Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Sin perdón
Sin perdón

Unforgiven (1992) * USA

          También conocida como:
                    - "Los imperdonables" (Hispanoamérica)

Duración: 126 min.

Música: Lennie Niehaus

Fotografía: Jack N. Green

Guión: David Webb Peoples

Dirección: Clint Eastwood

Intérpretes: Clint Eastwood (William Munny / "Bill"), Gene Hackman (Little Bill Daggett), Morgan Freeman (Ned Logan), Richard Harris (Bob "el Inglés"), Jaimz Woolvett (Schofield Kid), Saul Rubinek (W. W. Beauchamp), Frances Fisher (Strawberry Alice), Anna Thomson (Delilah Fitzgerald), David Mucci (Quick Mike), Rob Campbell (Davey Bunting), Anthony James (Skinny Dubois), Tara Dawn Frederick (Little Sue), Josie Smith (Crow Creek Kate)

A la puesta de sol, un hombre cava una tumba junto a un árbol solitario

La muerta era una mujer atractiva y a su madre le partió el corazón por ello que se casara con William Munny, un conocido ladrón y asesino con un carácter violento, aunque no murió a manos de él, como esperaba su madre, sino por la viruela, en 1878.

Big Whiskey, Wyoming, 1880. Mientras llueve a mares en el salón de billares de la población, transformado en burdel, dos vaqueros, Davey Bunting y Quick Mike, se desfogan con las prostitutas Strawberry Alice y con Delilah Fitzgerald, en dos habitaciones contiguas, cuando de pronto se escucha a Mike insultando a Delilah y pidiéndole a su amigo que la sujete mientras él con su cuchillo le marca la cara y le pregunta si le parece divertido ahora, parando solo cuando Skinny, el propietario del burdel, le apunta a Mike con su revolver.

Hace tras ello que avisen a Little Bill, el sheriff, que estaba durmiendo, el cual ve al llegar la carnicería que hicieron con la muchacha, diciéndole Alice que no es justo lo que ha hecho, pues lo único que hizo Delilah es reírse de lo pequeña que la tenía el vaquero, diciéndole que los cuelgue a ambos.

Little Bill pide el látigo, señalando Alice que es insuficiente para el daño causado, quejándose además Skinny que él trajo a Delilah desde Boston y pagó por ella haciendo una inversión y ahora su propiedad está dañada, pues nadie querrá acostarse con una puta marcada.

El sheriff decide finalmente saldar el asunto con una multa, pidiéndole a los agresores que le entreguen a Skinny antes de primavera cinco caballos Mike y dos su compañero, ante la indignación de Alice por la injusticia de que ya ni siquiera emplee el látigo, preguntándole Little Bill si es que no han visto aun suficiente sangre, señalando que no son maleantes, sino trabajadores que hicieron una tontería.

Alice, indignada les pregunta a todas sus compañeros cuánto dinero pueden reunir para poder contratar a alguien que haga justicia con los agresores.

En la granja, William Munny trata de separar los cerdos que tienen fiebre de los sanos con la ayuda de sus hijos, cayendo torpemente.

Un hombre a caballo le sorprende así y le dice que no parece el asesino a sangre fría que acabó con William Harvey y robó un tren en Missouri.

El hombre, que se presenta como Schofield Kid le dice que no es ya el sanguinario, despiadado y frío como la nieve del que le habló su tío Pete.

Kid se presenta a sí mismo como un asesino que cuenta que se dirige a Wyoming para acabar con dos vaqueros que acuchillaron a una mujer, ofreciendo 1.000 dólares por ello, ofreciéndole repartírselo, quedándose cada uno con 500.

Munny le dice que ya no es así, pues el whisky era el culpable de aquello y ahora lleva más de 10 años sin beber gracias a su esposa, que le curó de la bebida y de la maldad.

El chico le dice que con el dinero podrá comprarle un vestido nuevo a su mujer, contándole Munny que su esposa falleció tres años antes.

El muchacho le pide que no cuente sus proyectos y le indica que si cambia de opinión podrá alcanzarle por el sendero occidental hacia Wyoming.

Tras la marcha del muchacho sigue tratando de separar a los cerdos y cae torpemente,

Sigue con los cerdos, pero se muestra muy torpe y cae, lo que le lleva a mirar hacia el horizonte por donde desapareció Kid y pensando en un futuro mejor.

