Bienvenidos a mi página de resúmenes

Sin rodeos

España (2017) *

          También conocida como:
                    - "Sin filtros" (Argentina)

Duración: 87 min.

Música: Roque Baños, Tessy Díez

Fotografía: Kiko de la Rica

Guion: Marta González de Vega, Benigno López, Santiago Segura (Historia original: Diego Ayala, Nicolás López)

Dirección: Santiago Segura

Intérpretes: Maribel Verdú (Paz González), Diego Martín (Gabriel), Toni Acosta (Beatriz), Rafael Spregelburd (Roberto / "Dante"), Bárbara Santa-Cruz (Alejandra), Cristina Pedroche (Alicia García), Santiago Segura (Manolo Ramos / "Amil Narayan"), Cristina Castaño (Vanessa), David Guapo (Borja), Candela Peña (Conductora), Enrique San Francisco (Kiko), Daniel Medina (Tolouse), Florentino Fernández (Técnico internet).

Paz no puede dormir debido a los ronquidos de Dante, su marido, por lo que acaba en el salón viendo en la tele el programa de la adivina Esperanza Gracia, donde sale un gurú que dice que puede sanar los dolores del alma, aunque Paz, ni le escucha, dedicándose a ver los mensajes de su hermana Bea donde Tomi, su gatito, es el protagonista omnipresente, pareciendo sorprendido Gabriel, su compañero de que esté despierta a las 4 de la mañana, diciéndole que su excusa es que está durmiendo en el sofá por un enfado con Alejandra, diciéndole Paz que es que está nerviosa por su próxima boda.

Acaba durmiéndose en el salón y cuando a la mañana siguiente suena el despertador lo apaga, y se despierta tres cuartos de hora más tarde, viendo que no tienen agua caliente, por lo que le pregunta a su marido si domicilió en la nueva cuenta los recibos, reconociendo que se le olvidó y por ello no pagaron el gas.

Ve que tampoco funciona Internet y que tampoco tienen nada de comida, porque tampoco hizo Dante la compra, aunque le promete que ese día lo hará.

Y cuando decide ducharse con el agua fría, ve que tampoco hay champú, decidiendo tomarse varias pastillas calmantes.

Luego se prepara una tostada con el último trozo de pan y los restos de mermelada y mantequilla que quedaban y se le cae al suelo por la parte de la mermelada.

Llega en ese momento Tolouse, el hijo de Dante, que llega a esa horas y que no quiere darle explicaciones porque no es su madre y además fuma en casa pese a que no lo tienen permitido y le lanza el humo a la cara y lanza la ceniza al suelo.

Logra salir de casa, pero ve que le ha colocado un coche tan pegado al suyo que no cabe, por lo que va a casa de Kiko, su vecino, que encuentra llena de gente bebida y drogada, y le pide que aparte su coche, pidiéndole Kiko que lo aparte ella misma.

Pero cuando lo consigue se mete en un enorme atasco, recibiendo las llamadas de Borja, su jefe, apurándola, por estar a punto de llegar su cliente, diciéndole además que espera que se haya arreglado para dar buena imagen.

Trata de pintarse y le pide a otra mujer que le ceda el paso, aunque se lo niega.

La llama también su amiga Vanessa, muy angustiada por lo que pasó con su novio, por lo que le pide que pase a verla por el gimnasio.

Y cuando finalmente llega al trabajo ve que alguien ocupó su plaza.

Llega corriendo a la oficina, donde encuentra a Borja tonteando con sus empleadas, y le dice que se aplazó la entrevista a la tarde, quejándose ella de que no la llamara.

La lleva a su despacho donde le recuerda que lleva 15 años en la empresa, 10 con su padre y 5 con él y que los tiempos han cambiado y necesitan likes y ella no tiene presencia en redes sociales, a lo que ella protesta, pues dice, sí las tiene.

Le dice que necesitan una imagen sexi y ella es ya una milf, y por ello ha contratado a Alicia García, una "it girl" que tiene cientos de miles de seguidores en sus redes y es una influencer muy importante.

