Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Star wars: Episodio VIII. Los últimos Jedi
Star Wars: Episodio VIII. Los últimos Jedi

Star Wars: Episode VIII - The Last Jedi (2017) * USA

Duración: 152 Min.

Música: John Williams

Fotografía: Steve Yedlin

Guion y Dirección: Rian Johnson

Intérpretes: Mark Hamill (Luke Skywalker), Carrie Fisher (Leia), Adam Driver (Ben Solo / "Kylo Ren"), Daisy Ridley (Rey), John Boyega (Finn), Oscar Isaac (Poe Dameron), Andy Serkis (Líder supremo Snoke), Domhnall Gleeson (General Armitage Hux), Laura Dern (Amilyn Holdo), Kelly Marie Tran (Rose Tico), Benicio del Toro (DJ), Anthony Daniels (C3PO), Lupita Nyong'o (Maz Kanata), Gwendoline Christie (Capitana Phasma), Joonas Suotamo (Chewbacca).

Hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana...

Reina la Primera Orden. Tras diezmar la República, el Líder Supremo Snoke despliega sus legiones para hacerse con el control de la Galaxia.

Solo la General Leia Organa y sus combatientes de la Resistencia luchan, convencidos de que el Maestro Jedi Luke Skywalker regresará y dará una chispa de esperanza.

Pero la Resistencia quedó expuesta.

Mientras la Primera Orden avanza hacia la base rebelde, la Resistencia organiza una huida desesperada.

Aunque aún les quedan armas por cargar, los rebeldes deben partir de inmediato, pues aparecen sobre el cielo varias naves enemigas.

El general Hux está feliz por haberlos sorprendido en medio de la evacuación y pide que incineren la base y destruyan sus transportes y arrasen su flota.

Pero entonces ve cómo se acerca hacia ellos un caza. En él, Poe Dameron, auxiliado por BB-8, pide hablar con "Juax", comunicándole Hux que no habrá condiciones ni capitulación, aunque Dameron simula no escucharlo y sigue preguntando por Juax y bromea diciéndole que la princesa Leia tiene un mensaje para él sobre su madre.

Se apresta tras ello a atacar pese a su pequeñez, acercándose a toda velocidad hacia el acorazado enemigo con la intención de inutilizar sus cañones de superficie.

Hux pide al Capitan Canady, al mando del acorazado que lo aplaste, aunque su nave es demasiado pequeña y está demasiado cerca, por lo que lanzan sus cazas contra él, pues si inutiliza sus cañones de superficie, salvará sus bombarderos.

Pero Canady dispara sus cañones internos hacia la base enemiga, ya evacuada, por lo que Leia ordena a Poe regresar, ignorando este su orden al pensar que pueden acabar con uno de los acorazados enemigos, pidiendo a los bombarderos, tras acabar con todos los cañones de superficie que lancen su carga contra el acorazado, algo difícil, ya que se ven atacados por numerosos cazas que van acabando con todos, excepto con Paige, que debe encargarse ella misma de las bombas, al haber muerto su bombardero, recibiendo ella misma herida y la compuerta atascada, y cayendo el mando para abrirla lejos de su alcance, consiguiendo con un golpe hacerse con él, consiguiendo que caiga su cargamento de bombas sobre el acorazado, justo antes de que el autocañón de este disparara contra la nave crucero de la Resistencia, consiguiendo destruirlo.

El Líder Supremo, Snoke contacta con Hux, al que le dice sentirse decepcionado por su actuación, aunque él asegura tenerlo todo bajo control.

Poe regresa a su base, donde despierta Finn, que le pregunta enseguida por Rey.

Esta ha llegado hasta Ahch-To con Chewbacca y R2-D2 en el Halcón Milenario, encontrando a Luke, al que le entrega solemnemente su espada láser, que él lanza por encima de su hombro, y ocultarse en su cabaña.

Ella le sigue hasta la cabaña y desde el otro lado de la puerta le dice que es de la Resistencia y la envió su hermana Leia porque necesita su ayuda.

Luke le pide que se vaya, pero entonces ve cómo la puerta de su cabaña sale volando, apareciendo Chewbacca que dice que se lo van a llevar.

Él se pregunta cómo lo encontraron y ella le dice que se lo contarán en el Halcón, preguntándole Luke a Chewbacca dónde está Han.

Las explicaciones de Hux calman a Snoke, que ve ya cerca el fin de la Resistencia y recibe a Kylo Ren, al que pregunta por su herida.