Llegada la primavera, Mike y Davey van a casa de Skinny para saldar su deuda, entregándole los caballos que les indicó el sheriff, ofreciéndole además a Delilah una yegua en compensación, algo que las prostitutas rechazan, obligándoles a marcharse.

Munny recupera su revólver, guardado durante años en un cajón y comienza a practicar el tiro, aunque ha perdido efectividad y no logra dar en el blanco, por lo que enfadado va a buscar su rifle, logrando así destrozar la lata.

Tras afeitarse ve desde la ventana la tumba de su esposa donde poco después deposita unas flores, diciéndoles a sus hijos que se va por unos días.

Pero al tratar de montar el caballo ni este está acostumbrado a que lo monten ni Munny a montar, por lo que cae varias veces al intentarlo, diciendo que el caballo se venga de él por sus pecados de juventud cuando por su debilidad maltrataba a los animales y por eso el caballo y los cerdos se están ensañando con él.

Skinny, enterado de que las prostitutas ofrecen una recompensa por acabar con los vaqueros trata de sonsacarlas para ver dónde esconden el dinero, no estando seguro de que lo tengan, y diciéndoles que si es así los que vayan atraídos por la recompensa no van a irse con las manos vacías ni se conformarán con unos cortes.

Va tras ello a visitar a Little Bill, que presume de haber hecho solo su casa, en la que ha construido un porche para pasar la tarde viendo la puesta de sol, y le cuenta lo de la oferta de las chicas que le han transmitido a todos cuantos se acuestan con ella, habiendo pasado muchos ganaderos por su cama, ya que están en la ruta de transporte del ganado hacia Kansas y Cheyenne, por lo que le dice que lo mejor es que obligue a los dos vaqueros a marcharse, aunque este no cree que vaya a dejar su trabajo.

Munny para antes de marcharse en casa de su amigo Ned Logan, que ahora es también un granjero casado con Sally, una india, la cual observa que Munny lleva un rifle.

Cuando le cuenta su propósito Ned le recuerda que ya no son forajidos, sino granjeros y que hace más de 11 años que no disparan a un hombre y además no tienen nada contra ellos, recordándole Bill que antes lo hacían por dinero.

Ned le dice que si Claudia viviera no lo haría, pero desea seguir y le pide que cuide a sus hijos, preguntándole cuánto tiempo estará fuera, diciendo este que un par de semanas, ofreciéndose Ned a ir con él y repartir en 3 partes, observando cómo Sally, lo mira con rencor por habérselo llevado.

Cabalgan en busca de Kid, aunque este viaja deprisa y el primer día no logran alcanzarlo, debiendo detenerse para cenar y dormir en el suelo, algo que no hacían desde su juventud, recalcando Ned lo que echará de menos acostarse con Sally.

Munny le dice que esta lo miró mal porque no termina de aceptar que ya no es el mismo que fue años atrás recalcando que aunque van a acabar con esos tipos no es el de antes, pero necesita el dinero para poder volver a empezar con sus dos hijos.

Recuerda un tipo al que disparó sin ningún motivo en la boca echando los dientes por el cogote y que en aquel tiempo todos creían que podría dispararles por pura maldad.

Pero dice que ahora no se diferencia en nada de cualquier otro hombre.

Entre tanto, un tren avanza hacia Wyoming, y en él alguien lee en la prensa la noticia del tiroteo contra el presidente Garfield, señalando que su autor fue un hombre de origen francés, aunque otro afirma que cree que tuvo que ser un tipo de origen inglés.

En el vagón va un caballero inglés que, lejos de ofenderse les dice que el problema de los estadounidenses es que no tienen un rey, pues a los reyes nadie les dispara, y los presidentes no representan la autoridad, lo que sí ofende a uno de los viajeros, al que un compañero le pide que se modere, ya que el otro viajero es Bob "el Inglés", mítico pistolero que trabaja para el ferrocarril matando a los chinos problemáticos.

Para dirimir sus diferencias deciden realizar un torneo para ver cuál de los dos mata más faisanes, disparando desde una plataforma mientras el tren avanza, matando Bob a 7 y el americano a 1.

Junto a él va otro hombre, W.W. Beauchamp, con el que llega a Big Whiskey, viendo este cómo el pistolero ignora el cartel que hay a la entrada del pueblo y en el que indican que están prohibidas las armas de fuego en la población, imponiendo a quienes llegan la obligación de depositar pistolas y rifles en la oficina del condado.

