertirse en rey, siendo informado de que las tres princesas solteras más cotizadas son Cenicienta, Blancanieves y Fiona, la cual vive en el torreón de un castillo, custodiada por un dragón, y que es la elegida.

Shrek llega a Duloc dispuesto a hablar con Lord Farquaad, encontrando las calles desiertas y a todos los habitantes asistiendo a un torneo en el que los soldados compiten para conseguir el dudoso honor de ser los elegidos para acudir al rescate de la princesa Fiona en representación de Lord Farquaad.

Este, al ver al ogro, ordena que acaben con él, si bien entre él y Asno consiguen deshacerse de los soldados, lo que lleva a Lord Farquaad a decidir que sea el ogro quien rescate a Fiona, ofreciéndole a cambio la titularidad de su ciénaga, libre de intrusos.

Al llegar al castillo donde la princesa se encuentra, deben acceder al mismo cruzando sobre un desvencijado puente sobre un foso de lava hirviente.

Una vez en el castillo se topan con el temible dragón, que comienza a lanzar sobre ellos bolas de fuego, hasta que Shrek agarra su cola, y al sacudirla lo envía al torreón donde estaba Fiona esperando un beso de amor.

Entretanto Asno es acorralado por el dragón, estando a punto de sucumbir hasta que empieza a adularlo, dándose cuenta de que en realidad es una dragona a la que consigue camelar con sus halagos, salvando así su vida.

Entretanto Fiona ve como el esperado beso se convierte en un fuerte zarandeo, tras lo que se la lleva sin mostrar el menor signo de amor, lo que hace que la princesa se decepcione, ya que no parece seguir ninguno de los requisitos exigidos por la historia, al no haber siquiera acabado con el dragón.

Aunque antes de irse debe rescatar a Asno, justo antes de que la enamorada dragona lo bese, siendo el culo de de Shrek en vez de la boca de Asno lo que bese, lo que enfurece a la dragona, que empieza a perseguirlos, aunque, atada al cuello por una cadena, consiguen escapar de ella pese a estar a punto de caer al foso de lava cuando con su bocanada aquella hace que arda el puente.

Una vez libres, Fiona le pide que se quite el yelmo para besarse, viendo entonces que es un ogro y no el príncipe que esperaba, debiendo explicarle Shrek que no es él quien va a casarse con ella, sino que fue enviado por Lord Farquaad.

Dado que el camino se alarga, Fiona les conmina a parar para descansar y acampar, pasando la noche refugiada en una cueva, mientras Shrek y Asno duermen al aire libre contemplando las estrellas.

Fiona les despierta al día siguiente con unos huevos, fritos. Los que dejó huérfanos un pájaro que explotó cuando intentaba cantar como Fiona.

Cuando continúan su camino, de pronto aparecen Robin Hood y sus hombres, que "rescatan" a la princesa, aunque sin saber que ella no desea ser rescatada, por lo que se enfrentará a ellos de forma tan hábil que acabará ella sola con los atacantes provocando una profunda admiración en Shrek, que tras ese episodio, y el que le ayudara a sacar una flecha que se había clavado en su culo, empieza a mirarla de otra manera y admirarla.

Ella le crea además una especie de bola de algodón dulce, aunque con telarañas e insectos, a lo que él le corresponde regalándole un globo, que realmente es una rana que él llena de aire, haciendo ella lo propio con una serpiente, que modela como si de un caballito se tratara, acabando el día felices, tratando de retrasar su viaje lo más posible para poder estar juntos, al haber conseguido una gran química entre ellos, que terminan con una "suculenta" cena a base de ratas asadas, para, llegada la noche, ella refugiarse en un viejo molino abandonado.

Asno, que ha notado la atracción existente entre ellos le dice a Shrek que debe declararse antes de llegar al castillo, a lo que este se resiste pensando que no tiene nada que hacer ya que Fiona es una princesa y él no es más que un horrible ogro.

Tras ello Asno trata de hablar con Fiona, para lo que se cuela en el molino, descubriendo que no está Fiona, sino una mujer ogro, que él cree se comió a la princesa, debiendo aclararle la mujer ogro que ella es Fiona, y que siempre ha sido así desde que se pone el sol debido al hechizo de una malvada bruja, y que no cambiará hasta recibir su primer beso de amor, siendo por ello muy importante para ella que la boda se celebre antes del anochecer para deshace el hechizo.

Finalmente Shrek reúne la confianza suficiente para declararle su amor a Fiona, si bien cuando se acerca al molino la escucha hablar con Asno, y que le dice a este que quién puede amar a un engendro horroroso y feo, refiriéndose a sí misma, aunque Shrek piensa que se refiere a él, por lo que, dolido, decide ir a buscar a Lord Farquaad para entregársela cuanto antes.

Cuando Fiona sale por la mañana dispuesta a confesarle su amor a Shrek este le dice que escuchó la conversación de la noche anterior, sin poder aclarar el malentendido, ya que en ese momento llega Lord Farquaad, que tras entregarle a Shrek las escrituras de su ciénaga, le pide a Fiona que se case con él, lo que esta, tras ver la actitud de Shrek, acepta, aunque pidiéndole que se celebre la boda ese mismo día.

Poco después Fiona se viste de novia, mientras Shrek regresa a su ciénaga, ya vacía, como él deseaba, aunque no conseguirá librarse de Asno, que considera que ya que colaboró en el rescate le corresponde la mitad de la ciénaga. por lo que vuelven a discutir, reprochándole Asno que sea tan poco sociable, llegando a hablar finalmente de la conversación con Fiona, diciéndole Asno que cuando hablaba de un engendro horroroso y feo se refería a otra persona, lo que le hace concebir a Shrek de nuevo esperanzas de poder conquistarla.

Y, dado que la dragona ha llegado hasta la ciénaga tras Asno, deciden aprovechar su presencia para acercarse hasta el castillo, al que llegan durante la ceremonia de la boda, entrando en el castillo justo cuando el obispo acaba de nombrar a Lord Farquaad y a Fiona marido y mujer, aunque antes de que se besen.

Entonces Shrek irrumpe en la iglesia y le dice a Fiona que no acepte a Lord Farquaad como marido, pues este no la ama y se ha casado con ella solo para poder ser rey, no permitiendo que Fiona reciba el tan esperado beso de amor.

Es tarde y el sol se oculta, transformándose Fiona en ogro a la vista de toda la población de Duloc.

Y mientras los soldados arrestan a Shrek, el nuevo rey decide reenviar a la torre a Fiona, tras ver que es un monstruo.

Aparece entonces Asno a lomos de la dragona, logrando liberar a Shrek, que le dice a Fiona que la ama, dándole entonces sí, el esperado beso de amor que debería transformarla en una princesa para siempre rompiendo el hechizo, aunque tras el mismo Fiona se da cuenta de que sigue igual, comprobando que no solo no se ha transformado en princesa, sino de que ya es una ogro también por el día, aunque ya no le importa, pues ha encontrado al amor de su vida, Shrek, con el que se casa ante todos los personajes de los cuentos de hadas.

Y antes de partir hacia su viaje de luna de miel Fiona lanza su ramo de novia que es recogido por la dragona, mirando con ojos amorosos a Asno.

Y vivieron feos para siempre…

Calificación: 3