Entra entonces esta con su palo selfie porque está haciendo un directo en Instagram y ante sus seguidores dice que Paz es la señora a la que va a reemplazar y compartirán puesto, según Borja, mezclando lo mejor de los dos mundos: lo viejo y lo nuevo, lo analógico y lo digital. Lo "in y lo out", remata Alicia, que será quien supervise el trabajo de Paz, pues sus productos se dirigen a un público de entre 20 y 35 años.

Se siente hundida, y solo Gabriel parece entenderla y animarla, quizá porque la conoce mejor que nadie ya que años atrás fueron pareja.

Este a su vez le cuenta que la discusión con su novia se debió a que está haciendo la dieta del potito y quiere que él la haga también, y cuando le dijo que había leído que era muy mala, ella se enfadó con él, que esa noche tendrá que tomar uno.

Paz se queja de que esa tarde tendrá que ir al cumpleaños del gato de su hermana.

Llega entonces Alejandra buscando a Gabriel pues habían quedado fuera para ir a la prueba del traje de boda de él y luego a la prueba del menú, no entendiendo Paz que vayan a hacer la prueba del menú mientras están con la dieta del potito.

A la salida encuentra a Alicia grabándose en su nuevo aparcamiento, recordándole Paz que esa es su plaza, a lo que Alicia le replica que Borja le dijo que aparcara allí pues a Paz se le daba muy bien aparcar fuera.

Y para colmo, y cuando va a coger el coche para ir a ver a Vanessa ve que le han puesto una multa por aparcar en un prohibido, encontrando junto a la multa un anuncio del gurú que vio la noche anterior en televisión, Amil Narayan, preguntando si tiene algún dolor en tu vida que no te deja vivir.

Y por si no fuera suficiente, un gorrilla le pide dinero por no rayar su coche y, como no tiene suelto le coge un billete de 20 Euros.

Camino del gimnasio de Vanessa contacta con incidencias de Internet y le pide a Dante que abra a los técnicos cuando vayan a su casa.

Cuando ve a Vanessa se da cuenta de que el "gravísimo problema" es que Diego, su "ex" está en Tinder, no entendiendo Paz el problema, ya que ella está ahora con Raúl, reconociendo ella que sale con él solo para molestar a Diego.

Su teoría es que este se metió en Tinder para ver si estaba ella - que es como conoció a Raúl - para concluir que Diego desea volver, pero no se atreve a pedírselo abiertamente, aunque después de darle a "like", vio que él no se lo había dado a ella.

Le muestra otro mensaje donde le pide que deje de mandarle mensajes a su madre, pues cortaron 8 meses atrás ya, concluyendo que está celoso y trata de separarlo de sus amigas.

Pero tras escuchar sus problemas, Paz trata de explicarle los suyos, dándose cuenta de que Vanessa se dedica entretanto a mirar el móvil y ni la escucha.

Antes de volver a la presentación toma varias pastillas y ve, ya en la reunión, cómo Alicia hace nuevas propuestas de lanzamiento de producto, riéndose de las suyas por anticuadas, aunque en el fondo son las mismas, pero consigue llamar la atención de sus clientes, concluyendo que buscan algo sin ideas claras ni mensajes concretos.

Sale desesperada y vuelve a tomarse calmantes, asustándose Gabriel al verla, y rompiendo ella a llorar sobre su hombro.

Tras su ataque de ansiedad va a ver a su psiquiatra, al que le habla del fuerte dolor en el pecho que tuvo, decidiendo subirle la medicación.

Ella dice que tiene salud, trabajo y pareja y le va bien, por lo que trata de averiguar por qué tiene esa angustia y no cree que necesite solo pastillas, sino otra cosa, quiere saber por qué se siente así, aunque el psiquiatra insiste en mandarle más pastillas.

Por la tarde acude al cumpleaños de Tomi, yendo todos los invitados disfrazados con orejas y bigotes de gatitos, habiendo otros gatitos en el cumpleaños y ve que su hermana solo parece preocupada por su gato y la tiroides de este.

Le cuenta que le ha dado un ataque de pánico y su hermana solo la acaricia como si se tratara de un gatito, para luego pedir un favor.

Debe viajar a Barcelona pues es miembro de una asociación en pro de los derechos de los animales y quiere que le cuide a Tomi un par de días, debiendo ella ir a su casa a alimentarlo y curarlo para no sacarlo de su hábitat.