Con su carruaje pasan por delante del prostíbulo, donde ven a las mujeres, y, una vez en el pueblo, Russell, colaborador del sheriff sale a su encuentro y les pide que entreguen las armas, aunque ellos afirman no tener ninguna pese a la evidencia.

En la oficina del sheriff los ayudantes cargan sus armas nerviosos por la visita del pistolero, temiendo alguno que Little Bill no sea lo suficientemente hábil frente a asesinos profesionales, aunque otro recuerda que este estuvo en lugares más peligrosos antes y siempre salió airoso, aunque se burlan de la construcción de su casa.

El Inglés acude a la barbería, donde le informan de que podrá encontrar a Alice en el salón de billar, aunque no logrará llegar a este, pues al salir de la barbería se encuentra en frente a Little Bill y a todos sus colaboradores apuntándole, exigiéndole el sheriff

Le exige que entreguen sus armas él y su acompañante, aunque Beauchamp, le aclara no es un pistolero, sino su biógrafo.

Little Bill le recuerda que no deben entrar armados al pueblo y le exige que entregue su revólver, que recoge uno de sus ayudantes, exigiéndole luego su 32, diciéndole Bob que si se lo entrega le deja a merced de sus enemigos.

Se lo quita el propio sheriff que tras ello le da un puñetazo y luego varias patadas tras lo que advierte a todos los criminales de Arkansas, Missouri y Cheyenne que no existe el oro de las prostitutas ni les conviene ir a buscarlo, volviendo a golpear al inglés.

Mientras continúan cabalgando, Ned le pregunta a Bill si nunca va a la ciudad para buscar a una mujer, diciéndole este que si lo hiciera solo podría acostarse con las mujeres a las que hay que pagar y no le parece bien, pues Claudia no se lo permitiría.

Un disparo hace entonces que se asuste su caballo y se caiga, lanzándose también Ned al suelo al escuchar otro disparo.

Ven entonces que los disparos no van dirigidos a ellos, pensando que quien dispara lo hace al azar, gritándole Bill a Kid pidiéndole que deje de disparar, pues son él y su socio Ned Logan.

Cuando llegan junto a él le preguntan por qué les disparó, respondiendo él que creía que le perseguían y le iban a matar, observando que no se fía de ellos, contándole Bill que ha pensado en repartirse la recompensa entre los tres, algo en lo que Kid no está de acuerdo, por lo que Bill decide no seguir adelante y marcharse, cediendo finalmente el joven aceptando dividir el dinero en 3 partes.

Mientras siguen su camino, observan que se acercan nubes de tormenta, diciéndole Ned al joven que ha hecho bien en llevarle, pues es muy bueno disparando y le pregunta si ve a un halcón sobre ellos, indicando que puede alcanzarlo de un disparo, indicando Kid que él también lo haría, aunque entonces Ned le dice que no hay ningún halcón, y que se ha dado cuenta de que no ve nada, aunque les hace una demostración con la cantimplora de Ned que lanza y a la que le dispara certeramente, aunque Ned le dice que no van a disparar a una cantimplora y le pregunta cuánto ve, pues antes disparaba contra ellos pero sin acertar, debiendo reconocer que no ve más allá de 50 metros.

En Big Whiskey Bob está encarcelado y el sheriff habla con Beauchamp, su biógrafo, riéndose el sheriff de las afirmaciones que hace en su libro, sobre el que el escritor llama Duke y el sheriff Duck (Pato) y la historia sobre cómo mató a 7 personas por defender a una mujer, asegurando que él fue testigo del asesinato de Corcoran Dos Pistolas y no había ninguna mujer ni Corcoran tenía dos pistolas, ya que su apodo hacía referencia a su enorme pene y que Bob no lo mató por defender el honor de ninguna dama, sino porque Corcoran se acostó con la mujer de la que Bob estaba enamorado.

Bob le disparó cuando entraba en el bar y con los nervios se disparó en su propio pie, Corcoran no iba a fallar su disparo contra él, pero su colt le estalló en la mano, aprovechando Bob la circunstancia de que estaba desarmado para acabar con él, algo que no habría ocurrido si de verdad Corcoran hubiera tenido dos pistolas.

Los tres caza recompensas se acuestan a la intemperie cuando la tormenta se acerca.

