Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Sólo quiero caminar

España / México (2008) *

Duración: 130 min.

Música: Javier Limón

Fotografía: Paco Femenía

Guión y Dirección: Agustín Díaz Yanes

Intérpretes: Diego Luna (Gabriel), Victoria Abril (Gloria Duque), Ariadna Gil (Aurora Rodríguez), Pilar López de Ayala (Paloma Molina), Elena Anaya (Ana Rodríguez), José María Yazpik (Félix), Adrian Pardo (Horacio), Gustavo Sánchez Parra (Recepcionista).

Gloria, Aurora, Ana y Paloma son sorprendidas al intentar robar una joyería por el método del butrón, consiguiendo huir todas excepto Aurora que es detenida.

Tras ello, Ana, que se gana la vida como prostituta acude con Paloma, secretaria de juzgado, a hacer un "trabajo" a un grupo de traficantes mexicanos llegados a España para encargarse de ejecutar a un hombre, quedándose Félix, el jefe del grupo tan prendado de Ana que le pide que se case con él pese a su oficio.

Paloma debe entretanto hacer valer su influencia ante el juez para que rebaje la pena de Aurora a solo 4 años, sirviéndose de los servicios sexuales de Gloria, la cual, tras ello se irá a vivir a México con Ana que le consigue trabajo en la empresa de su marido.

Pero en México Ana no es feliz y se da a la bebida y sale a divertirse, lo que provoca los celos y el enfado del machista Félix, que la maltrata y que, tras una de sus discusiones la lanza desde su coche dejándola en estado de coma.

Gabriel, el hombre de confianza y matón de Félix, no lo ve bien, pues se niega a hacer daño a mujeres ya que su madre murió víctima del maltrato.

Tras una de sus palizas, Ana le reveló a Gloria que había estudiado los negocios de su marido, y que sabía cómo robárselo todo. Y Gloria decide llevarlo a cabo, solicitando la colaboración de Aurora, en libertad tras acceder Paloma a acostarse con el baboso juez para el que trabajaba y a cuya aventura se unirá la propia Paloma.

Alquilan un local anexo a la oficina de Félix a la que pretenden llegar a través de un butrón.

Pero Gabriel piensa que traman algo y descubre que Gloria les ha estado robando, por lo que Félix, para vengarse, le machaca la mano con un martillo.

Entretanto Aurora llega a México y reclama los servicios de un gigoló, haciéndose pasar por él el propio Gabriel, que la estaba vigilando.

Entretanto las chicas continúan con su plan, consiguiendo entrar en las oficinas de Félix y llevándose un disco donde se reflejan todos los asuntos turbios de este, al que le proponen su devolución a cambio de 100.000 dólares.

El intercambio se realizará en un vagón entre Aurora y Gabriel, que muestran una vez más la pasión que les une, reprobando la idea de Félix de acabar con ellas.

Pero ellas no están inactivas. Regresan al local alquilado y, a través de un nuevo butrón, que tenían ya hecho y oculto, y que los hombres de Félix no descubrieron, Paloma accede de nuevo a la oficina donde controla a los guardianes mientras Aurora y Gloria acceden a la caja fuerte, haciéndose con una enorme bolsa cargada con el dinero que Félix tenía preparado para cerrar un importante negocio con un grupo de traficantes coreanos.

Sorprendida Paloma, deben pelar con los sicarios de Félix, uno de los cuales hiere mortalmente a Gloria con una navaja, pese a lo cual logran huir con el dinero, por lo que cuando llega Félix con los coreanos se encuentra con que no pueden cerrar el trato, y estos deciden que deben acabar con él.

Consciente de ello, Félix decide vengarse de las causantes de sus males, logrando encontrar a Aurora a la que le da una tremenda paliza, no llegando a matarla gracias a la llegada de Gabriel, que, decidido a cambiar de vida se lo impide.

Félix se suicida, pero los coreanos continúan su venganza haciendo matar a Gabriel

Moribunda, Gloria le encarga a Paloma que se haga cargo de su hijo, a la vez que el también moribundo Gabriel le pide a Aurora, con la que esperaba pasar el resto de su vida que camine para él, pues le gusta verla caminar, lo que ella hace para él mientras muere.

Calificación: 2