Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Spotlight
Spotlight

Spotlight (2015) * USA / Canadá

          También conocida como:
                    - "En primera plana" (Hispanoamérica)

Duración: 128 min.

Música: Howard Shore

Fotografía: Masanobu Takayanagi

Guión: Tom McCarthy y Josh Singer

Dirección: Tom McCarthy

Intérpretes: Mark Ruffalo (Mike Rezendes), Michael Keaton (Walter Robinson / "Robby"), Rachel McAdams (Sacha Pfeiffer), Liev Schreiber (Marty Baron), John Slattery (Ben Bradlee Jr.), Brian d'Arcy James (Matt Carroll), Stanley Tucci (Mitchell Garabedian), Elena Wohl (Barbara), Gene Amoroso (Steve Kurkjian), Doug Murray (Peter Canellos), Sharon McFarlane (Helen Donovan), Jamey Sheridan (Jim Sullivan), Neal Huff (Phil Saviano), Billy Crudup (Eric Macleish).

Boston Massachusetts, 1976.

En la comisaría del Distrito 11 de la ciudad dos policías hablan sobre una mujer divorciada con 4 hijos que está reunida con el obispo y con la que se reúne también el ayudante del fiscal que ve cómo el obispo trata de convencer a la mujer de que no hable, pues la iglesia es muy importante para la comunidad y le aseguran que nunca había ocurrido y que cambiarán al sacerdote a otra parroquia asegurándole que no volverá a pasar más.

Julio 2001. En el Boston Globe está reunido todo el personal para despedir a Stewart, un reportero que va a jubilarse.

Aún sin terminar su tarta, Sacha Pfeiffer y Matt Carroll regresan a sus puestos en la planta baja, donde está Spotlight, el departamento en que trabajan, llevándole un pedazo de tarta a su compañero Mike Rezendes que no pudo subir.

Cuando llega el jefe del departamento, Walter Robinson, "Robby", que se encargó del discurso de despedida a Stewart, le preguntan por el nuevo director que esperan para el lunes siguiente y que llega con fama de haber reducido la plantilla un 15% en el periódico de Miami del que llega, y con el que Robby comerá ese fin de semana.

Durante la comida con Marty Baron, Robinson le explica cómo funciona el equipo que dirige, el de Spotlight, formado por 4 personas que realizan un trabajo de investigación confidencial al que le dedican semanas o meses según el tipo de historia, explicándole que todos están nerviosos temiendo los recortes, haciéndole ver que debe estudiar la situación del periódico, teniendo en cuenta que las ventas descendieron debido al crecimiento de Internet y deben buscar el modo de que el periódico sea esencial para sus lectores.

Al día siguiente, en la primera reunión con el nuevo director, a la que Robby asiste como jefe de sección aunque no suele hacerlo, comentando los temas que van a tratar ese día, hasta que cuando acaban Baron les expone un caso del que le gustaría que se hiciesen eco, el de un párroco que abusó de niños en 6 parroquias distintas durante 30 años, ya que el abogado del caso Garabedian dice tener documentos que prueban que el cardenal Law lo sabía y no hizo nada, y, aunque el editor, Ben Bradlee Jr. señala que esos documentos están sellados, Baron sugiere pedir en el juzgado que levanten el sello, lo que ellos creen la Iglesia se tomará como una demanda.

Poco después se reúne con Bradlee y con Robinson y les sugiere que Spotlight estudie el asunto, señalando Bradlee que el éxito de Spotlight reside en que elige sus propios temas, pese a lo cual Robby acepta estudiar el asunto.

Empiezan pidiendo todos los recortes sobre el tema del propio periódico.

Baron se reúne con el editor del periódico, Richard Gilman que le pregunta por sus planes de demandar a la Iglesia Católica, pues sabe que esta lo combatirá y eso podría afectar a sus suscriptores, un 53% de los cuales son católicos, pese a lo cual, si cree que es importante lo apoyarán.

Al día siguiente Rezendes acude al despacho de Garabedian, que no lo atiende.