Kid le pregunta sobre una de las historias que le contó su tío Pete cuando se encontraba acorralado por dos tipos con sus rifles y a pesar de ello se deshizo de ellos, diciendo Bill que no se acuerda de aquello.

Luego él mismo cuenta que ha matado a cinco personas.

En la cárcel Beauchamp empieza a escribir las anécdotas que le cuenta Little Bill y le habla de la necesidad de mantener la cabeza fría.

Le entrega tras ello un revólver y las llaves de la celda de Bob, diciéndole que le basta con que le dispare y él y Bob podrán escapar. Le pide que coja el revólver y que le apunte, lo que el escritor hace con temor. Le pide tras ello que apriete el gatillo y acabe con él, aunque Beauchamp es incapaz de hacerlo, aunque le pregunta qué pasaría si se lo diera a Bob, diciéndole el sheriff que lo haga, y, aunque con dudas se lo acerca a aquel Bob se niega a cogerlo, demostrándole entonces Bill que le faltaba la primera bala, y le dice que ha hecho bien en no cogerlo, pues le habría matado.

Los tres pistoleros avanzan bajo la lluvia, llevando Ned una botella de whisky, aunque Bill se niega a beber, recordando Ned que en la anécdota contada por Pete no acabó con dos, sino con tres personas.

Entretanto Little Bill lleva a Bob el Inglés a la estación dejándolo en el tren que lo alejará de la ciudad, quitándole las esposas una vez fuera del pueblo, y entregándole su pistola, aunque con el cañón doblado.

Las prostitutas desoladas piensan que nadie se atreverá a ir después de lo ocurrido con el inglés, no sabiendo que en ese momento tres hombres esperan a que pase el tren que lleva de vuelta a Bob para cruzar la vía, acercándose en medio de la tormenta.

Beauchamp se quedó voluntariamente en el pueblo renunciando a ser el biógrafo del inglés, afirmando que no le gustan los asesinos ni los hombres sin carácter, dispuesto a escuchar las historias de Little Bill, al que le dice que debería colgar a su carpintero por sus goteras, ante lo que el sheriff se enfada contándole que la construyó él mismo.

Llega entonces uno de sus ayudantes para avisarle de que llegaron tres tipos armados.

En el salón de billares Ned y Bill esperan a que baje Kid tras hablar con Alice, mostrándose Bill enfermo y con fiebre, por lo que le dice que ha visto a un hombre que mató, dándose cuenta Ned que tiene fiebre.

Nervioso, Ned decide ir a ver qué pasó con Kid, y de paso acostarse con alguna chica, dejando a Bill solo frente a la botella, aunque la aparta a un lado.

Llega entonces el sheriff con sus ayudantes al local y se acercan a Bill al que apuntan, pidiéndole el sheriff su revólver.

Él sheriff le recuerda que deben entregar las armas al entrar en el pueblo, diciendo que no va armado, le pregunta por sus amigos y le hace ponerse de pie, quitándole el revólver, diciendo él que la pólvora está mojada, siendo abofeteado por el sheriff y luego pateado. Bill trata de hacerse con una botella para defenderse, pero Bill no le deja recuperarse golpeándolo.

Enterados de lo que ocurre abajo, las chicas ayudan a escapar a sus amigos por la ventana, diciéndole que se escondan en un refugio.

Bill entretanto se arrastra débil y enfermo, diciendo el sheriff que le dejen salir, pues parece deseoso de abandonar la hospitalidad de Big Whisky, saliendo a la calle arrastrándose y quedando tumbado en la calle.

Little Bill abofetea poco después a las muchachas al ver que los otros dos tipos se marcharon, aunque ellas le dicen que solo fueron a divertirse y huyeron por la ventana al ver cómo trataba a su amigo, que le dicen es un hombre inocente.

Ned y Kid se marchan en sus caballos y recogen a Bill, al que poco después Ned le cose una de sus heridas a la luz de unas velas, debiendo permanecer ocultos por las chicas en un cobertizo a la espera de una mejoría del tiempo, asegurando Ned que no harán nada sin Bill.

Pero este delira recordando a Claudia y asegura que ha visto al ángel de la muerte que tiene ojos de serpiente, asegurando tener miedo a morir, y pide que no le cuenten a nadie lo que hizo en su vida.

El tiempo empeora y aparece todo el campo nevado.