Cuando llega a casa ve al técnico de telefónica que dice que se va porque no le abren la puerta y le dice que su jornada laboral ya acabó y no puede hacer horas extras.

Cuando llega a casa ve a Dante muy concentrado pintando lo que parecen unas simples, tan concentrado que no abrió al técnico ni tampoco fue al supermercado.

Trata de contarle que le dio un ataque de pánico en la oficina, pero él ni la escucha.

Por la noche ve cómo él duerme feliz mientras ella chatea con Gabriel al que miente diciéndole que Dante se preocupó mucho, aunque lo que necesita es mandar todo a la mierda e irse al Caribe, proponiéndole Gabriel hacerlo los dos juntos, diciéndole ella que su propuesta llega 10 años tarde.

Angustiada nuevamente vuelve a ver la tele, viendo al gurú que pregunta si siente que nadie la escucha ni la comprende, ni puede dormir.

Y al día siguiente acude a la consulta del gurú, pese a que, deja muy claro a la recepcionista que no cree en esas cosas.

En la sala de espera coincide con José Mota y ve que tiene fotos con líderes mundiales.

Cuando entra, le dice que le ve por todas partes, como si fueran señales.

Tras escuchar sus síntomas, Amil le dice que tras tocar fondo, está preparada para sanar. Y tras ver su lengua le dice que reprime sus emociones y hay mucha presión dentro de ella que debe liberar.

Le da tras ello un botecito con unas gotas y le dice que tome un pequeño sorbo cada vez que se inicie un ataque, reiterándole que la tome a pequeños sorbos.

A la salida vuelve a llamar a la compañía de Internet mientras toma varios sorbos de la botellita hasta acabar con todo su contenido.

Pero mientras habla, un ladrón le roba el móvil, saliendo ella tras él, que se cae, golpeándole ella con el bolso, tras recuperar su teléfono, mientras todos lo graban, pero sin ayudarla, aunque todos la aplauden luego.

Cuando llega al trabajo le pregunta a Borja por qué le dio a Alicia su plaza de aparcamiento, diciendo él que fue un gesto de bienvenida, tras lo que le dice que está harta. Que ha convertido la oficina en una pasarela de mamarrachas incompetentes y ya no es una agencia de publicidad, sino un harén donde ella hace el trabajo de todas y cobra lo mismo que cinco años atrás, diciendo él que están en un mal momento, pese a que, ella le recuerda se acaba de comprar un deportivo, que él dice es por imagen quejándose de que, pese a que la empresa funciona gracias a ella, le puso por delante a una niñata con más followers que neuronas.

Borja concluye tras esa charla que lo que le pasa es que está con la regla, ante lo que, harta, decide renunciar y dejar la campaña en manos de Alicia.

Cuando sale, la ve grabando con su teléfono y tras arrancárselo y quitarle el palo de selfie, destroza el parabrisas de Alicia con ella.

Borja trata de consolarla, pero ella lo rechaza llamándolo salido.

Gabriel le pregunta qué le pasa, contando ella que está harta y le dice que deje de dárselas de bueno y comprensivo con ella, recordando que la dejó por ser un "sinsangre" incapaz de jugársela, y que, de hecho ni siquiera la dejó él, sino su madre, porque la odiaba y creía que era una puta y una drogadicta porque estudiaba Bellas Artes y cuando se murió se buscó otra mamá, que incluso le da potitos, apareciendo en ese momento esta, Alejandra pues deben ir a ver las flores.

Llama a "Vane", porque, le dice, se tomó algo y está diciendo todo lo que se le pasa por la cabeza y necesita hablar con alguien.

La adelanta en ese momento la misma mujer que el día anterior le impidió el paso y que ahora le pita diciéndole "mujer tenía que ser".

La sigue hasta su casa, preguntándole ella si la está persiguiendo y es una de las que se acuesta con su marido, asegurándole que se ha levantado con ganas de reventarle la cara a alguien, dándole unos golpecitos en la cara, respondiéndole ella con un puñetazo.