Por su parte Sacha y Robby visitan a Eric Macleish, un abogado que llevó el caso de algunas víctimas tiempo atrás al que le preguntan si ha seguido el caso Geoghan, y las 80 demandas individuales llevadas por Garabedian y las alegaciones del cardenal, comentándoles el abogado que el tema es muy complicado porque la mayoría de las víctimas tarda más de 3 años en denunciar, cuando ya han prescrito debido a que cuando abusaron de ellos eran menores y les daba vergüenza que se supiera lo que les ocurrió, y además no suelen seguir adelante cuando se enteran de que tras un duro proceso las indemnizaciones se limitan a 20.000 dólares por tratarse de una institución, por lo que entiende que lo mejor es que esos casos se aireen en la prensa, no teniendo Garabedian demasiado don de gentes para ello y cree que sabe que no tiene nada que hacer contra Law, y que lo único que desea es presionar para conseguir un pacto mejor.

En el bufete de Garabedian, cansado de esperar sin ser recibido, Rezendes acaba colándose en su despacho que le recuerda que no puede mostrarle los documentos, pues están sellados y la Iglesia está tratando de inhabilitarlo, tratando de hacerle ver que si su periódico trata la noticia conseguirán que todos se enteren en Boston, pidiéndole Mike que le permita hablar con algunas de sus víctimas, prometiendo el abogado pensárselo.

En el periódico buscan todas las noticias publicadas, llenado un carro con ellas, viendo que existen más casos de sacerdotes trasladados de unas diócesis a otras por abusos a menores, habiendo seguido realizando dichos abusos en sus nuevos destinos, habiendo contado en ocasiones con la mediación de Jim Sullivan, amigo de Robby.

Mike acude al baseball con Bradlee, que le pregunta por sus avances, hablándole de SNAP, una asociación de víctimas de abusos que encontró Sacha y que dirige Phil Saviano, aunque otro compañero y el propio Bradlee le dicen que esa persona está chiflada, asegurando que si no encuentran algo más sólido les retirará del caso.

Robby queda con Jim para jugar al golf, aprovechando la circunstancia para preguntarle por su participación en el caso del padre Barret, aunque él le asegura que no puede hablar del caso por secreto profesional, no pareciéndole inocente que un judío investigue el asunto, temiendo que le involucre en el asunto.

Mientras Sacha acude con su abuela a misa, Mike se acerca a la redacción tras correr, encontrando allí a Robby tras su partido de golf, asegurando que deberán ignorar a todos para seguir adelante.

Baron es recibido por el cardenal Law quien dice que le ofrece su colaboración, aunque Baron opina que deben ser independientes, haciéndole el cardenal un regalo de lo que él llama "la mejor guía de Boston", que comprueba es el Catecismo de la Iglesia Católica.

Phil Saviano acude a la reunión con una caja llena de documentos, explicándole que entre sus asociados, que son solo 10 personas, son hombres y mujeres, recordando que él tenía 11 años cuando abusaron de él, algo muy habitual en los niños de barrios pobres muchos de los cuales acaban volviéndose alcohólicos o drogadictos, acabando algunos de ellos por suicidarse.

Les sugiere que hablen con Richard Sipe, un ex sacerdote casado con una monja que trabajó en un centro de tratamiento de la iglesia para sacerdotes con este tipo de problemas, asegurando que toda esa documentación se la envió ya cinco años antes, asegurando que debe afectar incluso al Vaticano, ya que hay muchos sacerdotes implicados, asegurando conocer solo en Boston a 13 sacerdotes implicados.

Rezendes insiste con Garabedian, pidiéndole que le permita hablar con alguna de sus víctimas, aunque este le dice que sus clientes no desean hablar con la prensa, aunque lo cita para el día siguiente cuando Mike le confiesa que está investigando el asunto para Spotlight.

Mientras Sacha se reúne con el nervioso Joe, una de las víctimas de abusos, Mike consigue hablar con Patrick, víctima de Geoghan y que es cliente de Garabedian, que le cuenta que abusaron de él cuando tenía 12 años, tras el suicidio de su padre.

Joe le cuenta a Sacha que había una monja que atendía a niños con problemas y fue ella la que le presentó a un sacerdote que estuvo muy amable con él y que intuyó que Joe era gay, recordando que jugaron al strip-póker, y cuando acabó desnudo el sacerdote hizo lo mismo y le dijo que estaba deprimido y sería bueno que le ayudara a animarse haciéndole una felación.