Finalmente Bill despierta y ve a Delilah curándole, diciendo él que creía que era un ángel y que estos deben tener la cara como la suya.

Comprende que es la mujer maltratada y pregunta por sus amigos, señalándoles que salieron a explorar para buscar a los tipos.

Le pregunta cuánto tiempo lleva allí, diciéndole la chica que 3 días.

Comienza a comer, ya sin fiebre y le dice que creyó que no saldría de esa, llevándole la chica su sombrero, preguntándole si el sheriff sigue buscándole, diciéndole la chica que no porque cree que se fue hacia el sur.

La chica le dice que sus amigos se han cobrado un adelanto de la recompensa en servicios y ella le pregunta si desea un servicio gratis, diciendo Bill que no, señalando ella que no se lo haría ella, sino otra chica.

Él le dice que ella no es fea como él, pero que ambos tienen cicatrices y que si quisiera un servicio gratis la elegiría a ella antes que a las otras, aunque no puede por respeto a su esposa, diciéndole la chica que es digno de admiración su respeto hacia su esposa, que le pregunta si vive en Kansas, diciendo él que se quedó cuidando de sus hijos.

Los vaqueros están tras el rastro de una res extraviada cuando un disparo acaba con el caballo de Davey, cuya pierna acaba atrapada, pidiéndole Bill a Ned que acabe con él, aunque no se atreve a volver a hacerlo y Kid no puede hacerlo por no ver.

Será finalmente por ello Bill quien dispare, pese a no ser muy bueno, fallando de hecho su primer disparo, aunque consigue alcanzarlo con el siguiente, aunque Davey no muere inmediatamente, viendo cómo grita que se muere y pide agua, pues se está desangrando, gritándole Bill que se la den y que no dispararán, muriendo al momento.

Ned dice entonces que va a regresar a Kansas, entregándole su Spencer.

Bill le dice que ellos matarán a Quick Mike cuando se refugie en el rancho y se reunirán con él, aunque él indica que no esperará y que cuando llegue irá a ver a sus hijos, asegurándole Bill que le llevará su parte.

Uno de los ayudantes cuenta al sheriff la muerte de uno de los vaqueros, decidiendo este reunir y armar a un grupo de personas para acabar con los tres pistoleros.

Las prostitutas hablan y Delilah les dice que no creía que fueran capaces de hacer el trabajo, pues Kid es solo un niño y Bill es bueno y fiel a su esposa, contándole Alice que Bill no tiene esposa, al menos sobre la tierra.

Entretanto un hombre avisa al sheriff de que han detenido a uno de los asesinos.

Mientras tanto, Quick Mike se ve rodeado por varios ayudantes del sheriff, asegurando no tener miedo alguno, ya que está protegido por 200 tipos armados, ignorando que Bill y Kid vigilan el rancho esperando la oportunidad de acabar con él.

Ned es llevado ante el sheriff, negándose a decir nada sobre sus compañeros y a revelar su paradero pese a que el sheriff lo golpea con su látigo sin compasión, escuchándose los latigazos en todo el pueblo.

Ned les da nombres falsos y el sheriff pide entonces a un ayudante que lleve a las chicas con las que se acostaron, indicando que las mentiras de ellas serán diferentes a las suyas y en ese caso le pegará mucho más fuerte.

Mike sale para hacer sus necesidades, encargándole a Kid el trabajo de acabar con el maltratador, disparándole mientras está sentado en el retrete, debiendo cubrirle Bill para que pueda escapar, consiguiendo huir de sus perseguidores.

Conseguido su objetivo los dos hombres esperan bajo un árbol, donde descansan, reconociendo el chico que por un momento se creyó que iban a cogerlos y se asustó, no recordando Bill asustarse cuando mataba, pues estaba siempre borracho.

Desde allí ven cómo se acerca alguien a caballo a lo lejos.

Kid reconoce entonces que ha sido el primer hombre que ha matado, diciéndole Bill que matar a un hombre es duro, pues le quitas todo lo que tiene y todo lo que podrían tener.

Poco después llega junto a ellos la persona que iba a caballo, una de las prostitutas, Crow Creek Kate, a la que vieron que no sigue nadie, señalando la muchacha que otras dos chicas fueron hacia el este y las siguieron a ellas.