Le cuenta a Vanessa lo del gurú, aunque esta sigue con su móvil sin escucharla, ante lo que se enfada y le arranca el teléfono, diciéndole que cada vez que trata de explicarle sus problemas no la escucha, respondiéndole que está muy preocupada porque Diego la ha bloqueado en Facebook, pero que ella no lo sabe porque solo habla de ella.

Indignada, Paz le hace ver que Diego pasa de ella, tras lo que la deja sin móvil, metiéndolo en el vaso de la bebida.

Vanessa le dice que se ha vuelto loca, diciendo ella que es lo que le estaba contando, pero que no le ha escuchado.

Cuando llega a casa y ve salir al técnico de telefónica, al que tampoco le abrieron, ella le obliga a subir de nuevo.

Cuando entra escucha gemidos y va a su habitación, donde encuentra a Tolouse, al que le está haciendo una chica una felación, mientras el novio de la chica los graba.

Se lo va a contar a Dante, que parece muy concentrado, no dándole importancia a lo de su hijo y pidiéndole a ella que se relaje, preguntándole ella si quiere que se relaje tanto como él, que está tan relajado que es incapaz de ir al super o de abrir la puerta cuando llaman al timbre, echándole en cara que pinta una raya por mes.

Dante se muestra ofendido y le pregunta si cree que su arte son solo rayas y le dice que no entiende su arte, y que se deja el alma en cada trazo.

Ella le dice que lleva dos años viviendo de ella sin vender nada ni buscar un trabajo y que no es artista ni se llama Dante, sino Roberto y que es un prepotente.

Él le pregunta si está con la regla ante lo que ella le pide que se marche con su hijo, tras lo que lanza varios botes de pintura a su cuadro.

Él insiste en que tiene un problema hormonal, lanzándole ella un bote de pintura a la cara y le dice que es al huevo y puede servirle de champú.

Tolouse se queja ante su padre de lo ocurrido, preguntándose dónde se meterán ahora, asegurando Dante que en un par de días se le pasará. El chico pregunta también si está con la regla, insistiendo ella en que no lo está.

El técnico le dice que puede estar de tres a cuatro semanas sin Internet, echándolo con cajas destempladas y asegurando que no le pagará nada.

A más de las 4, le despierta la música de su vecino, por lo que baja para hablar con él, siendo abucheada por todos, que siguen con la fiesta, ante lo que ella va a buscar una lata de gasolina, rocía el coche con ella y se lo quema, mientras la miran desde el balcón.

Duerme tras ello tranquila y feliz y se despierta a las dos de la tarde, dedicándose después a tirar todo lo relacionado con Dante, cuadros y pinceles y pinturas y se hace un porro con la hierba que guardaba el hijo de Dante, pidiendo comida y bebida con el móvil, tras lo que se da un baño relajante.

Pero de pronto se acuerda del gato de su hermana y corre a casa, aunque cuando llega lo encuentra muerto.

Llega entonces su hermana, y aunque trata de disimular, descubre lo ocurrido y se da cuenta de que se le olvidó el gato, diciéndole que cree que siempre le tuvo envidia porque tenía un gato, respondiéndole Paz que es solo una loca que piensa que su gato puede tener D.N.I.

Pero tras decirlo se arrepiente y le dice que lo siente y que va a poner remedio a esa situación.

Regresa a la consulta del gurú, y aunque la recepcionista le dice que está meditando, ella se cuela en su despacho y lo encuentra leyendo el Marca.

Le cuenta que ya no siente angustia, pero se ha convertido en un monstruo y va diciendo cosas horribles, diciéndole Amil que el proceso es irreversible.

Ella se da cuenta de que no es hindú, debiendo reconocer el que se llama Manolo Ramos, y que es de Alcobendas y que la poción milenaria es agua de grifo.

Pero ella dice que la poción le ha cambiado. Él le dice que su fuerza y su poder está en su interior y solo tiene que aprender a canalizarlo.

De regreso ve un gatito abandonado y le salva la vida, viendo en el coche a la mujer a la que le golpeó y que esta vez la deja pasar, asustada, llevando la nariz vendada.

Va a casa de su hermana, que se resiste a abrirle.