Recuerda que cuando lo conoció vio en él un poder bruto sin domesticar y el potencial de su sangre, como un nuevo Vader, aunque teme haberse equivocado, recordándole Ren que le ha dado todo lo que tiene al Lado Oscuro, a lo que Snoke le responde que todavía tiene cosas del corazón de su padre, recordándole Ren que él mató a su padre.

Pero debido a eso, le dice Snoke, perdió el equilibrio, y fue vencido por una chica que nunca antes había empuñado una espada láser.

Al oír esas duras palabras, Ren se rebela, venciéndolo el Líder con la fuerza, diciéndole que Skywalker vive y con él la semilla de la Orden Jedi y mientras viva habrá esperanza en la Galaxia y él pensaba que sería él quien apagaría esa esperanza, pero que no es como Vader, diciéndole que es aún un niño con una máscara.

Ya solo y comido por la rabia acaba con su casco al golpearlo duramente contra las paredes, tras lo que pide su nave.

Rey y Chewie le cuentan a Luke que la luz se apaga en Kylo Ren, que se está haciendo más fuerte y la Primera Orden controlará en pocas semanas los sistemas claves, por lo que necesitan su ayuda y que vuelva a la Orden Jedi, respondiéndoles él que no lo necesitan y que no se ocultó en el sitio más oculto de la galaxia sin motivo.

Rey le dice que no regresará sin él, pese a su negativa, y le ve hacer su vida normal, pescando desde gran altura, o tomando leche de Thala-siren una de las criaturas del planeta, insistiéndole en que pierde el tiempo.

Un día Rey acude a una biblioteca que está dentro de un viejo árbol, asegurando Rey conocer ese lugar, que Skywalker le dice, se construyó 1.000 generaciones antes para guardar los textos Jedi originales, que, junto a él, son lo último que queda de la religión Jedi, por lo que le extraña que conociera ese lugar, que ella dice vio en sueños.

Luke le pregunta quién es, qué tiene de especial y de dónde viene e insiste por qué está allí ella, que le dice que la envió la Resistencia y que hay algo dentro de ella que siempre estuvo ahí y que ahora ha despertado, por lo que tiene miedo, pues no sabe qué es ni qué hacer con ello, por lo que necesita ayuda.

Luke le dice que necesita un maestro, pero que él no puede enseñarle, pues no volverá a adiestrar jedis, pues fue a esa isla a morir, y es hora de que los jedis desaparezcan.

Rey no se explica por qué, y le recuerda que fue su hermana quien le envió a buscarlo.

Entretanto, esta, Leia, se encuentra con Dameron al que abofetea y le dice que le degrada por su desobediencia, no sirviendo de excusa que acabaran con un acorazado, pues lo consiguieron a un alto precio.

Finn, preocupado por Rey, pregunta cómo los encontrará esta, pues están en medio de la nada, mostrándole Leia una baliza binaria que podrá seguir, aunque ahora su preocupación es encontrar una nueva base con la energía suficiente para enviar una señal de socorro a los aliados dispersos por el Borde Exterior.

Mientras hablan dan un avisto de proximidad. No saben cómo les han localizado y solo les queda combustible para un salto al hiperespacio, y además les han podido seguir a través de este, algo que creían imposible.

Esta vez es el propio Kylo Ren, a quien Leia presiente, el que dirige el ataque, no dejando siquiera que puedan subirse los pilotos de la Resistencia a sus naves, siendo alcanzado incluso el crucero principal, del que vuelan el puente de mando.

Consiguen salir del área de ataque gracias a su ligereza y su rapidez, pero no pueden despistarlos, solo permanecer fuera del alcance de sus disparos y saben que tienen poco combustible, por lo que, a no mucho tardar, caerán.

Leia, tras el ataque, queda flotando en el espacio, aunque gracias a la Fuerza consigue llegar, aunque muy débil, hasta la nave, perdiendo la baliza, que recoge Finn.

Mientras Rey duerme, Luke visita la nave, viendo allí colgados los dados de la suerte de Solo y se reencuentra con R2D2, que le reprocha su actitud, diciendo Luke que le gustaría que lo entendiera, pero que no va a volver y nada le hará cambiar de opinión.

R2 proyecta un holograma de su hermana Leia de joven cuando fue a pedir ayuda a Obi-Wan Kenobi, que entonces era su única esperanza.

Tras esa visita despierta a Rey para decirle que al día siguiente al amanecer le dará tres lecciones y le enseñará las prácticas Jedi y por qué cree que estos deben desaparecer.

