Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Soy leyenda

I am legend (2007) * USA

Duración: 101 min.

Música: James Newton Howard

Fotografía: Andrew Lesnie

Guión: Mark Protosevich y Akiva Goldsman (N.: Richard Matheson)

Dirección: Francis Lawrence

Intérpretes: Will Smith (Dr. Robert Neville), Alice Braga (Anna), Charlie Tahan (Ethan), Salli Richardson (Zoe Neville), Willow Smith (Marley Neville), Darrell Foster (Mike), Dash Mihok (Macho Alfa infectado), Joanna Numata (Hembra Alfa infectada), Emma Thompson (Dr. Alice Krippin).

Un coche cruza velozmente un Nueva York totalmente deshabitado entre animales salvajes.

Al volante está Robert Neville, un científico que trata de conseguir un antídoto contra el terrible virus que acabó con todos los habitantes de Nueva York menos con él, que, es inmune siendo el último superviviente humano de la ciudad y quizás del mundo.

Neville, virólogo militar, encabezó las investigaciones gubernamentales para encontrar una vacuna contra un virus transmitido por el aire que obligó a declarar en cuarentena la ciudad, permitiendo sólo la evacuación a los no infectados, entre los que se encontraban su mujer y su hija, a los que evacuan en un helicóptero, que él verá zozobrar y caer al mar.

Pero Neville no está solo en la ciudad. Víctimas mutantes de la plaga, los infectados, se esconden durante el día, ya que la luz los destruye, vigilando a Neville, para cazarlo, impulsados por el hambre.

Con la única compañía de su perra Sam, Neville ha luchado durante tres años para mantenerse alejado de los infectados. Durante el día, él y Sam subsisten buscando suministros, trabajando en el laboratorio y emitiendo diariamente mensajes por la radio con la esperanza de encontrar a otros supervivientes. Y por la noche se parapetan en una casa de piedra caliza reforzada.

El virus surgió de lo que inicialmente fue acogido como un avance rompedor de la medicina moderna: un retrovirus creado por el hombre para combatir el cáncer.

Neville trata de encontrar la forma de dar marcha atrás a los efectos del virus utilizando su propia sangre inmune. Para lo cual trabaja con animales infectados, y, posteriormente y tras cazar a una mujer mutante, con ella.

Pero un día también él es cazado y cae en una en una trampa que le mantiene colgado hasta casi el anochecer. Y cuando finalmente consigue liberarse es atacado por perros infectados que hieren a Sam, viéndose Neville obligado a matarla.

Dolido por la pérdida de su fiel compañera esa noche sale alocado con su coche a la caza de infectados a los que atropella salvajemente mientras le atacan deseosos de su sangre, consiguiendo volcar su coche estando a punto de sucumbir cuando alguien lo rescata.

Al despertar se encuentra con una mujer, Anna, y un niño, Ethan, que le cuentan que llegaron de Meryland tras escuchar sus mensajes radiados y que se dirigen a una zona montañosa donde sobreviven los no infectados pese a que Neville piensa que ya no existen, ya que los que eran inmunes como él al virus fueron cazados y devorados por los mutantes.

Y la noche siguiente los mutantes atacan su casa, al haber descubierto su refugio tras seguir a Anna cuando lo salvó y lo llevó hasta allí.

Para ahuyentarlos Neville enciende unos potentes focos que inmediatamente derriban, viéndose obligado a hacer explotar las minas que había colocado rodeando su casa, pese a lo cual algunos se cuelan en la casa y lo atacan, debiendo provocar nuevas explosiones, lo que no les hace abandonar la cacería, por lo que finalmente se ocultan en el laboratorio.

Allí descubren que la última prueba de su vacuna consiguió curar a la mutante, por lo que toma una muestra de su sangre y se la entrega a Anna, ocultándola a ella y a Ethan mientras él se autoinmola haciendo estallar una granada entre los atacantes.

Anna llegará finalmente al campamento de los refugiados y gracias al valor de Neville dispondrán de la vacuna para salvar el mundo.

Calificación: 2