Le dice que lleva un gatito, diciendo su hermana que no cree que pueda sustituir a su Tomi por otro, aunque ella le explica que le ha salvado la vida y cree que solo ella podría cuidarlo, debiendo reconocer Beatriz que Tomi murió en realidad por un infarto debido a un exceso de azúcar en sangre.

Solucionado el problema con su hermana le escribe a Gabriel para hablar con él.

Cuando llega s su casa la encuentra recogida y ve a Dante y a Tolouse esperándola con una tarta y la nevera llena y le cortan jamón, mostrándole que ya arreglaron el gas tras domiciliar los recibos y pagar las facturas atrasadas y le muestra el ordenador, diciéndole que no tendrá más problemas con la compañía pues tiene 4G y además le ha preparado una lasaña, todo, le dice, para demostrarle que puede cambiar y Tolouse le pide perdón por mandarle fotos de su pene, y por grabar porno en su habitación.

Ella le dice, pese a todo que no puede seguir con esa vida. Que lo suyo no funcionaba, aunque ella no quería verlo.

Tolouse se queja lamentado haber hecho tanto esfuerzo por nada, asegurando que ella está como una cabra y le pide a su padre que le dé sus 50 Euros, comprendiendo ella que habían apostado sobre que les perdonaría.

Dante le pide otra oportunidad, aunque ella dice que no saldría bien, aunque les deja que vuelvan a casa, pero solo hasta que ella regrese de su viaje.

Va a hacer la maleta y baja con ella, esperando ver abajo a Gabriel, aunque quien le espera es Alejandra, con el teléfono de él.

Ella le dice que solo iba a pedirle perdón por unas cosas que le dijo, diciéndole Alejandra que se lo contó y que le contó que le dijo que le manipulaba, diciendo que es ella quien lo hace intentando convencerle de que no quiere casarse con ella, señalando Paz que ella solo quería que pensara por sí mismo.

Alejandra le dice que tiene 470 invitados confirmados incluidos parientes de Chicago, el Jefe del Estado Mayor, que es su tío, y un miembro de la Casa Real y ella no va a arruinar su boda.

Paz le dice que le gustaría que Gabriel la dejara porque necesita controlar a un hombre para demostrarse que tiene control sobre sí misma y no puede entender cómo la aguanta, diciéndole que debe ser porque se la chupa muy bien.

Alejandra comienza entonces a llorar, pidiéndole Paz perdón, aunque Alejandra le dice que tiene razón, que la chupa superbién y que siempre lo conseguía todo con eso, pero que ese día él no lo soportó. Le tapó la nariz mientras lo hacía y salió corriendo.

Llega entonces Gabriel, extrañado de que su novia y su ex novia estén juntas y dice que él ha ido porque quería hablar con Paz cara a cara, preguntando Alejandra cuánto tiempo llevan enrollados, asegurando Paz que desde que lo dejaron 10 años atrás nunca le ha sido infiel con ella.

Ella le dice a Gabriel que ha visto sus WhatsApp, diciendo él que el intercambio de mensajes no significa que esté enamorado de ella, aunque luego dice, que no es por eso, ante lo que Alejandra reacciona diciendo que fingirá no haberlo escuchado, pidiéndole que se suba al coche, pero él dice que es un hombre adulto y hace lo que le da la gana, soltándose incluso el botón de arriba de la camisa que ella le obliga a llevar siempre puesto, ante lo que Alejandra se marcha enfadada.

Gabriel le dice que tenía razón en lo que le dijo y que terminó saliendo con alguien peor que su madre y que Dante es afortunado por tenerla.

Ella le dice que no es tan afortunado, pues le ha dejado.

Él la besa, pero ella le dice que cree que deberían estar solos, preguntando él por qué, si ha hecho todo lo que quería, diciendo ella que se ha contestado él mismo y le dice que no tiene que hacer lo que ella quiera, sino descubrir qué quiere él, al igual que va a hacer ella.

Él dice que nadie quiere estar sola, ella dice que quiere estar con ella misma.

Los vecinos le aplauden e invitan a Gabriel a subir a tomar un whisky mientras ella se va en el coche sonriendo y cantando que no quiere más dramas, solo comedias, hacia el aeropuerto.

Calificación: 2