Bill le dice a Kid que irá con él y le darán su parte a Ned, que va hacia el sur, contándole entonces Kate que Ned está muerto y que le han matado, no entendiendo Bill que le hicieran nada, ya que él no mató a nadie.

La chica le cuenta que Little Bill acabó con él a golpes y luego lo exhibieron y le colgaron un letrero frente a Greely's donde dicen que es un asesino.

Le cuenta que el sheriff le preguntaba sobre ellos, pero Ned no hablaba, aunque finalmente dijo que su socio era William Munny, que Bill recuerda es el hombre que dinamitó un tren matando a mujeres y niños y que acabó en el 70 con un Marshall.

Por primera vez en mucho tiempo Munny vuelve a beber y le pide a Kid que le entregue su revólver, que el muchacho le da asegurando que no volverá a usarlo, pues no quiere volver a matar a nadie, ya que no es como él y no quiere moverse por dinero ni siquiera para hacerse unas gafas, asegurándole Bill que no va a matarle, pues es su único amigo, tras lo que le entrega el dinero y le pide que entregue a sus hijos su parte y la de Ned y que les diga que si no vuelve en una semana den la mitad de Ned a Sally, recomendándole que no se acerque a ningún tipo, pues habrá muchos que quieran colgarle.

Tras ello regresa al pueblo bajo la lluvia tirando la botella de whisky ya vacía, viendo frente a los billares el cadáver de Ned en un ataúd abierto con un letrero que indica que eso es lo que les hacen allí a los asesinos.

Dentro Little Bill y los pistoleros tratan planifican la salida del día siguiente, aunque les invita a tomar un par de copas ese día, afirmando que al día siguiente saldrán a primera hora de la mañana y les perseguirán hasta Texas divididos en cuatro grupos.

Mientras les explica cómo actuarán irrumpe Munny con su rifle.

Pregunta quién es el dueño de los billares, y Skinny le dice que él, que se lo compró a Greely por 1.000 dólares, disparándole William, diciéndole el sheriff que ha matado a un hombre desarmado, señalando él que debió armarse antes de decidir decorar el salón con su amigo.

Le dice tras ello al sheriff que es en efecto la persona que ha asesinado a mujeres y niños y que está allí para matarle por lo que le ha hecho a Ned.

Little Bill le recuerda que le queda solo una bala y les pide a todos que cuando la dispare acaben con él, y de hecho cuando dispara la escopeta falla, ordenando el sheriff que le disparen, aunque antes de que él mismo lo haga le lanza el rifle evitando que lo haga, pudiendo sacar así el revólver de Schofield y acabar con Little Bill y con cinco hombres más, advirtiendo a los demás que es mejor que se vaya todo el que quiera seguir con vida, tras lo que se acerca a la barra y se sirve un whisky.

Beauchamp, cree equivocadamente que le han herido, pidiéndole Munny que le acerque un rifle que tiene a su lado y las balas, contándole que es escritor de libros, y está admirado tras haber visto que ha matado él solo a 5 hombres, preguntándole a quién mató primero, pues sabe que un pistolero mata siempre primero al mejor pistolero, asegurando que él siempre tuvo suerte a la hora de matar.

Pero Little Bill no ha muerto y trata de dispararle, aunque Munny lo ve y se lo impide, asegurando el sheriff que no esperaba morir así y no se lo merece, asegurándole que lo verá en el infierno, lo que Munny cree también, apuntándole con el Spencer y acabando con él y luego con otro de sus ayudantes que estaba herido.

Antes de salir del salón grita que si alguien se atreve a dispararle le matará a él, a su esposa y quemará su casa, y aunque algunos le apuntan nadie se atreve a dispararle.

Tras subir a su caballo les recomienda que entierren a Ned y que no vuelvan a maltratar a ninguna puta, pues de lo contrario volverá y los matará a todos, observando tanto las prostitutas como el resto de la gente cómo se aleja bajo la lluvia.

De vuelta en su granja, Bill se dirige a la tumba de Claudia donde permanece un rato.

Algunos años más tarde la señora Feathers viajó al condado de Hodgeman para visitar el último lugar de descanso de su única hija, aunque hacía mucho tiempo que Munny había desaparecido con sus hijos, diciendo algunos que se fue a San Francisco donde prosperó comerciando con mercancías.

En la lápida no había nada que explicara por qué su única hija se había casado con un conocido ladrón y asesino y con un carácter inmoral y violento.

Calificación: 3