El ataque de Kylo Ren acabó con todos los líderes de la Resistencia, excepto Leia, por lo que debe ocupar el mando la Vicealmirante Holdo. Les quedan 400 personas en tres naves, aunque saben que en cada rincón de la galaxia hay oprimidos que les conocen, por lo que cree, serán la chispa que encenderá el fuego que restaurará la República.

Holdo le recuerda a Dameron que fue degradado debido a que por su culpa perdieron toda la flota de bombarderos y ya no es Comandante, sino Capitán y le dice que es impulsivo y peligroso, por lo que le pide que acepte sus órdenes.

Mientras se prepara para marcharse, Finn se topa con Rose, la hermana de Paige, que lo admira como héroe de la Resistencia, hasta que ve su maleta y comprende que iba a desertar, por lo que lo paraliza con su arma y se dispone a entregarlo por deserción mientras él trata de explicarle que lo hace por su amiga Rey, para alejar la baliza de allí, pues si vuelve morirá, pues piensa que no pueden escapar de la Primera Orden, ya que pueden rastrearlos incluso a través del hiperespacio gracias al rastreo activo.

Rose piensa que si les rastrean desde la nave principal, bastaría con saber dónde está el interruptor, señalando Finn que el solía limpiar allí y conoce la nave.

Le explican su plan a Poe. Se trataría de desactivar el interruptor. Ellos no se darían cuenta hasta pasado un ciclo, unos 6 minutos, lo suficiente como para que escapen.

C3PO asegura que Holdo no aceptará esa misión, señalando Poe que por eso solo deben saberlo los implicados.

El problema es cómo abordar el destructor, para lo que necesitan los códigos, que están encriptados y cambian cada hora, para poder colarse, y deciden por ello recurrir a Maz Kanata que les dice conoce a un maestro descifrador y un gran piloto al que encontrarán jugando en una mesa de apuestas en el casino Canto Bight.

En Ahch-To,, Rey se despierta y puede ver a Kylo Ren, sentado frente a ella, por lo que coge su pistola y le dispara, viendo entonces que ha alcanzado a la pared, comprendiendo que no está presente, diciéndole él que debe llevarle a Luke.

Cuando Luke sale para ver qué ocurrió, ella le cuenta que se le disparó accidentalmente el bláster al limpiarlo, viendo al salir por vez primera a los guardianes, los habitantes de la isla haciendo su vida normal.

Luke le pregunta si sabe qué es la Fuerza, diciendo ella que es algo que permite controlar a la gente y pueden flotar, a lo que Luke le responde que no acertó nada. Le pide que se siente sobre una piedra con las piernas cruzadas y le explica que la Fuerza no es un poder para levantar piedras, que es la energía que hay en cada cosa para mantener unido el universo, por lo que le pide que respire y busque en sus sentimientos hasta ver el equilibrio y la energía de las cosas que pasan.

Le asegura tras ello que pensar que si los Jedi mueren muere la luz es solo vanidad.

Pero ella dice ver algo más, algo oscuro bajo la isla que la llama, viendo cómo se resquebraja la piedra, pidiéndole Luke que resista, aunque ella va directa a la oscuridad, pues, dice que ese sitio quiere mostrarle algo, viendo horrorizado Luke que ni siquiera intentó evitarlo, y le dice que solo había visto esa fuerza bruta en Ben Solo.

Vuelve a verse mientras ellas está bajo la lluvia con Kylo Ren, que le pregunta por qué la Fuerza los conecta.

Ella le dice que llega demasiado tarde, pues ha encontrado ya a Luke, preguntándole Kylo si le contó lo que pasó la noche que destruyó su templo.

A la flota le quedan solo 18 horas de combustible, por lo que Finn y rose salen hacia Canto Bight, una ciudad con una terrible reputación, donde se reúne lo peor de la galaxia, aunque cuando llegan a su majestuoso casino Finn se siente maravillado, y más cuando ven una carrera de fathiers.

A Finn le encanta todo y le pregunta a Rose por qué lo odia. Recordando ella que su hermana y ella vivían en un sistema minero pobre donde la Primera Orden explotaba las minas para financiar a su ejército y luego los bombardearon para probar sus armas y se llevaron todo y la gente que está allí son los ricos, que se enriquecieron vendiendo armas a la Primera Orden.