Patrick le cuenta a Mike que cuando apareció Geoghan su madre se entusiasmó y el cura lo invitó a un helado y de vuelta a su casa empezó a tocarlo, recordando que ni siquiera tocó el helado, que se le derritió en la mano.

Cuando se marcha Garabedian le cuenta que ese chico es de los afortunados, pues sigue con vida.

Desde su casa Sacha vuelve a llamar a Joe que le dice que pasó por la asociación de Saviano, pero que no se animó a denunciar porque le dijeron que la indemnización era muy pequeña, siendo el abogado que habló con él Eric Macleish, lo que les lleva a pensar que medió en más casos aparte del que le dio la fama.

Robby habla con Bradlee, que no parece creer que Saviano sea una buena fuente, pero Robby le dice que cree que es fiable y le pide que les deje seguir.

Mike recibe la llamada de Sipe, que le confirma que trabajó como psicólogo en un centro de tratamiento en Baltimore que llevaban las Hijas de la Caridad donde comenzó como becario de psicoterapia en 1965 y permaneció allí 5 años, dedicando los 30 años siguientes a estudiar a sacerdotes maltratadores y a sus víctimas, señalando que según su investigación es un fenómeno psiquiátrico.

Matt Carroll trata de investigar los movimientos de los sacerdotes que saben tuvieron problemas, encontrando los anuarios que publica la Archidiócesis con todos los sacerdotes de la ciudad y las parroquias, observando cómo en los casos de los sacerdotes cuyos casos conoce señalan que son baja por enfermedad, decidiendo cotejar con cada anuario los nombres que les dio Saviano.

Sacha acude al juzgado, tratando de buscar otros casos en los que interviniera Macleish, aunque no encuentra ningún documento registrado, decidiendo volver a hablar con él.

Les cuenta medió en varias demandas, aunque dice no poder hablar de ello, pues los acuerdos se basaban en que las causas fueran confidenciales y si les reconociera lo inhabilitarían, señalando que en esas causas les consiguen una entrevista con el obispo y una pequeña indemnización, prometiendo la Iglesia sacar a los curas de circulación, todo ello a través de una mediación privada, no figurando por ello nada en los juzgados, firmando la víctima un acuerdo de confidencialidad.

Reunido el grupo con Bradlee se dan cuenta de que Garabedian es el único abogado que ha optado por la vía judicial, y por eso tiene tantos problemas, mientras que en los demás casos los maltratos se mantuvieron en secreto.

Baron acude a una gala católica de caridad a la que también va Robby, pues algunos de los organizadores estudiaron en su colegio.

Rezendes vuelve a ver a Garabedian que le dice que a veces se necesita alguien de fuera como él que es armenio y que es lo que pasa en el periódico con Baron.

En la fiesta Robby se vuelve a encontrar con Jim Sullivan y aprovecha para preguntarle en cuántos casos participó como mediador, aunque él dice que la Iglesia ha hecho mucho por la ciudad y se niega a hablar del asunto.

Matt les dice tras estudiar los directorios de sacerdotes que ha comprobado que no solo hablan de enfermedad, también utilizan otros términos como vacaciones o sin destino y se trasladan de parroquia más a menudo que el resto de los sacerdotes.

Escuchan tras ello a Sipe que les señala que solo el 50% del clero es célibe, lo cual ha creado una cultura de secretismo que tolera e incluso protege a los pederastas.

Les recuerda que ya en 1985 tras estallar el primer escándalo en Luisiana el secretario canonista del Nuncio papal fue coautor de un informe que advertía que los curas pederastas suponían una responsabilidad de 1.000 millones de dólares a la Iglesia, aunque no dejaron que el informe saliera a la luz.

Le hablan de los 13 sacerdotes de Boston que encajarían en esa pauta, diciendo él que según su experiencia un 6% de sacerdotes son pederastas, por lo que en Boston sería un número de 90 sacerdotes.

Bradlee no puede creerse esas cifras, señalando que Sipe es un cura hippie, aunque ellos le dicen que es un psicoterapeuta acreditado y que ellos buscarán más víctimas.