Les avisa BB-8 de que encontró a una persona con una flor de plom roja, viendo que quien la lleva es uno de los jugadores que juega a los dados, y cuando van a contactar con él son detenidos por haber aparcado su lanzadera en un lugar prohibido.

En Ahch-To, Rey entrena, cambiando su arma por la espada láser, observada por Luke que ve su habilidad en su manejo, y decide darle la segunda lección. Le dice que una vez desaparecidos los Jedi se les idealiza, pero si se fija en sus obras, su legado es la arrogancia, pues permitieron a Darth Sidious ascender, crear el Imperio y eliminarles, y un maestro Jedi fue responsable del adiestramiento y la creación de Darth Vader.

Pero, le señala Rey, otro Jedi le salvó y logró que volviera.

Luke dice que eso lo convirtió en una leyenda y durante unos años hubo un equilibrio, hasta que vio a su sobrino Ben, y en su arrogancia pensó que podría adiestrarlo y transmitirle sus puntos fuertes, para lo que creó una escuela con él y otra docena de alumnos y cuando descubrió su impotencia contra la oscuridad que creía en su interior ya era demasiado tarde, se enfrentó a él y debió darlo por muerto. Cuando recuperó la consciencia el templo estaba ardiendo. Desapareció con varios de sus alumnos tras acabar con los demás.

Leia echó la culpa a Snoke, pero, dice, fue él quien fracasó.

Rey le dice que a lo mejor la galaxia necesita una leyenda, y ella necesita alguien que le enseñe el lugar que ocupa, asegurando que ella no le fallará como Kylo Ren.

Los hombres de Hux ven que la nave médica carece ya de combustible y desactivó sus escudos, por lo que ordena su destrucción, aunque su tripulación fue ya evacuada.

En la nave principal tiene combustible ya solo para 6 horas.

Entretanto, Finn y Rose están desesperados en el calabozo sin saber cómo escapar para ayudar a los suyos, viendo cómo a su lado otro preso al que no dejan dormir con su diatriba les dice que él puede ayudarles, diciendo que tiene un largo historial con el código de la Primera Orden y podría ayudarles por un precio justo, a lo que ellos se niegan, diciéndolo tener todo controlado, viendo sorprendidos cómo este abre sin esfuerzo alguno la puerta de la celda y sale, viendo cómo fuera BB-8 ya se había deshecho de los guardias a los que ataca lanzándoles las monedas que la gente le metió al tomarlo por una extraña tragaperras.

Alertados de la fuga, los guardias acuden, viendo que huyeron por la alcantarilla.

Estas les llevan a los establos de los fathiers, cuidados por niños, que al ver que son de la Resistencia deciden ayudarles y cuando llegan los guardias sueltan a todos los animales en estampida arroyándolos, yendo en uno de ellos los rebeldes.

Pero de inmediato salen varias naves tras ellos, aunque los animales se cuelan en el casino destrozándolo todo a su paso hasta llegar a su nave, que está en la playa, aunque cuando van a llegar a ella ven cómo se la destruyen.

Consiguen despistar por un momento a los guardias, pero están a punto de caer por un precipicio, no teniendo ya salida, aunque Finn se muestra satisfecho de haber destrozado la ciudad y haberles hecho daño, habiendo liberado además a los fathiers.

Saben que no tienen escapatoria, hasta que de pronto aparece, frente a ellos, una nave, donde ven a BB-8, aunque también al ladrón con el que compartieron celda, no quedándoles más remedio, pese a no apetecerles, que subir a la nave.

Luke, en la isla, consigue ponerse en contacto mentalmente con Leia, malherida.

También Rey y Kylo Ren están en contacto, preguntándole ella por qué odiaba a su padre pese a que le importaba y le quería, respondiéndole él que no lo odiaba.

Él le dice que a ella sus padres la abandonaron, pero los necesitaba. Estos son su mayor debilidad y los busca por todas partes, primero en Han y luego en Luke.

Vuelve a preguntarle si le contó lo que pasó aquella noche, mintiendo ella al decir que sí, aunque él sabe que no y por ello le cuenta que Luke había percibido su poder y tuvo miedo y decidió acabar con él, aunque se despertó y pudo defenderse con su espada láser.

Le pide a Rey que deje morir el pasado, matándolo si es preciso para alcanzar su destino.

Tras ello, regresa al pozo negro que tanto la atrajo, acabando por caer hasta un lago interior, viendo al salir como su figura se multiplica en múltiples clones de ella que siguen sus movimientos y pide que le deje ver a sus padres a la pared en que se refleja, viendo que se acercan dos figuras que se convierten en una, que es ella misma, que, decepcionada dice que creyó que había respuestas allí y se sintió muy sola.