Robby tiene la idea de utilizar los directorios al revés, es decir, en vez de tratar de confirmar los casos que conocen, partir de los curas que están a menudo en situación de baja por enfermedad o sin destino o con permiso, creando así un directorio de sacerdotes que pasaron a menudo por esas situaciones, trabajando todo el equipo en el asunto, incluido Robby.

Dedican horas y horas, comprobando Matt que uno de los centros de tratamiento es un piso cercano a su domicilio, poniendo una nota a los niños para que no se acerquen allí.

Cuando acaban su investigación tienen un listado con 87 sacerdotes, decidiendo Robby llamar a su amigo Jim para preguntarle si podrían ser 87 los sacerdotes implicados, diciéndole su amigo que debe dejar el asunto en vez de responderle.

También Macleish se niega a recibirlos, pese a lo cual Sacha y Robby se presentan en su oficina y le piden que les dé los nombres de los sacerdotes o publicarán la historia de una serie de abogados que se lucraron con el maltrato infantil, señalando el abogado que unos años antes les envió una lista de 20 sacerdotes y ellos la ignoraron.

Rezendes habla con Sipe que le asegura que la Iglesia irá a por ellos y tratará de silenciarlos, cortándose la llamada mientras hablan.

Llega justo en ese momento Bradlee, con una pizza, que le pregunta por el asunto, hablándole de la existencia de 87 sacerdotes, algo que considera desconcertante, acabando ambos un poco achispados.

Al día siguiente se reúnen de nuevo con el director y con el editor llevando un listado de 45 sacerdotes en cuyos casos medió Macleish, algo ya muy sólido, aunque Baron señala que si sacan esa información harán mucho ruido, pero nada cambiará. Les interesa demostrar que es la institución y no los curas en particular, que iba de la cúpula hacia abajo, es decir, que la Iglesia manipuló el sistema para que los sacerdotes no fueran imputados, colocando a los pederastas en otras parroquias una y otra vez.

Empiezan a buscar listas de víctimas, pero algunos se niegan a recordar sus traumáticas experiencias y otros defienden incluso a la Iglesia señalando que es algo que era la primera vez que ocurría y que no deben perjudicar a la iglesia, aunque otros sí les dicen que les presionaron tanto la iglesia como otros feligreses amigos.

Sacha habla con un antiguo sacerdote que reconoce que jugueteó con algunos niños, aunque señala que nunca obtuvo placer y que nunca violó a nadie y lo sabe porque a él lo violaron, aunque entonces sale su hermana y la obliga a marcharse sin dejarle hablar.

El Globe acude a la vista motivada por la demanda en la que piden que se hagan públicos los documentos, sabiendo que la jueza es católica, extrañándose un reportero del Herald de ver a Rezendes en Springfield.

Mientras Sacha le cuenta a Robby el resultado de su investigación Matt habla de un sacerdote, el padre Talbot al que Robby conoció porque estaba en su colegio, reconociendo a una de las personas que fue víctima de sus abusos.

Tras la vista Rezendes habla con Garabedian mientras este come en un parque, contándole el caso de un sacerdote que descubrió los abusos de Geoghan en 1962, y se lo dijo al obispo, el cual amenazó con trasladarlo a Sudamérica.

35 años después, al enterarse de la acusación del abuso de menores de Geoghan llamó a Garabedian, aunque luego se negó a declarar.

Años después el sacerdote lo contó en un periódico local y basándose en ese documento Garabedian lo llamó a declarar, y al oponerse la Iglesia él pudo adjuntar pruebas y pedir los documentos sellados donde figuran los 14 casos más graves.

Al ser una audiencia pública él puede pedir esos documentos, que comprueba que, pese a ser públicos no constan en el registro, debiendo hacer una petición formal para que Garabedian los reponga y poder acceder a ellos.

Pero en medio de esa investigación tienen lugar los atentados del 11-S contra las Torres Gemelas y el equipo debe suspender su trabajo para dedicarse a trabajar como todos los demás redactores en ello, siendo el cardenal Law quien en la televisión local llame a todos sus conciudadanos a rezar por las víctimas.

Debido a ello Mike es enviado a Florida para investigar la escuela de vuelo que entrenó el piloto del primer avión, llamando desde allí a Garabedian para pedirle que retrase todo lo posible la reposición de los documentos hasta su regreso, pues teme que otro periódico llegue antes a obtener la información, aunque Garabedian no se compromete.