Ren le dice que no lo está, diciéndole ella que él tampoco y que aún no es tarde, mostrándose dispuesta a tenderle su mano.

Luke la busca entonces y los ve con sus manos juntos y le pide a Rey que pare, saltando las paredes de la cabaña por los aires al hacerlo.

Rey le pregunta a Luke si es cierto que intentó matarlo, diciéndole Luke que debe marcharse de la isla de inmediato, aunque ella le sigue interrogando e incluso lo golpea y le pregunta si es cierto que fue él quien creó a Kylo Ren, y comienzan a pelear, consiguiendo finalmente Luke quitarle su arma, aunque ella atrae el láser con el que le amenaza.

Finalmente Luke le cuenta que vio cómo crecía en él la oscuridad y al mirar en su interior vio que era mayor de lo que imaginaba y pensó que podría detenerlo y evitar que destruyera todo lo que amaba, matándolo, aunque no se atrevió, pero Ben le vio y descubrió que su maestro le había fallado.

Rey dice que le falló al pensar que la decisión ya estaba tomada y no era así, pues aún albergaba conflicto en su interior y si se le rescatara del lado oscuro todo podría cambiar y podría hacerles ganar, y le asegura que al tocar sus manos vio su futuro, asegurando que si acude a él, regresará Ben Solo, aunque Luke le pide que no lo haga.

Le tiende de nuevo la espada a Luke, que la rechaza, señalando Rey, que entonces su única esperanza es Ben, tras lo que se aleja y se marcha de la isla.

Luke decide acabar con todo el legado Jedi, cuando ve al maestro Yoda, al que le dice que va a acabar con todo, quemando los libros, el árbol y los Jedis, aunque al llegar frente al árbol que alberga los textos, no se decide a hacerlo, provocando Yoda que un rayo lo queme, tras lo que se ríe del confuso Luke y le dice que es el momento de que mire más allá de unos libros viejos que, le asegura, no contenían nada que la joven Rey no tenga ya, haciéndole ver que ni él los ha leído.

Reconoce que fue débil e insensato, diciéndole Yoda que perdió a Ben Solo, pero que no pueden perder a Rey, para lo que debe transmitirle lo que ha aprendido, Fuerza y maestría, pero también fracaso, pues este es el mejor maestro.

En la nave, Finn y Rose preguntan al ladrón si podrá colarse, diciendo este que antes deben hablar sobre el precio, asegurándole Rose que la Resistencia le dará lo que desee, aunque él les pide un adelanto, fijándose en una medalla de haysian fundido en el cuello de Rose, que se lo arranca y se lo da.

Los hombres de Snoke acaban con la última nave de apoyo de la Resistencia, quedándoles solo la principal, que piensan, debe estar ya en la reserva.

Poe aborda a Holdo y le echa en cara que tenían una flota y solo les queda ya una nave, y se pregunta cuál es su plan, respondiéndole esta que, tal como decía Leia, si solo crees en la esperanza cuando la ves, nunca superarás la luz.

Le muestra que han decidido abandonar la nave crucero con los transportes, algo que Poe no entiende, pues estos no tienen armas ni escudos, asegurando que si abandonan el crucero no tendrán nada que hacer, acusando a Holdo de traidora.

Finn le pide a Poe que les consiga algo más de tiempo.

Rey abandona el Halcón Milenario en una pequeña cápsula, armada con el láser, yendo así hasta la nave de Kylo Ren, que la está esperando junto a varios guardias de asalto que llevan los grilletes para detenerla.

La nave de Finn también se acerca, consiguiendo el descifrador crear una brecha en el escudo de la nave, por el que se cuelan.

Poe habla con Holdo y le explica la situación y lo que Finn está intentando hacer, para que les den un poco más de tiempo, pero ella dice que hay que desalojar el crucero, ordenando a todos que vayan a los transportes, decidiendo Poe, respaldado por varios compañeros, relevarla de su puesto.

Disfrazados como soldados rebeldes, Finn y Rose avanzan por la nave.

Retenida, Rey le dice a Kylo Ren que percibe el conflicto en él y que cuando sus manos se tocaron vio su futuro, y le dice que no se inclinará ante Snoke y ella podría ayudarle.

Ben le dice que también él vio algo y por ello sabe que cuando llegue el momento será ella quien cambie de bando y se quedará con él, que vio quiénes son sus padres.