Sacha se reúne con Saviano para pedirle paciencia, asegurándole que retomarán el asunto cuando dejen de trabajar en el 11-S, amenazando él con darle la historia al Herald, pidiéndole ella paciencia y que no estropee todo su trabajo.

Robby llama a Mike a Florida para advertirle que le llamó Garabedian para decirle que había presentado ya la documentación, advirtiendo este que cogerá billete para el día siguiente e irá directo al juzgado.

Sacha le muestra entonces a Robby un artículo de 1993, en que se hacían eco, aunque sin darle demasiada importancia a la denuncia de Macleish que indicaba tras haber participado en el asunto Porter que había otros 20 sacerdotes acusados.

Robby se reúne con Kevin, un antiguo alumno de su colegio que padeció abusos al que le pregunta por el padre Talbot, reconociendo el hombre que ni siquiera se lo había contado a su mujer.

Cuando Rezendes llega al juzgado ve cómo le cierran, debiendo esperar a que abran de nuevo, diciéndole el funcionario entonces que no puede acceder a esos documentos pese a que él alega que son públicos, debiendo preguntar por un juez de guardia.

Robinson y Sacha acuden de forma oficial al colegio donde estudió el primero, reuniéndose con el director, aunque también están Jack Dunn y Pete Conley, preguntándoles si la anterior directiva desconocía realmente lo que ocurría con Talbot pese a que dirigían el colegio con mano de hierro, no pareciendo querer dar importancia a las 7 víctimas conocidas, reconociendo el director que si hubiera ocurrido durante su mandato él lo habría sabido.

Robby le pregunta a Jack si hacía algún deporte en el colegio, diciendo que fútbol. Robby le cuenta que habló con una de las víctimas de Talbot que jugaba al hockey, y le dice que ellos tuvieron suerte, pues no les entrenaba Talbot y por eso no fueron elegidos.

Cuando salen Sacha se pregunta qué hacían en la reunión Jack Dunn y Pete Conley, pues él pidió hablar solo con el director, concluyendo que todo el mundo estaba al tanto de los hechos menos ellos pese a que el colegio está frente a la redacción.

Rezendes habla con el juez de guardia al que informa que los documentos son públicos, señalando este que aunque sea así dónde estaría la responsabilidad editorial si los publican, preguntando Rezendes dónde estaría esa responsabilidad si no los publican, consiguiendo de ese modo que le den acceso a dichos documentos, aunque entonces el encargado del registro le dice que no puede llevarse los documentos ni ir a la fotocopiadora, pues cerró a las 4, dándole todo lo que tiene, 83 dólares por la suya, cogiendo un taxi tras obtener la documentación para llegar enseguida al periódico.

De la documentación queda claro que Law conocía el asunto y encubrió a Geoghan, pues hay una carta que le envió al cardenal una mujer cuyos 7 hijos fueron forzados sin que sus quejas sirvieran para que apartaran a Geoghan de su parroquia.

Hay además otra carta al cardenal en la que un obispo le habla de Goeghan y le propone que solo trabaje el fin de semana debidos a sus antecedentes por abusos.

Piensan que esas cartas son la prueba de que Law lo sabía todo y lo encubrió, pese a lo cual Robby pide que no lancen aun la noticia ni hablen con Bradlee, pues esas cartas hablan de un caso concreto, pero hay otros 90 sacerdotes y él quiere el sistema.

Rezendes se marcha enfadado temiendo que les pisen la noticia y pidiendo que no se salgan los abusones con la suya.

Poco después esa noche acude a casa de Sacha y hablan, reconociendo ella que ha dejado de ir a misa con su abuela, diciendo Mike que no sabe por qué se enfadó tanto, recordando que de pequeño le gustaba ir a la iglesia y conservaba la esperanza de volver algún día, habiéndole dolido lo descubierto.

Pete Conley vuelve a hablar con Robby en un pub, diciéndole que la gente necesita la Iglesia y le dice que aunque el cardenal no sea perfecto, no deben desperdiciar el bien que hace, haciéndole ver que su director no es de Boston y no le importa el bien de la comunidad como a ellos, y que Baron se irá en unos años, preguntándole dónde irá él.