Se abre tras ello una puerta tras ellos, donde está Snoke que da la bienvenida a Rey y le dice a Kylo Ren que ha recuperado su fe en él.

Finn, Rose y el descifrador llegan a la puerta del rastreador, logrando el último hacer saltar las alarmas gracias al colgante de haysian de Rose, el mejor conductor, aunque son descubiertos y son detenidos por los guardias de asalto al mando de Phasma.

Poe, ve que no lo consiguieron y además Holdo, que logró escapar, hace saltar la puerta de la cabina, apareciendo Leia, que le lanza su rayo paralizante y ordena la evacuación.

Suben todos a los transportes, decidiendo quedarse Holdo en el crucero para que los demás escapen, pese a que Leia trata de disuadirla, pues llevan ya muchas pérdidas.

Snoke le dice a Rey que ve demasiada Fuerza en ella, pues la luz crece en la misma medida que la oscuridad, para enfrentarse a ella y ya advirtió de ello a Kylo Ren, aunque pensaba que su reverso era Skywalker y no ella.

Rey le dice que subestima a Skywalker, a ella y a Ben, preguntándole Snoke si es que ha visto alguna debilidad en su aprendiz y por eso ha ido a buscarlo y se ríe de ella diciéndole que fue él quien los conectó avivando el alma atribulada de Kylo Ren, que no era tan fuerte como para ocultársela a ella, ni ella tan experimentada como para no picar el cebo, y ahora, le dice a ella, le entregará a Skywalker, tras lo que acabará con ella, haciendo que levite mientras le pide que se lo dé todo.

Poe despierta ya en la nave de evacuación y se desespera. Pero Leia le muestra el planeta mineral Crait, un escondite ignoto de los tiempos de la Rebelión. Una base rebelde abandonada pero muy protegida y con energía como para pedir socorro y contactar con los aliados del Borde Exterior. Holdo sabía que seguían el rastro del crucero, pero que no controlaban los transportes pequeños, por lo que podrán ir a la superficie sin que los vean.

Holdo ve en efecto partir todas las pequeñas naves, mientras empiezan a atacar la suya.

Finn y Rose son llevados ante Hux, viendo cómo le entregan al descifrador una recompensa, señalando él ante la enfadada Rose y el atónito Finn, al que antes había abofeteado Hux, que les cogieron y él hizo un trato.

Comprobaron que su información era cierta, pues han comprobado que, en efecto, salieron 30 naves del crucero, contra las que Hux ordena disparar.

Tras extraer de Rey la información deseada, Snoke afirma que no sabía que Skywalker fuera tan inteligente, señalando que cuando hayan acabado con todos los rebeldes acudirán a su isla y la arrasarán también y le hace ver cómo aniquilan a la Resistencia.

Ella intenta luchar y atraer su espada láser, pero Snoke la desarma sin dificultad y le dice que tiene el espíritu de una verdadera Jedi y por ello debe morir.

Le dice tras ello a Kylo Ren que donde antes veía conflicto ahora ve determinación, por lo que le pide que complete su formación cumpliendo con su destino.

Rey lo llama Ben, preguntando Snoke si cree que puede cambiarlo, asegurándole que es imposible traicionarle, pues ve su mente y cada una de sus intenciones. Y con los ojos cerrados, dice ver cómo Kylo Ren gira su espada láser, la enciende, y acaba con su verdadero enemigo.

En efecto, Kylo Ren la gira y la enciende, pero no la que tiene en la mano, sino la que Snoke tenía a su lado, que le atraviesa y acaba con él.

Rey recupera la espada y entre ella y Ren, cada uno con la suya, deben enfrentarse a la guardia de Snoke, con la que acaban pese a su preparación y su superioridad numérica, debiendo Rey ayudar a Ben pese a sus apuros.

En otra parte de la nave, el descifrador le dice a Finn que se trata solo de negocios, que ellos les bombardean ese día, y ellos serán los que bombardeen en la siguiente ocasión.

Rey le pide a Ben que ordene que dejen de disparar a la flota, pero este, tras contemplar a Snoke, le dice que es hora de que lo viejo muera, como el propio Snoke, Skywalker, los Sith, los Jedi y los rebeldes, tras lo que le pide a Rey que se una a él para gobernar juntos y traer un nuevo orden, y le pide que se suelte, preguntándole si quiere saber la verdad sobre sus padres o siempre la ha sabido y la ha ocultado.