La jueza falla a favor de ellos acordando levantar el sello de los documentos, algo que el director de local considera deben reflejar, por fallar contra la iglesia una jueza católica irlandesa, pero que ellos le dicen no deben hacer, pues le darían pistas al Herald.

Tras hacer salir al director de local les muestra a Baron y Bradlee las cartas que implican a Law, señalando Bradlee que deben publicar, pues si otros encuentran las cartas les quitarán la noticia, señalando Robby que tienen el nombre de 70 sacerdotes y muchas víctimas y que si le dejan tiempo podrá implicar al sistema, preguntándole Baron si posee fuentes que impliquen a esos sacerdotes, señalando él que la tiene de muchos y que cree que puede conseguir una fuente de la parte contraria.

Bradlee indica que se acerca la Navidad y que no pueden sacar la noticia en esas fechas y menos tras el 11-S, obteniendo un plazo de 6 semanas.

Le piden a Mike un borrador para Navidad, comenzando a escribir la historia mientras siguen hablando con los afectados por los abusos.

En plena Navidad Robby acude a casa de Jim Sullivan al que le muestra el listado de los 70 sacerdotes con historias de abusos confirmadas pero que no le publicarán si no tiene una confirmación desde el lado de quienes actuaron a favor de la Iglesia, afirmando que él ayudó a defenderlos, pero haciendo su trabajo, tras lo que le pide que se marche.

Ya en la calle Jim le dice que en efecto todos sabían que pasaba algo, echándole en cara que tampoco él hiciera nada, aunque tras ello le pide la lista y un bolígrafo y ve cómo confirma los nombres de todos ellos.

A punto de publicar la historia se reúne el equipo con Baron y Bradlee, comentando que Law no solo se niega a dar su opinión, sino que ni siquiera quiere saber las preguntas.

Deciden además del artículo, publicar las cartas en Internet decidiendo poner un teléfono al final del reportaje para los afectados, contando Sacha que ratificaron las historias de los 70 sacerdotes y Robby consiguió que su fuente se lo confirmara.

Baron pregunta si podrían volver a usar la fuente, algo que Robby considera improbable, defendiéndolo Matt porque hacía su trabajo y criticándolo otros por no haberlos denunciado, señalando Robby que ellos teniendo todas las piezas tampoco hicieron nada, señalando que Spotlight existía desde 1970 y que Macleish les mandó una carta con 20 sacerdotes y en local no hicieron nada, reconociendo que entonces era él el director de local y ni siquiera lo recordaba.

Baron les dice que en su trabajo pasa a menudo que deben esperar que se encienda una lucecita y que ese tipo de trabajos justifica su trabajo y les pide que descansen, pues el lunes los necesita a todos en forma.

El día anterior a la publicación Baron le comenta a Bradlee que recibió una llamada de Law diciéndole que no iba a realizar declaración alguna.

Publican el reportaje, llevándole Sacha un ejemplar a su abuela a la que le cuesta digerirlo, llevándole Mike un ejemplar a Garabedian, que le agradece el trabajo antes de entrar a atender a dos niños nuevas víctimas de los depredadores sexuales.

Por la mañana Matt va a la oficina tras dejar varios ejemplares del periódico en la puerta de la casa donde tienen a los sacerdotes retirados, comentándole a Sacha, que se ofreció voluntaria para atender los teléfonos con él, que ha empezado a escribir una novela de terror para poder pensar en otras cosas.

Llega una llamada, y poco después llegan también Rezendes y Robby pese a ser festivo a los que al entrar les sorprende la tranquilidad en la centralita, ya que recordaban que cuando publicaron el caso Porter no paraba de sonar, señalando la telefonista que está todo muy tranquilo, pero que tuvo que enviar a sus dos ayudantes a Spotlight para apoyar a Sacha y a Matt, corriendo ellos hasta la redacción donde ve que en efecto están desbordados de llamadas de víctimas, uniéndose ellos para atender llamadas.

A lo largo de 2002 publicaron cerca de 600 casos con 249 sacerdotes implicados.

Law renunció a su cargo siendo asignado a Santa Maria Maggiore en Roma, uno de los cargos más importantes del mundo de la Iglesia Católica.

Calificación: 4