Ella dice que no eran nadie, diciéndole Kylo Ren que eran unos chatarreros que la vendieron para pagarse la bebida, que están enterrados en una fosa común para indigentes del desierto de Jakku, tras lo que insiste en que se una a él.

Mientras Hux acaba con las naves de la Resistencia, observa que el crucero se dispone a saltar a la velocidad de la luz, lo que Hux interpreta como un intento de desviar su atención, por lo que pide sigan disparando a los transportes, no viendo hasta muy tarde que no es una maniobra de distracción, pues Holdo dirige la nave hacia el crucero imperial, contra la que se lanza a la velocidad de la luz.

En la nave imperial, Rey levanta su mano hacia la de Kylo Ren, pero no para unirse a su causa, sino para tratar de conseguir la espada láser, luchando los dos por ella, hasta que se rompe en dos mitades haciendo que caigan ambos sin conocimiento.

En ese mismo momento Finn y Rose van a ser ejecutados, salvando su vida gracias al encontronazo con la nave rebelde.

Cuando despierta, Finn, y entre el fuego y la destrucción ve que rose lo arrastra y trata de buscar una lanzadera, aunque antes de lograrlo aparece Phasma con los guardias de asalto, dispuestos a terminar con su vida, viéndose los soldados imperiales sorprendidos por los disparos provenientes de uno de sus AT-ST, manejado por BB-8.

Finn se enfrenta a Phasma, que le dice él es un fallo del sistema, consiguiendo Finn, pese a la fuerza de ella herirla gravemente, para ver poco después cómo cae al vacío debido a los problemas de la nave, que está ardiendo.

Huye luego a bordo del AT-ST con Rose y BB-8 hasta la lanzadera, con la que huyen.

Hux contempla el cadáver de Snoke y ve a Kylo Ren sin conocimiento, pensando en acabar con él, aunque este recupera el conocimiento y le explica que la chica mató a Snoke y se llevó la nave de escape de este, pero, dice, saben a dónde va, y ordena enviar todas sus naves contra la base secreta de la Resistencia.

Pero Hux no está dispuesto a seguir sus órdenes, pues, señala, muerto el Líder Supremo no tienen gobierno, pero a distancia Kylo Ren aprieta su cuello y le dice "El Líder Supremo ha muerto", respondiendo Hux un agónico "Larga vida al Líder Supremo".

En Crait, las pocas naves que lograron sobrevivir se ocultan del Imperio tras un pesado portón metálico de una mina, llegando justo antes de su cierre la nave de Rose y Finn, que se quedan asombrados al ver lo poco que queda de la Resistencia.

Pero allí disponen de medios para resistir y entrar en contacto con el exterior y de escudos para evitar que los ataquen desde la órbita, comenzando a enviar señales al Borde Exterior con el código personal de Leia, que indica que si hay aliados es el momento de que actúen.

Pero el armamento de su base está ya en mal estado y la artillería oxidada, por lo que solo les queda esperar que la puerta aguante hasta que llegue la ayuda, aunque enseguida ven que sus enemigos disponen de un cañón ariete, una Estrella de la Muerte en miniatura que acabará fácilmente con esa puerta, que es su única salida, por lo que Finn les anima. Dice que la gente cree en Leia y acudirán en su ayuda, pero deben ganar tiempo y destruir el cañón.

Los pilotos disponibles tratan de hacerlo, volando para ellos en 13 antiguos Speeders con los que deben enfrentarse a numerosas fuerzas terrestres, a los acorazados AT-ATy a sus modernas naves.

Sus cazas los atacan, ante lo que deben dispersarse, esperando contenerlos hasta que saquen su cañón, aunque pueden abatirlos fácilmente, obteniendo un respiro cuando son atacados por el Halcón Milenario con Chewbacca a sus mandos y Rey disparando.

Kylo Ren ordena acabar con la nave, enviando a todos los cazas contra ella, pidiendo Rey a Chewbacca que se aleje de las naves de la Resistencia para dejarlas actuar, aunque les disparan los AT-AT, por lo que, al ver que es imposible alcanzar el cañón, Poe ordena la retirada, desobedeciendo Finn sus órdenes, dispuesto a inmolarse colándose con su nave en el cañón, no llegando a su objetivo debido a que otro de los speeders, el de Rose le embiste por el lateral, evitando su sacrificio, tras lo que le dice que solo así ganarán, no luchando contra lo que odian, sino salvando lo que aman, y lo besa antes de caer sin sentido.

Kylo Ren ordena a las tropas que avancen, pidiendo que no hagan prisioneros.

Dentro, ven que su señal fue recibida en muchos puntos, pero no hubo respuesta, indicando Leia que lucharon hasta el final, pero la galaxia perdió toda esperanza.

Y en ese momento aparece Luke, que se sienta frente a su hermana y le dice que lo siente, diciendo ella que se alegre de que esté allí para el final, diciéndole él que ha ido para enfrentarse a su hijo y no podrá salvarlo.

Leia dice que mantuvo la esperanza mucho tiempo, pero sabe que su hijo se fue, diciéndole Luke que nadie se va nunca del todo, y le entrega los dados de Han.

Se dirige luego hacia la brecha abierta por el cañón, viendo Kylo Ren desde la nave imperial, a Luke, por lo que ordena detenerse y pide que todas sus armas le disparen, haciéndolo a discreción, hasta que Hux ordena que paren al ver la locura de Ren.

Pero cuando se disponen a avanzar contra la base y empieza a disiparse el polvo rojo que hay bajo la superficie salina, ven que reaparece Luke, impoluto, decidiendo Kylo Ren bajar y paralizar el ataque hasta que él lo ordene, pese a la discrepancia de Hux.

Finn llega al refugio de la Resistencia llevando a Rose.

Kylo Ren le pregunta a Luke si ha vuelto para decir que le perdona y salvar su alma, diciéndole Luke que no, tras lo que sacan sus respectivas espadas láser.

Dentro, Finn, dice que deben ayudar a Luke, pero Poe piensa que este quiere ganar tiempo para que puedan escapar, pues son la chispa que encenderá el fuego que acabe con la Primera Orden, por lo que buscan alguna brecha por la que escapar, viendo que ya lo lograron las criaturas de cristal que habitan el planeta y a las que siguen.

En el Halcón Milenario, que logró deshacerse de sus perseguidores tras colarse por túneles casi imposibles, buscan a los supervivientes siguiendo la baliza de Finn, aunque observa que la salida está bloqueada por piedras, entre las que los animales lograron escapar, pero por las que ellos no caben.

Fuera, Kylo Ren se enfrenta a Luke, que le dice que sabe que le falló, diciéndole este que lo hizo, pero que la Resistencia ha muerto y la guerra ha terminado y cuando lo maté habrá acabado con el último Jedi, a lo que Luke le responde que todo lo que ha dicho es falso, pues la Rebelión renace ese día, la guerra solo ha empezado y él no será el último Jedi.

Gracias a la Fuerza, Rey consigue remover las piedras y permitir la salida de los rebeldes, corriendo Finn a abrazarla.

Kylo Ren dice que la destruirá a ella y a él, diciéndole Luke que si lo abate llevado por la ira siempre estará con él, igual que su padre.

Pese a ello Ren se lanza contra él y lo atraviesa con su láser, viendo que sigue vivo, y aunque vuelve a clavárselo no ocurre nada, pues en realidad Luke sigue en la isla, diciéndole su imagen a Kylo Ren, antes de desvanecerse, "hasta la vista, chico".

Tras el esfuerzo realizado, Luke que estaba levitando, cae, aunque logra levantarse con gran esfuerzo hasta volver a sentarse sobre su roca mientras sonríe, hasta que, de pronto, su cuerpo parece evaporarse, llevándose su capa el viento.

Cuando Kylo Ren y las tropas de asalto entran en la mina, no encuentran a nadie, todos los rebeldes han subido ya en el Halcón Milenario.

Kylo Ren se detiene un momento al ver en el suelo los dados de su padre, y ve a Rey a punto de partir, desvaneciéndose los dados cuando ella cierra la puerta de la nave.

Poe y Rey se presentan mientras Finn cuida de Rose.

Leia se sienta junto a Rey, que le dice que sintió a Luke irse, aunque no sintió tristeza ni dolor, era paz y determinación, diciéndole Leia que ella también lo sintió.

Rey se pregunta cómo pueden construir una Rebelión a partir de eso, mostrándole los restos de su espada láser, a lo que Leia le responde que tienen cuanto necesitan.

En Canto Bight, varios niños cuentan la hazaña de Luke contra Kylo Ren, cuando su jefe les ordena seguir trabajando.

Uno de los niños, que lleva el anillo de la Resistencia, que le dio Rose, atrae su escoba con la Fuerza y la blande como una espada láser mientras mira hacia el cielo, que atraviesa el Halcón Milenario.

Calificación: 3